lunes, 8 de enero de 2018

Viaje Chamánico VII - Emprendiendo Tu Primer Viaje Chamánico



En este capítulo resumiré tres viajes. Te sugiero que los intentes de uno en uno cuando empieces por primera vez tu práctica.

Viajando al Mundo Inferior

Tu primer viaje será al Mundo Inferior para encontrar y desarrollar una relación con tu animal de poder.
Empieza por visualizarte en un lugar en la naturaleza que hayas visitado en la realidad ordinaria, donde haya una apertura natural al interior de la tierra. Esta puede ser un tronco de árbol con unas profundas raíces entrando en la tierra, el centro de un volcán, un agujero en el suelo, una grieta en una cueva, o a través de una masa de agua tal como un lago, arroyo, río o catarata. Como mencioné antes, si funciona mejor para ti verte viajando hacia abajo en un elevador o a través del túnel del metro, eso también estará bien.
Visualízate entrando en la apertura, donde te encontrarás en un espacio transicional de algún tipo – generalmente un túnel. Sigue el túnel hasta que alcances la luz, y cuando llegues al Mundo Inferior, hazte consciente del paisaje que te rodea y mira a ver si hay algún animal cerca.
Si hay un animal, pregúntale “¿Eres mi animal de poder?” Hacer una pregunta de simple sí o no te aportará una intuición inmediata sobre cómo quiere tu animal de poder comunicarse contigo. Tu animal de poder puede responder telepáticamente, o puede conducirte a algún lugar o mostrarte algo que contenga un mensaje para ti. Si este es tu animal de poder, empieza a crear una relación con él haciéndole una pregunta o pidiéndole un recorrido de ese nivel del Mundo Inferior. Por ejemplo, podrías empezar preguntándole qué te aporta ese animal en particular que será de beneficio para ti. O, si el animal no es tu animal de poder, sigue tu viaje hasta que localices al animal que lo sea.
Intenta permanecer en el viaje con tu animal de poder hasta que oigas el tambor llamándote de vuelta. O, si deseas regresar antes del ritmo de retorno, rehaz tus pasos de vuelta hacia la habitación donde estás acostado o sentado, abre tus ojos y para el CD.
Si tu experiencia difiere de mis directrices de algún modo, sigue tu experiencia y descartalas. Por ejemplo, algunas personas descubren que bordeando el túnel llegan igual al Mundo Inferior. O podrías encontrar a un maestro en lugar de un animal de poder en el Mundo Inferior. No restrinjas tus viajes intentando conformarlos a mis directrices. Están simplemente pensadas para darte una guía general mientras inicias esta práctica. Permítete moverte con tu experiencia única mientras esté ocurriendo.
Para visitar niveles más profundos del Mundo Inferior, busca nuevas aperturas en la tierra que te llevarán a mayores profundidades. Hay muchos niveles más abajo en el Mundo Inferior y más arriba en el Mundo Superior. Igual que cuando empezaste, puedes seguir viajando hacia abajo encontrando nuevas entradas en la tierra y descendiendo de un nivel al siguiente.

