jueves, 29 de junio de 2017

Viaje Chamánico II - Chamanismo: El Sendero de la Revelación Directa

Por Sandra Ingerman
(Traducido por Manon de Shamanic Journeying:
A Beginner's Guide)

El chamanismo es la más temprana práctica espiritual conocida de la humanidad, datando de hace decenas de miles de años atrás. Aunque la palabra “chamán” es una palabra siberiana para un curandero espiritual, el chamanismo también ha sido practicado en parte de Asia, Europa, África, Australia, Groenlandia y por los nativos de América del Norte y del Sur a lo largo de la historia. El hecho de que la práctica haya sobrevivido y prosperado durante decenas de miles de años habla de la potencia del trabajo.
Uno de los bellos aspectos del viaje chamánico, es el principio de revelación directa. La práctica del viaje chamánico nos ayuda a apartar los velos entre los mundos visible e invisible y a acceder a información y energía que pueden ayudar a despertarnos y restaurarnos a la totalidad. Un chamán es un hombre o mujer que interactúa directamente con los espíritus para  dirigirse a los aspectos espirituales de la enfermedad, realizar recuperaciones del alma, recibir información divina, ayudar a los espíritus de los fallecidos a cruzar y realizar una variedad de ceremonias para la comunidad. Los chamanes han asumido muchos papeles en las comunidades tribales. Han actuado como curanderos, doctores, sacerdotes, psicoterapeutas, místicos y cuenta cuentos.
Tradicionalmente, la práctica del chamanismo se ha enfocado en los resultados prácticos logrados por el chamán. En una cultura chamánica tradicional, había un solo individuo o unas pocas personas en la comunidad actuando en el papel de chamán. El chamán sería consultado por los cazadores y recolectores de la tribu para identificar fuentes de alimento. Si el chamán era incapaz de adivinar adecuadamente la localización de la comida, la tribu no sobrevivía. También se esperaba que los chamanes realizaran curaciones para los miembros de la comunidad. Una vez más, la supervivencia de la tribu dependía en gran medida de las habilidades espirituales del chamán.
El chamanismo nos enseña que todo lo que existe está vivo y tiene un espíritu, y que estamos unidos a la tierra y a toda la vida a través de nuestra interconectividad espiritual. Igual que la física cuántica describe un campo de energía que conecta a toda la vida, los chamanes hablan de una red de vida que lo conecta todo. En la cultura moderna, muchos de nosotros sentimos un profundo anhelo de experimentar nuestra unidad con esta red de vida y sanar nuestra sensación de aislamiento. Cuando viajamos a la realidad no ordinaria en nuestros viajes chamánicos, aprendemos a comunicarnos con el espíritu de los árboles, plantas, animales, insectos, pájaros, peces, reptiles y rocas, así como con el espíritu de los elementos tierra, aire, agua y fuego. Experimentamos directamente la red de vida.
Como somos una parte de la naturaleza, tenemos una profunda necesidad por reconectar con los ciclos y ritmos de la naturaleza. Imagina lo extenuante que sería andar contra el flujo de un río todos los días de tu vida. En verdad, nos hemos desconectado de los ciclos y ritmos de la luna y las estaciones, y a menudo andamos contra el flujo del río de la vida. Creo que esta es particularmente la causa de dolencias tales como la fatiga crónica, la depresión y una hueste de otras enfermedades, tanto psicológicas como físicas, que son tan comunes hoy en día. Los espíritus ayudantes tienen mucho que enseñarnos respecto a restaurar el equilibrio y la armonía en nuestras vidas, reconectar con los ciclos de la naturaleza y vivir en unidad con el mundo natural.
Dentro de la práctica del chamanismo, hay una variedad de ceremonias realizadas para honrar y trabajar con los ciclos de la naturaleza y los ciclos en nuestras propias vidas, así como para leer los augurios e interpretar los sueños – todo lo cual aporta entendimiento, curación y potenciamiento. El chamanismo también puede enseñarnos el valor de tener una práctica espiritual regular y el valor de estar al servicio de otros, lo cual brinda una genuina sensación de significado y propósito a nuestras vidas. Finalmente, el chamanismo nos permitir acceder a poderosas fuerzas para ayudarnos a crear el mundo en el que queremos vivir – para nosotros mismos y para los demás.
Los chamanes curan enfermedades emocionales y físicas trabajando con el aspecto espiritual de las mismas. El papel tradicional del chamán ha sido el de realizar ceremonias. Después de decenas de miles de años, los chamanes tradicionales todavía son parte de la vida de la comunidad y practican en Siberia, Asia, Australia, África y América del Norte y del Sur. La técnica del viaje chamánico que aprenderás en este libro, es solo una de las ceremonias que los chamanes usan para establecer comunicación con el espíritu del mundo.
Hay tres causas comunes de enfermedad en la visión del chamán. Primero, una persona puede haber perdido su poder, causando depresión, enfermedad crónica, o una serie de infortunios. En este caso, el chamán viaja para restaurar el poder perdido de esa persona. O una persona puede haber perdido parte de su alma o esencia, causando una pérdida del alma, que algunas veces ocurre durante un trauma emocional o físico, tal como sería un accidente, cirugía, abuso, el trauma de guerra, estar en un desastre natural u otras circunstancias traumáticas. Esta pérdida del alma resulta en disociación, síndrome de estrés postraumático, depresión, enfermedad, problemas de deficiencia inmune, adicciones, dolor interminable o coma. El papel del chamán es rastrear las partes que han huido y se han perdido debido al trauma realizando una ceremonia de recuperación del alma. La tercera causa de enfermedad desde la perspectiva de un chamán, sería cualquier bloqueo espiritual o energías negativas que un cliente haya asumido debido a la pérdida de su poder o alma. Estos bloqueos espirituales también causan enfermedad, generalmente en una zona localizada del cuerpo. El papel del chamán es extraer y eliminar estas energías dañinas del cuerpo.
Otras ceremonias realizadas por los chamanes incluyen la bienvenida a los bebés al mundo, realización de matrimonios y ayudar a la gente en el momento de la transición de la muerte desde el cuerpo al espíritu. Los chamanes también trabajan para animar el crecimiento de los cereales, ayudar a la gente a interpretar los sueños y aconsejar a las personas que experimentan problemas. Están al cargo de las ceremonias de iniciación conducidas en torno a las transiciones de una fase de la vida a otra, tales como iniciar a los niños a la edad adulta. Cuentan historias sobre el significado de la vida y nos muestran cómo los espíritus pueden ayudarnos a encontrar nuestro camino, cuando nos sentimos perdidos en las circunstancias de nuestras vidas. Pueden eliminar los hechizos o las energías oscuras y leer el rumbo de la comunidad, recogiendo la desarmonía y el desequilibrio. Crean ceremonias para llorar la pérdida de un miembro de la comunidad. Los chamanes también leen las señales y augurios para elegir los tiempos auspiciosos para emprender actividades tales como la caza y las celebraciones.
Entienden los ciclos de la naturaleza – los ciclos de las estaciones y las lunas, y cómo las estrellas se mueven a través del cielo. Leen las señales que vienen con estos cambios y movimientos. Se comunican con los espíritus del clima y mantienen la armonía y el equilibrio en sus comunidades.
Típicamente, habrá más de un chamán en una comunidad. Los diferentes chamanes serán conocidos por tener pericia en sus áreas espirituales. Por ejemplo, algunos serán conocidos por sus grandes éxitos en ceremonias particulares de curación tales como la recuperación del alma, mientras otros son conocidos por sus habilidades en la adivinación.
Con el tiempo, la práctica del chamanismo se ha adaptado en respuesta a diferentes necesidades culturales y el cambio de las necesidades de los tiempos. Actualmente, hay un dramático resurgimiento del chamanismo en Occidente, con un amplio rango de personas integrando prácticas chamánicas en sus vidas, incluyendo estudiantes, amas de casa, maestros, psicoterapeutas, abogados, enfermeras, doctores, políticos y científicos. Creo que una de las principales razones para este resurgimiento, es que la gente quiere ser capaz de acceder a su propia guía espiritual. Queremos dejar de regalar nuestro poder a figuras de autoridad socialmente aceptables. Sabemos que somos los únicos que realmente tenemos el poder para cambiar nuestras propias vidas.


------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:


No hay comentarios:

Publicar un comentario