miércoles, 27 de mayo de 2015

Yatuk Dinoih - Magia Negra en la Antigua Persia

Por Yatus
(Traducido por Manon de Glimpses of the Left Hand Path)

Zoroastrismo

El culto del Sabio Señor, Ahura-Mazda, también llamado en griego Oromazdes (helenizado: Ohrmuzd, Ohrmazd) fue una religión que floreció entre las tribus iranias a lo largo de cerca de mil años. Escritas sobre las páginas del Avesta (textos sagrados de la religión de Zoroastro), las creencias derivaron de la antigüedad más temprana, de mitos y leyendas más antiguos que el estatus iranio como comunidad independiente, extendiéndose hacia atrás hacia influencias indo-iranias. Los más antiguos relatos del culto al Sabio Señor (Ahura - sabio, Mazda - señor) se estima que son de al menos 2500 años de antigüedad y que fueron dejados por aquellos "a quienes él dio poder: los reyes Aqueménidas."

De hecho, la doctrina religiosa de Zoroastro (siglo VII A.C.) no era una nueva religión sino más bien una creencia restaurada cuyo origen partía de formas más antiguas de cultos a Ohrmuzd (Mazdeismo), y era un tipo de "un compromiso entre la ideología y las enseñanzas" que fueron incorporadas dentro del Zoroastrismo. Las más importantes de estas ideologías fueron el Zurvanismo y el Maniqueismo. Los conceptos del origen del universo difieren en los mitos del Zoroastrismo y fueron formados por la doctrina y pensamiento alrededor del que un mito particular surgió. Una de las versiones cosmológicas en la doctrina Zurvanita describe el génesis de la siguiente manera: en el principio estaba solo Zurvan, el tiempo infinito. No había sol ni luna que midieran los meses, los días y los años. No había tierra ni cielo. Nada existía aparte de Zurvan. Pero Zurvan deseaba una descendencia. Rezó e hizo ofrendas hasta que finalmente concibió un hijo. Imaginó a su hijo no nacido como pura luz, majestad, belleza y tan absoluta bondad que el hombre no puede comprenderla. Pero el pensamiento es siempre involuntariamente acompañado por su adversario - por ello también imaginó el carácter opuesto: oscuridad, fealdad, mal y una sombra de duda aparecida junto con la fe de una esencia brillante del no nacido. Aparte del amor, también estaban las emociones opuestas, renuencia y envidia. Y aunque estas solo eran sombras de sentimientos y pensamientos, eran lo suficientemente fuertes como para concebir a otro hijo, el opuesto del primero, la encarnación de todas las cualidades que Zurvan rechazaba. El otro hijo era oscuro y maligno, hostil hacia el primero, agresivo y lleno de odio. Zurvan era inconsciente de portar dos hijos en su útero. Como unidad todo abarcante, no conocía la naturaleza de la división, no sabía que la separación siempre resulta en dos cosas, no en una. Por lo tanto prometió a su primer hijo nacido el mando sobre el universo. Pero ocurrió que el hijo que emergió del útero de Zurvan no era el deseado hijo brillante, el Sabio Señor Ohrmuzd, sino el oscuro, peludo, infecto y lleno de odio: el primero en llegar fue Ahriman.

Esta es una de las versiones del mito sobre el principio de todas las cosas. Otro, influenciado por el Maniqueismo persa, afirma que originalmente en la fundación de la religión oficial de la Antigua Persia - el Zoroastrismo, el culto del idealizado Buen Señor que encarnaba la infinita sabiduría, bondad y pureza. Esta pureza fue adorada por los primeros sacerdotes Zoroástricos (los Magi) en la forma del fuego. Esta Antigua Religión persa representa lo que la Tradición Hermética Occidental llama el Sendero de la Mano Derecha - en la que el adorador es obediente a las leyes morales oficiales (creadas por el mismo Sabio Señor) y a las normas sociales que gobiernan toda la comunidad, y tiene que seguir estas regulaciones con el fin de merecer la piedad de dios (salvación). Este dios está usualmente en algún lugar exterior, alto en los cielos abstractos y la meta es reunirse con él después de la muerte del cuerpo físico.

Es significativo en esta y otras culturas, que las mitologías representen no solo la gnosis sino también los cambios sociales que ocurrieron en esos tiempos. El concepto dualista Mazdeista y posteriormente Zoroástrico de la lucha entre las fuerzas de la Luz y la Oscuridad, es una metáfora de la ascensión persa a condición de estado - la transición de la vida tribal de nómadas (Ahrimánica) al sistema de asentamientos agrícolas a partir del que las primeras dinastías monárquicas emergieron. La mitología dualista persa influyó también a muchas doctrinas religiosas posteriores tales como el Gnosticismo (especialmente el Maniqueísmo y el Mandeísmo persas, o modernas formas neo-gnósticas tales como la antroposofía), los fundamentos de la mitología Eslava, o el dualismo de la doctrina cristiana. Sin embargo, pocos investigadores de la tradición esotérica son conscientes de que en el imperio persa, aparte de la religión luminosa de Ahura Mazda también había otro culto, la forma antinómica de la rebeldía oculta - Yatuk Dinoih, la religión de Ahriman.

Akht y Matigan - I Yosht - I Fryan

Los relatos más antiguos conocidos de Yatuk Dinoih (en persa: brujería o hechicería) han derivado del periodo Medo-Persa, de la así llamada escritura Pahlaví (etimológicamente: "heroica"), que datan de 330 A.C. - 326 A.C. Fue el tiempo de la dinastía Sasánida. Este relato es conocido como Matigan-I Yosht-I Fryan y describe a un hechicero malvado, Akht, que viajaba de ciudad en ciudad desafiando a hombres santos (sabios) con acertijos. Si le daban una respuesta apropiada, Akht les permitía vivir. Pero si fallaban, los asesinaba. Los acertijos tenían la forma de preguntas que nadie podía responder. De esta manera mató a 900 megvas (hombres santos) y el mismo número de mujeres. Finalmente, Akht llegó a la ciudad de Frashno-Vazaran, que significa "la ciudad que responde acertijos", pero incluso allí nadie pudo pasar su prueba. Sin embargo, había un hombre joven llamado Yoistha Fryan, una persona sabia y santa. Aceptó el desafío del hechicero y el gran juego de preguntas y respuestas empezó. Akht hizo treinta y tres preguntas, todas ellas dadas en el texto Pahlaví. El joven sabio las respondió todas y le hizo tres preguntas al hechicero. Después, el relato describe un horrible final.

Esta historia, no obstante, tiene otro significado - una interpretación esotérica conectada con el conocimiento y técnicas mágicas de los antiguos hechiceros Yatukan. Ervad Marzban Hathiram en su ensayo sobre Matigan-I Yosht-I Fryan observa que las pruebas de Akht no eran preguntas usuales y los sabios no murieron de forma convencional. El hechicero las creó sobre la base del Staota: la ley de las vibraciones. El Staota fue puesto en un apretado carrete que fue dado (como una pregunta) a la persona desafiada. Cuando intentaban abrir el carrete (responder la pregunta), la fuerza los mataba si no eran capaces de tratar con la vibración (energía). Michael W. Ford explica esto en una moderna interpretación de que las palabras (preguntas) eran los "mantras demoníacos de poder" que despertaban el conocimiento mágico primigenio (atavismos), el alfabeto del deseo, en la mente del hechicero.


Akht (algunas veces llamado Akht Jadu o Kabed-us-spae) en el simbolismo de la magia Yatukan es muy importante: él era tanto "creador como miembro del coven Yatus de demonios y hechiceros nómadas que deambulaban a lo largo de Persia y practicaban hechicería", así como la encarnación de los poderes demoníacos de Ahriman, su avatar terrenal (respecto a la naturaleza y la meta de la iniciación Yatukan). Fue el primero (en Persia) en tener éxito en aislar la consciencia del "orden natural" (autodeificación) a través de la transmutación alquímica oscura.

Ahriman, Yatuk Dinoih y el Sendero de la Mano Izquierda

Ahriman, o Angra Mainyu, en la mitología y demonología del Zoroastrismo es el espíritu de la oscuridad, prototipo de lo que en la cultura occidental es referido como el Príncipe de la Oscuridad o el diablo - encarnación del mal útimo. Los griegos y los romanos reconocían como Arimanus, y Herodoto lo comparaba al Kakodaimonos griego, que significa: espíritu maligno. El nombre "Ahriman" significa "espíritu diabólico", o simplemente "diablo". Es el creador y el señor de los Daevas - espíritus malignos, uno de los más antiguos arquetipos de los demonios occidentales (ejemplo de los cuales es Aeshma Daeva, el espíritu del odio y la furia, que en la tradición europea se convirtió en Asmodeus). Pero la "naturaleza malvada" de Ahriman resulta de la percepción patriarcal y la visión impuesta por la religión solar y las autoridades del estado. De hecho, es como muchas otras deidades oscuras tales como el Iblis árabe, el Set egipcio, el Sathan (Satán) judío, o el Czernobog eslavo. él encarna la oscuridad y el caos primordiales que preceden a toda creación. En el acto de la creación el caos da nacimiento no solo a la Luz sino a todo el universo estructurado. En muchas antiguas mitologías este acto es simbólicamente representado como la derrota de un monstruo primigenio, el símbolo del caos original, generalmente presentado como una Serpiente o un Dragón. Ahriman es un ejemplo típico de tal monstruo primordial. Una de sus más comunes formas fue la de un dragón negro (también un lobo, un sapo o una serpiente) y como otras deidades similares, era el espíritu de la muerte y el patrón de los hechiceros y brujas.  

El antiguo sendero persa de hechicería fue desconocido para la cultura occidental durante largo tiempo. La tradición de Yatus (hechiceros y demonios nómadas) todavía es una de las religiones menos conocidas o entendidas. Yatuk Dinoih es de hecho un antiguo sistema del Sendero de la Mano Izquierda, originario del área de lo que ahora constituye Irán, y tiene mucho en común con la corriente Tifoniana/Draconiana. De forma similar al Set egipcio, la deidad Ahriman en el simbolismo de los cultos Yatukan personifica el concepto del Adversario. Es el punto en el que una consciencia individual es despertada "del sueño" y a través de la rebeldía antinómica desafía las estructuras impuestas del mundo. Como Set, él es el iniciador, el símbolo de la oscuridad, el caos y la corriente lunar - aunque este aspecto particular está más evidentemente encarnado por Az, la contraparte femenina de Ahriman. Az es la vampírica "reina de las brujas" y "madre de demonios", la equivalente persa de Lilith, Kali o Hécate.

En toda esta ambigüedad del "Espíritu Diabólico", lo más importante es que simboliza a la consciencia autodeificada. Ahriman representa al mago que ha logrado la inmortalidad a través de la exploración del Lado Oscuro y he encontrado allí la bella luz de la iluminación prometeica - la divinidad interior - el Diamante Negro.

Para una comprensión más profunda de este asunto, es interesante comparar la naturaleza de Ahriman y su jerarquía de Daevas por medio de la analogía Qabalística. Ohrmuzd y sus emanaciones, los Amesha Spenta, personifica el lado luminoso del universo que puede ser comparado a las sefirot del Árbol de la Vida, representaciones de aspectos particulares de Dios (este es también el carácter y función de Ohrmuzd). Sin embargo, como cada sefira tiene su contraparte oscura, casi cada Amesha Spenta tienen  su  equivalente oscuro,  la  antítesis  en  la  forma  de  los  Daevas principales que emergieron de la naturaleza de Ahriman en el proceso de creación. Como las qlifot Qabalísticas, los demonios Yatukan representan los aspectos inaccesibles del universo y el lado oscuro de la consciencia. Y como  las energías  qlifóticas,  los  Daevas  son  las  fuerzas  dinámicas, caóticas y destructivas.

A parte de la iniciación vampírica, la esencia de la magia Yatukan también implica evocaciones e invocaciones goéticas que van más allá de las prácticas de The Lesser Key of Solomon. Cuando el mago goético está en el círculo,  asustado  de  la  fuerza  conjurada, Yatus  (el  hechicero)  o Pairika (la bruja) luchan conscientemente por la completa unión con los Daevas evocados y la última prueba del despertar es entrar al círculo de evocación sin ninguna protección. A través de prácticas mágicas oscuras y de la alquimia interna, los seguidores nómadas de esta religión perdida trabajaban para volverse como el Akhtya (el fundador de este culto) de las antiguas leyendas  persas,  el  hechicero  inmortal,  volverse  lo suficientemente fuertes para "transformar los deseos en carne" y controlarla realidad que les rodeaba. Así, a través de la comunión con los más terroríficos  demonios  de la  historia,  ellos  adquirían  sus  habilidades  y conocimiento esencial para lograr la divinidad - igual que Ahriman.
  
Magia Yatukan en los Tiempos Postmodernos
 
El postmodernismo, o el movimiento postmodernista, parece un término conveniente para caracterizar a la imagen del mundo de hoy: el periodo en el que el contacto con la esfera de lo sacro ha sido reemplazado por los medios de comunicación y todo sistema mágico “moderno” está basado en una identidad volátil, el panpsiquismo y el eclecticismo. La tradición Yatukan también ha sucumbido al impacto del pensamiento oculto moderno que podría ser llamado Pragmatismo Mágico. Aparte de las antiguas técnicas enraizadas en las tradiciones persas, este sistema ha incorporado elementos del Thelema de Aleister Crowley, el Zos Kia Kultus de Austin Osman Spare y la inspiración de los trabajos de Jake Stratton-Kent, John Whiteside Parsons o Charles Pace. Podemos encontrar aquí trazas del sistema postmoderno de la Magia del Caos. La hechicería Yatukan desarrolla por incorporación también elementos de necromancia y vampirismo de otros senderos relacionados: la magia egipcia, el Palo Mayombe o la Santería. Todo esto, sin embargo, ocurre a través de un muy moderno y efectivo sistema de magia oscura pragmática y alquimia espiritual..

Ritual Yatukan del Dragón Negro

Logia Magan, Varios Autores

¡Señor de las Sombras!
¡Esencia de la Oscuridad!
¡Convoco a tus negros espíritus!
¡Busco la unión con la Sombra
que está oculta en el abismo de mi alma!
¡Que el ritual comience!

¡Lepaca Kliffoth!

Toma la espada o una daga y apúntala a las cuatro direcciones, diciendo las siguientes palabras:

Sur

¡Shaitan!
¡Señor del Desierto y el sol ardiente!
¡El que trae las Tormentas y el Fuego!
Que tu esencia entre en este templo.
¡Ven desde la máxima Oscuridad!
¡Enciende tu Llama Negra sobre el altar de mi alma!
¡Yo te invoco!

Este

¡Lucifer!
¡Portador de Luz e Iluminación!
¡Phosphorus!
Que tu chispa de divinidad
arda más brillante que la luz del sol del mediodía.
¡Llena este templo con el fuego Prometeico
y la luz de la llama sobre el abismo de mi existencia!
¡Yo te invoco!

Norte

¡Belial!
¡Ángel del desgobierno!
¡Espíritu de la Tierra y la Oscuridad!
¡Fuente de impureza!
¡Padre de la Lujuria y los placeres terrenales!
¡Entra en este templo con tus espíritus de Oscuridad!
Ven desde el Norte, el reino del Frío.
¡Yo te invoco!

Oeste

¡Leviatán!
¡Gran Serpiente del Mar!
¡Rahab!
¡Dragón de Siete Cabezas del Caos!
¡Abrázame en tus espirales atemporales!
¡Surge desde las profundidades de las aguas oscuras
y llena este templo con el poder que yace escondido
en los abismos más profundos!
¡Yo te invoco!

¡Que las puertas infernales se abran
y los poderes de Arriba y Abajo entren en este espacio ritual
para ser testigos y hacer cumplir esta ceremonia!

Visualiza los portales abriéndose a las cuatro direcciones y desde arriba y abajo, visualiza los poderes oscuros entrando al templo y llenándolo con una densa energía negra. Vibra el staota:

Nonasturna

Eleva tu vara y recita:

¡Espíritu de la Oscuridad, Angra Mainyu, yo te invoco!
Soy el errante sobre el sendero de las sombras
en el que busco tu presencia y tu guía.
Levanta el velo de Luz que oculta
la verdadera naturaleza del mundo
y permíteme convertirme en inmortal en la Oscuridad.
Despiértame a través de tu oscura comunión
y déjame saborear los frutos del éxtasis infernal.
¡Ahriman!
¡El Dragón Negro de las Sombras!
¡Espíritu perverso!
¡Que tus fuerzas oscuras entren en mi ser
y me revelen tu esencia a través de tus siete archidemonios!

Sigue visualizando el templo llenándose con denso humo negro.

¡Indra!
¡Señor de la Apostasía!
¡Daemon del Aislamiento!
Entra en mi consciencia.
Enciende la chispa que yo transformaré en fuego de deificación.
¡Los falsos dioses morirán para dejar espacio
a aquellos que buscan la divinidad interior!

¡Zairitsha!
¡Espíritu de la sabiduría inmortal!
¡Revélame los tesoros infernales del conocimiento oculto!
¡Desvela la antigua sabiduría de la hechicería oscura!

¡Sauru!
¡Demonio de la Desobediencia!
¡Esencia de la Rebeldía!
¡Dame la fuerza y perseverancia
para recorrer el duro sendero del aislamiento antinómico!
¡Déjame seguir la corriente del Caos
que se convertirá en mi herramienta de progresión dinámica!

¡Naonhaithya!
¡Espíritu del Descontento!
¡Mueve la rueda del progreso eterno!
¡No me permitas descansar
en un mero contento de estancamiento,
sino pon la rueda de los cambios en movimiento
para que siempre pueda reunir los frescos frutos de mi trabajo!

¡Taurvil!
¡Daemon del veneno mortal!
¡Destruye la debilidad con tu poción!
¡Aniquila las mentiras e ilusiones que me rodean!
¡Despierta en mí el hambre por el conocimiento
que será transformado en poder!

¡Aka Manah!
¡Señor de la consciencia aislada!
¡Planta las semillas de divinidad en mi alma
y permíteles crecer en la más absoluta Oscuridad
para que yo pueda emerger del abismo de la ignorancia
como un avatar del Dragón Negro!

¡Aeshma Daeva!
¡Demonio de la lujuria y la cólera!
¡Ira y Venganza!
¡Violencia y Guerra!
¡Despierta en mí la furia para que yo pueda,
como el tornado, destruir todos los obstáculos
en el camino que yo haya elegido!

Señores de la Carne
Señores de la Mente
¡Que mi Voluntad sea proclamada a través de vuestras acciones!
¡Que mi deseo se convierta en carne!

Vibra el staota de poder:

¡Yatukisahla!

Me convierto en el recipiente de la Oscuridad
que transformo en fuego divino.
Lo Oscuro se convierte en Luz y sobre este sendero prohibido
me acerco a mi propia divinidad.
¡Que la Llama Negra ilumine mi ser!

Mientras vibras otro staota siente cómo la energía invocada está entrando y transformando tu consciencia:

¡Izzadraana!

¡Ho Drakon Ho Megas!


Comentario:


Este ritual convoca a los siete Daevas, los siete archide-monios de Ahriman, el Dragón Negro, y los usa como vehículos de ayuda en el proceso de autodeificación que es la meta y esencia del Sendero de la Mano Izquierda. El staota (vibraciones) que es usado en el ritual se ha tomado del grimorio de brujería persa “Yatuk Dinoih” (segunda edición) de Michael W. Ford.


------------------------------------------




Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:


No hay comentarios:

Publicar un comentario