Viajando al Mundo Medio

Antes de empezar tu viaje al Mundo Medio, asegúrate de que tienes una clara intención y propósito para el mismo. Cuando viajas en el Mundo Medio, estás viajando dentro del paisaje de tu realidad física, aunque tu experiencia puede ser muy diferente de cuando simplemente sales por tu puerta delantera. Primero, encontrarás a los espíritus invisibles de los seres que comparten tu entorno, tales como los espíritus de la tierra, las rocas, los animales, los árboles y las plantas. Segundo, serás capaz de viajar muy rápidamente a través del espacio, en lugar de estar limitado por tu cuerpo físico.
Para un viaje en el Mundo Medio, visualízate saliendo por tu puerta delantera y viajando a través de la realidad física para localizar un objeto perdido o quizá visitar un lugar con el que te gustaría comulgar. Puedes aprender mucho comunicándote con los espíritus de la naturaleza en un viaje al Mundo Medio, así como con los elementos agua, aire, tierra y fuego. 
También puedes viajar al sol, las estrellas y los otros planetas de nuestro sistema solar, cada uno de los cuales tiene mucho que enseñarte sobre cómo restaurar el equilibrio y vida en alineación con tus ciclos naturales. En el Mundo Medio, también tenemos acceso a los seres feéricos, devas y elfos que son conocidos colectivamente como el pueblo de los espíritus. Allí también puedes encontrar a los guardianes del bosque. En resumen, importantes viajes al Mundo Medio son aquellos que nos capacitan para descubrir los espíritus de los seres invisibles que están a nuestro alrededor todo el tiempo, pero a quienes no podemos percibir en la realidad ordinaria.
Cuando oigas el ritmo de retorno, rehaz tus pasos de vuelta a la habitación donde estás acostado o sentado, abre tus ojos y apaga el CD. O, si deseas concluir tu viaje antes de oír el ritmo de retorno, simplemente rehaz tus pasos de vuelta hasta la habitación donde estás viajando, abre tus ojos y apaga el CD.

Viajando al Mundo Superior

Tu primer viaje al Mundo Superior será con el propósito de encontrar un maestro en forma humana.
Con esa intención en mente, empieza a visualizarte en un lugar particular en la naturaleza que te ayudará a viajar hacia arriba. Por ejemplo, puedes verte trepando por un árbol, una cuerda o subiendo una escalera, saltando desde la cima de una montaña, elevándote en un tornado o torbellino, escalando un arcoiris, dejándote llevar con el humo de un fuego o a través de una chimenea, o encontrando un pájaro que te lleve hacia arriba. Cualquier forma en la que puedas alcanzar el Mundo Superior estará bien.
Pasarás a través de una transición – tal como una nube o una capa de niebla – que indicará que has entrado al Mundo Superior. Cuando hayas pasado a través de la transición, habrás llegado al primer nivel del Mundo Superior. Si todavía ves planetas y estrellas conforme viajas hacia arriba, no habrás alcanzado todavía el Mundo Superior. Una vez más, sabrás que estás en el Mundo Superior por la sensación de haber pasado a través de un umbral permeable de algún tipo, después del cual el paisaje cambiará.
Mira a ver si hay un maestro esperándote allí para saludarte. Si es así, pregúntale “¿Eres mi maestro?” Si obtienes una respuesta o gesto afirmativo, hazle una petición a tu maestro que sea importante para ti, tal como ayuda curativa para un problema emocional o físico. También puedes pedir a tu maestro que te muestre los alrededores del Mundo Superior. Si tu maestro no está esperándote en el primer nivel, sigue buscando a través de los diferentes niveles del Mundo Superior hasta que encuentres uno que diga que es tu maestro.
También puedes seguir viajando a los niveles superiores buscando a tu alrededor un medio de ir más arriba – sé consciente de lo que te parezca un medio de transporte. Como con tu animal de poder, la conversación inicial con tu maestro te revelará cómo se comunica contigo y qué talentos te aporta.
Cuando oigas el ritmo de retorno, rehaz tus pasos de vuelta a la habitación donde estás viajando, abre tus ojos y apaga el CD. O, si deseas concluir tu viaje antes de oír el ritmo de retorno, simplemente rehaz tus pasos de vuelta hasta la habitación donde estás acostado o sentado, abre tus ojos y apaga el CD.
Por favor ten en cuenta: Los animales de poder y maestros en forma humana viven tanto en el Mundo Inferior como Superior. Después de que hayas completado tus primeros viajes, puedes revertir el proceso. Puedes encontrar un maestro en forma humana en el Mundo Inferior o ir en busca de un animal de poder al Mundo Superior.

Tambor Chamánico:



------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:


2 comentarios:

  1. Excelente muy buen blot, gracias por el aporte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos, me alegra que sea de tu agrado, un abrazo.

      Manon

      Eliminar