domingo, 8 de julio de 2012

EL DRAGÓN DEL NORTE


Por Michael Kelly
(Traducido por Manon de Ægishjalmur)

(Nota: Para visualizar correctamente este texto y todos los relacionados con la Tradición Nórdica, es aconsejable tener instalada la fuente Elder Futhark en tu PC)

La Magia Draconiana y la Tradición Nórdica


La Magia Draconiana es una corriente mágica que está especialmente concernida con las energías y simbolismo de los dragones. Extrae su inspiración de los mitos y leyendas de los dragones y serpientes y extrae sus poderes del miedo, asombro y fascinación que estos seres portan dentro de la psique humana. También extrae su poder de la propia herencia biológica de la humanidad, retrotrayéndose hasta las mismas raíces del tallo cerebral reptiliano, la parte de la mente donde los monstruos residen, indómitos y primigenios. Lleva estos poderes y perspectivas enérgica y conscientemente a completa manifestación dentro del practicante.
La tradición Nórdica es esa escuela de magia, mitología, historia, filosofía, cosmología y psicología que tiene sus raíces en la gente y tribus de la Europa del Norte. Este es el mundo de las runas y los Dioses Nórdicos, los héroes de las sagas y el árbol-del-mundo Yggdrasil. Esta tradición viven en la línea de sangre que desciende desde estas gentes hoy, aquellos que todavía recuerdan los Dioses ancestrales y los relatos que han formado su herencia.
La Magia Draconiana es una escuela de magia que enseña que la meta del alma es la incrementada individuación y otorgamiento de poder. La soberanía del Yo es su credo. El propósito del mago Draconiano es aumentar su propia esencia a un nivel cercano a la divinidad, adquiriendo nuevos poderes y nuevos estados de ser conforme así lo hace. Gana el dominio de su propia vida y busca perpetuar esa vida a través de la inmortalización de su psique.
La gran diferencia entre tal sendero espiritual y aquel ofrecido por la mayoría de religiones es un asunto que ya ha sido cubierto en Apofis y no volverá a tratarse ese fundamento aquí.
Las ideas raíces de las gentes del Norte son calurosas y afirmadoras de la vida. Como tal, el conflicto visto dentro de las religiones Judeo-Cristianas simplemente no existe. El hombre no es visto como un pecador y un infeliz, sino como un ser noble que es absoluta y literalmente descendiente de sus Dioses. Porta el valor Divino en su propia carne, sangre y mente. Como tal, puede ser sugerido que no hay necesidad de una distinción entre los Senderos de la Mano-Derecha y Mano-Izquierda en el Norte, tal y como uno encuentra en otros acercamientos espirituales; o quizá más adecuadamente que la ideología Nórdica es Sendero de la Mano-Izquierda en su misma esencia. Esto no significa que todos los que sigan un sendero espiritual Nórdico son Iniciados del Sendero de la Mano-Izquierda. Algunos eligen conducir un más gentil, menos Auto-evolutivo rol. Pero no hay tal conflicto irreconciliable de principios básicos como serán encontrados entre el Cristianismo vs Satanismo, o el Setianismo vs los otros cultos Egipcios. Hay una sensación de camaradería y ancestros compartidos entre todos los que siguen el camino Nórdico, incluso si algunos eligen desarrollar y extender ese poder ancestral más que otros.
La unión de la Magia Draconiana y la sabiduría Nórdica es profunda y enriquecedora, un perfecto matrimonio mágico. Los dragones son un aspecto mayor de los mitos de la Europa del Norte y hay tres wyrms(1) particulares destacados en los Eddas y sagas que caracterizarán fuertemente nuestro Trabajo, cada uno manifestando un aspecto separado de la serpiente primordial.
Esto nos lleva a apuntar dónde necesitamos definir los patrones del currículum que yace ante nosotros. En Apofis, las tres Deidades pertinentes a la Magia Draconiana fueron definidas como: el Señor de la Oscuridad, la Mujer Escarlata y el Antiguo Dragón. Debemos ahora tomarnos algún tiempo para examinar estas Deidades como Se manifiestan a nosotros en la tradición Nórdica. Si tú, como yo, tienes la sangre de ancestros Nórdicos fluyendo en tus venas, encontrarás que esto se convertirá en una maravillosa revelación, una sensación de llegar a casa. No debería ser confundido con la elección de una tradición, cualquier tradición, y hacer que sus Dioses se ajusten. Si estos Dioses están en tu sangre y usas el Trabajo de este libro para llamarLes, créeme, ¡lo sabrás!

Las Deidades Nórdicas de
la Magia Draconiana

Odín

En Apofis, el principal Dios de la Magia Draconiana es explicado siendo el Señor de la Oscuridad, representado en ese volumen como Set, el Dios Egipcio que está contra los Dioses.
En el Norte, la figura que ocupa esta posición principal, el Dios principal del mago Draconiano, es Odín, el Padre-de-Todos. Él es el Señor del Valhalla, el Dios de los colgados, Bolverkr(2), Señor de la Luz y Drighten(3) de la Oscuridad. Él es un Dios complejo y multifacético, que debería convenirnos bien ya que los Iniciados deben ser personas complejas y multifacéticas.
Odín posee muchos de los atributos que pertenecen al Señor de la Oscuridad como son listados en Apofis. Él se independiza del orden cósmico original representado por el gigante, Ymir, asesinándolo y usándolo como bloques de construcción para una nueva creación, formada para adecuarse a Él y Sus compañeros Dioses: los nueve mundos que cuelgan del árbol-del-mundo Yggdrassil, más especialmente el mundo de Midgard y el recinto de los Dioses.
También es descrito como Regalando la consciencia a la humanidad. Conforme a la mitología el hombre y mujer originales eran llamados Askr y Embla: Fresno y Olmo. En otras palabras, eran árboles. El simbolismo de esto debería ser obvio, ya que la complejidad de los nueve mundos en la mitología Nórdica es en sí misma representada como un árbol, Yggdrassil. Esto implica que la especie humana es un microcosmos de esa estructura cósmica mayor y es – como los Dioses – capaz de viajar dentro de todos los mundos y tomar parte de sus energías únicas.
Odín da a la humanidad una compleja mente/alma, la capacidad para el éxtasis Divino y la inspiración espiritual, y – más importante – un sentido del Yo. Hace a los seres humanos tan únicos, individuos Auto-conscientes, cada uno con una voluntad propia, incluso como Él en Sí Mismo lo es.
Ni es Odín un Dios confortable. Él viaja a través de los mundos, a menudo como un vagabundo de aspecto, un viejo que desafía a aquellos que Él encuentra, algunas veces como un siniestro bromista, algunas veces seriamente mortal. Pone a prueba a aquellos que toman Su Nombre para sí mismos y les da oportunidades para el heroísmo, que a menudo equivale a un gran malestar y tribulación.
Será aparente que un Iniciado que honra a Odín y busca emularLe, desarrollando la consciencia tiene que haber dado su más elevado e inspirado potencial. Él no ofrece oraciones a Odín o implora favores, porque tales desagradarían a este Dios que favorece a las almas heroicas. Un Iniciado reconocerá a Odín en la palabra y el acto y buscará emularLe. La más profunda adoración que puede ser ofrecida a Odín es portar tu propia lanza y a grandes zancadas dentro de los mundos forjar tu propio sendero como Él ha hecho.
La mayoría de tribus Nórdicas trazaban la ascendencia de sus jefes hasta Odín. El Padre-de-Todos era literalmente el ancestro de sangre de la gente del Norte. No es un Dios en el que elijamos “creer” entre otros dioses. Él no requiere creencia; Él está en cada pulso de nuestra sangre a través de nuestro cuerpo, una parte tangible de nuestra herencia genética. La prueba de Su presencia es nuestra propia consciencia, Regalada por Él. La existencia de la consciencia es la expresión directa del Dios de la consciencia, que no es una mera metáfora. Esto crea un vínculo muy particular entre Odín y el Iniciado de los Misterios Nórdicos, un vínculo que va más allá de la mera creencia; es el vínculo del parentesco.
A diferencia del Principio de la Oscuridad en muchas mitologías, Odín no es una figura del Diablo. Él es el Padre-de-Todos, el jefe de los Æsir. Él gobierna en Valhalla, no es un rebelde contra el orden, Él lo ha creado.
Y aún así es muchas formas, Él es más reservado y subversivo que cualquiera de los otros Dioses que Le siguen. Frecuentemente viaja disfrazado y deliberadamente confunde a los mortales y Dioses por igual. No le asusta mentir o engañar con el fin de lograr Sus metas. Odín juega un gran juego y cuando los otros Dioses están más preocupados en preservar lo que tienen, Odín entiende que el Ragnarok es inevitable. Lo encarará heroicamente, pero hace Sus planes secretos para la reestructuración del mundo posterior. Como el Dios de la consciencia, Odín entiende el principio de Remanifestación y aplica Sus energías para usarlo en lugar de luchar contra él. Odín mueve las piezas en Su juego más allá de los límites de la visión de otros. Ni le asusta romper las normas del juego cuando la Necesidad lo requiere.
El rol de la figura Diabólica en la mitología Nórdica es jugado por Loki, una figura compleja cuyo propósito es introducir un elemento caótico dentro del mundo de los Dioses, creando así el potencial para la transformación. Es el maestro de la transformación y Se disfraza, asumiendo muchas formas diferentes. Como un caballo, Él engendró a Sleipnir, el corcel de ocho patas de Odín. Él también es el padre de Fenrir, el lobo del Ragnarok, y de Hel, la Diosa del reino de los muertos que lleva Su nombre. La influencia de Loki causa conflictos y problemas para los Dioses, pero Su astucia gana también a menudo el día para los Æsir. Sólo después de que provoque la muerte de Baldur es finalmente encadenado y los eventos que conducen al Ragnarok son puestos en movimiento. Estos últimos trastornos tumultuosos son discutidos completamente en el capítulo nueve.
Estos temas son más complejos que lo que esta breve descripción sugeriría, sin embargo. Edred Thorsson hace una buena defensa de Loki siendo realmente una manifestación del propio Yo-Sombra de Odín, en lugar de una entidad totalmente independiente. Me llevó un tiempo reconciliarme con esta idea, pero cuanto más llegaba a la Comprensión y conocimiento de Odín, más seguro me volví de que Edred estaba en lo correcto. Loki es una manifestación del Entendimiento de Odín de la necesidad del cambio y la transformación. Es un catalizador, y a menudo uno cruel, barriendo lo viejo para hacer espacio para lo nuevo. Odín es consciente de que el Ragnarok es tanto necesario como inevitable y Loki es la herramienta que Él usa para asegurar que se despliegue de acuerdo a Su designio.
Esto no significa que Loki esté bajo el directo control de Odín. Eso es totalmente falso. Odín y Loki están frecuentemente enfrentados, por decir lo mínimo. Pero Loki es no obstante una proyección de la Voluntad de Odín, una realización de lo que es Necesario.
Será aparente para el astuto lector que cada uno de nosotros tenemos un Loki dentro de nosotros – nuestro propio Yo-Sombra – que necesita ser desencadenado a veces. Cuando el sendero de nuestras Voluntades esté puesto y sepamos lo que tenemos que hacer, cuando estemos actuando con nuestra consciencia Odínica, ahí es cuando Loki se colará también. Él actuará sobre la misma corriente de Voluntad, pero introducirá elementos y creará sucesos que sean tangenciales e imprevistos. Este fenómeno es discutido más completamente en los últimos capítulos del libro.
Es digno de atención que tanto Odín como Loki son cambiadores-de-forma, cambiando Sus formas durante el curso de Sus mitos con el fin de lograr Sus metas.
Aquellos que estén familiarizados con las enseñanzas del Templo de Set pueden apreciar la siguiente alusión: Loki es a Odín como HarWer es a Set, un irregular e impredecible Otro Yo.
Lo que es indisputable es que Odín es el Dios principal del mago Draconiano Nórdico. Él es el Dios de la consciencia; el Dios de la transformación; el Dios de la vida, la muerte y la vida más allá de la muerte; el Dios de la magia; el ganador de las runas; el formador de los mundos (internos y externos), que sostiene el valknutr(4), los medios para atar y desatar esos mundos.
Hay muchos relatos y atributos de Odín que son de gran relevancia para el Trabajo delineado en este libro y que el Iniciado buscará activamente emular. Estos serán introducidos en sus lugares apropiados. Esta breve introducción sirve meramente para bosquejar la Esencia central de ese Dios que es la Deidad ancestral soberana, en cuyo Nombre nosotros Trabajamos.

Freyja

La segunda Deidad de la corriente Draconiana identificada en Apofis es la Mujer Escarlata. Ella es el complemento femenino del Señor de la Oscuridad, el foco del Deseo dentro del panteón Draconiano.
La Diosa Nórdica que mantiene esta posición es sin ninguna sombra de duda Freyja. Sus orígenes y la naturaleza de Su mitología La marcan como bastante distintiva en muchos aspectos.
Es a Su origen que debemos mirar lo primero de todo. Es altamente significativo que Freyja no es de los Æsir. Ella y Su hermano gemelo Frey son de una raza diferente de Dioses, los Vanir, con los que los Æsir luchaban en guerra. Parece altamente probable que la mujer que era la causa de esta guerra fuera Freyja en Sí Misma, como será explicado más abajo.
¿Por qué es tan importante que Freyja no sea uno de los Æsir? Porque la Mujer Escarlata en la Iniciación es representativa de lo Otro: Ella es aquello que el Iniciado No es, pero que Desea. Freyja es una Diosa, y por ello digna del interés de Odín y sus semejantes, pero Ella es algo diferente, algo del Exterior, un algo Otro, añadiendo un elemento nuevo y dinámico.
La mitología nos cuenta cómo cuando los Æsir se hubieron establecido, una extraña llegó a sus salas, una mujer llamada Gullveig. El encuentro no fue cordial y los Æsir mataron a la misteriosa mujer con sus lanzas y enterraron su cuerpo. Ella retornó una vez más y de nuevo la mataron con sus lanzas y enterraron su cadáver. Ella retornó una tercera vez, más poderosa que antes. Este mal tratamiento de uno de los suyos por los Æsir condujo a los Vanir a iniciar una guerra entre las dos razas de Dioses, acabando finalmente en una tregua y el acostumbrado intercambio de rehenes.
Gullveig permaneció con los Æsir, cambiando Su nombre a Heithr. Parece probable por la evidencia mitológica que Ella era de hecho Freyja, ya que Freyja es a partir de ahí hallada entre los Æsir, aunque no era uno de los rehenes intercambiados al término de las hostilidades. La acción catalítica de Gullveig en el inicio del conflicto, y Su habilidad para Remanifestarse de forma cada vez más poderosa, son también características de lo Otro, como el Iniciado descubrirá cuando su propio Otro empiece a manifestar Su influencia en su propia vida.
Una palabra debería ser dicha sobre las diferencias entre las dos razas de Dioses: Æsir y Vanir. Los primeros son Dioses del eje vertical, la dimensión espiritual, enlazando Midgard con los mundos de arriba y abajo. Están asociados con la consciencia, la cultura, la vida y la muerte. Los Vanir, sin embargo, son Dioses del orden natural de las cosas, el ciclo anual de la agricultura, la cría de animales y cosas similares, los medios de supervivencia y la propagación en el mundo natural. Después de su guerra inicial, ambos grupos de Deidades figuran en la mitología Nórdica, representando la vida en todos sus aspectos, naturales y sobrenaturales.
El nombre de Freyja es realmente un título más que un nombre personal; significa “Señora”, como el de su hermano gemelo Frey que significa “Señor”. Estos dos miembros de los Vanir son de enorme importancia en la antigua religión Nórdica y después de la guerra ellos habitaron largo tiempo con los Æsir. Freyja en particular figura fuertemente en la mitología y volveremos a prestarLe atención para examinar otro de Sus relatos míticos ahora.
El Brisingamen era un collar (o un cinturón o fajín) de excepcional belleza. Fue forjado por cuatro enanos y su virtud era tal que le daba a su poseedor tremendo poder sobre las fuerzas naturales y abundancia. Freyja deseaba este collar y lo obtuvo a través de Sus favores sexuales, llegando al acuerdo de dormir con cada uno de los enanos por turnos como pago por el Brisingamen.
Las poderosas cualidades del Brisingamen no pasaron desapercibidas para Odín, que lo deseaba para Él Mismo. Él persuadió a Loki para que robase el maravilloso collar, aunque le fue devuelto a Freyja cuando Le prometió a Odín apoyarLe en Su Trabajo. Con el tiempo, Ella enseñó a Odín el uso de esa magia de la que era Dueña: el seith, una técnica bastante diferente del propio galdor de Odín.
Este mito revela mucho sobre Freyja. Uno de Sus principales atributos es el Deseo, ilustrado aquí por Su propio Deseo por el Brisingamen y el Deseo de los enanos por Ella. Esto conduce a un intercambio, en el que cada uno obtiene lo que desea a través de un proceso sexual.
Las aventuras sexuales están a menudo enlazadas con Freyja. Su relación con Su hermano gemelo Frey es incestuosa en naturaleza. Ella es acusada de esto por Loki en Lokasenna (los Sarcasmos de Loki, o Acusación, un tipo de justa con palabras e insultos), donde Él también afirma que Ella ha sido promiscua con toda la compañía:

¡Calla, Freyja! Conozco todo sobre ti;
no estás falta de culpa
:
de los Æsir y elfos, que aquí están,
cada uno fue tu amante.
¡Calla, Freyja! Eres una bruja
y muy imbuida con malicia,
a horcajadas de tu hermano, todos los sonrientes dioses, te sorprendieron,
y entonces, Freyja, te peíste.”
Lokasenna 30, 32

Conforme el currículum de Trabajo de este libro se despliegue, el lector descubrirá que el Deseo es una Clave mágica muy poderosa. También es digno de atención que en la acusación de Loki, Freyja estaba “a horcajadas” de su hermano. Esto es significativo, ya que como Kenneth Grant arguye en sus Typhonian Trilogies la más correcta posición de magia sexual es que la mujer esté encima del hombre, no viceversa.
Loki también denuncia a Freyja de ser una “bruja”, una referencia a la magia seith que Ella practica. El seith, como opuesto al galdor, está principalmente asociado a las mujeres, especialmente a las videntes femeninas. Es llevado a cabo en un estado de trance y puede involucrar elementos sexuales.
La mitad de los guerreros muertos que se había unido al ejército de los Dioses fueron traídos al Valhalla por Odín, y la otra mitad fueron llevados al salón de Freyja en Folkvangr. Cuando Freyja Se manifiesta en Su aspecto guerrero, toma la forma de una gran cerda, una jabalí salvaje, un animal de gran ferocidad. Su carroza es tirada por gatos monteses.
Se dice en la mitología que Freyja estuvo casada con Odr. Este puede o no ser el nombre de Odín, pero es más definitivamente el nombre de la extática, consciencia despierta que Odín representa.
Así que tenemos en Freyja a una diosa del sexo, la guerra y la magia. Como tal, Ella cumple todas las funciones del arquetipo de la Mujer Escarlata que fueron discutidas en Apofis. Debo añadir una nota de precaución en esta coyuntura, sin embargo. Es útil para nosotros usar estas comparaciones por las intuiciones que ellas nos proporcionan de la Diosa y Su rol en la Magia Draconiana. Pero cuando estemos tratando con una tradición específica, sería muy equivocado decir, “Freyja es Babalon” o “Freyja y la Mujer Escarlata son la misma cosa”. Esto es bastante incierto. Existe una resonancia que nos permite sentir una afinidad entre ellas, pero Freyja es Ella Misma una Diosa y no responderá de una forma mínimamente correcta a los nombres o títulos de otras. Los Dioses de nuestros ancestros no existen en un mundo de escoger y mezclar, mezclar y combinar y mezcolanzas. Acércate a Freyja como Freyja y sólo como Freyja. Si no, si eres afortunado serás ignorado; si eres desafortunado conseguirás una nariz ensangrentada. No puedes – jamás – igualar una Deidad con otra. Pueden ser una manifestación culturalmente distinta de una misma idea, pero la personalidad y el espíritu serán bastante diferentes.

Una Triplicidad de Dragones

En Apofis, la Antigua Serpiente era representada bajo una sola figura, particularmente Apep o Leviatán. Todas las facetas de la Esencia Draconiana fueron discutidas bajo la égida de esta única entidad.
Esta encapsulación de los atributos Draconianos en una Forma todo-abarcante es una cosa buena y necesaria, representando la Esencia Draconiana despertando dentro de la psique del mago. Sin embargo, cuando miramos a la sabiduría Nórdica encontramos una historia particularmente rica en dragones y estas serpientes individuales pueden ser usadas para invocar y encarnar aspectos específicos de la consciencia Draconiana. Esto nos permite quizá un poco de más precisión en nuestro Trabajo y un empujón para nuestro Entendimiento.
Hay muchos dragones en los mitos y leyendas de los países Germánicos. El estudiante puede investigar beneficiosamente una gran cantidad de ellos. El dragón en el final tercero de Beowulf es un buen ejemplo. Pero hay tres dragones en particular que son de gran antigüedad y cuyos atributos particularmente dan forma a nuestro presente Trabajo. Estos son Fafnir, Jormungandr y Nidhogg.
Fafnir es el dragón matado por el gran héroe Sigurd. Esta historia es relatada en el Fafnismal y en la Saga of the Volsungs. A diferencia de la mayoría de las sagas, la de Volsungs es evidentemente un relato muy antiguo y su tono es más mítico que histórico.
Fafnir es el guardián de un gran tesoro de oro el portador del Ægishjalmur, el Timón del Terror(5), a partir del que este libro es titulado. Sigurd mata a Fafnir y gana el oro y el Timón. Él también saborea la sangre del dragón y adquiere su sabiduría, ejemplificada por su recién hallada habilidad para entender el discurso de los pájaros. La secuencia de transformaciones en este relato forma el proceso Iniciático central de este libro y es el foco del capítulo seis.
El proceso transformador descrito en el relato de Sigurd y Fafnir se extiende a través del libro, no obstante, incluyendo algunas de las técnicas prácticas enseñadas, tales como el uso del Timón del Terror como una herramienta para la magia operativa. La mayoría de estas alusiones y desarrollos serán apuntados, pero el Iniciado es bien aconsejado de leer los textos fuente varias veces con el fin de extraer sus atmósferas y patrones míticos interiores.
La segunda gran serpiente mítica es Jormungandr, a menudo referida como la Serpiente de Midgard. Esta enorme bestia es una serpiente marina, que mora en las profundidades del océano. Jormungandr era originalmente un hijo monstruoso de Loki y fue lanzado al mar por Odín. Una vez allí, creció en tal medida que rodeaba la totalidad de Midgard con su cuerpo.
El simbolismo de Jormungandr se hace eco del Ouroboros, la serpiente que forma un anillo y toma su propia cola en su boca. La función de este gran dragón marino es establecer las fronteras del mundo y marcar sus límites. Si Fafnir representa al Dragón Interior y el viaje iniciático del mago, entonces Jormungandr representa al Dragón Exterior y la arena en la que el viaje toma lugar. Los dos son distinto y aún así hay un vínculo entre ellos. Esta polarización entre los dos dragones será discutida más completamente en su apropiado lugar.
El gran enemigo de la Serpiente de Midgard es el Dios Thor, que casi rompe los fundamentos del mundo cuando engancha su anzuelo en el dragón en una expedición de pesca y casi tiene éxito en sacarlo con Su gran fuerza. En el Ragnarok, será Thor quien mate a Jormungandr con Su martillo Mjolnir, aunque Él Mismo perecerá por el veneno de la Serpiente. Cuando Jormungandr sea asesinado, los límites del mundo se romperán y la realidad tal y como la conocemos será barrida.
El tercero de nuestra triplicidad de dragones Nórdicos míticos es Nidhogg, un dragón alado del que se dice que tiene su refugio en las partes más profundas de los dominios de Hel, alimentándose de los muertos y rasgando las mismas raíces de Yggdrasil con sus garras, escupiendo venenos sobre ellas. Nidhogg es un devorador, cuya única función es consumir. Es así el dragón del tiempo, que todo lo devora. Y sin embargo, es el dragón que puede devorar al tiempo mismo y ahí yace su clave iniciática. Es reminiscente de la mitología de Apep relatada en Apofis, la serpiente que se traga al Sol. Como tal, Nidhogg será una fuerza a ser resistida activamente por aquellos que inician su búsqueda iniciática, pero una fuerza a ser activamente aprovechada por aquellos que estén bien avanzados en ella.
Los Misterios de Nidhogg serán discutidos más completamente en su apropiado lugar.


(1) La palabra para dragón en la mitología Germánica y sus descendientes es worm (Antiguo Inglés: wyrm, Antiguo Alto Alemán: wurm, Antiguo Escandinavo: ormr), significando serpiente (Nota del Traductor).
(2) Malhechor, el nombre que Odín utilizó cuando fue a Jotunheim para robar la hidromiel de la poesía. Odín tomó la forma de un hombre alto y fuerte. El carácter de Bolverkr muestra a Odín como un ser retorcido y cruel que derrama la sangre de los demás para conseguir sus fines (Nota del Traductor).
(3) Del Inglés Medio drihten, del Inglés Antiguo dryhten, un gobernador, rey, señor, príncipe, el gobernador supremo, el Señor, Dios (Nota del Traductor).
(4) Es un símbolo compuesto por tres triángulos entrelazados que aparecen en varios objetos y grabados del paganismo nórdico. Aparece como símbolo cercano al culto del Dios Odín en diversas piedras rúnicas. En este caso simbolizaría el poder de atar y desatar, mencionado en varios poemas y sagas; por otra parte Odín tenía poder de bloquear la mente de los hombres, para hacerlos indefensos en la batalla, procurar tensión por miedo y desparramar locura en la batalla (Nota del Traductor).
(5) Helm of Awe.

------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace, el cual es una traducción mía:





3 comentarios:

  1. Muchas gracias por estos textos tan interesantes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Al ShTN,

    Es un placer haberte sido útil, siéntete entre estos textos como en tu propia casa.

    Manon

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante esta rama

    ResponderEliminar