domingo, 10 de septiembre de 2017

Scrying sin Lágrimas: La Teoría, Tecnica y Usos del Scrying

Por Anousen Leonte
(Traducido por Manon de Scrying without Tears: The Theory, Technique and Uses of Scrying)



Introducción Obligatoria

El scrying es difícil de definir en una única frase, pero lo intentaré: hacer scrying es recoger información a partir de la imaginería visual que la mente superpone sobre una superficie vacía. En el scrying, la mente está en un estado relajado y abierto, y los ojos están fijos sobre un lienzo vacío – a menudo negro y llamado espejo de scrying. Cuando miras físicamente a algo, la mente anticipa que algo estará allí. Si no hay nada, aunque todavía estés mirándolo, empezarás a ver algo – esto es, si estás lo suficientemente relajado y receptivo. La mente empezará a confeccionar o alucinar imágenes sobre su superficie, y esto, esencialmente, es la base para el scrying. Es posible hacerlo estrictamente por diversión y puede ser muy inspirador para propósitos artísticos o filosóficos, pero tradicionalmente el scrying se usaba para descubrir información nueva y oculta. Sin embargo, los textos antiguos de los que disponemos hablan del proceso real del scrying en términos inciertos, y muchos libros modernos sobre el asunto no dan realmente un proceso práctico, paso a paso de cómo entrenarte para hacer scrying, ni explican la lógica detrás de la práctica. Muchos hechiceros y hechiceras, no sabiendo cómo dedicarse realmente al scrying, chapotearán en él un poco y quizá hagan un bello espejo o dos, pero pocos se convertirán en consumados practicantes sin tener una afinidad natural para ello de antemano. Igualmente, aquellos que tengan una afinidad natural a menudo escriben como si todo el mundo tuviera la misma afinidad. En mi caso, tenía cero afinidad con el scrying en un principio, y no fue sino después de un largo y difícil proceso de trabajo que finalmente fui capaz de “ver”. Antes de la práctica de la magia, nunca había visto espíritus, nunca tuve un suceso psíquico, ni encontrado cosa tal como una “sobria” alucinación, era bastante denso y estúpido cuando llegué a dichos asuntos. Creía en ellos, por supuesto, y los quería, pero nada era fácil. La mayor parte de lo que aprendí sobre el scrying lo aprendí practicándolo. Pero al luchar con ello, también aprendí a entrenarme para hacerlo. Y si pude ser entrenado, cualquiera puede ser entrenado. Se necesitará tiempo y esfuerzo, pero hay un claro proceso paso a paso para aprender a hacer scrying. No es un talento que solo tengan algunos, por la gracia de los dioses o quien sea. Es una habilidad que puede aprenderse, con tal de que uno conozca el cómo y tenga la voluntad para hacerlo. Supongo que es tu caso, así que vamos a seguir adelante.

¿Por qué Hacer Scrying?

Esta es una buena e inevitable pregunta. Si los propósitos del scrying son obtener acceso a la información a la que uno no tendría acceso de otra manera, ¿no sería más fácil consultar el Tarot, el I Ching o alguna otra forma de adivinación?
Hay algo de verdad en esto. No recomendaría a nadie confiar exclusivamente en el scrying. Sin embargo, el scrying no solo es una forma de adivinación. Cuando haces scrying, estás viendo literalmente cosas nuevas. Una carta de Tarot o un hexagrama del I Ching pueden hablarte sobre cosas, pero realmente no pueden representar algo físicamente. En el scrying puedes ser capaz de ver finalmente una cara de alguien que no conozcas o un lugar en el que no has estado, y después confirmarlo. Si la información que necesitas requiere que conozcas el contorno de algo o su apariencia, simplemente no puedes conseguir un asidero a través de otras formas regulares de adivinación. El scrying es necesario. Puedes aprender mucho sobre las cosas a través de otras formas de adivinación, pero no puedes ver nada. El scrying sin embargo, te permite hacerlo. Por lo tanto, todo el mundo puede beneficiarse teóricamente de él, con tal de que aprenda a hacerlo.
No obstante, este no es el único uso del scrying. Antes de que llegues al punto en el que puedas ver imaginería compleja en el scrying, verás muchas imágenes abstractas, fantasmales y fragmentadas, y las mismas podrán contarte tanto como la adivinación regular. De hecho, son una forma más personal de adivinación, pues las imágenes surgen directamente a partir de tu propia consciencia, mientras que el Tarot o el I Ching usan formas derivadas de la de otro. Haciendo scrying a través de dichas formas abstractas, puedes aprender algo de tu propio sistema de símbolos interno y desconocido, así como percibir algunos aspectos de cómo funciona tu mente. Hay también implicaciones filosóficas para el scrying, y aprendiendo a hacerlo ejercitarás la mente por completo en su habilidad para percibir nuevas realidades. Por ello, solo entrenándote en el scrying, descubrirás que otras tareas mágicas tienen un nuevo poder y significado en ellas, y algunas cosas que anteriormente eran difíciles se habrán vuelto ahora inesperadamente fáciles. Los estratos mágicos de nuestra mente son como un músculo, ejercitándolos se vuelven más y más poderosos. El scrying es uno de tantos ejercicios, pero es uno especialmente potente.
Más allá de estos beneficios, no obstante, está el beneficio que se da cuando el scrying es usado en tándem con la evocación. Si tienes el hábito de evocar espíritus, el espejo de scrying puede convertirse en una herramienta indispensable para ayudarte en la comunicación con los espíritus. A través del mismo, un espíritu puede mostrarte otros sigilos con los que poder contactarlo, o sigilos de otros espíritus de los que te beneficiarías. Puede dialogar contigo a través de imágenes y cualesquiera poderes que el espíritu tenga, pueden manifestarse a través de un medio visual. Hacer scrying por tu cuenta es poderoso, pero hacerlo mientras estás evocando a un espíritu puede que sea una de las experiencias mágicas más intensas que puedas tener. Una cosa es “sentir” la presencia de un espíritu y escuchar su queda y pequeña voz en el interior de tu mente, y otra bastante distinta es cuando estás ahí, en la oscuridad, mirando a la cara del espíritu en el espejo de scrying. Siquiera los destellos de imágenes que mentalmente “ves” en la evocación, son tan impactantes como lo que puedes ver visiblemente. Si tienes que aprender a hacer scrying y evocar, el scrying se convertirá en una parte integral de la evocación en sí, y te preguntarás que cómo has podido avanzar sin él.

Proceso Básico de Scrying

Para hacer scrying, necesitarás lo siguiente:

Una superficie preferiblemente negra a la que mirar.

Un lugar para sentarse.

Eso es todo.
El proceso es como sigue:

Te sientas frente a una superficie negra, o espejo de scrying.

La miras.

Puede que pienses que esto realmente no sucederá, pero ocurrirá. Incluso si nunca has encontrado algo parecido con anterioridad, pronto descubrirás que si miras durante bastante tiempo al espejo negro, verás cosas. Puede que pasen unas pocas semanas o un mes sin ver nada en particular, pero después de eso, algo se “romperá” en tu mente, y empezarás a ver. Aquí es cuando la práctica se vuelve muy excitante y dejará de ser una tarea rutinaria: correrás al espejo de scrying a menudo para ver qué cosas nuevas surgen. Conforme el tiempo pase la imaginería se hará más y más compleja y finalmente, serás capaz de ver imágenes completas. Y solo con el tiempo mejorará. Ver imágenes extrañas es, para muchas personas de convicciones mágicas, bastante interesante por sí mismo. Por lo general empieza de forma abstracta, y crece en claridad y complejidad con el tiempo. Aunque las primeras imágenes abstractas vistas en el espejo de scrying, realmente poseen su propio lenguaje y pueden ser más útiles que una imagen clara.
No obstante, conocerlas lleva tiempo. Aunque el scrying es una tarea simple, para dominarlo se necesita dedicación y disciplina. Si realmente quieres usarlo, debes resignarte al hecho de que tendrás que hacer cada día, preferiblemente de 10 a 15 minutos. Durante ese tiempo puedes poner alguna música relajante, encender incienso, o cualquier otra cosa que te ayude a calmarte – aunque deberías estar absolutamente despejado, así que una ayuda química no te servirá aquí. Para que el scrying funcione, la mente debe estar en un estado de relajación más profundo de lo normal. Neurológicamente hablando, la velocidad de las ondas del cerebro determina la profundidad de la relajación. Aunque en el cerebro se dan muchas ondas a la misma vez, si estas ondas son predominantemente las que pertenecen a la ensoñación, relajación o visualización, se producirá el scrying.
Hay cuatro tipos de ondas cerebrales:

Beta (40-13 ciclos por segundo)

Alfa (12-8)

Theta (7-4)

Delta (4-0)

Cuando estamos bien despiertos y alertas, el cerebro está funcionando con ondas beta. Si estamos más relajados o placenteramente enfocados en algo, las ondas alfa son las predominantes. Las ondas theta son un estado de ensoñación y relajación incluso más profundo, y a menudo se asocian con los sueños. Yendo incluso más profundamente, encontramos las ondas delta que son estados de subconsciencia e inconsciencia. Obviamente, no tengo los recursos para ver qué ondas cerebrales se dan realmente durante mis sesiones de scrying, pero tengo la sospecha de que son de alfa bajas a principio de theta. He intentado experimentos con ritmos binaurales – que son una forma de señal de audio estéreo que entrena a tu cerebro para sincronizarse en una oscilación específica – y  he notado que las ondas theta altas son particularmente buenas para el scrying, aunque en última instancia no son necesarias. El rango de 7 a 6 hz. en particular. Lo sean o no las ondas  theta  simplemente me arrastran hacia abajo a alfa bajas, ya que mi estado mental se siente generalmente igual. No obstante, es muy claro que las ondas cerebrales y el scrying están relacionados entre sí, por lo que si tienes problemas con el scrying sin algún tipo de hardware útil que te respalde, puede que quieras investigar en los ritmos binaurales y el entrenamiento cerebral. También he experimen-tado con gafas de protección con luces en los ojos que destellan rápidamente para entrenar el cerebro, y aunque no tienen uso en el scrying es concebible que puedan usarse antes del mismo. Las investigaciones adicionales por mi parte que se requieran, las daré a conocer ya que puedo actualizar este libro una vez que tenga nueva información. 

