sábado, 10 de septiembre de 2016

04 - Encontrando a los Creadores

Por Christopher Penczak
(Resumen Traducido y Extractado por Manon de City Magic)
Cuarta Parte
Existen muchos mapas de la realidad. Puedes usar sistemas como el Árbol del Mundo nórdico, Yggdrasil, la Qabalah, los siete rayos, o las doce dimensiones. Todos funcionan bien si tienes resonancia con ellos. Sistemas de mitología, runas, tarot, sonidos y colores se relacionan con ellos, y se usan como un sistema de correspondencias en magia. El concepto básico de la realidad en el chamanismo, tiene un mundo medio en el que residimos, un mundo superior y uno inferior, o inframundo. El Árbol del Mundo, un eje cósmico, es la fuerza conectora entre ellos. Los árboles son tradicionales en los grupos europeos. La imaginería de la montaña o la colina está más presente en las fes aborígenes nativa americana y australiana – un piedra que alcanza hasta el cielo y está enraizada profundamente dentro de la tierra. O, si vives en una ciudad, los tres mundos están conectados por la imagen más obvia de un rascacielos.

El rascacielos es el vehículo perfecto para conectar los reinos. Como un edificio alto de varias plantas, la estructura existe en el mundo medio. La principal entrada está en la planta baja. Empiezas cualquier viaje a partir del mundo medio. La torre en sí alcanza hasta el cielo, a los reinos estelares de los dioses del cielo. Los cimientos del edificio profundizan en la tierra, y conectan al edificio con los sistemas de túneles y mantenimiento de la ciudad.

A través del rascacielos, puedes viajar a esos otros mundos en un ascensor chamánico, contando las plantas por las que pasas, como en una cuenta atrás hacia la meditación. Esta técnica se usa en la hipnosis para hacer regresar a alguien al pasado, o a vidas pasadas. Cada planta representa un periodo de tiempo diferente. Algunos practicantes aventureros eligen subir los cables del ascensor astral a través del hueco que asciende por el edificio. Otros viajan por el hueco de las escaleras, las peligrosas cavernas y túneles que conectan los niveles. El tradicionalista puede intentar trepar por el exterior del edificio, como si estuviera trepando por las ramas del Árbol del Mundo.



El Rascacielos del Mundo

Imagina, desde tu propia perspectiva, tu propia imagen de un rascacielos discurriendo a través de los tres mundos. ¿A qué se parecería? El Rascacielos del Mundo puede ser brillante y nuevo, de cristal y acero que reflejan las dimensiones sobre sí como plata líquida que estuviera viva. El edificio puede parecer arcaico y abandonado, con ventanas y ascensores rotos que no nos pueden llevar hasta la cima. Este puede ser un aspecto de tus creencias sobre el universo, una exudación inconsciente de las imágenes que ves. Una realidad que fluye sin esfuerzo a través de las otras. Incorpora la imagen en tu mitología personal y úsala como tu vehículo para el viaje dimensional. Después conoce los tres reinos. Es aquí que encontrarás el poder de la ciudad y los espíritus ayudantes. Aquí residen los creadores y maestros invisibles de los mundos sobre mundos. Los espíritus, los mundos etérico y astral, forman una plantilla para el mundo físico. Sus acciones nos afectan como nosotros les afectamos. Cada uno tiene poder sobre diferentes áreas en nuestras vidas. Mientras viajas en tus búsquedas de poder, tu tótem a menudo te guiará.

La Ciudad Visible

Mundo: Mundo Medio

Colores: Gris, verde, amarillo, marrón

Elementos: Tierra, o todos los elementos

Tótems: Gato, perro, araña y todos los animales domésticos

Arquetipos: Mortales, héroes míticos, hombre físico, espíritus de la naturaleza, elementales

Poderes: Cambio físico, carrera, hogar, dinero, adivinación, curación física, vidas pasadas, presentes y futuras, viaje en el tiempo

El mundo medio es el mundo del aquí y el ahora. Es la ciudad visible, el mundo físico. Las cosas que todo el mundo puede ver son parte de la ciudad visible. Tú vives en el mundo medio. Trabajas en el mundo medio. El tiempo va hacia adelante, y estás atado a las leyes físicas del espacio. El territorio de este mundo ya ha sido mapeado por los científicos y los filósofos. Esta tierra puede medirse con los sentidos físicos, al menos hasta cierto punto. Una vez empiezas a extender tu vista a los niveles inferiores de lo subatómico, alcanzas los límites entre los mundos.

El mundo físico nubla también nuestra percepción. Hay muchas capas ahí. Incluso dentro de los límites de la ciudad visible, hay algo escondido. Todo tiene una energía física en sí, pero no siempre podemos verla. Las ondas de radio, los electrones y las moléculas de oxígeno tienen una naturaleza física, pero no los vemos con nuestros ojos físicos a menos que amplifiquemos nuestros sentidos con equipamiento físico, sin el que no podríamos ver los aspectos sutiles de la realidad física. Lo mismo se puede decir del aura, los chakras y los espíritus. Podemos ver dichos fenómenos con nuestros ojos psíquicos, amplificando nuestros sentidos psíquicos con habilidades psíquicas. Abriendo nuestras percepciones, podemos ver lo invisible. Mirando profundamente, podemos ver los mundos dentro de mundos y sentir la energía invisible que fluye a nuestro alrededor.

Ejercicio 5 - Caminata por la Ciudad

Emprende un viaje por el mundo medio en la ciudad visible. Esta es una meditación en marcha. Sí, eso está bien. Desecha el incienso, las velas, las herramientas o cualquier otra cosa. Solo estás tú y tus botas favoritas, o cualquier cosa que uses para decorar tus pies. Elige algo cómodo. Empieza tu experiencia bajando a la calle donde vives. Puedes andar por las aceras, pero al final estarás andando entre los lados de la realidad, o andando entre mundos.

