lunes, 6 de enero de 2014

MISTERIOS NO BUSCADOS

Por Michael Kelly
(Traducido por Manon de Dragon Scales)

Sólo hay un mandato emitido al Runista: “¡Reyn til Runa!”: “¡Busca los Misterios!” Todas las otras instrucciones, currículo o pautas están subordinadas a, o son expresiones de, esta simple instancia. Las runas mismas son particularizaciones de esta tremenda carga.
Hay dos tipos de Misterio que el Runista puede encontrar. El primer tipo, y el que es descubierto durante nuestro periodo de aprendizaje particularmente, es el Misterio que está encarnado en la tradición pero que es recientemente despertado en nosotros personalmente. Todo el que lea esto que haya hecho cierta cantidad de trabajo con las runas tendrá alguna noción de este tipo de Misterio. Por ejemplo, el significado subyacente y función de fehu es conocido. Es parte de la tradición. Cualquiera puede coger una copia de Futhark o Runelore y leer lo que fehu “significa”. Descubrimos el Misterio de fehu cuando empezamos a trabajar con ella y pensamos en ella por nosotros mismos, permitiéndole arder dentro de nuestra consciencia, hasta que repentinamente estamos familiarizados con ella como una fuerza viviente, una corriente, un medio para el cambio. Cuando esta consciencia personal de la esencia de la runa es ganada, lo cual probablemente ocurra generalmente durante las primeras fases de los ejercicios de pensamiento-runa, habremos experimentado el primer tipo de Misterio: nos habremos acercado a una cantidad conocida, definida por la tradición, y la habremos descubierto como una esencia viva a través de nuestro propio trabajo. Este primer nivel de Misterio transforma el conocimiento del libro en vibrante poder y entendimiento, los cuales los hemos ganado por nuestro propio trabajo.
Ahora considera los Misterios de los que un Iniciado bien establecido, un Compañero del Rune-Gild, habrá tomado consciencia de esta manera. Será consciente de los movimientos y manifestaciones de las veinticuatro runas en las corrientes cambiantes tanto de su propio ser como del mundo, y poseerá la Voluntad y el conocimiento de cómo acceder a esas corrientes y dirigirlas. Habrá reconocido y tomado consciencia de las varias partes de su propio complejo cuerpo-alma. Entenderá los nueve mundos y los caminos que los unen. Habrá leído las leyendas, las tradiciones, la mitología y habrá hecho avances en la interpretación de sus Misterios en la medida en que son relevantes para su propia vida y circunstancias. Este es un impresionante cuerpo de aprendizaje, Misterios revelados – y nuevas capas siempre en revelación – a través del trabajo duro y directo.
Todos estos Misterios que han sido despertados dentro de la persona del runista son una directa Remanifestación de los Misterios de la tradición. Las enseñanzas y sabiduría de aquellos que han andado el sendero antes y que han permitido al runista buscar y encontrar los mismos Misterios esenciales que sus antepasados. El hecho de que estas enseñanzas puedan ser encontradas en los libros o lecturas no las hace menos Misteriosas. Están inertes hasta que la viva Voluntad y Trabajo del runista las despierta en su propio ser. Buscando estos Misterios tradicionales, el runista ha aprendido un Misterio adicional: este es el Misterio de la tradición misma, más que las partes de las que está constituida. Una vez esta base ha sido puesta, el estudiante descubrirá que todo el corpus de la tradición está enlazado; es una expresión completa de la vida, el mundo y la magia. Gracias a sus esfuerzos, el estudiante será capaz de hallar vínculos entre las varias partes de la tradición. Las voces de sus ancestros le hablarán.
Volveremos a la importancia de estos Misterios tradicionales después, pero ahora estamos en una posición en la que empezar a considerar el otro tipo de Misterio. Pronto será patente para cualquiera que haya logrado su entrenamiento rúnico que debe existir otro tipo de Misterio, que no es parte del Misterio revelado por el entrenamiento dentro de la tradición y aún así está implícito dentro de él, oculto detrás del mismo.
El runista que haya aprendido sus runas ahora entenderá que las veinticuatro runas no son sino facetas del Misterio en sí, la Runa: Runa. Lo que es más, será patente cuando considere este Misterio que Runa es más que la suma de Sus partes: hay grietas entre las runas individuales que permiten al Misterio fluir a través suyo de formas inesperadas. Esto es reminiscente de la forma en la que los mundos fueron formados a partir del misterioso Vacío, Ginnungagap. Lo misterioso e inesperado aún ahora puede entrar en nuestras vidas. Como verdaderos runistas, debemos no sólo permitirle hacerlo, deberíamos invitarlo activamente a hacerlo.
En las series de libros de las Typhonian Trilogies, comenzando con The Magical Revival, Kenneth Grant relata muchos incidentes a partir de su experiencia en la Logia de la Nueva Isis de la O.T.O. Typhoniana. Estos relatos son fascinantes de hecho, pero uno de los más interesantes rasgos que él describe es la repetida incidencia durante los ritos de lo que denomina “tantra tangencial”. Estas eran manifestaciones de varios tipos que ocurrirían como consecuencia indudable de un rito, pero no que estaban conectadas con el propósito para el que el rito era llevado a cabo. Mientras que los participantes estaban enfocándose sobre una meta dada, este tantra tangencial parecía llegar desde algún lugar por su propia voluntad. Eran Misterios de una naturaleza iniciática relevante, a menudo proveían intuiciones de mucho valor o demostraciones de extraordinario poder, pero no eran buscados y previamente ni siquiera se tenía noción de ellos. Deseo explicar de alguna forma la importancia y la vitalidad de tal tantra tangencial desde una perspectiva rúnica.
Recientemente escribí sobre tal tantra tangencial en mi libro Apofis, como sigue:

Ellos no son un componente Deseado del Trabajo, de alguna manera son tangenciales a él, su manifestación exacta no puede ser predicha, y aún así ambos son inevitables y de hecho esenciales. Estos resultados e impresiones que derivan de la magia de un mago y aún así no se deben a su dirección consciente son el aliño que mantiene las cosas frescas y las empuja hacia los horizontes de nuestra visión. Deberían ser valorados, incluso cuando hieren o dan terror.
Esto puede sonar como un extraño argumento, pero estas sincronicidades tangenciales, sucesos e intuiciones extraños no reducen los resultados reales de un Trabajo exitoso, simplemente añaden una nueva e imprevista dimensión. Aquellos Iniciados que han perseverado hasta aquí no deberían necesitar que les dijera esto, pero creedme cuando digo que el momento en que tu magia se vuelva encajonada y predecible es el momento en que mueres espiritualmente y eres consumido por los dioses de la muerte. No deberías necesitar que te diga el por qué.

En Apofis, describo la operación de magia básica como estando definida por tres puntos sobre un triángulo. Estos son: el mago; el objeto del Deseo del mago; la Visión de lo que puede ser si el mago logra su Deseo. En el momento de cualquier Trabajo, estos tres puntos están separados por el cuerpo del triángulo, que es un Vacío de potencial entre ellos. Están vinculados por los ángulos del triángulo, pero los puntos son distintos y no son todavía uno.
El acto de magia ocurre cuando el Iniciado logra tender un puente en el golfo entre los tres puntos con su propia consciencia. En este extático momento, el potencial en el Vacío es liberado y puede llegar a manifestación. Los tres puntos se funden en ese instante, permitiendo que el cumplimiento del Deseo del Iniciado – el tercer punto – se materialice.
Sobre el nivel de una aplicación conscientemente dirigida de la Voluntad, el Iniciado ha experimentado aquí un Misterio: asumiendo que su Trabajo tenga éxito, ha accedido a los patrones del universo y dirigido las corrientes runa para crear un cambio por su Voluntad soberana. Pero este es el Misterio que ha buscado específicamente; esta es su intención. Hay otras tres capas de Misterio que también llegarán a ser en este momento, pero que no siempre son buscadas o conscientemente reconocidas.
El primer Misterio es el conocimiento de lo que ha ocurrido a su propio yo. Si ha llevado a cabo su magia con éxito, entonces ya no es la misma persona que empezó el rito. Cuando se ha tendido un puente en el Vacío y los mundos son remodelados, los tres puntos en el triángulo mágico son afectados por ese cambio. Ya que el Iniciado siempre es uno de esos puntos, es imposible trabajar cualquier magia sin cambiarte a ti mismo en el proceso. Tu propio ser será cambiado por las fuerzas que ejerzas, incluso si sólo es un simple hechizo lo bastante flojo como para encontrar cambio para comprar un perrito caliente. Así que sé cuidadoso con lo que eliges hacer, en asuntos aparentemente triviales no menos que en los Trabajos Æónicos de gran escala. ¿Qué es lo que las runas que cantas dicen sobre ti y cómo te cambiarán? Sé siempre consciente de esto. Muchos magos, especialmente en sus inicios, insisten despreocupadamente, ignorantes incluso de que han cambiado después de todo.
El segundo Misterio está vinculado al primero, pero a un mayor término. Cada Trabajo mágico es una expresión de quienes somos. También es una declaración de quienes podemos Llegar a Ser. Conforme ganamos experiencia y nos volvemos más selectivos en el tipo de magia que elegimos realizar, podemos percibir un vislumbre de nuestro futuro potencial sobre el horizonte de cualquier Trabajo. La magia se convierte no sólo en un dispositivo para encantar lo que Deseamos ahora, sino que en un medio a través del cual una nueva Visión de lo que podemos ser puede ser conseguida. Con cada Trabajo, el Iniciado ve algo del corazón oculto de sí mismo revelado y puede alterar su trayectoria en conformidad.
La magia no sólo nos afecta de esta manera, sin embargo, no todo es un camino de rosas (o si lo es, estas rosas en particular tienen algunas espinas poderosamente desagradables). Así como nos ofrece la oportunidad de percibir y formar el mejor Yo posible que podemos Llegar A Ser, la magia también removerá tus profundidades, despertando aspectos de tu sombría y suprimida naturaleza, de los que ordinariamente no eres consciente. Si estás alerta, puedes percibirlos y encararlos. Aunque esto pueda ser una inquietante experiencia, permite al Iniciado llegar a un acuerdo con su propia naturaleza, pudiendo así aceptarla, integrarla y ejercer sus poderes. Hay aspectos de la naturaleza humana que residen dentro de nosotros y que francamente negamos, incluso a nosotros mismos. Esto no es bueno para el Iniciado, que debe sacar sus esqueletos fuera del armario, mirar dentro de sus propios ojos y admitir honestamente, “Sí, soy capaz de tales cosas. Sí, esta es una parte de mí. Acepto completamente esto, pero elijo no llevarlo a cabo.” Lleva tales partes de ti al alcance de tu control consciente. Niégalas o reprímelas por miedo y un día, en un momento de estrés, pueden soltarse de la correa. Esta negación y falta de auto-consciencia es el motivo de que “buenos chicos que aman a sus familias” pueden de repente perder la cabeza y cometer atrocidades. Puede que te encuentres encarado con tus verdaderos motivos para algún acto de magia supuestamente altruista, y puede que no te gusten ni un pelín; pero habrás penetrado más en el Misterio de ti.
Sigue habiendo un medio final a través del que abrir el Misterio para que pueda entrar en la vida del runista, siendo el simple proceso de vivir tu vida diaria. Puede ser la manifestación más difícil de reconocer pero es la que tiene el mayor panorama para un completo cambio de vida. Sólo puede hacerse patente a aquellos que han mantenido sus mentes abiertas a la maravilla y posibilidad y sólo puede ser usado por aquellos que han puesto largo y duro Trabajo en preparar su fundamento.
Este es un delicado equilibrio. Posibilidades para una transformación a gran escala pasarán a todo el mundo, pero generalmente sólo son percibidas por aquellos que son cuidadosos e imaginativos, cuyas mentes no están sobrecargadas por los rigores de una rutina y molienda diarias. Sin embargo, estas son generalmente las mismas personas menos capaces de actuar sobre sus fantasías, ya que son demasiado indolentes o demasiado tímidas. Por otra parte, aquellos que están mejor adecuados para poner en práctica su Visión y hacerla una realidad son los que han tenido el poder de voluntad y la determinación para seguir con una rutina, para trabajar a lo largo del currículo de Nine Doors of Midgard. Sin embargo, tales personas están en peligro de que los árboles no les dejen ver el bosque, de estar tan ocupados con su rutina y su currículo medido que no haya espacio para que la espontaneidad se abra paso.
Este es el punto de paradoja donde el runista verdaderamente exitoso debe aprender a morar: lo bastante disciplinado para hacer el Trabajo, para hacer las runas suyas propias y establecer firmemente su entendimiento del lenguaje mágico a través del que un diálogo entre el interior y el exterior puede tomar lugar, mente abierta y visión clara lo bastante como para reconocer un momento de extrañeza y responder a él. Necesitamos ser capaces de sentir esa extraña agitación en la boca del estómago cuando algo toca nuestras almas, cuando el Misterio posa Su Mano sobre nuestras cabezas, pero también necesitamos haber desarrollado nuestras herramientas y habilidades en la medida en que podamos entender lo que Ella(1) nos está diciendo. Lo uno sin lo otro siempre fallará. Esta es la grieta entre las runas de la que hablé antes, la grieta a través de la que podemos percibir a Runa En Sí Misma. Pero antes de que podamos hacerlo, necesitamos reconocer las runas que enmarcan esa grieta.
El equilibrio crucial es que necesitamos la habilidad, el conocimiento tradicional y los medios de comunicación con el fin de actuar sobre el Misterio. Pero necesitamos ser libres y lo bastante salvajes como para permitir al Misterio tocarnos en primer lugar. Encontrar ese perfecto equilibrio entre el Trabajo y el Juego en la vida es crucial para una Iniciación Efectiva.
Una vez el equilibrio es logrado, ¿cómo se te manifestará el Misterio? No lo sé. Asumirá alguna forma única y personal para ti, algo que surja a partir de tus mayores intereses y que te motivará e inspirará. Pero cuando este tipo de Misterio llegue, un contacto directo de tu alma con Runa, entonces será GRANDE. La Visión misma probablemente no tendrá nada que ver con tu currículo ordinario de Trabajo rúnico. Pero las habilidades que hayas aprendido siguiendo ese currículo son precisamente las que necesitarás con el fin de seguirla y arrancarle sus secretos. Algo puede aparecer de improviso en un libro o revista, un extraño puede hacer un comentario peculiar, puede que veas algo que está simple y completamente fuera de lugar u oír una pieza de música que te impulsa extrañamente. Pero algo se agarrará a tu alma y te obsesionará.
No puedo establecer ninguna norma respecto a dónde el Misterio te conducirá, sólo puedo ofrecer unas pocas observaciones desde mi propio pasado y experiencia actual. Cuando quiera que he sido agarrado por tal Visión, sé que se esperaba de mí que me dedicara con todo mi ser a perseguirla, sin reservas. Dinero, tiempo, inconvenientes, todos son irrelevantes mientras me preparo para ir a toda prisa a otra búsqueda completamente loca, persiguiendo un seductor Misterio. Tales eventos me alcanzan y asaltan desde una fuente, que no está en sí misma relacionada con las cosas que ordinariamente serían consideradas esotéricas u ocultas. Estas búsquedas siempre han implicado viajar, un peregrinaje a algún lugar que supone gastos y preparación. Esto es importante en sí mismo, ya que impele al Iniciado a subirse simbólicamente encima de Sleipnir y capear los mundos buscando esta Runa. Finalmente, la Visión original, el señuelo que me condujo a cada Trabajo, puede no necesariamente haber sido lograda (algunas veces sí, otras no). Pero en cada ocasión que he perseguido un Misterio de esta manera, he descubierto una nueva Fórmula Mágica en consecuencia, un Secreto que formará y creará todo mi futuro Trabajo.
Esta es la única guía que puedo dar, porque mi Misterio no será tu Misterio, aunque ciertamente puedo compartir las Fórmulas, de las cuales este ensayo es una. Mantén un agudo ojo, un corazón entusiasta y apasionado y una risa en tu alma. Entonces la persecución de todos los Misterios será un goce y una revelación. Cuando Runa llama, date libremente a la corriente, siguiendo las directrices de la Señora. Ella no te decepcionará.


Notas:


1) El autor a lo largo del texto de este ensayo, habla del Misterio y por lo tanto de Runa en femenino, identificándolos con la Mujer Escarlata, de ahí que se refiera a ellos usando el pronombre personal Ella, algo que no es apreciable en otras partes del ensayo en la traducción al español, pero que sí lo es en su versión inglesa original (Nota del Traductor).



------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que Shaagar y yo hemos traducido, te recomiendo que lo compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:



No hay comentarios:

Publicar un comentario