Creando el Espejo de Scrying

Como se ha dicho más arriba, el scrying funciona mejor con una superficie negra. Es tradicional hacer un espejo negro solo para este propósito. Es verdad que el scrying se puede hacer sin ningún espejo en absoluto, pero ayuda tener un punto de enfoque. Sin embargo, en la medida en la que tengas oscuridad, puedes hacer scrying. Cuando tus ojos estén abiertos aunque no haya nada en el campo de visión, tu mente querrá de forma natural poblar ese área con imágenes, y el tono negro es el summum bonum de un campo visual vacío. La oscuridad, de hecho, puede funcionar mejor para algunos que cualquier tipo de espejo de scrying, por lo que te sugiero que intentes trabajar con la oscuridad básica para ver si te funciona mejor que un espejo. Habiendo dicho eso, también se han usado histórica y tradicionalmente, muchas otras cosas además de los espejos de scrying. Aleister Crowley, supuestamente, usó la parte de atrás de su pulgar. Si la mente está convenientemente entrenada para ello, cualquier área en blanco puede servir. Incluso el color realmente no importa, aunque sugeriría el negro o el blanco, en cuanto que son los menos sugestivos para la mente, y son los colores más útiles para inducir imágenes.
La forma más simple de hacer un espejo de scrying es comprar un marco para fotos, quitar el cristal y después pintar el cartón de detrás en negro. Eso es todo lo que necesitarás. Puedes ponerlo sobre el altar y dedicar muchas horas al scrying con él. Realmente no se necesita nada más. Es importante que quites el cristal, no obstante, ya que el mismo capta la luz y los reflejos, y no querrás eso: el negro debería ser tan puro como se pueda, con nada que lo perturbe o interfiera. Sin embargo, usa pintura de espray. Cualquier otra añadiría imperfecciones que podrían interferir con tu scrying.
Los grimorios tradicionales a menudo te dirán que necesitas consagrar el espejo y colocar un número de letras hebreas sobre él, o dibujar los sigilos de ángeles, etc. Esto podría ser útil pero no he encontrado que sea mejor que usar el espejo de scrying básico tal y como lo he descrito. Si gustas, ciertamente puedes intentar ambos métodos y ver cuál funciona mejor.
Joseph Smith, el fundador de los mormones y notorio polígamo, usaba un sombrero de copa. No sacó esta idea del éter, dicha técnica era común en los círculos mágicos europeos de su época. Aunque estoy convencido de que probablemente no veía nada en absoluto en el sombrero, el método en sí es sólido: si coges un sombrero de copa alto y miras en él, bloqueará tu campo de visión y permitirá que surjan las imágenes con el tiempo.
Hay una completa plétora de cosas que se pueden hacer y usar que cumplen con la misma idea. Algunos han usado cajas pintadas de negro que tienen el beneficio añadido de atraer la mente a lo que hay en su interior, y algunos han usado tiras largas de terciopelo. Una habitación con todas las luces apagadas en la noche, sin embargo, funciona igual de bien, como lo hace un marco para fotos vacío y pintado de negro.
En algunas personas, el color negro no despierta su imaginería tan bien como lo hace el blanco. No sé por qué es, pero es común la queja de que no induce ninguna imaginería en absoluto, mientras que el blanco sí. Si eres una de esas personas, entonces puedes hacer lo mismo con el marco de fotos, usando solo pintura blanca. O, incluso mejor, puedes obtener una lámina de plástico blanco puro y colgarla o apoyarla en algún espacio diseñado para ella.
Hay, todavía, otro método que carece de sentido cuando se usa el color negro, pero que es bastante interesante y útil cuando se usa el color blanco. Este es la famosa técnica del ganzfeld. Ganzfeld es una palabra alemana que significa “campo total”, queriendo decir que todo el campo de visión está envuelto en un único color. En el pasado, se cortaban pelotas de ping pong por la mitad y se colocaban sobre ambos ojos, mantenidas en su lugar con una cinta adhesiva transparente. Los ojos entonces mirarían hacia una suave nada gris y con el tiempo, la mente empezaría a conjurar imágenes para llenar los espacios. Aunque no tiene sentido usar pelotas de ping pong cuando simplemente puedes comprar gafas transparentes de protección y pintarlas de blanco. Los muy aventureros, teóricamente, podrían comprar tantas gafas de protección como tonos de pintura en aerosol hay, e intentar con todos los tipos de tonos. Esto puede que no sea tan bueno para el scrying, pero hay cierta variedad de cosas mágicas que se pueden hacer con un campo visual coloreado. Como se ha dicho antes, usa pintura de aerosol. No intentes pintarlas a brocha, ni siquiera dejándolas bien emparejadas, porque no importa lo talentoso que seas, no lo eres tanto como el aerosol, ni lo serás nunca. Píntalas con aerosol pero ligeramente. Déjalas que se sequen y pruébalas. A menos que tengas una habitación llena de luz natural o seas suficientemente valiente como para llevarlas en el exterior (recostado por supuesto), necesitarás tener todas las luces de la habitación encendidas mientras las uses, o una lámpara enfocada hacia ti. Asegúrate de que la lámpara no esté demasiado cerca de tu cara porque si lo está, podrías quemarte.

El Lenguaje Simbólico del Scrying

Ahora que sabes cómo entrenarte para hacer scrying y cómo hacer un espejo negro, o varias ganzfeld, deberías aprender a interpretar lo que veas en el espejo de scrying. Aquí es donde el scrying se vuelve bastante complejo, si quieres sumergirte en este asunto. No es necesario entender la imaginería abstracta que aparece en el espejo si solo quieres aprender a ver imágenes definidas y complejas del mundo real, pero si quieres ponerte en sintonía con la manera en la que tu mente inconsciente o subconsciente genera las imágenes, el scrying es una de las mejores formas. Esa porción de la mente que genera las imágenes abstractas vistas en el espejo de scrying es – estoy convencido – la misma parte de la mente desde la que surgen los fenómenos psíquicos. De hecho, tengo una sospecha furtiva de que muchos aspectos de los fenómenos psíquicos pueden aprenderse accediendo a estas partes más primitivas y generadoras de la mente y aprendiendo a interpretar su imaginería.
Las imágenes abstractas encontradas en el scrying, son un tipo de imágenes bastante diferentes de aquellas a las que estamos generalmente acostumbrados. Es diferente también, de la imaginería de los sueños, o de cualquier imaginería que asociemos con los pensamientos normales y de vigilia. Ejemplos incluyen espirales, humo, patrones en celosía, texturas recurrentes, líneas horizontales y verticales, círculos, cuadros, diamantes, triángulos, imaginería caleidoscópica, letras y números. Una vez vistos en el espejo, pueden ser interpretados como un tipo de adivinación.
Antes de entrar en cómo adivinar con estas imágenes, echaremos un vistazo a algunas de las más comunes que encontrarás. 

Quizá la forma más elemental – que probablemente, sea también la primera cosa que verás – es algo que parece la estática de la televisión:


Una vez vista, si la miras incluso más tiempo, empezará a tomar la forma de otra cosa:


A veces la forma destellará, o lo hará intermitentemente. Conforme tu concentración y poder de scrying crece, sin embargo, la imagen lo hará más lentamente. Entonces se convertirá en una cosa fija, estacionaria, aunque borrosa o parpadeante:


Después, incluso yendo más allá, se volverá una imagen bastante clara:


Durante los primeros meses de intentarlo, puede que no veas nada que pudiera definirse como “claro”. Afortunadamente, un contorno borroso puede darte, no obstante, suficiente para seguir con el fin de determinar qué símbolo es, y su significado. Conforme tu poder de scrying se hace más y más fuerte, las imágenes serán más y más nítidas. De esta manera puedes rastrear tu progreso.

Las imágenes también pueden surgir como formas sutiles e indistinguibles, tales como un único y borroso orbe:


Después podrían aumentar en tamaño e intensidad:


Y después de esto, empezar a romperse en partes:


Pueden entonces transformarse en una forma sin sentido o indefinida, yendo desde un mayor orden y simplicidad al caos y la complejidad:


Estas imágenes se convertirán después en formas definidas, tales como líneas:


Bloques de movimiento borroso:


Círculos segmentados:


Bloques alineados:


Patrones diamantinos:


Extrañas ilusiones tipo escher-esque:


Formas curiosamente celulares o planetarias:


Formas que caen, como nieve:


Que se vuelven patrones alternantes:


Pueden incluso convertirse en algo menos abstracto y común, como una estrella:


También extrañas imágenes caleidoscópicas:


O puedes ver diferentes tipos de espirales:


Que después se metamorfosean en una imagen real, como una concha marina:


Si llegas a este punto, entonces verás formas extrañas y surrealistas, algunas inocentes y algunas presentidas:


Y más interesante, formas que recuerdan al sello de un espíritu en un grimorio:


Sin embargo, no hay una Biblia o diccionario de estas imágenes abstractas y qué significan. Algunas personas verán imágenes diferentes a las de otras, y las imágenes vistas a menudo significarán cosas diferentes para las diferentes personas. Un movimiento giratorio en sentido horario para uno puede indicar que una acción dada no tendrá éxito, mientras que para otra persona puede significar una enfermedad física. Ser capaz de interpretar las imágenes toma una gran cantidad de tiempo y esfuerzo, aunque si se tiene éxito puede ser una experiencia muy valiosa. Y una vez te hayas acostumbrado a las imágenes abstractas, es cuando vendrán las más definidas. Esto es especialmente útil, porque ninguna otra forma de adivinación puede realmente darte una imagen de una persona desconocida o un lugar. También, cuando se usa el scrying en tándem con la evocación, los resultados pueden ser muy sorprendentes y maravillosos. Te abre a un nuevo mundo de percepción – similar a lo que las personas experimentan bajo las drogas alucinógenas, solo que en este caso es estrechamente controlado y dirigible. Hay una miríada de otros beneficios de una naturaleza más personal, que tienen que ver con conseguir más y más control y entendimiento del propio ser interior, pero no es necesario entrar en ningún detalle a este respecto. Para cada persona las experiencias y beneficios serán diferentes. La cuestión es cómo llegar ahí.
Para entender por qué la mente inconsciente primero recurre a imágenes abstractas, necesitamos echar un vistazo a cómo se da realmente el pensamiento. Cuando pensamos un pensamiento, o visualizamos una imagen en nuestra mente, los experimentamos una vez se han formado completamente. No vemos su principio, ni somos conscientes de qué procesos sutiles están en funcionamiento para hacerlos surgir. Un pensamiento o imagen viene completamente formado, o empieza como una oración, etc., pero lo que hubo anterior a esto permanece desconocido para nosotros. Por lo tanto, solo vemos un lado de los pensamientos. Ver el otro lado es entender el scrying.
La mente como una totalidad va a través de una serie de pasos cuando genera cualquier actividad mental. El primer paso es la información cruda, lo que a menudo se experimenta como nadidad o caos giratorio. Pienso en la televisión o la radio cuando están sintonizadas entre estaciones: el resultado es el ruido blanco. No hay simetría, propósito o dirección en nada. Este nivel de la mente es el nivel de la libertad, donde los pensamientos y la voluntad surgen. Los antiguos sabiamente lo llamaron el caos o el abismo.
El segundo paso es el movimiento. Aquí, la información cruda empieza a tomar forma, aunque de una forma sutil e indefinida. Movimientos, giros y vibraciones se dan en este nivel. Si se representa visualmente la información, veríamos también diferencias en el tono de los niveles, tales como partes ascendiendo y cayendo en contraste, manchas negras, manchas blancas, etc. Si fuera auditiva, notaríamos fluctuaciones en el volumen y la intensidad. Este es el primer nivel de nuestra reacción o intención. Surgen impulsos en este nivel, pero en su forma más cruda y primordial.
Después de que esto ocurra, el tercer paso es cuando se da la simetría a partir de estos movimientos sutiles. Aquí, se dan las formas. Algunas veces incorporan movimiento y otras no. Una vez más, si se representara visualmente podríamos ver líneas y figuras en formación. De forma audible, empezaríamos a oír tonos y ruidos de percusión. Algunas veces las formas llenarán el espectro completo a la manera de enrejados caleidoscópicos – lo cual, de forma audible, serían acordes o escalas, aunque sin una dirección última – y otras veces simplemente se darán formas de manera lenta o rápida en sucesión, mientras que otras veces la imagen simplemente persistirá después de desaparecer. Las reacciones, intenciones y otros impulsos ahora empiezan a tomar una forma más y más definida. Empiezan a tener estructura y, muy pronto, surgirán en nuestro pensamiento consciente.
Antes de hacernos conscientes de ellas, sin embargo, deben empezar a utilizar los bloques de construcción del lenguaje. El lenguaje es más que palabras: es una estructura intencional, a una escala mayor o menor. Cuando interpretas una cara humana, por ejemplo, estás usando la misma comprensión básica que subyace al lenguaje escrito o hablado. Todo reconocimiento está basado en esto. Y es solo a través de una compleja serie de reconocimientos,  que somos capaces de expresarnos. La cadena del lenguaje empieza en este nivel y, en términos de lo que sucede en la mente, ahora vemos las figuras tomar la forma de palabras, letras, números, símbolos identificables, patrones complejos, sigilos e incluso imágenes definidas muy rudimentarias tales como un ojo o una mano. Este es el cuarto paso.
Una vez sucede esto, alcanzamos el quinto nivel del pensamiento consciente. En términos de una televisión o radio, en este punto estaríamos viendo un programa o escuchando música. Todo lo ocurrido anteriormente ahora se manifiesta en parte como un todo unificado, expresando perfectamente las intenciones o percepciones subyacentes del yo consciente.
Ahora, para entender lo que vemos en el espejo de scrying hay que entender y conocer lo que significa la imaginería de los niveles 2 al 4. Pero estas imágenes poseen diferentes significados para diferentes personas. No hay un diccionario universal para ellas, igual que no hay un diccionario universal para los sueños. Entender completamente lo que estas imágenes significan necesita tiempo y esfuerzo. E incluso aquí, surgirán nuevas imágenes simbólicas a menudo. Esto, también debe ser tratado si queremos entenderlas. Todo el proceso no es ni mucho menos tan simple y compartimentado como el simple lanzamiento de hechizos, o incluso la convocación de espíritus. Implica el aprendizaje de una nueva forma de lenguaje interno.

El Diccionario de Imágenes

Aunque el proceso de llegar a entender el significado de las imágenes de scrying es bastante fácil, puede llevar un tiempo ciertamente largo entender toda la envergadura de las mismas. Las que pueden aparecer en el espejo de scrying son potencialmente infinitas, aunque afortunadamente hay algunos modelos básicos entre las que surgen. Si se entiende estos, entonces sus permutaciones pueden comprenderse también. Por ejemplo, si sabes lo que significa el triángulo, no importa si ves un triángulo o cinco, o si los triángulos están en movimiento o son estáticos. Tampoco importa su color: saber lo que significa el triángulo en sí, te permitirá entender el significado de todos los triángulos, y comprendiéndolo, su cantidad numérica, color, movimiento, etc., podrán ser examinados. Con esto no quiero decir que sus manifestaciones particulares no sean significativas – por el contrario, son muy significativas – pero si conoces el significado general del triángulo, en sí, descubrirás que todos los triángulos que aparezcan tendrán esa misma idea por significado. Sus otros aspectos crearán el sentido esencial de su forma primaria. Así es como la mente funciona a un nivel básico.
Pero ¿cómo llegar realmente a aprender lo que significan? Podrías sentarte durante horas ante un espejo de scrying y ver cientos de imágenes diferentes, pero a menos que tengan un punto de referencia en algo externo, no llegarás a ninguna parte. Por lo tanto, debe haber una técnica con la que aprender los significados de las imágenes de scrying, anotarlos y crear un libro de referencia que catalogue estas imágenes con sus respectivos significados. Entonces será solo un asunto de hacer scrying y después dirigirte a tu recuerdo de lo que significa la imagen, o si lo has olvidado, dirigirte al libro.
Somo afortunados de vivir en una época en la que el aprendizaje mágico colectivo de nuestra especie, es bastante extenso. No necesitarás buscar para encontrar una lista decente de sentidos y significados. De hecho, iría tan lejos como para decir que no necesitas buscar más allá de tres fuentes:

El Tarot (cuando se interpreta en lugar del Árbol de la Vida qabalístico).
Las dieciséis figuras de la Geomancia árabe.

El I Ching (tanto los Trigramas como los Hexagramas).

El Tarot y las figuras geománticas son más accesibles, aunque el I Ching a menudo tiene interesantes connotaciones que faltan al pensamiento occidental. Lo que recomendaría es pasar a través de estos y escribir las correspondencias asociadas con cada carta, figura, etc. Irás añadiendo a la lista de correspondencias conforme surjan nuevas imágenes, pero esto te dará un modelo básico y trabajable sobre el que construir. Antes de hacerlo, no obstante, deberías dedicar algún tiempo a disponer para ti mismo un grupo de significados y símbolos que te gustaría descubrir de forma especial, e investigarlos en primer lugar. Empezar desde abajo, viendo tales cosas como correspondencias planetarias, elementos, el Zodíaco, etc., y después moverse hacia arriba en la dirección de sistemas más involucrados y extensos tales como la baraja completa del Tarot o los hexagramas del I Ching.
Si practicas la evocación, también deberías encontrar las imágenes que se correspondan con los siguientes doce temas:

bendición y maldición

atracción y repulsión

evocar y desterrar

curación y daño

amarre y liberación

cambio y solidificación

Como una acotación al margen, así es como yo veo personalmente estas correspondencias en términos de la Qabalah y la Astrología:

cambiar – nodo lunar descendente – Daath descendente, Acuario

solidificar – nodo lunar ascendente – Daath ascendente, Géminis

bendecir – Júpiter, Chesed, Piscis

maldecir – Binah, Saturno, Capricornio

atraer – Netzach, Venus, Tauro

repeler – Kether, Aries

atar – Hod, Mercurio, Virgo

liberar – Tiphereth, Sol, Leo

curar – Chokmah, Sagitario

dañar – Geburah, Marte, Escorpio

evocar – Yesod, Luna, Cáncer

desterrar – Malkuth, Libra

Una vez tengas tu lista, obtén un gran cuaderno y escribe tu primer tema. Digamos que es la idea de “bendición”, en el sentido de bendecir a una persona o cosa en particular a través de un rito mágico. Antes de que hagas otra cosa, realiza un rito de destierro sobre ti mismo, expulsando todas las influencias que puedan interferir con la información. Después, dedica algún tiempo a meditar y llevar tu mente a un espacio calmado y sereno. Si hay un cierto tipo de música que te ponga en dicho estado, escúchala. Una vez tu mente esté en calma y tranquila, mira a tu espejo de scrying intensamente. Hazlo hasta que empieces a ver imágenes. Entonces trae a la mente el tema del cual quieres descubrir su símbolo. Repítelo en tu mente mientras miras fijamente en el espejo de scrying - “bendición, bendición, bendición”. Una vez empieces a ver algo, enfócate en ello. Espera hasta que la imagen se haga estable. Una vez estable, dibuja la imagen en el cuaderno. Asegúrate de dibujarla pequeña, no obstante, ya que podrías necesitar más espacio si hubiera otras imágenes asociadas. Puedes hacerlo durante una sesión completa de imágenes, anotando tantas como vengan o tantas como puedas. Te llevará unas pocas semanas tenerlas todas, y necesitarás expandir tu cuaderno con el tiempo, pero este es el proceso básico. También puedes tener una grabadora digital en funcionamiento durante las sesiones a la que poder decirle en voz alta lo que estés viendo, y usarla como una referencia o recordatorio cuando después dibujes las imágenes. Aconsejo usar este método también en la evocación, como he esbozado en mi otro libro, Evocación a Través de la Magia Sigílica.
Ahora, una vez tengas la imagen anotada, necesitarás ponerla a prueba. Este es un proceso doble: primero necesitarás rehacer el scrying múltiples veces para ver si la misma imagen sigue apareciendo. Si es así, puedes estar seguro de que has encontrado la correcta correspondencia. En segundo lugar, deberías realmente realizar un ritual en el que evoques las imágenes que escribes en tu cuaderno, como si fueran los sigilos usados para convocar a un espíritu. En mi libro sobre la evocación digo cómo hacerlo en gran detalle. La única diferencia es que en lugar de usar un sigilo que hiciste o un sigilo establecido, como el encontrado en un grimorio, usarás las imágenes de tu cuaderno.
Aquí es donde las cosas se ponen realmente interesantes: una “confirmación” de que el sentido correcto ha sido encontrado puede suceder de muchas formas – todo lo cual puede diferir de un individuo a otro. Pero hay un aspecto de confirmación que será bastante claro: algo interesante ocurrirá. Si has encontrado la imagen correcta, tu mente responderá automáticamente a ella de una forma extraña durante la evocación. Puede simplemente inundar tu mente con una serie de sentidos y significados asociados, hallados en la imagen, o puede que veas la imagen en el espejo de scrying incluso más intensamente que antes (si es que estás usando el espejo de scrying en la evocación), o la imagen misma puede incluso venir a ti como un espíritu consciente. Ocurrirán muchos de los mismos fenómenos encontrados en la evocación. Aunque, si no tienes la imagen correcta, puede que nada ocurra, o la imagen puede corregirte como si fuera un ser consciente. Por ejemplo, puede que hayas intentado encontrar el significado de la idea de “daño” y hayas visto una imagen similar a la de abajo en tu espejo de scrying:


Sin embargo, cuando evoques esa imagen, la misma – en la forma de una entidad consciente – te informará de que la imagen, de hecho, significa “atar”. El problema es que, mentalmente, asocias estrechamente ambos términos en tu propia mente. Se necesitará hacer subsecuentes sesiones sobre la noción de “atar” contra “dañar”, y las diferencias en estas imágenes deberán ser anotadas.
En este punto puedes estar preguntándote por qué no coger un grupo de imágenes vistas en tu espejo de scrying, dibujarlas y después evocarlas. Realmente puedes hacerlo, pero es menos sistemático, y puede que haya muchas imágenes que deseches. Es mejor ordenar una serie de sentidos y significados primero, después hacer scrying con ellos y a continuación confirmarlos, en lugar de permitir que tu mente deambule a lo largo del espejo y realizar este procedimiento aleatoriamente.
¿Qué ocurre, sin embargo, cuando hemos pasado a través de una lista aparentemente completa de símbolos e imágenes, y de pronto, una noche ves una imagen en el espejo de scrying que nunca habías visto anteriormente? Cuando esto suceda, todo lo que necesitas hacer es escribirla, después evocarla como antes. Puedes necesitar varios intentos de evocación pero al final, tendrás un encuentro que dará claridad al significado. En ese punto, puedes listarla en tu cuaderno y cuando la veas de nuevo, sabrás exactamente lo que significa.
Para reflejarlo en una secuencia numérica:

1. Coloca el espejo de scrying ante ti. Debería ocupar una considerable porción de tu campo de visión, porque si es demasiado pequeño no verás nada.

2. Siéntate tranquilo frente a él, calmándote y relajándote para entrar en un estado receptivo.

3. Formula la pregunta que tengas, o el tema sobre el que te gustaría hacer scrying, y después mira fijamente en el espejo. Algunas personas encuentran beneficioso intentar “irradiar” la pregunta hacia el espejo. Deberías intentar mantener tus ojos abiertos tanto tiempo como sea posible ya que estás mirando en el espejo, sin embargo, mantén tu mente aquietada y enfocada sobre la pregunta o el tema.
4. Una vez veas una imagen, mírala cuidadosamente y observa si cambia o aumenta. Coge tu cuaderno y empieza a anotar o hacer una copia de ella. Hazlo para tantas preguntas o temas como quieras, anotando la pregunta o tema para cada una junto a su imagen.
5. Después de que tengas una serie de imágenes abstractas, evócalas como si fueran sigilos, y usa el espejo de scrying para ver si surgen de nuevo. Anota todas las impresiones que tengas también. Intenta tener tantas correspondencias por pregunta como sea posible al principio, y una vez tengas un mayor entendimiento sobre el significado, podrás eliminar correspondencias que parezcan irrelevantes.
6. Hazlo una y otra vez. La práctica hace la perfección.

Una vez tengas un diccionario bastante completo de símbolos, serás capaz de usar realmente el scrying como una forma de adivinación. Después de volverse muy complejo, todo el proceso se resuelve en una simplicidad agradable y ordenada: todo lo que necesitas hacer es tener una pregunta en mente, o un fragmento de información que te gustaría encontrar, y mirar al espejo. Conforme las imágenes empiecen a surgir en el espejo, escríbelas en tu diario para buscar referencias. Cuando la sesión haya terminado, entonces podrás analizar sus asociaciones y quizá usarlas en un ritual de evocación una vez más.
Es verdad, no obstante, que en el nivel simbólico del scrying no hay formas de adivinación simbólica más adecuadas o más útiles que otras, tales como el Tarot o el I Ching. Es más interesante, quizá, pero mucha de la misma información se recogerá a través de otras formas de adivinación – aunque, debido a esto, podría usarse como parte de múltiples adivinaciones sobre un tema para derivar una mayor penetración en el mismo. Si tomas una cuestión dada que tengas, sacas algunas cartas de Tarot para ella, lanzas un Hexagrama, realizas geomancia – así como usas el espejo de scrying – obtendrás una respuesta bastante comprensiva a tu pregunta.
Aunque, si tu tema de adivinación es particularmente visual, el scrying puede ser muy beneficioso. Aquí, el significado simbólico de las imágenes puede indicar algo sobre él, pero deberías observar cuidadosamente en busca de indicaciones del tema elegido en las formas visuales. Por ejemplo, si estás intentando obtener información sobre una persona desconocida, y quieres saber el color de sus ojos, pelo, altura, peso, etc., puedes encontrar imágenes abstractas que se correspondan con estos atributos.
Es inevitable que tengas que hacer scrying para algo que no está en tu lista de correspondencias. En dicho caso, puedes escoger un tema, pasar a través de una serie de preguntas y ver qué imágenes surgen. Después, evoca la imagen como un sigilo y a ver qué otras impresiones obtienes. Si quieres conocer el color de pelo, por ejemplo, entonces las imágenes que estén asociadas con el Sol, el oro, la luz, etc., indicarían que el pelo es probablemente rubio. Si quieres saber si una persona es alta, bajo o de altura media, a menudo las imágenes abstractas transmitirán estos atributos con un mayor grado de claridad – tales como una línea larga para alto, una forma de caja para bajo, y un símbolo de X o T para la altura media.
Sin embargo, el núcleo real y beneficio de realizar scrying – más allá de sus efectos psicológicos en el refuerzo de tus poderes mentales de visualización y receptividad – está en que el scrying va más allá de lo abstracto y entra en lo real. Conforme continúes haciendo scrying, las imágenes abstractas se volverán imágenes reales y las mismas pueden decirte mucho más que lo que cualquier cantidad de imaginería abstracta podría, con tal de que tu consulta requiera escenas visuales. Pero las imágenes abstractas, incluso en este caso, no están carentes de beneficio, porque algunas personas simplemente no pueden ver colores en el scrying, y las imágenes abstractas pueden dar un color definido si es necesario. Podrías determinar, por ejemplo, la forma concreta de un coche y luego determinar que es rojo a partir de las imágenes abstractas que surjan, correspondientes a “fuego”, “Marte”, “sangre”, etc. Puedes después hacer un cruce de referencias entre esa información con otras formas de adivinación para obtener un “cuadro mayor”.
Más allá de esto, hay otros aspectos más agradables e interesantes y fenómenos psicológicos involuntarios que surgen a través del scrying. A menudo, cuando estás ante el espejo de scrying, extraños estados mentales pueden ir y venir, algunos profundamente agradables y algunos bastante intensos. Si estás usando el scrying en tándem con la evocación, después todo el proceso realmente se vuelve poderoso, porque un nuevo mundo de percepción se abre lentamente, entonces, dichas partes de tu mente reforzadas y abiertas a través del scrying aumentarán tu receptividad y habilidad general para manifestar tu voluntad. Descubrirás que tus sueños se hacen más vívidos y sentirás cosas intuitivamente sobre las personas, lugares y cosas que no habías notado anteriormente. También aparecerán antiguos recuerdos, cada vez con mayor claridad, los cuales a menudo pueden conducir a intuiciones y progresos personales. Lo reconozcamos o no, nuestra voluntad está muy ligada con una gran multitud de respuestas aprendidas – muchas de las cuales no son sanas ni funcionales. Para abrirse camino a través de ellas, la mente debe hacerse fuerte. Y el scrying, como todos los aspectos de la magia, es una de las muchas maneras de conseguirlo.

Buena suerte.

------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:


2 comentarios:

  1. HOLA BUENAS TARDES, ME PARECE QUE EL TEMA ES MUY INTERESANTE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alvaro José, me alegra saber que te ha gustado y estoy de acuerdo contigo, el tema es muy interesante.
      Un saludo.
      Manon

      Eliminar