  • Todos hemos caminado para pensar en nuestras vidas. El paseo aclara nuestras cabezas, una gran prescripción para la mente atribulada. Aquí estamos libres de las distracciones, podemos encontrar soluciones y llegar a decisiones. Quizá dichos viajes nos hacen sentir mejor al distraernos de los problemas que tenemos. Este viaje es un poco diferente. En lugar de pensar, o marchar sin pensar, vas a caminar atentamente. Vas a pelar las capas del mundo medio, solo para ver lo que hay debajo.
  • Empieza tu viaje con una oración a tus dioses y guardianes para que velen por ti. No vas a hacer nada peligroso, pero estarás fuera en la ciudad, y nunca se sabe lo que acecha. Sé siempre cuidadoso en la jungla.
  • Invoca a tu tótem para construir una fuerte relación con él. Pídele que te guíe. Si tienes dificultad para percibirlo, no te preocupes. En la medida en que se lo pidas estará ahí, tu tótem estará presente.
  • Antes de empezar, escoge un sendero o dirección general – un destino y ruta en general al que ir. No necesitas conocer los detalles, puede ser por las calles con las que estás íntimamente familiarizado, o por calles menos conocidas. Solo asegúrate de que no vas a perderte. Guarda un mapa en tu bolsillo de atrás si sientes la necesidad. La preparación es un signo de un buen hechicero, pero también la confianza, así que primero sigue tus instintos, pero lleva dinero para un taxi. Después empieza tu viaje.
  • Puedes alterar tu apariencia vistiéndote de forma diferente a la que normalmente usas. Lleva tu atuendo mágico de calle – una chaqueta, abrigo o camisa especial. Esta ropa puede convertirse en tu armadura mágica, tus propia túnica ritual. Los magos llevan túnicas con una mentalidad mágica, reservando ropa especial para las aventuras mágicas. Dicha ropa especial para caminar puede servir para el mismo propósito. Llévala solo cuando salgas a una caminata como esta. Pronto notarás que tus percepciones despiertan en todas tus caminatas.
  • Tan tonto como pueda parecer, entrar en un estado mágico es como jugar a fingir. Los niños entran en estos estados mágicos todo el tiempo. ¿Realmente crees que no hay nadie cuando tantos niños hablan a sus amigos imaginarios? Sé que alguien está hablándoles la mayor parte de las veces. Puedes jugar a fingir incluso más cambiando la energía de tu apariencia, como un actor asumiendo un nuevo papel o atuendo. Pretendiéndolo, asumes elementos e imágenes que no son físicas, pero eso cambia tu autopercepción y la percepción que otros tienen de ti. Dichas máscaras etéricas se llaman glamoures en la tradición celta. Generalmente son usadas por el pueblo feérico para hacer lo feo parecer bello. Crea un glamour para adecuarse a esta nueva aventura y adóptalo mentalmente. Imagínate en el papel y tu energía se conformará a tu intención, como lo hace un actor. Puede que al principio te sientas tonto, pero conforme el viaje progresa abandonarás tu autoconsciencia y entrarás realmente en el nuevo papel.
  • Sé consciente de tu entorno, y ponte en un estado de trance ligero para hacer que todo sea más interesante. Abre tus sentidos psíquicos. Visualiza tu tercer ojo abriéndose, permitiéndote ver los mundos entre mundos, mientras todavía eres completamente consciente y estás abierto al mundo físico. Verás personas y lugares en formas que nunca has imaginado, pero permanecerás enfocado en lo físico, no ahondando demasiado profundamente en el trabajo de trance. No tendrás un viaje chamánico y todavía serás capaz de ver los coches y a otros viandantes. Sin embargo, estarás viendo las cosas que se cruzan en el mundo medio, dentro ahora de tu propia ciudad visible personal.
  • Mientras andas, tus sentidos psíquicos pueden hacerte más consciente de los pensamientos e intenciones de otras personas. Al mirarlas puedes sentir “buenas” o “malas” vibraciones proyectándose desde ellas, quizá con más fuerza que nunca. Mi empatía se hace más fuerte en la ciudad, especialmente en los metros. Puedes ver auras y saber si alguien está feliz, triste, saludable o enfermo. Mientras caminas, no serás capaz de mirar a cualquier persona durante mucho rato, así que continúa y mira a muchas personas diferentes. Algunas estarán cerradas y otras permanecerán muy abiertas. Toma un descanso de tu viaje, siéntate en algún lugar discreto y observa a la gente. Que el mundo pase ante ti, mientras tú te empapas con tus ojos mágicos.
  • Los edificios te hablarán. Cada hogar tiene un espíritu. Al caminar por algún lugar o tocar algo, puedes activar tus poderes psicométricos. Puedes “leer” el pasado, presente o futuro de un objeto. Tocar no siempre es necesario para obtener esta información, pero a menudo ayuda. Caminando alrededor de un objeto, respiras su energía. Lees las vibraciones de los objetos de tu alrededor. Los dioses de la ciudad hablan a través de las estatuas y esculturas. Prepárate para cualquier cosa.
  • Entra a varias tiendas y mira a tu alrededor, recordando que nada es lo que parece. Todo tiene una historia oculta. Quédate con un sentimiento por cada lugar al que vayas. Haz una búsqueda. Tienes que rescatar algo de cada lugar. Encuentra simples herramientas a usar en ceremonias posteriores, como cerillas de un bar para encender tus velas, una revista con la foto de cualquier cosa que desees usar en un ritual, y algo de pan de una panadería para dejar en tu altar como ofrenda a tus dioses. Conviértelo en una aventura a pequeña escala.
  • Mira hacia arriba de vez en cuando, al cielo y entre los edificios. Busca las líneas de poder que cubren la tierra. Esta cuadrícula de líneas de la Tierra, líneas ley, o líneas del dragón (que pueden o no denotar la misma cosa) fluyen por el interior y alrededor de las ciudades. Puedes sentirlas en tus manos mientras caminas, o en tu vientre o plexo solar si pasas a través de ellas. Las líneas de energía dan una sensación cálida, hormigueante, caliente o fría. Cuando hagas varios de estos viajes caminando, verás si puedes empezar a mapear las líneas de poder. Márcalas en un mapa mágico especial de tu ciudad. Marca los lugares especiales que sientas particularmente poderosos para ti de forma mágica. Estos lugares te hacen sentir bien. Registra también los lugares en los que falta el poder o los sientes malignos. Querrás evitar estas energías en el ritual. Este mapa mágico será muy útil para el trabajo de hechizos posterior.

