jueves, 22 de septiembre de 2016

05 - Magia Urbana

Por Christopher Penczak 

(Resumen Traducido y Extractado por Manon de City Magic) 


(Nota del Traductor: Este libro fue escrito en 2001, de ahí que haya varios aspectos sobretodo tecnológicos de dicha época, que resultan anticuados comparados con los que disfrutamos hoy en día, de ahí que al leer este interesante extracto del libro, no pienses solo en lo desfasado que está, sino traslada lo que el autor describe al contexto tecnológico actual a tal fin y podrás así ver que lo que él cuenta, es todavía más pertinente a día de hoy de lo que lo fue en la época en la que lo escribió.)

Quinta Parte


Los Elementos en la Ciudad

Los elementos tradicionales son omnipresentes y han estado con nosotros desde el inicio de la vida. Hemos reconocido sus representantes físicos en las formas más básicas. Para aquellos de nosotros que vivimos en el ajetreo del mundo tecnológico, no obstante, los elementos están siempre presentes. Sus formas se esconden en lo desconocido, pero su poder está con nosotros todo el tiempo. Solo necesitas saber dónde mirar. Sabiéndolo, podrás reconectar con los elementos y honrar a lo sagrado en toda tu vida.

La tierra ahora se manifiesta en el cuerpo de la ciudad. La estructura y la forma viene a partir de los edificios, los hogares de las personas. Como para los moradores de las cuevas en el Neolítico, el elemento tierra, aunque redistribuido, provee abrigo del mundo exterior. Nos da hogares, lugares para hacer nuestro trabajo diario, centros para contar historias y áreas para juegos. Nuestras estructuras son un poco más específicas que las cuevas tribales que son para todo propósito, pero cada una aporta un buen recuerdo. El amor por la tierra nos viene ahora en la forma del corte de la piedra, del ladrillo, del cemento y del hierro. No estoy diciendo que nuestras estructuras no deberían construirse en armonía con el entorno y usar principios ecológicos. Lo deberían, y siento que nos estamos moviendo hacia una asociación, más que una guerra, con el entorno. Las casas más antiguas parecen más en armonía, porque tuvieron un tratamiento más artístico en lugar de ser una propuesta estrictamente creadora de dinero. Las casas antiguas tienden a tener más carácter, pero una vez una casa está ocupada, asume un carácter. La energía espiritual de sus habitantes la anima, interactuando con energías naturales del ambiente de la estructura. De alguna manera, viene a la vida. Adquiere su propia personalidad. El espíritu de tu casa es un gran aliado a la hora de hacer magia, en la misma medida que los espíritus del bosque y la arboleda lo han sido tradicionalmente. Hay solo un pequeño paso entre reconocer el espíritu de tu hogar y reconocer el espíritu del hogar de cualquier persona, y, a la larga, el de toda la ciudad.

Un milagro de las ciudades modernas es su habilidad para proveer agua donde sea que estés. Con el agua corriente y la red de fontanería, las ciudades pueden materializarse en regiones desérticas. La ciudad es una red de cursos de agua, conectando lugares remotos. La red de fontanería es una buena metáfora para la vida, tanto buena como mala. Todos estamos conectados, incluso aunque no lo sepamos o reconozcamos. Estamos conectados por el agua.

La presencia del agua también puede sentirse en la neblina que asciende de los puertos de las ciudades costeras. El vapor de agua finalmente se reúne para formar nubes de lluvia. La lluvia cae sobre todo el mundo, la ciudad y el campo por igual. El agua está en nuestro alrededor. Encuentro al espíritu del agua en los edificios de cristales que nos rodean. Créelo o no, el cristal es un líquido. Es un líquido de movimiento increíblemente lento, pero no obstante un líquido.

El aire es el aliento de la vida, y altamente valorado en una ciudad potencialmente llena de contaminantes como el escape de los coches. El aire es otra forma en la que todos estamos conectados en la meca urbana. Todos respiramos el mismo aire, igual que todos usamos la misma agua.

Este elemento contiene la energía de la fuerza vital en el plano material – prana, mana o shakti. Sea la que sea la forma que escojas para llamar a esta energía, la extraemos con cada respiración. Las ciudades tienen un nivel de prana diferente y de alguna manera más bajo que otros lugares. Cuanto mayor sea el prana, más fácil será sentirse sano y hacer que la magia suceda.

El prana existe abundantemente en la ciudad, si sabes dónde mirar. El prana en la ciudad no es tan obvio como en otros lugares. Fluye entrando y saliendo de las calles, pero a menudo se ve bloqueado por los edificios y las puertas.

El Fuego es la energía de la vida, y las ciudades rebosan de energía. La energía y excitación están a nuestro alrededor, pero la energía rodea literalmente los edificios y las calles. Líneas y cableado eléctrico, farolas, señales de neón y luces en las casas traen la iluminación del día.

El cableado es el nuevo conductor, trayendo voltios de potencia a toda estructura. La electricidad es poder. Desde el rayo del relámpago a la manta eléctrica, el flujo de electrones es muy similar a la llama ardiente. Como los fuegos de madera de otros lugares y tiempos, la electricidad y el gas son usados para cocinar, calentar los hogares, traer iluminación y disipar el miedo a lo desconocido. Los representantes del fuego te rodean en tu hogar. Por favor, sin embargo no rehuyas la luz natural del sol, la luz eléctrica no contiene todo su espectro. Creo que es saludable andar a la luz natural todos los días.

Altares y Santuarios

Tu base de operaciones es tu altar, un lugar de poder en tu hogar, oficina u otro santuario. Los rituales se hacen en el altar. Cuanto más lo usas, más crece como una base de poder. Los altares pueden estar fuera a cielo abierto, establecidos permanentemente y en uso activo, o más discreto, ocultos en tu casa. Puedes esconder tu altar en un armario, o tener una habitación especial solo para tus trabajos mágicos.

El altar no solo es un espacio para hacer tus hechizos y meditaciones, sino un templo para honrar a los poderes que trabajan contigo. Los altares tradicionales honran a dioses o diosas patronos, espíritus, animales tótem, espíritus de miembros de la familia fallecidos y los cuatro elementos. Si tu altar de trabajo no está colocado permanentemente, puedes crear discretamente en tu casa pequeños santuarios a tus poderes, para honrarles y pedirles ayuda. Estantes especiales pueden reservarse para ellos. Haz un rincón de una habitación solo para artículos que honren a tu tótem. Nadie más necesita conocer tus intenciones, siempre y cuando tu tótem sí lo sepa.

La necesidad es la madre de la invención y los altares, santuarios y ofrendas urbanos deberían reflejar estos cambios creativos. No sigas la disposición de un altar sobre la que hayas leído en un libro, a menos que así lo quieras.

Altar Tradicional

La mayoría de altares tienen representaciones de los cuatro elementos. Un pedazo de cemento funciona perfectamente para representar al elemento tierra en un altar urbano. Las velas son corrientes en la mayoría de altares como representación del elemento fuego. Si te disgustan las velas, prueba luces eléctricas. El aire está tradicionalmente representado por el incienso, pero puedes intentar usar ambientadores, aceites u otros productos de aromaterapia. Sé creativo en tus esencias. Muchos buscan el perfecto cáliz para el elemento agua. Un practicante urbano exclusivo puede usar una copa de cristal tallado, vaso de vino o copa de brandy. Las botellas sobrantes de estos deleitables espíritus pueden incluso usarse como candelabros, si lo deseas.

El Vudú es un ejemplo excelente de magia urbana. Los principios básicos de esta fe vienen originalmente de África, pero, como ha emigrado a través del Caribe y América, ha cambiado, adaptándose desde la cultura del continente madre a las calles de Nueva Orleans. Las deidades africanas se han enmascarado en los santos católicos. Las herramientas mágicas están ocultas como artículos del hogar, de forma muy similar a las clandestinas brujas durante las persecuciones en Europa. Los altares de los practicantes del Vudú usan todo tipo de artículos mágicos modernos no disponibles en su antiguo hogar africano, como velas votivas y polvo de ladrillo rojo. Estas fes son bellas amalgamas del nuevo y viejo mundo. En resumen, la tradición aprendió a adaptarse. La magia siempre se adaptará a la cultura actual. La magia de ciudad es una fase en ese largo proceso.

Altar Moderno

Herramientas Rituales

El tipo de rituales que haces decide qué herramientas necesitarás. Entre las herramientas estándar tenemos la vara, para dirigir la energía. Las varas se hacen generalmente con una madera sagrada para ti, recogida de un lugar especial con el permiso de la naturaleza y el espíritu del árbol. Una perfecta vara para tu entorno podría ser “cosechada” en tu ferretería local. Ve a la sección de fontanería y busca un tubo de cobre. Los tubos de cobre cumplen bien la función de vara. El cobre conduce la energía.

Las varas, tradicionalmente tienen el largo que va desde la punta del dedo medio al codo, pero usa cualquier longitud que te sea cómoda. Puedes rematarla con un cristal o tapón, llenándola con hierbas, pequeños cristales, u otras piedras. Puedes guardar y cargar pequeños viales de aceite en la vara. Recuerda no pegar uno de los extremos para que puedas abrirla si necesitas acceder al interior. Las antenas retráctiles de TV o radio, sacadas de su montura, o punteros para presentaciones de negocios también son buenas varas, ya que son muy portátiles.

Otra herramienta ritual es la daga, que también puede ser usada para dirigir la energía y lanzar el círculo. La daga corta energía y puede usarse para romper ataduras. Como la vara, representa la fuerza masculina. Usa un cuchillo especial, o incluso un abrecartas como herramienta ritual.

Si quemas algo en tus rituales, asegúrate de tener un contenedor a prueba de llamas. Yo uso un caldero para quemar ofrendas e intenciones que escribo sobre papel. Lo uso en el centro del altar, uniendo todos los poderes a los que he convocado.

Otras herramientas dependen de tus gustos personales. Las comunes incluyen el pentáculo ritual usado para invocar a los cuatro elementos y el espíritu, quemadores de incienso y dispositivos para el scrying, como cristales, espejos y cuencos de agua. Algunos cristales se usan con intenciones curativas. Los tambores, sonajas y campanas pueden inducir un estado meditativo, pero muchos modernos chamanes se han vuelto hacia la mística herramienta del walkman y la caja de ritmos para proveerse de música para el trance. Las herramientas son tan variadas como los practicantes. Aquellos de vosotros que os hacéis u os descubrís a vosotros mismos, siempre seréis más poderosos que los demás. Trabaja con las herramientas comunes que encuentres a tu alrededor, descubriendo sus correspondencias mágicas.

Consagración y Comida para los Espíritus

Toda herramienta mágica debería ser consagrada o cargada. Al cargarla, colocas una porción de tu siempre renovable energía personal en el objeto, programando la energía y herramienta para la tarea entre manos. Pones información específica en un conjunto de instrucciones que el dispositivo llevará a cabo. Puedes cargar tu vara para dirigir energía. Incluso cuando no estás en tu máximo estado mágico, una vara programada fácilmente dirigirá tu energía personal en la manera en que desees. Cualquier cosa puede cargarse de esta manera.

Algunas sustancias mantienen una carga mejor que otras. Los metales, minerales y maderas funcionan muy bien. La ropa o anudamientos pueden asumir una intención. Los talismanes de papel pueden ser usados, pero encuentro que su carga no es permanente, quizá porque el papel me parece tan frágil y transitorio. Las hierbas mantienen una carga, pero no por mucho tiempo, así que para unos mejores resultados cárgalas antes de usarlas. Algunos encuentran los plásticos difíciles de cargar. Sospecho que es, al menos en parte, por la compleja cadena molecular que crea el plástico. También puede derivar del miedo o un prejuicio personal hacia los materiales “no naturales”. Realmente nada es no natural. Algunas cosas están más procesadas que otras, pero todo lo existente está presente en la naturaleza, creado a partir de componentes atómicos básicos que se encuentran, no solo en este planeta, sino en muchos otros. La mayoría de los plásticos están hechos a partir del petróleo, que viene directamente de la tierra. Usa el plástico en magia solo si te sientes atraído por él. Yo no me siento particularmente atraído por él, así que no lo uso mucho, pero no le temo. Nosotros, como sociedad, lo hemos creado. Ahora es el momento para tratar con él.

Todos los objetos usados en un altar o en un hechizo deberían ser consagrados. Cuando uses por primera vez tu altar, haz una ceremonia de dedicación, cargando todas tus herramientas principales. Primero purifícalas, visualizando y pidiendo que todas las impurezas y energías no deseadas sean expulsadas. Los objetos específicos para hechizos individuales pueden cargarse justo antes de que los uses. Las herramientas diarias pueden ser cargadas permanentemente, con lo que la carga siempre perdura, a menos que digas lo contrario. Llena los objetos con tus intenciones.

Durante esta dedicación del altar, puedes dejar una ofrenda de comida o incienso para los poderes que te ayudan. Esta ofrenda debería cargarse con tu energía personal. No estás ofreciendo realmente comida física a estos poderes y esperando que la consuman. Estás ofreciendo energía. Estás ofreciendo tiempo e intención. Estás ofreciendo respeto. Cargando estos regalos y colocándolos en tu altar, estás ofreciendo una porción de tu energía. Este regalo es muy apropiado, ya que los poderes siempre te dan energía e intención para tu magia. Ciertos tótems, espíritus y dioses gustan de artículos particulares. Algunos aceites perfumados e inciensos de sabores exóticos o comidas preparadas de una forma especial. Investígalo y usa tu sentido común. Una semilla es una gran ofrenda para un tótem pájaro. Pregunta cuál sería la ofrenda más apropiada.

Diseñando Tus Propios Rituales

La primera herramienta para el trabajo con los hechizos es el círculo mágico. Marca un área sagrada y honra a los cuatro poderes para que ayuden en tu trabajo. Ahora es el momento de fusionar este ritual con los poderes de la ciudad.

El círculo es una de las formas más efectivas de hacer magia. No solo protege, también pone a los participantes en contacto con el espacio sagrado y las vibraciones de la creación. Las energías y poderes reunidos en este caldero burbujeante trabajan al unísono para manifestar tus deseos. Puedes hacer cualquier hechizo fuera de los límites de un círculo. Personalmente, encuentro que los hechizos lanzados en un círculo son mucho más efectivos.

Visualiza el anillo de luz en un círculo perfecto, marcando el límite de tu espacio. Si vives en un pequeño apartamento, imagina el anillo yendo más allá de las paredes. Hazlo de un tamaño confortable para ti y tu equipamiento. Puedes lanzar un círculo en cualquier lugar, pero la mayoría de las personas lo lanzan cuando están de pie frente a un altar, simplemente porque todas sus herramientas están allí presentes. El altar es un lugar de devoción, pero también funciona como tu espacio de trabajo mágico. 

A continuación invita a los poderes que deseas que te ayuden, incluyendo dioses y diosas, tótems, guías o ángeles. Tradicionalmente, pedirías a uno de los cuatro arcángeles, un tótem animal o una deidad que se mantenga en los puntos cardinales, después pedirías a otros seres que entraran dentro del círculo, dependiendo de lo apropiados que sean para tu intención. Si estás haciendo un hechizo de amor, podrías invitar a Afrodita, la diosa griega del amor. Si estás haciendo un hechizo de curación, la diosa celta Brid, una gran sanadora que después fue conocida como Santa Brígida, puede ser apropiada.

Con la magia de ciudad, puedes ir más allá de los estándares tradicionales e invitar a los seres que has experimentado en tu espacio sagrado. Abre la puerta a los tótems, espíritus mecánicos y cualesquiera arquetipos de la ciudad que hayas encontrado y con los que hayas trabajado en tus viajes chamánicos. Puedes hacer magia llamando estricta y solamente a los tótems de la ciudad, o solo a los espíritus del transporte. Puedes convocar a los espíritus de diferentes barrios y distritos de tu ciudad. Si estás haciendo magia para ayudarte a viajar sin peligros o retrasos fuera de la ciudad para las vacaciones, puedes convocar a Mercurio, el dios romano de los viajes, o a la forma del espíritu arquetípico de los aviones. Tales llamadas a los puntos cardinales e invocaciones pueden parecer extrañas al principio, pero cuanto más íntimamente trabajes con la ciudad, más familiar se vuelve todo.

Las invitaciones a tu círculo pueden ser tan prosaicas o simples como gustes. Puedes escribir un elaborado ritual, con poesía y guión en verso, o hacer algo completamente fruto de la casualidad, siguiendo lo que hay en tu corazón y mente en dicho momento. Si eres un buen orador, puede que prefieras lo último. Si te pones nervioso fácilmente, puede que quieras algún tipo de guión, o al menos un esquema.


Una vez los poderes son invitados a entrar en tu espacio sagrado, realiza tus hechizos. Esto asegurará que estés en el entorno correcto para hacer tu trabajo, tu experimentación. Los laboratorios tienen sus condiciones y temperaturas estandarizadas, y los que hacen magia tienen sus propias condiciones estandarizadas. Ahora debes decidir tu meta. ¿Qué quieres que haga el hechizo? ¿Qué quieres manifestar en tu vida? Tu hechizo puede ser tan simple como pedir ayuda y guía, o leer una petición que hayas escrito. Puedes pedir al Universo/Dios/Diosa/Gran Espíritu que te conceda tu deseo.

Otro aspecto a considerar es la fase de la Luna. En la tradición en la que me entrené, una forma de brujería, la Luna jugaba una parte muy importante. Durante la Luna Creciente, hago hechizos para atraer cosas hacia mí. Durante la Luna Menguante, hago magia para eliminar, desterrar y curar. Puedes encontrar fácilmente la fase actual de la Luna mirando en un calendario. Para ser incluso más acertado, obtén un calendario astrológico que te dirá el momento exacto en el que la Luna está Llena o Nueva. Una vez la Luna está Llena, empieza a menguar y una vez llega a ser Luna Nueva, empieza a crecer. Muchas otras tradiciones no prestan atención a la Luna y aun así tienen buenos resultados, así que todo depende de lo fuerte que este orbe plateado atraiga tus propias creencias y habilidades.

Conforme andamos a través de los varios entornos urbanos que nos rodean, nuestras herramientas mágicas, nuestros vehículos para la intención, se hacen más obvios en la medida en que nos abrimos al lenguaje no hablado de todo lo que nos rodea. La magia es inherente en todo, incluyendo a todo lo que hay en la ciudad. Muchas herramientas del mago urbano no son tradicionales, pero son no obstante igual de poderosas. Juzga siempre una herramienta por sus resultados, y no necesariamente por lo que parece o donde la encontraste.

Herramientas Tecnochamánicas

Las herramientas del oficio no están restringidas a las herramientas rituales de la moderna magia popular y artes y oficios. Los practicantes tradicionales usan tambores, sonajas, vendas para los ojos, cantos y decocciones sacramentales. Puedes usar todas estas técnicas y herramientas, o cualquiera de ellas que te atraiga. Experimenta con modernas sonajas y equipos de sonido, las nuevas herramientas del oficio, como ya hemos tratado en anteriores capítulos. Aquí hay algunas de las modernas herramientas con un poco de más detalle.

Cajas de Ritmos, Secuenciadores y Sintetizadores

Con el advenimiento de la música electrónica, puedes tener una completa banda dentro de una caja. Una caja de ritmos es un dispositivo que recrea sonidos de tambor y percusión grabados electrónicamente y patrones de ritmo preprogramados. Puedes elegir diferentes sonidos de tambor, asignarlos a un patrón o enlazarlos con varios patrones todos juntos. Puedes incluso hacer ritmos completamente nuevos. Controlas el tempo y el balance. Esta mezcla puede crear música para el trance chamánico para la Era Industrial. Puedes crear una cadena de complejos ritmos primales, y no tienes que ser músico para hacerlo. Dado que está preprogramado, un novato musical que solo sabe lo que le gusta cuando lo oye puede programar los ritmos. Un secuenciador es un dispositivo similar a una caja de ritmos. Puede programar toques y ritmos para tambores, así como para otros instrumentos. Generalmente, los secuenciadores contienen un amplio rango de instrumentos, desde violines y chelos a guitarras eléctricas, pianos, oboes, flautas y órganos. Los patrones preprogramados contienen cambios de acordes para estilos particulares de música – funk, rock, country y tecno. También puedes programar tu propia música original o grabar tus propias melodías tocando un instrumento electrónico conectado al secuenciador. Los sintetizadores son máquinas que te permiten grabar electrónicamente un sonido y manipularlo para convertirlo en un sonido diferente, a menudo sobrenatural. Muchos sintetizadores tienen un teclado de interfaz y contienen una caja de ritmos o secuenciadores que te permiten componer tus propias grabaciones. Tienen el mayor rango de capacidades, pero requieren más conocimiento.

Con el deseo de aprender y algo de tiempo para experimentar, un buen secuenciador o caja de ritmos puede ser un activo para el practicante de magia. Cada pista puede crearse con una intención mágica en mente, para adecuarse al estado mental y meta de tu viaje. Esto es música mágica, sin la necesidad de aprender un nuevo instrumento. Los ritmos electrónicos son conducentes a la magia de ciudad. He usado un secuenciador Yamaha QY-10 que compré en el colegio. Es tan grande como una cinta de videocasete y traía auriculares. Es divertido y fácil de usar. Desde entonces, estoy seguro de que otros modelos y marcas posteriores incorporan tecnología más avanzada.

Si te sientes inclinado musicalmente y eres ambicioso, estudios caseros para cuatro pistas de buena calidad, que te permiten grabar canciones enteras y mezclar grabaciones en vivo con instrumentos electrónicos son relativamente baratos. Puedes tener tus propios cantos de poder grabados para cualquier viaje.

Estéreo, Walkman y Grabadora de Casetes

Estas son herramientas musicales para el chamán del siglo XXI. A través de ellas, puedes reproducir música conducente al trance que suene como el canto de los monjes tibetanos, el tamborileo tribal, sonidos de la naturaleza, sonido blanco, meditaciones, afirmaciones personales y grabaciones del tráfico en hora punta. Se puede encontrar un gran suministro de material pregrabado, o, si te sientes muy inclinado, puedes hacer el tuyo propio.

Televisión y VCR

La televisión, como medio, nos conecta al mundo, aunque selectivamente. No solo podemos ver imágenes sobre ella y sentir una conexión con las mismas, sino que a través del VCR y la cinta de vídeo, o incluso la videocámara, podemos atrapar imágenes en un bucle sin fin para los propósitos de nuestro ritual. El sonido blanco de la estática también puede ser usado para distraer nuestras mentes conscientes durante el trabajo de trance.

He descubierto que la TV es un medio para la magia que viaja a lo largo de la distancia, como una fotografía o muñeca vudú usadas en la magia tradicional. En algunos casos, la pantalla de la televisión puede reemplazar a la bola de cristal como superficie de adivinación.

Ejercicio 8 – Proyección a través de la TV

Esta técnica requiere que veas realmente un programa de televisión. Deberías usar un programa que sea bastante consistente, transmitiendo desde un lugar durante un tiempo. Las noticias especiales enfocadas en una parte conflictiva del mundo son buenas para esto. Documentales de la televisión pública, canales de ciencia, y cadenas de artes y entretenimiento pueden suministrar educación sobre un lugar particular. Los muchos documentales sobre las pirámides egipcias o sudamericanas me vienen a la mente. Si tiene un VCR, úsalo para grabar varios programas, así tendrás donde elegir cuando desees hacer este ejercicio. Con poca experiencia, serás capaz de recrear el ejercicio fácilmente, usando cualquier programación disponible.

1. Haz el Ejercicio 1 para entrar en un estado meditativo. Enciende tu TV y observa el programa en el que se representa un lugar particular.

2. Contempla la pantalla durante un momento. Después cierra tus ojos. Visualízate allí, en dicho lugar. Abre tus ojos de nuevo. Repite el proceso en pocos pasos, dedicando más y más tiempo a visualizar y menos a contemplar.

3. Cierra tus ojos y visualiza la escena completa superponiéndose a tu propia habitación, como si fuera un holograma fantasmal. Estás en tu sala de estar o dormitorio y simultáneamente sentado en otra parte del globo. La escena es completa. Siente el aire cambiar. Huele los diferentes aromas. Ve las imágenes superponiéndose a la realidad física. Oye diferentes sonidos. Usa todos tus sentidos. Imagina que la TV está proyectando toda la escena, como una película en 3D. Imagina que la pantalla de la televisión es un portal, y que tu mente/cuerpo astral se proyecta a través del portal, a la nueva localización.

4. Usa este tiempo para observar o interactuar. Al hacerte parte de la escena, puedes obtener información psíquicamente que no verías en una pantalla plana de TV. Si es un lugar en conflicto, puedes hacer uso de la intención, enviando luz o cualquier otro tipo de técnica de curación o calmante a tu disposición.

5. Cuando el proceso esté completo, apaga la intención deseando cerrar este enlace. Imagina que se limpia, disuelve en la luz de la brillante pantalla. También puedes hacer un destierro del pentagrama sobre la pantalla.

Una vez hayas tenido esta experiencia, podrás recrearla, usando las noticias locales o cualquier otro programa. Creo que es mejor intentarlo con lugares “reales”, lugares físicos en la Tierra. Si simplemente quieres experimentar un lugar en mayor detalle, digamos que hay un programa sobre Hawai, usa la pantalla, no solo como tu ventana al mundo, sino como tu puerta psíquica. Después, puedes experimentar con escenarios ficticios y que los mismos sean una máscara a través de la que los mundos chamánicos te hablen.

Ejercicio 9 – Scrying con la TV

El siguiente ejercicio puede ser un poco enervante para algunos, particularmente para aquellos que estaban acostumbrados a las técnicas de scrying tradicionales.

Este ejercicio necesita un canal con ninguna programación inteligible, tal como un canal de estática o un canal de pago por cable codificado. Usa algo con un ruido aleatorio suficientemente constante. Si te gusta ver canales codificados para adivinar qué película es o qué están haciendo los personajes, entonces adhiérete a la simple estática.

1. Has el Ejercicio 1 para entrar en un estado meditativo. Enciende tu TV y contempla el canal ininteligible. Pon el volumen a un nivel confortable. Puede que prefieras una luz reflejándose sobre la pantalla de la televisión. Si es así, apunta una luz eléctrica hacia ella, o enciende una vela ante la TV y contempla su reflejo. Experimenta tanto con luz como sin ella.

2. Mira fijamente en la pantalla y deja que tu mente vague. No es tanto ver la estática como mirar más allá o detrás del velo del níveo ruido blanco. Que tu foco entre y salga. Que el sonido distraiga a tu mente consciente.

3. Haz cualquier pregunta que tengas. Puede ser una simple pregunta de sí o no, o un deseo de ver algo o a alguien. Puedes pedir detalles sobre el futuro, pasado o presente, o averiguar la sabiduría o consecuencias de tomar cierta acción futura.

4. Que tu mente vague, estando abierta a las respuestas que recibas. El scrying tiende a funcionar en una de las dos siguientes formas. Puedes obtener una imagen o serie de imágenes que representen los eventos de la vida real. O puedes ver imágenes que sean de naturaleza simbólica. Puedes preguntar si tu nuevo trabajo será exitoso. Si ves un signo del dólar, eso será un sí. Si ves un cero, entonces será un no. Cuando preguntes sobre amor, puede que veas estrellas. Para algunos, una estrella puede ser una “buena” señal, como una estrella afortunada. Otros pueden asociarla en primer lugar con la oscura estrella de la Estrella Perro, y hacer otras interpretaciones. Que los símbolos disparen una serie de pensamientos no lógicos para darte tu respuesta.

5. Repite el proceso con todas las preguntas que tengas. Cuando la experiencia esté completa, apaga la pantalla y vuelve a las actividades “normales”.

Las técnicas dadas aquí pueden adaptarse de muchas formas. Intenta cerrar tus ojos y usar el sonido de estática como un método para disparar el viaje chamánico. Combínalo con otros sonidos y músicas.

Enlaces a las otras Partes de esta Guía



------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario