domingo, 31 de enero de 2016

Otra Grieta en la Pared

Por Phil Hine

(Traducido por Shaagar Snekersson de Condensed Chaos)


Una de las características clave en el enfoque contemporáneo de la magia es el uso y exploración de técnicas prácticas, cuyo objetivo es aportar cambios en la percepción, en la actitud y ampliar nuestras posibilidades de acción. Esto requiere el desarrollo de las aptitudes y habilidades que forman la base de un trabajo más avanzado. El viejo dicho de que “no puedes correr antes de que puedas caminar” es particularmente apto en lo que concierne a la magia, donde es necesario ser capaz de desarrollar unas técnicas determinadas antes de poder hacer un uso más eficaz de técnicas que lo requieren. Un ejemplo muy básico de esto es algo tan simple como permanecer sentado sin moverse. Si eres incapaz de sentarte quieto y en silencio, no tendrás mucho éxito con ninguna técnica mágica que requiera, como mínimo, que te sientes quieto. Muchos ejercicios elementales del 'entrenamiento' básico parecen triviales o aburridos. La mayor parte de nosotros probablemente preferiría hacer algo estimulante y variado más que sentarse en una postura extraña sin hacer nada. En cierto modo, parte de la razón fundamental para tales ejercicios es que sean aburridos o aparentemente difíciles. Tales ejercicios son un modo de probar los límites de tu Realidad Alcanzable. Tú estás retando a tu resistencia inherente a la posibilidad de cambio, y ampliando las grietas en la fachada de la realidad fundamental

D.R.A.T.

Las claves para convertirse en mago son relativamente simples. Tan simples de hecho que la gente tiende a pasarlas por alto en busca de complejos sistemas de creencias y abstracción. Un ejemplo de tal simplicidad es la fórmula DRAT para pasar a la acción:

D – Disciplina

R – Relajación

A – Atención

T – Transformación

Sin disciplina no aprenderíamos. Sin disciplina probablemente no nos levantaríamos de la cama por la mañana. Necesitamos disciplina para conquistar a nuestro mayor adversario mágico – la inercia, que tiende a aparecer en la forma de vocecitas que influencian nuestra resolución argumentando que lo que puede ser hecho ahora puede fácilmente ser dejado para mañana. Aunque, mientras que un poco de disciplina nos ayuda a impulsarnos hacia adelante, demasiada disciplina nos puede conducir a la inercia, en especial si los objetivos que nos establecemos no son realistas. De modo que la disciplina requiere Relajación, si ha de ser bien utilizada. Es posible estar relajado y disciplinado simultáneamente. Para que la disciplina sea eficaz, tenemos que ser relajados al respecto e involucrados. Si tenemos que ser disciplinados y estar relajados, entonces también necesitamos estar Atentos. La atenciones una habilidad. Es difícil estar atento a lo que pasa a nuestro alrededor; es difícil estar atento a nuestras propias sensaciones corporales, hábitos conductuales y actitudes. Es muy difícil estar atento a muchas cosas simultáneamente. Para ello se requiere Disciplina y Relajación. La Transformación es la síntesis y el resultado de las otras tres cualidades. Si somos disciplinados, entonces nos transformamos. Si estamos relajados, nos transformamos, y si estamos atentos, nos transformamos. La Transformación, por supuesto, requiere Disciplina, Relajación y Atención.

DRAT puede aplicarse en una amplia variedad de situaciones vitales, pero es especialmente útil al aprender nuevas aptitudes y capacidades que requieran práctica y repetición. Una buena parte del entrenamiento mágico es el aprendizaje de nuevas aptitudes y habilidades que al principio son aplicadas dentro del espacio ritual. De todas formas, es una limitación ser solo competente y tener confianza dentro del espacio ritual. El truco está en ser capaz de aplicar estas capacidades y técnicas en áreas cada vez más amplias de la propia experiencia, hasta que la magia no sea solo algo que haces ocasionalmente, sino un conjunto de principios para tratar con el mundo por el que te mueves.

Entrenamiento Cuerpomente

La relajación es en sí misma un buen punto de comienzo para el entrenamiento mágico, porque junto a la relajación, tienes que ser consciente de tu cuerpo. Hay una gran tendencia a olvidar el cuerpo y vivir 'dentro' de los propios pensamientos, hasta un nivel en el que parece que el cuerpo es algo que lleva a nuestras mentes de un lugar a otro. Los enfoques occidentales de la magia se han, durante las últimas décadas, convertido en muy cerebrales y abstractos. La relajación es un buen contraejercicio para esto. Aprender también esta habilidad puede ser considerado como el principio de la Brujería –como un acto de desear un cambio en la propia realidad. La técnica de relajación está en unificar el pensamiento, la respiración y la acción. A un nivel muy práctico requiere que entendamos la relación entre los pensamientos, los sentimientos y los cambios fisiológicos en el cuerpo.

Con el paso de los días tendemos a experimentar tensiones de un tipo u otro. Nuestras respuestas a las mismas son muy individuales –algunas personas disfrutan con niveles de estrés que otros hallarían difíciles de asimilar. Nuestra capacidad para hacer frente a los factores de estrés cambia de acuerdo a las fluctuaciones medioambientales. Los factores de estrés, también, son acumulativos, y la respuesta general a su sobrecarga es desencadenar la respuesta volar-luchar: el hígado libera en la corriente sanguínea glucosa almacenada, el corazón bombea más rápido, los músculos se preparan para la acción y el sistema digestivo se cierra. Si el cuerpo está activado para volar o luchar, pero no hay ninguna posibilidad de resolución física o psicológica, pueden desarrollarse problemas crónicos. Por ejemplo, la tensión muscular puede derivar en dolores y cefaleas. Un problema añadido es que, a menudo, no modificamos nuestras expectativas acerca de lo que de un modo realista podemos conseguir, incluso cuando ya no podemos operar a tope de nuestras posibilidades. Esto se conoce como Disonancia del Rendimiento. Hay una brecha entre lo que pensamos que podemos hacer y lo que realmente puede ser hecho. La lucha para alcanzar expectativas irreales refuerza los sentimientos de ansiedad y baja estima, lo que, por supuesto, pone más estrés al CuerpoMente.

Para ser capaz de relajarse de un modo eficaz pues, se requiere la capacidad de identificar los síntomas del estrés. En segundo lugar, tienes que examinar tus hábitos y actitudes y preguntarte a ti mismo si lo más probable es que reduzcan el estrés o lo aumenten. Debe estar preparado para cambiar algunos factores en tu entorno, tú estilo de vida y tus hábitos. Debes también estar preparado para aceptar que algunos factores estarán más allá de tu control y deben ser tratados con otros enfoques.

La ansiedad tiene tres componentes interrelacionados que forman un bucle de ansiedad. En primer lugar, los factores de Estrés hacen surgir la excitación fisiológica. (Pensamiento: “¡Oh no! Me enfado de verdad cuando esto ocurre”). En segundo lugar, esta excitación es interpretada como ansiedad. (Pensamiento “¡Tal y como pensé! ¡Tengo ansiedad!). En tercer lugar, la identificación de la excitación fisiológica como ansiedad desencadena AutoAfirmaciones Negativas. (“Voy a desmayarme/enfermar/ montar una escena”). Lo que, por supuesto conduce a más estrés.

Así que ¿cómo puede romperse este bucle de ansiedad? De nuevo, una relajación eficaz requiere tres componentes. En primer lugar, está el físico. Aprender a respirar profunda y fácilmente, aplicar las técnicas de respiración simples de la meditación básica es excelente, dado que son patrones de relajación muscular. En segundo lugar, está el elemento Cognitivo. Este se relaciona con los pensamientos y sentimientos que surgen a raíz de los cambios fisiológicos. Es necesario ser capaz de identificar estos pensamientos habituales y cambiarlos. Mucho se ha escrito en los movimientos new age acerca del 'pensamiento positivo' y las afirmaciones, y estos elementos no deben ser descartados. Es demasiado común entre nosotros invocar deliberadamente a la ansiedad a través de la visualización de una situación potencialmente estresante y anticipar todo aquello que pueda ir horriblemente mal, preparándonos así para una situación por medio de preocuparnos por ella. La autoafirmación reduce el estrés. Igualmente, al anticipar una situación potencialmente difícil, es más efectivo visualizarte haciendo una evaluación optimista de la situación, probando enfoques adecuados y considerando posibles alternativas. Actuando o ensayando por medio de la visualización tiende a hacer de lo real menos impresionante. En tercer lugar, está el elemento Conductual. Los modos en que respondemos a situaciones estresantes son a menudo inadecuados o inapropiados. Ser capaz de relajarse significa que usamos la habilidad en una amplia variedad de situaciones, y también evaluar otras conductas y cambiarlas. Un buen ejemplo de modificación conductual es ser consciente de las tensiones innecesarias y eliminarlas. Los pasos para relajarse bosquejados anteriormente tienen mucho en común con otras habilidades más 'mágicas'. Como técnica mágica esencial, la relajación versa en su mayor parte en aportar un “cambio de acuerdo a la voluntad”, aunque incluso tal cambio, básico en apariencia pueda tener unas ramificaciones más amplias. La relevancia de la Relajación para la magia ya ha sido tratada en relación a la Confianza. También es muy relevante para la práctica de la Brujería. Entrenar la Relajación Consciente del Cuerpo demuestra cuánta de nuestra experiencia corporal le bloqueamos a la consciencia. Como ejercicio simple de ampliar la percepción corporal, trata de enfocar tu atención en distintas áreas de tu cuerpo. Es muy fácil empezarlo cuando estás completamente relajado – enfocando la atención en las puntas de los dedos de las manos o de los pies. Puedes también probar este ejercicio en cualquier lugar. Si, por ejemplo, estas de pie y muy consciente de tus doloridos pies, prueba a mover tu atención al sobaco o a la parte posterior de tus rodillas. Puedes ampliar este ejercicio tratando de poner tu atención tras tu espalda o en tanta superficie corporal como sea posible.

Cambios Posturales

Examina cómo te hace sentir tu postura. ¿Andas encorvado, agachado, te contoneas a menudo? Prueba diferentes modos de caminar: presumido, informal, maníaco, sexy. Aplica el conocimiento que obtienes a tu práctica mágica. También, sé consciente de los patrones que adoptas al sentarte. Sé consciente de tu propio lenguaje corporal con respecto a otras personas. Mira si puedes descubrir tus propios hábitos posturales, y después prueba otros. ¿Conduce esto a algún cambio en tu conducta? Trata de adoptar el lenguaje corporal que sientes apropiado para las cualidades que deseas desarrollar. También es útil estar atento a cómo responden otras personas a los cambios posturales. Como un desarrollo de este ejercicio, trata de mantener tu postura derecha y relajada (no es fácil – prueba con el tai-chi o la Técnica Alexander si tienes problemas). Después pruébalo adelantando diferentes partes del cuerpo. No las proyectes, simplemente imagina que estás siendo estirado por la parte en cuestión. Para esto está bien probar con las ingles, el vientre, el pecho, la nariz y la frente. Olvida todo lo que hayas leído acerca de los chakras y examina tus propios sentimientos.

Hazlo Fácil

Como una extensión al entrenamiento de la relajación, examina cualquier acción que realizas, sin importar cuán simple, y encuentra la manera más fácil de hacerla. Aplica este método a las acciones cotidianas – vestirse, desvestirse, coger objetos, realizar tareas rutinarias. Te encontrarás gastando mucha menos energía, y estando consciente de lo que estás haciendo, más que 'apresurarte' en una tarea mientras tus pensamientos se están proyectando hacia un futuro más allá de la misma. Cuando toques algo, pon atención en el cepillo que son tus dedos sobre eso, siente el objeto a través de tus dedos y muévelo con la cantidad justa de energía. Mira a los objetos con una apreciación justa y visualiza lo que quieres hacer con ellos, hallando la manera más fácil de llevarlo a cabo.

Hacer ejercicios Fáciles demuestra cómo clasificamos las tareas como aburridas o rutinarias, actos con los que nos vamos tropezando mientras nos proyectamos hacia un futuro más interesante. Dirige la atención hacia acciones que habitualmente pensamos que no merece la pena considerar: abrir una puerta, coger un vaso, cortar pan. Hay una manera Fácil de Hacer todas y cada una de las cosas. Habitualmente no somos conscientes de la realización de las tareas simples hasta que ocurre algo que nos obstaculiza. ¿Cómo afectaría a tu vida diaria la pérdida de un brazo?

Moverse en el Tiempo

Aunque experimentamos el Tiempo como una dimensión separada, es en realidad un subproducto de la Consciencia. Estamos moviéndonos constantemente hacia atrás y adelante en términos del Pasado experimentado (memoria) y futuros anticipados (fantasía). Aunque gran parte de la práctica mágica tiene que ver con la capacidad de permanecer en el presente inmediato, también es útil ser capaz de hacer uso de nuestros Pasados y Futuros personales.

Recordar momentos significativos, la nostalgia o revivir hechos pasados que han activado las emociones y los cambios psicológicos. Hacer esto requiere la capacidad de ensamblar una sinergia de memorias sensoriales. Por ejemplo, trae de nuevo a la memoria a un/a antiguo/a amante. Rememora un momento de contacto visual y siente la impresión que dejó en ti la excitación. Recuerda la excitación de una caricia, el espíritu de una voz, el palpitar de tu corazón. Permite que tus sentidos se intensifiquen y sé consciente de las sensaciones corporales. Esta 'evocación' de la emoción por medio de la memoria tiene numerosas aplicaciones. Por ejemplo, si tienes un 'asunto inacabado' con alguien de tu pasado, puedes evocarlo e iniciar un diálogo. Otro uso de esta técnica es hacer salir una emoción intensa y después permitir que lo que la ha motivado se vaya diluyendo, mientras se intensifica la emoción, de modo que queda liberada de identificaciones previas. Esta emoción 'libre' se puede usar para actos mágicos posteriores. Nos movemos adelante en el tiempo usando la fantasía, anticipando y ensayando situaciones de acuerdo a la emoción y a la expectación. Si estás deprimido, entonces tenderás a deslizarte hacia un futuro donde todos tus miedos y el temor a una resolución negativa de los asuntos, tengan prominencia. La fantasía se convierte en una manera de realimentación selectiva, reforzando y reflejando pensamientos hasta que nos 'convencemos' a nosotros mismos de la momentánea 'corrección' de un propósito. De modo similar, creamos fantasías que efectivamente crean una visión de un espacio 'futuro' hacia el que nos estamos moviendo, pero esto está siempre, de un modo u otro, fuera del alcance. En lo que concierne a los sistemas de valores ocultistas, esta tendencia se manifiesta en términos de la New Age, la era de Acuario, el Eón de Horus, el Caos, Bugs Bunny o quienquiera/cualquier cosa que desees. Cuando hay una proyección idealizada del futuro por la que nos estamos esforzando, esta permanecerá para siempre fuera del alcance. El Gran Trabajo Mágico es la deformación del futuro hacia el presente inmediato; el mago capta la realidad y vive ahora, libre de las ataduras de su pasado, y sabiendo que el futuro es la manifestación de su Voluntad.

Explorar y entender la propia relación con el Tiempo es un requisito básico para la práctica mágica. A un nivel básico, esto implica la observación de los cambios en la atención y la percepción de acuerdo a los ciclos estacionales y diarios. Tendemos a pensar en nosotros mismos como inmutables, a pesar del momento del día y de la estación del año, pero estos elementos pueden tener efectos sutiles en nosotros. Observa, comprende y haz el mejor uso posible de tus fluctuaciones en la percepción. No hay un único y objetivo Tiempo que 'esté ahí' aparte de nosotros, y subyaciendo en nuestra experiencia 'natural', hay ocultas profundidades de complejidad y ambigüedad.

Diarios Adicionales

Como extensión al diario mágico experimenta con un registro dividido en cuatro columnas. En la primera columna registra los elementos físicos de la jornada o la situación. En la segunda, cualquier recuerdo que surja durante este tiempo. En la tercera columna, cualquier fragmento de alguna lectura-frase de un libro, periódico o anuncio y, en la cuarta, cualquier fragmento de conversación que puedas haber oído. Esta práctica demostrará las conexiones no lineales que a menudo le censuramos a la atención.

Sombras de Percepción

Una vez que empieces a observar tras las escenas de la experiencia 'normal', no hay manera de parar. Igual que tendemos a experimentar el Tiempo como una dimensión objetiva, tendemos a pensar en la percepción como algo pasivo, un puente entre el 'Yo' interno y el mundo más allá. La percepción es dinámica; fluctúa y cambia de acuerdo al humor, el entorno y el conocimiento. Hay dos enfoques básicos para explorar la percepción, que deben ser caracterizados como estrechamiento y ensanchamiento.

Realzamiento Sensorial

El primer enfoque involucra la exploración de cada modalidad sensorial alternativamente. Concentración en un Objeto es la capacidad de mantener la mirada fija en un objeto determinado durante periodos prolongados de tiempo. Algo de eficacia en la Visualización es un requerimiento básico para la práctica mágica. Empieza con formas simples y amplíalo a escenas más detalladas. Explora tu relación con los colores. Por ejemplo, sé que vivo en un universo radicalmente diferente al de la mayoría de mis congéneres dado que veo los colores de un modo diferente. El sentido del olfato también juega un papel básico en la magia. El olfato es una línea directa hacia la memoria y la asociación. Observa como el olor evoca recuerdos y construye tus propias asociaciones entre perfumes, emociones y sistemas simbólicos para su uso en experiencias orquestadas. Amplía tu capacidad de oír sonidos enfocando diferentes elementos sónicos. Pasa una semana escuchando el timbre de las voces de la gente. ¿Hay diferencia entre lo que dice la gente y cómo lo dice? Explora el sentido del tacto tomando consciencia de todos los objetos y tejidos. Explora las superficies con tus ojos cerrados. En vez de leer o hablar mientras comes, deja que el sabor de la comida ocupe tu atención. Come una rodaja de limón y un par de días después, evoca el recuerdo de ese acto.

Hay numerosos programas mágicos de ejercicios diseñados para explorar los sentidos alternativamente, pero es más fácil y divertido hacer los tuyos.

Gestalts Perceptivas

Aunque tendemos a aislar cada estímulo sensorial, nuestra experiencia real es la de una Gestalt (totalidad). Estoy escribiendo esta frase, comiendo una galleta, consciente de la silla contra mi cuerpo, escuchando pasar los coches más allá de la ventana y sintiendo la temperatura de la habitación. Aunque la imaginación, como facultad, tiende a ser tratada como principalmente visual, también podemos, por supuesto, evocar sabores, propiocepciones (presión, temperatura), acciones cinestésicas (orientación del cuerpo en el espacio), olores, sonidos y sabores. Si, por ejemplo, deseabas imaginarte remando en el agua, podrías ensamblar una gestalt perceptiva que, combinara tu propia visualización de la escena con la sensación de los pies en el agua, el movimiento del agua contra las piernas, el olor apropiado, la sensación del sol sobre tu espalda y una banda sonora.

Montar y, por ello, crear tales escenas forma la base de lo que se conoce como Trabajo de Sendero. De esta forma, el mago construye una narrativa con un subtexto mítico o instructivo en el que se adentra, identificándose con la experiencia hasta tal punto que se convierte en algo personalmente significativo. El ensamblaje de las imágenes puede ser hecho conscientemente o puede ocurrir espontáneamente, dado que la mente tiene una capacidad sorprendente para construir escenas complejas usando muy poca información.

Hay por lo general tres tipos de Trabajo de Sendero: Estructurados, Semiestructurados y No Estructurados. Un ejemplo del primer tipo se ofrece en el Capítulo Siete. Estos Trabajos son narrativas completas, aportando pistas perceptivas, emocionales y de comportamiento, que el usuario simplemente ha de seguir de un modo pasivo. Estos Trabajos de Sendero son especialmente útiles como ejercicios de entrenamiento, en particular cuando estás empezando a trabajar con un sistema de creencias que no te es familiar. Son útiles si son grabados en una cinta de audio o, como es más habitual, si son leídos por otra persona.

Los Trabajos de Sendero Semiestructurados tienen menos detalle. Tienden a empezar con una 'secuencia de inicio' que establece el lugar o zona a ser explorado, y qué sentido tiene el que estés allí, tras lo cual se te deja a tu propio albedrío. Por ejemplo, el narrador te conduce a un castillo extraño, dándote las suficientes pistas perceptivas para construir el entorno y después te dice que has de buscar a alguien que te dará una 'llave' a tu propio poder mágico. Tras lo cual puedes ir a tu aire. Este enfoque te da más libertad de movimiento y creatividad en el ejercicio.

Los Trabajos de Sendero No Estructurados o espontáneos pueden consistir en una única imagen tridimensional, tal como una carta de tarot o incluso una runa o un hexagrama del I Ching. La idea es usar el símbolo o imagen como un portal o entrada, y proyectarte a través de él hacia el mítico paisaje que yace más allá.

¿Para qué pueden usarse los Trabajos de Sendero? Aparte del entrenamiento y la familiarización con un sistema de creencias, uno de sus usos básicos es ubicarte en una situación que desencadena en ti reacciones cognitivas y emocionales cuando llegas al nivel de identificarte por completo con lo que está ocurriendo. Un Trabajo de Sendero en el que mueres, eres enterrado y pasas por los diferentes estados de la descomposición te recordará, si es que no desencadena algo más, la inevitabilidad de la muerte, y tal vez te ayude a trabajar con tu miedo a la muerte. Los Trabajos de Sendero también pueden diseñarse con 'áreas libres' para realizar scrying, hablar con entidades, o realizar hechizos.

Memoria Cinestésica

La consciencia de nuestra orientación en el espacio y cómo nuestros movimientos musculares se combinan al realizar los movimientos pueden ser usados para elevar la consciencia de lo que generalmente se llama Cuerpo de Luz, Cuerpo Astral o Doble. Eleva tu brazo izquierdo lentamente, siendo consciente de los cambios en los músculos, la débil resistencia del aire, y el movimiento de las articulaciones y los huesos. Hazlo unas pocas veces y después evoca vívidamente las sensaciones, mientras imaginas que estás levantando ese brazo. Pruébalo hasta que puedas experimentar la elevación de tu brazo izquierdo cinestético tan vívidamente como el real. Si continuas probando esta práctica con un abanico de movimientos y orientaciones corporales acabarás viendo que puedes moverte libremente en este cuerpo. El Doble tiene una gran cantidad de aplicaciones mágicas. Se puede usar para 'ensayar' tareas o situaciones potencialmente difíciles (como una extensión a la relajación y al Hacer Fácil). También se puede usar en el cambio de forma y en la invocación (ver Capítulo Ocho) y también en la exploración de sueños y trances liminales.

El Templo Astral

Construir un templo astral combina elementos de gestalts perceptivas y el uso de memoria Cinestética. El templo astral es allí donde 'vas', usando tu imaginación, a realizar actos de magia. Las descripciones tradicionales de los templos astrales hacen mucho uso del simbolismo hermético y cuasi-masónico, pero no hay razón alguna por la que no puedas desarrollar tu propio templo usando el simbolismo y las ideas de base que sientas que son las más apropiadas, como una zona del ciberespacio, una estación espacial o un rascacielos. El templo astral se puede usar con todos los trabajos de magia que normalmente realizarías en el 'físico', y como punto de inicio para la exploración de mundos y paisajes interiores. Este es un reino dónde el único límite es la extensión de tu imaginación. Con práctica puedes construir en él asociaciones emocionales de modo que, cuando entres en él, te calmes, relajes y te sientas a tope de poder.

La Sala Estelar

La Sala Estelar es una esfera de cristal transparente suspendida en lo profundo del espacio. Sus dimensiones pueden ser ampliadas para adaptarse a diversos requerimientos. Para entrar en la Sala Estelar, visualiza la estrella del caos de ocho rayos girando frente a ti, de modo que se convierte en un vórtice giratorio, que te lleva hasta la sala. En el centro de la misma hay un pilar cristalino que llega a la altura de la cintura. Si colocas tus manos sobre el pilar, la sala brilla con un breve destello de luz púrpura y tienes pleno control de sus funciones. La Sala Estelar es tanto un templo astral como un vehículo para viajar a través del multiverso. Puedes moverte hacia cualquier punto en el espaciotiempo poniendo tus manos sobre el pilar de control y establecer tu voluntad. También puedes extrudir diversos dispositivos de las paredes de la cámara para realizar diversas tareas –globos de scriying y generar Servidores, extraños proyectores de energía para la proyección de deseos, o deflectores y recolectores para acumular la radiación de agujeros negros.

Trance y Percepción

Entramos y salimos de diferentes matices de percepción continuamente a lo largo del día; soñar despierto, fantasía, concentración en una tarea difícil, escuchar música, estar tan absorto en una situación que desaparecen los sonidos de fondo. Cuando hablamos acerca de entrar en trance, nos estamos refiriendo a un acto deliberado o intencionado para alterar la percepción de acuerdo a parámetros específicos. En la Sociedad Occidental moderna tendemos a tener una noción muy rígida de lo que constituye un estado de trance – tendemos a pensar en alguien pasivo, con los ojos cerrados, lánguido o no consciente de su entorno. Tendemos a pensar en la gente hipnotizada (la palabra hipnosis deriva de Hypnos – Dios griego del sueño) como inactivo y aguardando instrucciones. El término 'trance' es entendido a menudo como un estado de absorción tan profunda que llena la consciencia de la persona por completo. La capacidad de entrar y prolongar tales estados a voluntad es uno de los requisitos primordiales del vivir mágico.

Hay muchas rutas en el trance, la mayoría de las cuales pueden ser clasificadas como técnicas Excitadoras o Inhibidoras. Las Excitadoras tales como la hiperventilación, el bailar, cantar, tocar el tambor o cualquier otra estimulación intensa, cuando se prolongan, tienen diversos efectos fisiológicos y capacitan al mago a conseguir picos extáticos en los que la consciencia de cualquier otra cosa que se pueda tener en la mente se desploma. Es en tales momentos en que los hechizos deben ser lanzados, la esencia de un dios puede tomar forma y voz, o tal vez creencias incrustadas en la Mente Profunda (inconsciente). Las técnica inhibidoras sirven para silenciar el diálogo interno, confunden el sentido lineal del tiempo y alteran los límites de la noción del ego a través de la privación sensorial, la privación del sueño, el ayuno o la respiración lenta y rítmica. Todas estas técnicas tienen diferentes efectos fisiológicos y demuestran que la consciencia física es una necesidad esencial en la magia. Un problema que adquirimos a partir de nuestra cultura es que tendemos a ser muy “orientados a la cabeza' – atrapados por los continuos comentarios del diálogo interno y las palabras e imágenes de lo Híper-real. Nuestro sentido de ser una personalidad estable se mantiene por medio de las transacciones, reales o imaginarias, con otros. Desplázate a algún lugar aislado y el yo se vuelve más maleable – otra clásica táctica mágica para entrar en estados de trance. La personalidad que adquirimos establece los límites de lo que podemos y no podemos hacer. A menudo, por medio de entrar en estados de trance, sean intencionados o no, podemos realizar proezas o tareas que están normalmente fuera del repertorio normal. Si la consciencia auto-referencial es congelada por medio de una conmoción, o la distraemos, el cuerpo parece tomar el control, moviéndonos para alejarnos del peligro. Nos gusta pensar en nosotros mismos como estando 'al control' de nuestros cuerpos. Esto es en sí mismo un problema, ya que 'dejarse ir' y desinhibirse (especialmente en un trabajo de grupo) es muy difícil para algunos de nosotros – dejarlo todo colgando es por lo general algo que causa desaprobación. En otras culturas, de todos modos, la desinhibición es aprobada y es la señal de un evento afortunado. Aquí está la descripción de Luciano de una Sacerdotisa de Delfos entrando en trance:

Avanzaba tropezando frenéticamente alrededor del santuario, con el dios montado en la nuca, golpeándose con los trípodes que se interponían en su camino. Se le erizó el cuero cabelludo y cuando sacudió la cabeza contra las losas, las guirnaldas salieron despedidas hacia el suelo desnudo… su boca espumeaba con frenesí; gruñía, jadeaba, pronunciaba extraños sonidos, haciendo que sus lúgubres gritos resonaran en la enorme caverna. Al fin, Apolo la forzó a un habla inteligible.

Entrar en trance no es siempre una experiencia placentera, particularmente los estados de trance que implican posesión. La sensación de que algo más está usando tus extremidades y de que tu voz no es la tuya es muy extraña. La tendencia natural, especialmente para los occidentales, es resistirse a la experiencia, incluso cuando el espíritu entrante es benévolo. A menudo, la gente poseída no tiene recuerdo o consciencia de lo que les pasó. Los magos han, a lo largo de las épocas, recurrido a drogas, al sobreesfuerzo físico o a los rituales prolongados para anular temporalmente la personalidad, haciendo más fácil la posesión.

¿Por Qué Entrar en Estados de Trance?

Aquí hay unas buenas razones:

1) Conocimiento (es decir, ese que no se puede obtener de otras maneras). Esto abarca desde el preguntar a tía Freda cómo es el otro lado, hasta formular una pregunta específica acerca de las hierbas a un determinado espíritu sanador. Esto puede a veces suponer el viajar a partes determinadas de los mundos interiores para consultar con una entidad concreta. 

2) Mejora de las Habilidades. Ser poseído por un dios de la guerra mejora la eficacia marcial o la autoridad sobre otros espíritus. Por ejemplo, yo tenía una clienta que tenía un problema recurrente de garganta. La examiné bajo un ligero trance de 'visión' y vi a una criatura parecida a un sapo que se había hinchado y se había hospedado en su garganta. De ningún modo iba a salir voluntariamente. Mis aliados me aconsejaron (de nuevo bajo trance) que la única entidad a la que el espíritu le haría caso sería a un sapo aún más grande, de modo que realizamos una ceremonia de sanación durante la cual fui poseído por un espíritu-sapo, con el objeto de interactuar con el de la garganta de mi clienta. 

3) Éxtasis Comunal. El mago aporta una tarea muy importante a la tribu o comunidad – mediando entre el mundo cotidiano y el mundo, más-grande-que-la-vida, del mito y la sabiduría popular. El mago se involucra, o permite a otros que lo hagan, en la sagrada participación mítica actuando como el guía – navegando los senderos secretos de la cosmología de la comunidad. Esto saca a relucir uno de los mayores escollos a la hora de asumir roles mágicos en nuestra cultura – el hecho de que la sociedad occidental tenga un repertorio extremadamente complejo de imágenes míticas que usar. Esto no es para empequeñecer los mundos mágicos interiores. Por ejemplo, un chamán Tamang del Tíbet participa en un mundo mítico compartido por otros miembros de la comunidad – su historia, mito y relatos acumulados – actualizado e intensificado por años de entrenamiento, visiones y ritos. Esto contrasta con el mundo mítico al alcance de alguien en la Gran Bretaña moderna – una isla que ha sido durante siglos un caldero de muy diferentes culturas, con las armas electrónicas del videodromo aportando información de todos los rincones del planeta, tanto a través de la distancia como del tiempo. Es posible para alguien tener una buena comprensión a nivel académico de las creencias chamánicas Tamang, por no mencionar a la ciencia ficción, la fantasía, la mitología, la educación y la miríada de modos de expresar las ocupaciones espirituales. También, la sociedad moderna ha tendido a ceder el reino de lo mítico a los profesionales: terapeutas, animadores, filósofos – y estamos en gran medida apartados de la participación en el mundo mítico, excepto (en su mayor parte) en las rutas de escape aprobadas y desinfectadas que apoyan la realidad consensuada incluso aunque aporten la ilusión de enfrentarse a ella. De todas formas, todo esto conduce a una vida mítica bastante complicada. Afortunadamente, algunas imágenes y procesos míticos, tales como el Viaje al Inframundo son bastante universales. Otras de todas formas se 'pierden' al ir la gente olvidando o mutilando las rutas que conducen a su experiencia/comprensión. Confiamos tanto en la 'luz diurna de segunda mano' – leer y observar la experiencia de otra gente – que la transmisión oral del conocimiento es comparativamente rara. El primer Coven de Brujas en el que estuve envuelto estableció un buen estándar –cuando la sacerdotisa quería impartir la 'sensación' de magia, íbamos a un espacio abierto – un parque, una calle iluminada por la luna o la orilla del mar. ¡La experiencia física, directa, especialmente cuando estás acompañado por un guía que no va detrás de joderte, es, en cualquier momento, mejor que estar sentado dentro de casa leyendo un libro! De todas formas, estoy divagando. 

4) Conectividad. Esto está relacionado con el realizar conexiones –hallar enlaces entre diferentes ideas y elementos; haciendo un salto creativo que aflora un flujo de nuevas ideas y entusiasmo. A menudo entro en trance para superar el bloqueo al escribir –dejando que fragmentos de conversación, poesía o imágenes se deslicen a través de mi ojo interior. Algo manará desde dentro y las ideas y conexiones saltarán como virutas metálicas a un imán. 

5) Demostración de Habilidad. En nuestra cultura, puedes ser capaz de alejarte como mago de la gente impresionable porque has estado hurgando dentro de las obras completas de Aleister Crowley (¡toda una hazaña!). A los aprendices de mago no obstante, se les requiere entrar en estados de trance como demostración de su eficacia. Es bastante común para los espíritus el ponerte a prueba sometiéndote a una presión psíquica extrema, de modo que la experiencia se convierte en una versión comprimida de la iniciación al inframundo. Algunos espíritus, demonios y deidades pondrán todo el esfuerzo posible para volverte tarumba, cediendo solo su sabiduría cuando has probado estar a la altura de la tarea. Los espíritus de los psicotrópicos están especialmente inclinados a este tipo de comportamiento. 

No puedes convertirte en mago aislándote de todos los demás, aunque son necesarios periodos de aislamiento deliberado de vez en cuando. Además, no hay muchos instructores de magia vagando por ahí (no a menos que te empeñes a ti mismo en una ronda sin fin de seminarios de fin de semana), de modo que habrás de aprender de todos y de todo. Es importante aprender a reconocer el inicio de cambios en la consciencia y explorar todas las rutas posibles del trance. Aprende a confiar en tus propios sentidos y en tu intuición, más que en el diálogo interno o lo que piensas que “deberías” hacer.

De nuevo, estas técnicas sirven para liberar a la consciencia de las limitaciones de la percepción lineal y el tiempo solar. Mira un espejo, observando tu reflejo hasta que el espejo se oscurezca y te sientas deslizar dentro de él. Al principio puede parecer agónicamente difícil debido a los requerimientos del ego por querer saber demasiado. El tiempo ha pasado. El ego necesita el sentido del tiempo pasando para mantenerse compacto como una entidad 'fija'. Cualquier técnica que sirva para trastornar la consciencia lineal y el diálogo interno, conducirá al mago a un estado llamado de Percepción Liminal.

La percepción liminal es un estado fronterizo de consciencia. Una ruta a este estado perceptivo es el estado medio-despierto, medio-dormido que a menudo surge a partir del agotamiento físico. Las imágenes o los sonidos surgen hacia la consciencia, aparentemente de 'cualquier parte', más allá de la propia voluntad. Una técnica útil para ser competente para entrar en este estado es el scrying.

Scrying

El scrying es una técnica adivinatoria básica útil para explorar la percepción liminal. Se puede realizar usando cualquier superficie reflectante, como un espejo, preferiblemente una superficie negra brillante, o un cuenco lleno de fluido negro. El scrying requiere que seas capaz de entrar en un ligero estado de trance donde las imágenes surjan en tu mente, como ensoñaciones, o como las imágenes que ves antes de caer dormido. El 'truco' del scrying es probar y relajarse, y dejar que cualquier imagen aparezca ante ti, observando fijamente en el medio que estás usando, sin mirar con excesiva intensidad o con demasiada concentración. Esto llega solo con la práctica. Al principio debe ser suficiente dejar que surjan imágenes al azar, y más tarde probar y responder cuestiones específicas. El área en la que estás practicando debe estar tenuemente iluminada, y las luces (las velas son excelentes, siendo menos agresivas que las luces eléctricas) ubicadas de modo que no se reflejen en el medio que estás usando. El incienso puede ser también una ayuda útil, en particular las resinas y aceites que actúan como relajantes. Puedes encontrar útil realizar un ejercicio de meditación o relajación antes de intentar el scrying. Las técnicas adivinatorias como estas ayudan a desarrollar las facultades psíquicas e intuitivas, y el truco de relajarse y dejar que las imágenes surjan en tu mente es también una clave a otros talentos como la psicometría y la lectura del aura. Una vez has probado el método básico, entonces la práctica regular te ayudará a desarrollarlo. La observación de espejos y cristales es una tradición mágica potente, dándose en las culturas chamánicas desde las Américas hasta África, la Europa medieval y la antigua Grecia. No solo han sido usados los espejos y cristales para adivinar el futuro, sino para comunicarse con los espíritus ancestrales. Ocasionalmente la gente experimenta escenas o entidades saliendo de la superficie reflectante y mezclándose con el entorno de alrededor.

Soñar Dinámico

Explorar las posibilidades del Sueño Mágico es una manera poderosa y eficaz de apartarse de la consciencia lineal y permitir la magia dentro de tu vida. Los futuros magos pueden incluso ser identificados por la virtud del contenido de sus sueños y no es inhabitual que la gente halle a sus guías en los sueños. Tendemos a pensar en ellos como un aspecto muy personal de nuestra experiencia, de modo que a veces es desconcertante cuando alguien que conocemos aparece en nuestros sueños. En ellos, el tiempo histórico es abolido y la distancia no tiene objeto. Podemos ser testigos de hechos del pasado, el futuro o de presentes alternativos.

Los sueños son un punto de comienzo útil para penetrar en los mundos internos. Puede ser útil para inducir sueños proféticos o encuentros con espíritus de modo que puedas discutir un problema determinado. Una amiga mía que hace inciensos y perfumes cuenta que ocasionalmente sueña en un único olor el cual, al despertarse puede analizar y manufacturar. El artista mágico Austin Osman Spare escribió que a veces se había despertado para encontrarse plantado frente a una pintura acabada, habiéndola dibujado mientras dormía.

Manteniendo un Diario de Sueños

El primer paso para explorar la magia de los sueños es mantener un registro de los tuyos, que debe ser, si es posible, actualizado tan pronto como despiertes. A lo largo del tiempo esto te mejora la capacidad de recordarlos con un detalle cada vez mayor. Es también muy valioso para comprobar el grado de confluencia entre las imágenes oníricas y la experiencia de vigilia. Llevar un diario de los sueños también te hará capaz de identificar los símbolos recurrentes, las imágenes y las situaciones que aparecen en tus sueños y pueden formar la base para la exploración voluntaria de zonas astrales o la magia hecha estando despierto, basada en las imágenes de los sueños.

Control Básico de los Sueños

Es remarcablemente fácil hacer que el contenido de los sueños se amolde a lo esperado. La gente que se está sometiendo a análisis freudiano tiende a tener sueños 'freudianos', mientras que la gente que realiza psicoterapia junguiana tiende a experimentar sueños junguianos. Podrías escoger el empezar a experimentar con el Control de los Sueños por medio de establecer un 'tema' para los mismos –como una materia determinada, una localización o una persona. Hay varios enfoques diferentes para guiar intencionadamente el contenido de los sueños. En primer lugar, antes de dormir, realiza un ejercicio de relajación y formula claramente la Declaración de Intenciones con respecto a tu experiencia onírica. Por ejemplo, “Es mi voluntad soñar con mi padre”. Una vez se ha hecho esto, puedes permitir a tu mente 'vagar' hasta que caigas dormido. Alternativamente, puedes tratar de visualizar una escena o imagen al caer dormido. No tiene por qué ser una visualización intensa, simplemente el sujeto de la atención al caer dormido.

Una tercera opción para obtener el contenido onírico deseado es usar un sigilo gráfico o mántrico, usando las técnicas usadas en el Capítulo Cinco. Cualquier técnica que uses, recuerda que el objetivo no es imponer tú voluntad en los sueños, sino el estar relajado al mismo tiempo que se formula la intención.

Telepatía en Sueños

La posibilidad de la transmisión de información telepática en los sueños ha sido el tema de una buena cantidad de investigación parapsicológica, habitualmente en la modalidad de un “transmisor” tratando de proyectar algún tipo de información al que sueña. De todos modos, puede ocurrir que tengas un sueño acerca de alguien en una situación particular, que este alguien experimenta. Por supuesto, el único modo de que puedas hallar si un sueño tiene o no contenido telepático es ir a la(s) persona(s) implicada(s) y comprobar si tu sueño tiene algún significado para ella(s). Otra posibilidad es establecer un vínculo telepático entre ti y la otra persona por medio del olfato. Si dos personas usan una determinada fragancia o perfume, hasta el punto que el aroma evoca la imagen del otro, entonces puede usarse para crear un vínculo onírico. Si el aroma se inhala antes de coger el sueño, mientras se está relajado, formulando la imagen de la otra persona, y se hace una Declaración de Intenciones para el sueño, entonces es posible que la otra persona pueda experimentar ese olor en su sueño, y que sea más receptiva a la experiencia telepática. He usado esta técnica en una serie de experimentos, donde una pareja y yo descubríamos que podíamos despertarnos el uno al otro a una hora preestablecida de la noche, por medio de usar un aroma como 'activador' de la señal telepática.

Sueños Compartidos

Un sueño compartido es un evento en el que dos o más personas experimentan el mismo sueño, o elementos de un sueño similar. Alternativamente, podrías soñar acerca de ti y otra persona en un sueño, y hallar más tarde que la persona o personas también han soñado que estabas con ellos, tal vez en un contexto diferente. De nuevo, el único modo de validar esto es informar a las personas implicadas. Intentar organizar grupos de sueños compartidos puede ser un ejercicio interesante, tal vez usando un Trabajo de Sendero Semiestructurado que aporte el entorno básico en el que los participantes puedan más tarde tratar de tener sus sueños.

Soñando el Futuro

Que los sueños tienen el poder de avisarnos del futuro es una idea antigua y los sueños premonitorios han jugado un importante papel en las civilizaciones antiguas. Sobre la base de un sueño, el destino de un país o estado puede ser formado. Los sueños acerca del futuro pueden ser simbólicos, distorsionados o incluso altamente detallados y nítidos, pero a menudo es difícil distinguir de antemano los elementos importantes del sueño. Hace unos años, algunos amigos míos decidieron emprender un experimento acerca de soñar el futuro. Planearon la visita a un pueblo que ninguno de ellos había visitado antes, y entonces trataron de soñarse a ellos allí. Una de las personas vio un gato de cuello largo, pero para nada pudo imaginar en qué sentido esto podría ser relevante. Cuando finalmente visitaron el pueblo, casi lo primero que vieron después de salir del coche fue una antigua tienda. En la ventana había un modelo de cristal de un gato de cuello largo.

Sueños Lúcidos

La lucidez al soñar es el momento en que te das cuenta de que estás soñando y ya no sigues experimentando el sueño pasivamente, sino que puedes cambiarlo. Los momentos de lucidez pueden ser activados por medio de diferentes cosas. Por ejemplo, una vez soñé que estaba en una casa en la que no había vivido desde hacía una década. El sueño era perfecto en cada detalle, excepto que cuando bajé la vista a mis pies, vi que vestía un par de zapatos que yo no poseía en ese momento. Esta incongruencia me alteró de modo que me di cuenta que estaba soñando. La lucidez también puede ser activada por medio de reconocer elementos oníricos. No es infrecuente para las personas en general que lo sean en un sueño cuando se dan cuenta de que ya lo han tenido antes, pueden recordar cómo se desarrolla, y no quieren experimentarlo de nuevo. La gente tiende a experimentar momentos o destellos de lucidez en los sueños, pero es posible, por supuesto, ampliar esta facilidad, capacitándote a dirigir el contenido del sueño con propósitos mágicos. La lucidez puede ser producida usando la sugestión mientras se está despierto o, de un modo oblicuo, por medio de metaprogramarse uno mismo de modo que si aparece una determinada imagen o escena, esto la activará, es decir, “Estaré lúcido en el momento en que vea una esfera amarilla flotando hacia mí”. La esfera puede ser dirigida por otra persona, o actuar como un Servidor (ver Capítulo Seis) diseñado para activar sueños lúcidos. Puede ser gratificante enfocar el soñar desde un punto de vista no occidental, tal como el de los Senoi, aborígenes australasiáticos de Malasia. Algunos antropólogos creen que la psicología de los sueños de los Senoi es la fuente de la tranquilidad de sus vidas. La primera vez que fueron contactados por los occidentales en los años 30, no tenían crímenes violentos o conflictos en su comunidad desde hacía doscientos o trescientos años.

Axis Mundi

El Axis Mundi es el eje central que une todas las zonas de la experiencia y los estados de consciencia. Tiene muchas representaciones simbólicas tales como el Árbol del Mundo, la Montaña Sagrada, el mástil o los Cruces de Caminos que son el centro del universo del mago. No es en sí un lugar, sino un asunto acerca de cómo te 'ubicas' tú mismo. Estar relajado en el presente significa que estás en el centro de tu realidad mágica. El acto de centrarte a ti mismo puede tomar la forma de un elaborado ritual de destierro, o un momento de no-mente en la relajación antes de empezar la tarea. Los elementos principales del centrado son simples:

1. Prestar atención a tu presencia física. 

2. Establecer las puertas, puntos cardinales o dimensiones (de acuerdo al esquema de representación que escojas) en los cuales tú estás en el centro. 

3. Autoidentificación con una fuente de inspiración escogida –mezclando el macrocosmos (experiencia total) con el microcosmos (yo). Un ejemplo de un Ritual de Destierro ortodoxo es dado en el Capítulo Seis. Es útil hallar un abanico de ejercicios que serán útiles en diversas situaciones. Los ejercicios de centrado deben hacer surgir una sensación de relajación y de estar preparado y listo para la acción. Estos pueden abarcar desde elaborados destierros que son usados como preparación para un trabajo ritual intenso, hasta simples ejercicios que pueden ser usados en cualquie parte y en cualquier momento. 

El Axis Mundi también puede ser considerado el punto de acceso a diferentes mundos internos de la cosmología mítica. Parece razonable asumir que el Árbol de la Vida cabalístico evolucionó a partir del chamánico árbol del mundo. Los cruces de caminos son otro símbolo del Axis Mundi, apareciendo en las mitologías celtas, griegas y haitianas. Los mundos internos están poblados por multitud de espíritus, demonios y antepasados. El contacto y el conocimiento de estas entidades es parte de la totalidad de la experiencia de una sociedad tribal mediada por el chamán. Este es raramente el caso en la cultura occidental – hay una vasta variedad de mundos internos que pueden ser explorados. La Mente Profunda es muy receptiva a la sugestión (después de todo, es así como aprendemos), y puede ataviarse a sí misma con cualquier tipo de imágenes. Usando el templo astral y las técnicas de formación corporales tratadas anteriormente, puedes explorar cualquier mágico mundo interior, desde los míticos paisajes de los dioses nórdicos a los prístinos jardines a los que se puede penetrar a través de los trigramas del I Ching.

La Voluntad Mágica

La consciencia surge de la percepción, la cual emerge de nuestra interacción con el entorno. La Voluntad puede ser entendida análogamente como la interacción de la intencionalidad a lo largo de un vector dado. Cuando dices: “Es mi Voluntad el…” estás proyectando en el futuro. La Voluntad Mágica no debe ser confundida con la llamada fuerza de voluntad o concentración. No tiene ninguna utilidad hacerte pasar a ti mismo rigurosas pruebas, juramentos o promesas si el deseo para superar un hábito o conducta es más débil que el deseo de mantenerlo, si es así seguramente fallarás y de este modo refuerzas tu sensación de ser débil.

La llave de la Voluntad está en la relajación en el presente, la unidad en el deseo y la unidad en el propósito. Como verás en el siguiente capítulo, ser competente en la Hechicería requiere que puedas aislar, identificar y enfocarte sobre unos deseos específicos, mientras, a la vez, te despegas de ellos. Los deseos se manifiestan cuando han sido aislados, exteriorizados y después olvidados. Los actos de magia ritual, que conllevan la coordinación de la percepción y la acción a lo largo de un vector dirección, sirven como ejercicios de unidad de propósito. Por ejemplo, yo proyecto una intención: visualizo el sigilo que representa mi deseo. Lentamente llevo mis manos hacia adelante, como si el aire se resistiera a mi movimiento. Al mismo tiempo, visualizo un haz de energía saliendo de mi mano. Exhalo con un grito de “¡Kia!” Todas estas acciones están unidas en un único propósito de proyección en el futuro. Así, palabra y hecho son uno. Hacer tu voluntad requiere un relajada y centrada mentalidad enfocada en el propósito, mientras te desapegas de los resultados que intentas atraer. En el Budismo Zen, esto es conocido como “Sabiduría Inamovible”, donde la mente de uno es liberada de las ataduras y lazos del pasado y de la anticipación del futuro. Esta práctica no es fácil para la mayoría de nosotros, y requiere mucha paciencia, disciplina y práctica. El refinamiento de la Voluntad Mágica surge de la práctica y la vigilancia constante contra el caer en patrones de pensamiento y conducta habituados. El valor de las prácticas de meditación simple, como las que se hallan en la práctica del Zen no deben ser descartadas, dado que pueden ser de gran ayuda en el desarrollo de la consciencia del cuerpo-mente, y la consciencia del presente inmediato. Muchos magos modernos practican algunas formas de artes marciales y tales prácticas son de gran valor para desarrollar habilidades mágicas.



------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:



No hay comentarios:

Publicar un comentario