La mayor parte de las líneas de energía discurren rectas a través de los edificios, mientras que otras líneas son interrumpidas por el cemento y el acero. En algunos casos, los travesaños de acero pueden actuar como pararrayos para la energía mágica, haciéndola descender a tierra. La cuadrícula de calles de la ciudad puede fluir con alguna de las líneas naturales, ya que los antiguos caminos a menudo siguen senderos naturales de poder. Después, estos senderos fueron pavimentados convirtiéndose en líneas aleatorias en la que por otra parte es una cuadrícula ordenada. Las líneas de poder físico, desde las compañías eléctricas a las de telefonía también interrumpen la cuadrícula. Tienen su propia marca no tan sutil de poder, creando una segunda cuadrícula a través de la ciudad.

Además de líneas de energía y centros de poder, otros puntos calientes incluyen áreas encantadas y bucles del tiempo. En algunas áreas, podrás sentir una presencia, especialmente si hay un fuerte elemento histórico relativo a una tragedia o muerte. Si el público sigue visitándolas, puede ser difícil para los espíritus abandonarlas. Puedes tener una extraña sensación, o escalofríos que te recorran la espalda cuando visites dichos lugares.

La visión astral revela a los espíritus de aquellos que han caminado por la Tierra, u otros seres de forma no humana. Algunas apariciones no son provocadas por espíritus independientes. Son como bucles del tiempo, en los que un evento fue tan fuerte que quedó registrado en los patrones de energía de ese lugar. De vez en cuando, como una mala grabación, el evento se reproduce de nuevo. Visiones de fantasmas bajando los mismos escalones, una y otra vez, y no haciendo contacto con nadie, son un ejemplo de esto. Batallas fantasma en lugares históricos, donde la gente puede jurar que oye cañones o percibir vislumbres de esa antigua batalla, son otro ejemplo.

Otros animales tótem aparte del tuyo puede que se te aparezcan en el reino físico o astral, con otros mensajes y advertencias. Ciertos mensajes o señales te saltarán a la vista por su importancia. Pueden hacerlo en la forma de letreros en las calles y vallas publicitarias, en las que algunas palabras te impactarán como más importantes que las otras. Toma nota de todos los eventos significativos. Usa tus habilidades intuitivas.

Cuando estás en trance, incluso en un ligero trance mientras andas, estás “abierto” a estas cosas y debes ser cuidadoso. Confirma que la influencia es para tu mayor bien antes de hacer caso a estas voces. Recuerda que la diferencia entre la esquizofrenia y el chamanismo es el control Si te sientes incómodo, regresa a la consciencia normal. Si permaneces durante mucho tiempo en ese estado, ten algo para comer. Esto romperá el estado alterado.

Si alcanzaste tu destino sin ningún problema, puedes dar la vuelta regresando por el mismo camino, desandando tus pasos, o volviendo por un nuevo camino. O puede que quieras dejarlo todo alcanzada ya la noche y tomar un taxi o un autobús a casa, siéntate tranquilamente y piensa en tu experiencia. Escríbela en un diario mágico. ¿Cómo se abrieron tus percepciones? Puede que tengas que hacerlo varias veces antes de superar la sensación de sentirte tonto o para evitar entrar en el modo normal de paseo, particularmente si ya caminas mucho por la ciudad.

La Ciudad Celestial

Mundo: Mundo Superior

Colores: Blanco, azul, oro, naranja

Elementos: Aire y fuego

Tótems: Paloma, pato, gaviota y todos los pájaros

Arquetipos: Padre divino, reyes y reinas del cielo, seres celestiales, ángeles, maestros ascendidos, alienígenas

Poderes: Mente, claridad, percepción, memoria, clima, conocimiento, comunicación directa, información directa, canalización, yo superior, espiritualidad, iluminación, poder

La ciudad celestial es el hogar de los dioses, el mundo superior en las tradiciones chamánicas. Este es el reino celestial, una fabulosa ciudad de oro en la que todo está bien y en armonía. Los héroes del cielo y los maestros viven aquí, bebiendo la ambrosía de la inmortalidad y la iluminación, que imagino se parece a beber luz líquida de copas de cristal. Su misma presencia es iluminadora. Es difícil de creer que este mundo de luz y amor exista tan por encima de la ciudad de vigilia. Este es el mítico cielo, o una versión de él.

El mundo superior es el reino del buscador espiritual que contempla la eterna cuestión de la existencia, la naturaleza del universo y el papel de uno en él. Estas respuestas pueden encontrarse en todos o en cualquiera de los tres mundos, dependiendo de lo que busques. Aquellos que necesitan entender, no solo conocer o sentir las respuestas, buscan el mundo superior. Estos practicantes buscan iluminación, no solo un simple remedio para sus problemas. El reino aéreo es el dominio de la mente, así como de los fuegos espirituales.

Para alcanzar esta ciudad celestial, debes volar. El Rascacielos del Mundo asoma su cabeza a través de la barrera de nubes que vela el reino superior de nuestra vista. Incluso en un día claro, las nubes astrales forman un escudo protector entre los reinos. Hay muchas formas de dominar el aire. En tu viaje meditativo, mientras asciendas la torre, debes alcanzar el tejado. Una vez allí, podrás ver y sentir la ciudad brillante. Puedes tener un tótem capaz de llevarte. En el viaje espiritual, el pensamiento y la intención son las leyes de la realidad. Hazte más pequeño y fácil de llevar, o a tu espíritu tótem más grande y capaz de llevarte. Fusiónate con tu tótem, para que solo lleve tu esencia. Los tótems alados y todos los tipos de criaturas aéreas – pájaros, aviones, nubes y estrellas fugaces – son mensajeros del reino celestial.

Si no tienes un tótem alado, hay otros medios disponibles, una vez más, a través del pensamiento y la intención. Puedes volar, flotar o saltar de nube en nube. Las escaleras o cuerdas mágicas pueden materializarse para ayudarte.

Ejercicio 6 – Viaje a la Ciudad Celestial

1. Prepara tu espacio ritual. Si has elegido usar un sonido de acompañamiento, prepara tu material. Disminuye la luz. Enciende velas e incienso si así gustas. Ponte cómodo.
2. Empieza con la intención de viajar a la ciudad celestial. Piensa en las cualidades de esa ciudad. Si tienes una razón específica para viajar allí, como encontrar guía superior, piensa en tus razones. Si no, este puede ser un viaje introductorio para familiarizarte con un nuevo reino mágico. Incluso si ya has estado en los mundos superiores de otras tradiciones, trabajar en un entorno e intención urbanos puede producir diferentes resultados.
3. Empieza con la técnica de meditación simple del Ejercicio 1.
4. Ante ti, visualiza el Rascacielos del Mundo, un edificio de inmenso poder que conecta el mundo oculto con la ciudad celestial y con la ciudad visible en la que vives. Supera en altura a cualquier edificio que hayas visto, abriéndose paso a través de los corazones de los tres reinos. Estás de pie ante la entrada. Reafirma tu intención y pide a tu espíritu animal que te guíe. Después entra en su interior.
5. Deambula por el vestíbulo de la planta baja. Busca tu camino hacia las plantas superiores. Que tu guía te conduzca por el camino. El terreno puede ser completamente diferente de un típico edificio de oficinas. Puede ser un pantano, un bosque o un desierto. Puede estar mezclado con un sitio de oficinas, como si la naturaleza reclamara parte del edificio. Imagina el vestíbulo lleno de agua, plantas y juncos, árboles, tierra o arena. ¿Te llevará el sendero por el ascensor o por las escaleras? ¿Hay otras opciones para ti? Explora y asciende.
6. Alcanza la planta superior, posiblemente un mirador de algún tipo. Mirando hacia abajo, todo parece completamente diferente. Los colores y las formas son extraños. La luz que hay por encima de ti es cegadora, pasa a través de la nube que cubre la ciudad celestial. Debes determinar cómo cruzarás este abismo aéreo hacia el siguiente mundo. ¿Puede volar tu tótem y llevarte? ¿Puedes volar? ¿Hay una cuerda esperándote? O quizá un dios del mundo superior te tiende una mano en ayuda. Estás tan cerca, aun así demasiado lejos. Usa tu ingenuidad para subir allí. Todo el mundo tiene su propia solución para este enigma.
7. Una vez en la tierra de la ciudad celestial, explora. ¿Es una ciudad después de todo? Las imágenes pueden ser tradicionales, celestiales o futuristas – una maravilla tecnológica construida por encima del viejo mundo de la ciudad visible, como en tantas películas de ciencia ficción. Busca los poderes con los que quieres contactar. Pueden ser en la forma de dioses, ángeles, alienígenas u otros seres que tengan la información o poder que buscas. Las cosas en el mundo superior tienden a ser mucho más directas. Hay pocos juegos o misterios. Si eres digno, recibirás conocimiento o se te apuntará en la dirección correcta para la siguiente parada en tu búsqueda. Dale las gracias a cualquier ser que te ayude.
8. Cuando sientas que la experiencia está completa, regresa al Rascacielos del Mundo y desciende al vestíbulo. Puedes desandar tus pasos, o seguir un sendero enteramente nuevo. Sal del edificio y despide a tu guía. Que la imagen del edificio se desvanezca del ojo de tu mente.
9. Escribe cualquier intuición o comprensión que hayas obtenido de la aventura.

Mis propias experiencias en la ciudad celestial han estado mezcladas con antiguas expectativas. Viniendo de un contexto brujeril celta, cuando viajé por primera vez allí este reino parecía ser campos ondulados de leche y miel, un reino paradisíaco. Conforme seguí mi sendero, influido por la cultura urbana que me rodea, el reino celestial se transformó en algo similar a las antiguas ciudades estado imaginadas en lugares míticos como la Atlántida. Después, mis imágenes representaban más una sociedad utópica futurista, no descansando en el pasado, sino en un futuro mítico, en el que la enfermedad y las desigualdades sociales habían sido conquistadas y todo el mundo se amaba verdadera y profundamente.

Tu primera experiencia en la ciudad celestial puede ser muy diferente. ¿Cuál es tu visión de un moderno reino celestial? ¿Cuál es la nueva máscara del cielo? Mucha gente anticipa que los hermanos del espacio se los llevarán en la hora final a otro cielo planetario. Y eso tiene la misma probabilidad que esperar ver puertas nacaradas con santos esperándoles para darles la bienvenida. Todas estas imágenes son simplemente interfaces a algo indescriptible. ¿Qué máscara funciona para ti? No importa lo que pienses ahora, tu experiencia real puede ser bastante diferente de tus expectativas.

La Ciudad Oculta

Mundo: Mundo Inferior

Colores: Negro, rojo

Elementos: Tierra y agua

Tótems: Rata, cucaracha, hormiga, y todas las criaturas que excavan

Arquetipos: Madre Tierra, dioses y diosas oscuros, espíritus de fallecidos, guías

Poderes: Transformación, renacimiento, conocimiento simbólico, guía en la vida, iniciaciones, curación y equilibrio emocional, conocimiento de la familia o clan, prosperidad, poder

La ciudad oculta es el vasto inframundo que se encuentra en todas las mitologías. Los mitos del mundo oscilan entre los paisajes pintorescos y las felices tierras de caza, y los reinos de fuego y azufre infernales. Cuando se trabaja en el vórtice de la ciudad, el inframundo se convierte en las catacumbas por debajo de la misma. Los túneles son realmente los sistemas de alcantarillado y de metro. Las cavernas son habitaciones escondidas y refugios antiaéreos. Hay todo un mundo bajo la ciudad, tanto física como espiritualmente. Apenas soñamos con él, pero existe.

El reino subterráneo es el hogar de los señores de los muertos, los reyes y reinas de los espíritus fallecidos, como Hades y Perséfone en el mito griego. El rey y la reina oscuros se dan en muchas formas. No solo son espíritus de personas fallecidas, sino todo tipo de espíritus y tótems que puede que nunca hayan tenido un cuerpo físico.

A menudo cruzamos la barrera y viajamos al inframundo mientras dormimos. Algunos de nuestros sueños más lúcidos ocurren aquí, envueltos en nuestro propio simbolismo subconsciente.

Cuando hacemos contacto directo y consciente con la oculta ciudad subterránea, experimentamos pruebas, iniciaciones y renacimientos. Los viajes de muerte y renacimiento son comunes entre los chamanes sometidos a una enfermedad chamánica para despertarles. Generalmente, el viaje ocurre durante los sueños febriles o las convulsiones. Mientras renacen en el inframundo, se les añade un nuevo elemento, un nuevo hueso, piedra o cristal, señalando este cambio y un nuevo poder. Los chamanes de la ciudad pueden obtener un microchip implantado o un programa informático – como sabiduría descargada directamente en sus sistemas nerviosos.

Todos los viajes al inframundo no son necesariamente tan traumáticos. Puedes ir en cualquier momento, visitando los oscuros túneles para rejuvenecerte. Puedes buscar conocimiento de parientes que hayan fallecido y estén al otro lado. Muchos encuentran un manantial subterráneo del que fluye agua a través de un túnel, o moho u hongos especiales y comestibles creciendo en un muro. Participando de estos sacramentos espirituales en tu búsqueda de visión, te transformas en todos los niveles.

Ejercicio 7 – Viaje a la Ciudad Oculta

1. Prepara tu espacio ritual. Si has elegido usar un sonido de acompañamiento, prepara tu material. Disminuye la luz. Enciende velas e incienso si así gustas. Ponte cómodo.
2. Empieza con la intención de viajar a la ciudad oculta. Piensa en sus cualidades. Si tienes una razón específica para viajar allí, como curación, conocimiento, guía o poder, piensa en tus razones. Si no, este puede ser un viaje introductorio para familiarizarte con un nuevo reino mágico. Incluso si ya has estado en los mundos inferiores de otras tradiciones, trabajar en un entorno e intención urbanos puede producir diferentes resultados.
3. Empieza con la técnica de meditación simple del Ejercicio 1.
4. Ante ti, visualiza el Rascacielos del Mundo, un edificio de inmenso poder que conecta el mundo oculto con la ciudad celestial y con la ciudad visible en la que vives. Supera en altura a cualquier edificio que hayas visto, abriéndose paso a través de los corazones de los tres reinos. Estás de pie ante la entrada. Reafirma tu intención y pide a tu espíritu animal que te guíe. Después entra en su interior.
5. Deambula por el vestíbulo de la planta baja. Busca tu camino hacia los niveles inferiores. Que tu guía te conduzca por el camino. ¿Tomarás un sendero a través del ascensor o bajarás por las escaleras? Puedes contar los pasos o plantas, conducentes a un estado de trance más profundo. ¿Hay otras opciones para ti? Explora y desciende.
6. Al final de tu descenso, alcanzarás la ciudad oculta. El típico bosque primordial chamánico se ve reemplazado por la oscuridad de la jungla de cemento de los túneles subterráneos, y las cavernas hechas de piedra por el cemento. Entras a las catacumbas de cemento que hay bajo el edificio. Parecen extenderse siempre en la oscuridad, atravesadas por tuberías de agua y cables eléctricos. Tu tótem guía te conducirá a la sala principal, desde la que otros túneles y habitaciones se ramifican. En este inmenso callejón, miras a tu alrededor. ¿Qué ves en la oscuridad? Las tuberías y cables te guían, si no dispones de un tótem. Sigue la prueba que te llama, porque obviamente te está conduciendo a algún lugar en el que necesitas estar.
7. Explora tu sendero. En esta aventura, encontrarás espíritus y deidades que te ayudarán con tu intención, si tienes una, o podrás simplemente adquirir poderes que te permitan presentarte aliados potenciales. Permanece en los senderos en los que te sientas cómodo y bien.
8. Una vez el viaje haya concluido, sigue tu camino de vuelta hacia el ascensor o escalera y regresa a la planta baja o vestíbulo del Rascacielos del Mundo. Sal del edificio y despide a tu guía. Que la imagen del edificio se desvanezca del ojo de tu mente.

La imagen del paisaje urbano subterráneo puede ser tan terrorífica como un bosque primigenio, si no más, ya que la luz del día nunca toca el inframundo. Asociamos las alcantarillas que hay debajo de nosotros con la enfermedad, la suciedad y la muerte. La vida, a su propia manera, prospera allí abajo. Enviamos todos los problemas que queremos evitar por el desagüe, junto con nuestros desechos, basura y nuestros peces de colores y crías de cocodrilo muertos. Las alcantarillas y túneles no son lugares que visitemos, excepto cuando tomamos el metro o nos arrastramos por el sótano para buscar cosas que habíamos casi olvidado. El subterráneo es de muchas maneras una imagen de nuestro inconsciente, espiritual y literalmente.

Espíritus Ayudantes

Los espíritus ayudantes son los guías y guardianes que encuentras a lo largo de tus viajes. Todo el mundo tiene alguna forma de espíritu ayudante en este mundo, como los tótems, pero aquellos que trabajan en los mundos mágicos entre los mundos, tienden a tener o al menos a ser conscientes, de más espíritus ayudantes.

Los espíritus ayudantes tienen muchas formas – y forma es la palabra correcta. La forma que percibimos no es necesariamente la forma del espíritu. Estos ayudantes pueden presentarse en un forma que te sea agradable. Son energía y esencia, no carne y hueso.

Los espíritus ayudantes pueden distinguirse por su función. Los tótems encarnan la sabiduría animal natural de los mundos espirituales. Algunas veces, el pensamiento no es el camino correcto, en su lugar las leyes naturales y la sabiduría instintiva son necesarias, y los tótems pueden ayudarnos con dichas lecciones.

Otro espíritu ayudante es nuestro espíritu guía. Creo que todos tenemos al menos un espíritu guía, si no es que tenemos todo un grupo espiritual trabajando al unísono. Estos espíritus han acordado ayudarnos en esta vida como puedan. Algunos tienen funciones muy distintas. Tengo uno que trabaja con asuntos emocionales y de curación, mientras que otro es más analítico y está lleno de conocimiento. Trabajan juntos, pero abordan las cosas desde diferentes ángulos.

Otros espíritus son más diversos, trabajando con un completo rango de conceptos y caracteres, dioses y diosas de la antigua mitología que aparecen en los viajes. Nuevos dioses y diosas de los que nunca habrás oído antes podrán aparecer, particularmente dioses de la tecnología y la vida moderna. Algunos estarán en conformidad con los fundamentos de la vida, otros no. Otros paradigmas incluyen ángeles, alienígenas espirituales y maestros ascendidos que una vez fueron seres humanos, pero se convirtieron en algo más que humanos cuando alcanzaron los cielos. Algunos espíritus pueden aparecer como demonios o bestias y otros pueden no tener una forma real. Dado que percibimos las cosas con color, figura, forma y sonido, los espíritus se amoldarán para ayudarnos en nuestro viaje.

Aquellos que buscan el favor del mundo invisible entran en pacto con los espíritus. Un acuerdo es alcanzado entre el viajero y el espíritu. El aliado invisible te ayudará a hacer algo, si a su vez, tú haces algo por él. La tarea puede ser tan simple como dejarle una ofrenda en tu altar. O puede pedirte que hagas un altar en su honor. Algunos piden ofrendas específicas de comida o incienso. La tarea a menudo es de naturaleza espiritual, ayudándole a triunfar en su propia búsqueda.

Algunos buscan atar a los espíritus durante todo el tiempo, haciéndoles servidores del hechicero. Creo que tal ardid es de tontos. El practicante puede hacer algunas creaciones menores y espíritus servidores para una función específica, usando del poder de la voluntad y la ceremonia. Estas “formas de pensamiento” semiconscientes son bastante útiles como espíritus protectores. ¿Por qué buscar un espíritu que no desea ayudarte, cuando puedes crear una muy útil “forma de pensamiento” temporal? Creo que los pactos y ataduras son más problemáticos que dignos de valor.

El discernimiento es la clave para el trabajo con nuevos espíritus. Si tienes una sensación negativa hacia un espíritu, o sientes que te está engañando de alguna forma, no trabajes con él. Si otros guías con los que has trabajado tradicional y exitosamente no cooperan con este guía, no trabajes con él. Espera hasta que puedas discernir los verdaderos motivos del espíritu. Puede que simplemente no estés seguro o preparado para trabajar con esa energía en particular. O puede ser un espíritu que deberías evitar.

Viaje Chamánico Avanzado

Estas son simples introducciones a los tres mundos. Desde este punto, explora el tuyo propio. Ahora que tienes tu mapa de carretera, o, con más probabilidad tu plano del edificio, muévete entre las ciudades visible e invisible. Ojalá tengas un guía nativo en tu espíritu animal. Tu guía también puede proceder de un reino más mecánico.

Si usas el ascensor en tus viajes, podrás pulsar cualquier botón para alcanzar un reino dimensional diferente entre los mundos inferior y superior. No estás limitado a la descripción dada aquí. Hay muchos más mundos que explorar y cada uno tiene su propio paisaje único.


Una vez te hayas familiarizado con las técnicas, podrás explorar las fronteras dimensionales a tu gusto, y a través de ellas explorar la naturaleza de tu asociación con la ciudad.


------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario