miércoles, 24 de agosto de 2016

El Que Abre Los Caminos

Por Nathaniel J. Harris
(Traducido por Manon de Khaos Punk)

*************

(Nota del Traductor: El presente texto, aun siendo muy interesante, de ahí que lo haya seleccionado para traducirlo y compartirlo en el blog, cuenta con varios errores cometidos por el autor del mismo, errores que el practicante o conocedor de las tradiciones que en él se citan descubrirá rápidamente, principalmente relacionados con las atribuciones de días de la semana a todas las deidades y loas que se citan y que en realidad no corresponden a todos por igual, en el número de caminos que comenta tiene Exu, o en la cita de la obra de Lovecraft que hace sobre la figura de Shub-Niggurath, que en realidad es una cita sobre Yog-Sothoth. No obstante y obviando dichas imprecisiones, el resto del texto y los paralelismos que el autor ha sabido encontrar entre las distintas tradiciones o sistemas, son totalmente correctos, aunque haya caído en querer hacer parecer que los paralelismos llegan a convertirse en copias calcadas las unas de las otras en todos sus aspectos, algo que no es así ni tan siquiera necesario para sustentar la tesis de lo expuesto.)

*************

En todas las tradiciones mágicas se considera ABSOLUTAMENTE NECESARIO que el practicante mantenga buenas relaciones con 'El Que Abre Los Caminos'. Todos los servicios espirituales requieren el reconocimiento de este principio si se pretende lograr alguna Comunión con los Misterios. Podemos decir también con toda seguridad, que cualquier orden, templo o coven que no dé Oraciones y Sacrificio de cualquier tipo a El Que Abre Los Caminos, antes que cualquier otro servicio espiritual, está engañándose a sí mismo si cree que sus rituales 'han hecho contacto'.

La manera en que estos Misterios se relacionan los unos con los otros también se corresponde con un cruce cultural. Por ejemplo, a Woden le acompañan dos dioses guerreros, que son Thor, el dios del Trueno y Tyr, el dios de la Guerra. A Exu-Elegbara de forma similar le acompañan Changó, el loa del Trueno y Oggun, el loa de la Guerra. A Mercurio le acompañan Zeus y Marte. Tradicionalmente a todos se les sirve el mismo día, y con rituales similares.

Hay 72 'senderos' de Exu en la tradición iniciática de la Santería; convirtiéndose uno en todo un panteón conforme su Luz se refracta, igual que hay un número potencialmente infinito de sombras del rojo. Exu toma su nombre del africano Exu-Elegbara, y el mismo Misterio es conocido en el Vudú haitiano como Papa Legba, y en Nueva Orleans como Eleguá. A través de la observación de sus funciones podíamos hacer corresponder su naturaleza con la del dios hindú Ganesha, el griego Hermes, el romano Mercurio y el Woden (Wotan, Odín), el Misterio nórdico que da su nombre al miércoles (Wednesday).

También podríamos hacer notar que en Sudamérica como en la cristianizada Europa del norte, este Misterio viene a estar asociado, por varias razones, con la imagen del Diablo. Hagamos notar que los orígenes del Diablo están en el Misterio egipcio de Set; Shaitan. Tomemos consciencia también de que en Inglaterra, aquellos lugares sagrados que una vez pertenecieron a Woden o Mercurio, en tiempos posteriores se han atribuidos al ángel Gabriel (por ejemplo, el Monte de Gabriel), y que las Novenas a Gabriel son llevadas a cabo en miércoles, como lo son las fiestas tanto de Ganesha como de Exu-Elegbara.

Podríamos también hacer notar que hay un ritual en El Goecia en el que el practicante ofrece sacrificios en las encrucijadas de una manera idéntica a la de cualquier ritual para El Que Abre Los Caminos. De forma similar, hay 72 demonios y 72 senderos de Exu.

Tengamos en cuenta que todas estas tradiciones reconocen este Misterio del que se dice que reside en las encrucijadas, que se le debe servir antes de a todos los otros Misterios porque no es posible Comunión alguna sin su permiso, que su Naturaleza puede ser a veces tempestuosa e infantil (especialmente si se descuida algo de lo que requiere en servicio) y otras serena.

Siempre es un embaucador que no puede ser atado por juramento o pacto. Siempre es un maestro de dolorosas lecciones. Sus altares siempre son rojos y negros, colocados en las puertas o en las encrucijadas (uniones en las que los mundos se encuentran). Siempre disfruta de los mismos sacrificios externos: dulces, juguetes, alcohol fuerte, cosas de sus colores favoritos, cosas calientes y por supuesto, Fuerza Vital.

Siempre es el responsable del fenómeno de la posesión. Siempre entra y sale a través de la base del cráneo, correspondiéndose con el 'Cerebro Enano' en la raíz del Cuerpo Calloso, que es la 'unión' que regula la actividad del cerebro izquierdo y derecho.

En todas estas tradiciones su signo es la 'cruz solar', conduciendo también a su identificación en el Palo Mayombe con Cristo. En el aspecto ctónico, su símbolo es el sol negro...

Aunque Crowley identificó a El Que Abre Los Caminos como Bafomet (Atu 0, El Loco en el Book of Thoth), y en la IOT se considera a Bafomet como su 'dios patrón', no obstante, han malentedido su naturaleza por completo... como se demuestra en una reciente publicación de la orden, The Book of Baphomet. La filosofía Thelémica reconoce a El Que Abre Los Caminos como 'El Santo Ángel Guardián', que es también uno de los títulos dados al Voudon-Legba.

En la obra post-crowleyana de La Orden Tifoniana ('anteriormente conocida como' la O.T.O. Tifoniana), vemos a los Misterios identificados con los 'dioses oscuros' de la ficción de H. P. Lovecraft: 'Los Mitos de Cthulhu'. La razón de que estos trabajos no fracasarán es la fácil correspondencia del panteón con los 7 Misterios, así como un entendimiento de que los 'dioses oscuros' eran unas máscaras tan buenas como cualesquiera otras para los Loas. De hecho, en sus historias Lovecraft dice que todos nuestros panteones paganos se crearon a través del contacto con los seres extraterrestres de los que él escribe.

El fundador de La Orden Tifoniana, Kenneth Grant, aunque viciado por su aceptación de la condición de 'gurú' de Crowley, tuvo un firme entendimiento de los Misterios Mayores, por eso su obra es a menudo desechada por aquellos que no tienen la facultad de comprender.

Grant forjó amistad con Michael Bertiaux, un practicante del Vudú haitiano y la Tradición Occidental de los Misterios, inducido a mezclar ambos en el Voudon Gnóstico y la formación de la Ordo Templi Orientis Antiqua. Tanto en La Orden Tifoniana como en la O.T.O.A., se reconoce la afinidad entre El Que Abre Los Caminos y Shub-Niggurath, 'El que conoce la puerta... el que Es la puerta...'.

Para los practicantes de la Kabala El Que Abre Los Caminos se corresponde con la 'Sefirot que no es una Sefirot', Daath, que significa Conocimiento (Gnosis). A. E. Waite se refiere a Daath en su propia obra como a La Puerta del Diablo, una frase que quizá tomó prestada del folclore británico y la tradición de la Brujería.

Por lo tanto deberíamos ser lo bastante sabios como para construir nuestros propios altares domésticos a El Que Abre Los Caminos, de acuerdo a dichos principios anteriores que son compartidos en los rituales de todos los hechiceros genuinamente iniciados y conocedores de todas las tradiciones. Deberías hacer sacrificios solo de acuerdo a esa misma sabiduría. Esta misma sabiduría práctica la aplicaremos a todos los Misterios y a nuestros rituales y servicios, independientemente de las máscaras y nombres empleados.

Los símbolos y códigos de hechicería NO son enteramente arbitrarios, como ciertos magos arrogantes han asumido, de ahí que los ritos de los modernos Illuminates of Thanateros estén a menudo faltos de poder real.


------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario