domingo, 15 de enero de 2012

RITUALES Y OBJETIVOS Y DISEÑO DE HECHIZO EN LAS OCHO MAGIAS

Por Peter Carroll
(Traducido por Manon)

Introducción

     Nuestro aparato perceptual y conceptual crea una división cuaternaria de la materia dentro de la tautología del espacio, tiempo, masa y energía. Similarmente, nuestros instintos conductores crean una división óctuple de la magia. Las ocho formas de magia son convenientemente denotadas por los colores que tienen significación emocional:


     Los ocho tipos de magia pueden ser atribuidos a los siete "planetas" clásicos, más Urano para la Octarina. Sin embargo a causa de expandir los parámetros de lo que puede ser intentado con cada una de estas formas de magia, tal contribución será evitada en gran medida. Las ocho formas de magia será considerada cada una por turno.

Magia Octarina

     Siguiendo la hipótesis de Pratchett, el octavo color del espectro, el que es la percepción personal el mago del "color de la magia", puede ser llamado octarina. Para mi, este es una particular sombra de rosado-púrpura eléctrico. Mis más significativas visiones han ocurrido todas en este tono, y lo visualizo como color para muchos de mis más importantes hechizos y sigilos sobre el astral. Antes de hacer a la mar un barco hecho a mano a través del mar de Arabia, fui engañado para aceptar una enorme y sin valor estrella de rubí por un mago en la India. Era de un tono exactamente octarina. Durante el más violento tifón que jamás he experimentado, me encontré gritando mis conjuraciones a Thor y Poseidón mientras me aferraba al bauprés cuando las olas montañosas rompían contra del bote y la octarina relampagueaba ruidosamente dentro del mar todo alrededor. Mirando hacia atrás parece milagroso que mi tripulación y yo sobreviviéramos. Guardé la piedra octarina, sin la certeza de si me había pasado como una maldición, una broma, una bendición, o una prueba, o todas estas cosas a la vez.
    Otros magos perciben la octarina en formas diferentes. Mi percepción personal de la octarina es probablemente una consecuencia de que el sexo (púrpura) y la ira (rojo) son mis formas más efectivas de gnosis. Cada uno debería buscar el color de la magia para sí mismo.
       El poder octarina es nuestro instinto conductor hacia la magia, el cual, si es permitido florecer, crea el Yo o personalidad del mago en la psique, y en afinidad con varias formas divinas de mago. El " Yo-del-Mago" varía naturalmente entre los magos, pero tiene las características generales del antinomianismo y la tortuosidad, con una predilección por la manipulación y lo bizarro. El antinomianismo del Yo-del-Mago se eleva a parte del alejamiento general de nuestra cultura desde la magia. El Yo-del-Mago por lo tanto tiende a tomar un interés en todo lo que no existe, o no debería existir, conforme al consenso ordinario de la realidad. Para el Yo-del-Mago "Nada es Antinatural". Una completa declaración de significados sin fin. La tortuosidad del Yo-del-Mago es una extensión natural de la destreza de la mente requerida para manipular lo invisible. Las formas divinas del poder octarina son aquellas que se corresponden más cercanamente con las características del Yo-del-Mago, y son realmente los modos más importantes de posesión para la inspiración puramente mágica. Bafomet, Pan, Odin, Loki, Tiamat, Ptah, Eris, Hécate, Babalon, Lilith e Istar son ejemplos de formas divinas que pueden ser usados en esta forma.
    Alternativamente el mago puede desear formular una forma divina de mago sobre una base puramente idiosincrásica, en cuyo caso el simbolismo de la serpiente y el planeta Urano a menudo prueban ser útiles puntos de inicio.
    El mago puede invocar tales formas divinas para la iluminación de varios aspectos del Yo-del-Mago, y para varios trabajos de magia pura más bien que aplicada. La categoría de la magia pura incluye actividades tales como el desarrollo de teorías mágicas y filosóficas, programas de entrenamiento mágico, diseño de sistemas simbólicos para uso en la adivinación, hechizos y encantamientos, y también la creación de lenguajes mágicos para propósitos similares. Es digno de notar aquí que los lenguajes mágicos del caos son realmente escritos en la actualidad en V-Primordial antes de la traducción a formas mágicas barbáricas. V-Primordial o Primordial Vernacular es simplemente el idioma nativo de uno mismo, en el que el uso de todos los tiempos del verbo "ser" son omitidos en conformidad con la metafísica cuántica. Todos los sin sentidos del transcendentalismo desaparecen bastante naturalmente, una vez esta táctica es adoptada. No hay ser, todo es hacer.
    El poder octarina es invocado para inspirar al Yo-del-Mago y expandir los arcanos principales del mago. El personal arcano principal consiste en los símbolos fundamentales con los que él interpreta e interactúa con la realidad (cualquiera que pueda asaltar la percepción) mágicamente. Estos símbolos pueden ser teorías o cábalas, obsesiones, armas mágicas, astrales o físicas, o de hecho algo que se relacione con la práctica de la magia generalmente, que no está dedicado específicamente a uno de los otros poderes de la magia aplicada, cuyos símbolos forman el arcano personal secundario de la magia.
    Desde el punto aventajado de la gnosis octarina, el Yo-del-Mago debería ser capaz de percibir las personalidades de los otros siete poderes, y ser capaz de ver sus interrelaciones dentro de su organismo total. Así el poder octarina trae alguna habilidad para la psiquiatría, que es el ajuste de la relación entre las personalidades en un organismo. La diferencia de base entre un mago y un civil es que para el último el poder octarina es un vestigio o algo sin desarrollar. El normal adormecimiento o modo neutral de un civil se corresponde a una expresión media del poder amarillo que él considera como su normal personalidad o "ego". El Yo-del-Mago sin embargo, es completamente consciente de que esta no es sino una de las ocho mayores herramientas que el organismo posee. Así, en un sentido, la "personalidad normal" del mago es una herramienta de su Yo-del-Mago (y, considerablemente, viceversa). Esta realización le da alguna ventaja sobre la gente ordinaria. Sin embargo el Yo-del-Mago en desarrollo, pronto realizará que no es superior en sí mismo a las otras personalidades de las que el organismo consta, pues hay muchas cosas que ellas pueden hacer y que él no.
    El desarrollo del poder octarina a través de la filosofía y la práctica de la magia, tiende a proveer al mago con un segundo centro mayor entre las personalidades, para complementar al ego del poder amarillo. El despertar del poder octarina es algunas veces conocido como "ser mordido por una serpiente". Aquellos que lo han sido, son realmente tan instantáneamente reconocibles el uno para el otro como, por ejemplo, dos supervivientes de un bote salva vidas.
    Quizás uno de los más grandes trucos de la destreza de la mente, es permitir al Yo-del-Mago y el ego danzar juntos dentro de la psique sin conflicto indebido. El mago que es incapaz de disfrazarse como una persona ordinaria, o que es incapaz de actuar independientemente de su propio ego, no es un mago después de todo.
    No obstante, el crecimiento de la octarina, u octavo poder del Yo, y el descubrimiento del tipo de mago que uno quiere ser, y la identificación o síntesis de una forma divina para representarlo, tiende a crear un ser mutante, que ha avanzado dentro de un paradigma del que pocos son conscientes. No es fácil dar la vuelta una vez el viaje ha comenzado, aunque unos pocos han probado a abortar el viaje con varios narcóticos, incluido el misticismo. Es un peregrinaje a un destino desconocido, en el que uno despierta sucesivamente de una pesadilla a otra. Algunas parecen vastamente entretenidas a veces. Hay mundos dentro de nosotros, los abismos son las iniciaciones entre ellos.
    La evocación de un servidor octarina puede crear una inapreciable herramienta para aquellos comprometidos con la investigación mágica. Las funciones principales de tales entidades son asistir realmente en el descubrimiento de información útil y contactos. Los resultados negativos no deberían ser ignorados aquí, el completo fallo de un servidor bien preparado para recuperar información sobre el hipotético "big bang" cósmico, fue un factor contribuyente en el desarrollo de la teoría Fiat Nox, por ejemplo.

Magia Negra

    Los programas de Muerte construidos dentro de nuestra genética y por lo tanto estructura conductual y emocional, son el precio que pagamos por la capacidad para la reproducción sexual que es lo que permite el cambio evolutivo exclusivamente. Solamente los organismos que se reproducen asexualmente, para replicar indefinidamente copias idénticas de sus más simples formas, son inmortales. Dos conjunciones con el poder negro son de interés particular para el mago: el lanzamiento de hechizos de destrucción y la evitación de la muerte prematura.
    Los así llamados ritos "Chod", son ensayos rituales de la muerte en los que el Yo-de-la-Muerte es invocado para manifestar su conocimiento y sabiduría. Tradicionalmente concebido como una figura esquelética con túnica negra y armada con una guadaña, el Yo-de-la-Muerte es privado de los misterios del envejecimiento, senilidad, morbosidad, necrosis, entropía y descomposición. Es a menudo también poseído de un mundo más bien abyecto y un sentido del humor aburrido.
    Rodeándose a sí mismo con todos los símbolos y parafernalia de la muerte, el mago invoca su Yo-de-la-Muerte en un rito Chod para uno o dos propósitos. En primer lugar la experiencia del Yo-de-la-Muerte y la gnosis negra trae el conocimiento de qué se siente mientras comienza la muerte y así prepara al mago para resistir la manifestación de la muerte prematura real de sí mismo o quizá otros, como si se estuviera, conociendo al enemigo. Un demonio es simplemente un dios actuando fuera de turno. En el curso de varios ritos Chod el mago puede experimentar al estilo chamánico, invocando dentro de sí mismo las entidades y símbolos visualizados que él asocia con enfermedades varias, para practicar desterrándolas después. Así el Yo-de-la-Muerte tiene algunos usos en diagnosis médica y adivinación.
    En segundo lugar, el Yo-de-la-Muerte puede ser invocado como una posición aventajada desde la que lanzar hechizos de destrucción. En este caso la invocación toma la misma forma general pero la conjuración es realmente llamada un Rito de Entropía. Siempre se debería buscar cualquier alternativa posible al ejercicio de la magia destructiva, pues ser forzado a la posición de tener que usarla, es estar en una posición de debilidad. En cada caso el mago debe plantar en su subconsciente un mecanismo por el cual el blanco sufra y entonces proyectarlo con la ayuda de un sigilo o quizás un servidor evocado. La magia de entropía funciona enviando información al blanco que anime una conducta autodestructiva.
    La magia de entropía difiere de la magia de combate de la Gnosis Roja en varios aspectos importantes. La magia de entropía es siempre realizada con cautela en la fría furia de la gnosis negra saturnina. La meta es un frío y sangriento golpe quirúrgico del cual el blanco no es advertido. El mago no está interesado en entrar en una lucha, meramente en una muerte rápida y eficiente. La suprema ventaja de tales ataques es que son raramente percibidos como tales por los blancos, que no tienen nada a lo que culpar de los desastres sino a sí mismos o a la ciega casualidad, lo cual en la magnanimidad de la victoria poco sirve para apaciguar. Una desventaja sin embargo, es que es más bien difícil presentar factura a los clientes por efectos que parecen ser debidos enteramente a causas naturales.
    Las formas divinas de poder negro son legión; si la simple forma de un esqueleto encapuchado con guadaña no simboliza adecuadamente al Yo-de-la-Muerte, entonces formas tales como Caronte, Thanatos, Saturno, Cronos, Hécate la Hechicera, la Hermana Oscura de Atropos, Anubis, Yama y Kali pueden servir.
    Los servidores del poder negro raramente son establecidos para un uso general de largo término, en parte porque su uso es probablemente infrecuente y en parte porque pueden ser peligrosos para sus amos, así que tienden a ser hechos y enviados para tareas específicas únicas.

Magia Azul

La abundancia no es medida en términos de activos, sino más bien en términos de cuánto control sobre la gente y lo material, y a fin de cuentas las propias experiencias, se logra por las actividades económicas. El dinero es un concepto abstracto usado para cuantificar la actividad económica, de tal manera que es una medida de cómo de bien controlas tus experiencias con el dinero. Asumiendo que las experiencias variadas, excitantes, inusuales y estimulantes son preferibles a las tediosas, y que ellas tienden a ser caras por esta razón, entonces el problema principal de la mayoría de la gente es encontrar una forma altamente eficiente de obtener dinero que tenga las cualidades agradables de más arriba. La meta de la magia de la abundancia es establecer un gran volumen de dinero que permita las experiencias agradables en ambas fases, la de entrada y la de salida. Esto exige lo que es llamado la Consciencia del Dinero.
El dinero ha adquirido todas las características de un ser "espiritual". Es invisible e intangible, el sistema monetario, los billetes y los números electrónicos no son dinero. Son meramente representaciones o talismanes de algo que los economistas no pueden definir coherentemente. Aunque es intangible e invisible en sí mismo, puede crear poderosos efectos sobre la realidad. El dinero tiene su propia personalidad y gustos idiosincrásicos, evita a aquellos que lo blasfeman, y fluye hacia aquellos que lo tratan en la forma que le gusta. En un entorno conveniente incluso se reproducirá. La naturaleza del espíritu del dinero es el movimiento, al dinero le gusta moverse. Si es amontonado y no usado, lentamente muere. El dinero pues, prefiere manifestarse como rendimiento más que como valores no explotados. Los excedentes de dinero deberían ser reinvertidos por placer inmediato como una evocación supletoria, pero la verdadera consciencia del dinero encuentra que incluso sus placeres hacen más dinero. Cobra consciencia del dinero para disfrutarlo. Aquellos con consciencia del dinero son generosos por naturaleza. Ofréceles una inversión interesante y te ofrecerán una fortuna. Simplemente no les preguntes por las pequeñas donaciones de dinero.
La consecución de consciencia del dinero y la invocación de la autoabundancia, consisten en la adquisición de un meticuloso conocimiento de las predilecciones del espíritu del dinero y una minuciosa exploración de los deseos personales. Cuando ambos han sido comprendidos, la abundancia real se manifiesta sin esfuerzo alguno.
Tales invocaciones deben ser manipuladas con cuidado. La gnosis azul de la abundancia y el deseo crean demonios tan fácilmente como dioses. Muchos hombres de éxito y cursillos de ventas se concentran sobre la creación de un deseo histérico por el dinero, acompañado con un deseo igualmente hipertrofiado de los meros símbolos de la abundancia, más bien que las experiencias que los jugadores realmente quieren. Trabajar como un poseso maníaco todos los días por el cuestionable placer de beber hasta cerca de perder la consciencia con champán de cosecha cada noche, es haber perdido totalmente el punto y haber entrado en una condición de antiabundancia.
Sin embargo, la mayoría de aquellos que son pobres en las sociedades relativamente libres donde otros son ricos, deben su pobreza o a una falta de comprensión de cómo se comporta el dinero, o a sentimientos negativos que tienden a repelerlo. Ni la inteligencia ni la inversión de capital son requeridos en un alto grado para volverse opulento. La popularidad de las historias sobre la miseria y el infortunio de los ricos, son testimonio de los ridículos mitos prevalecientes entre los pobres, de que los ricos son infelices. Antes de comenzar trabajos de magia azul es esencial examinar seriamente todos los pensamientos y sentimiento negativos sobre el dinero y exorcizarlos. La mayoría de la gente pobre que gana en la lotería, y solamente los pobres lo hacen, se las ingenian para no tener nada que mostrar de lo ganado un par de años después. Es como si la fuerza subconsciente de algún modo se desembarazara de algo que sienten que realmente no merecen o quieren. La gente tiende a tener el grado de riqueza que profundamente creen que deberían tener. La magia azul es la modificación de esa creencia a través de la promulgación ritual de creencias alternativas.
Los rituales de magia azul pueden así involucrar exorcismos de las actitudes negativas hacia la riqueza, exploraciones adivinatorias de los deseos más profundos de uno mismo, e invocaciones de la autoabundancia y el espíritu del dinero durante las que el nivel subconsciente de riqueza es ajustado por la expresión ritual de un nuevo valor, y afirmaciones de nuevos proyectos para la inversión de los recursos y esfuerzos son hechas. Himnos y encantamientos para el dinero pueden ser enviados. Cheques de sumas sorprendentes pueden ser escritos para uno mismo, y los deseos pueden ser proclamados y visualizados. Varias formas divinas tradicionales con un aspecto de prosperidad pueden ser usadas para expresar la autoabundancia, tales como Júpiter, Zeus y los míticos Midas y Croesus.
Los hechizos simples de dinero raramente son usados en la moderna magia azul. La tendencia a día de hoy es lanzar hechizos diseñados para acentuar los esquemas diseñados para hacer dinero. Si uno falla en suministrar un mecanismo a través del cual el dinero pueda manifestarse, entonces o no ocurrirá nada o el hechizo encarnará por extraños medios, tales como una herencia por la prematura muerte de un muy amado pariente por ejemplo. La magia azul seria nunca es intentada para formas convencionales de juego. El juego convencional es una forma cara de comprar experiencias que no tiene nada que ver con el incremento de la propia riqueza. La magia azul es una materia de inversión cuidadosamente calculada. Solamente un loco sería capaz de idear una inversión que ofrezca mejores posibilidades que las formas convencionales de juego.

Magia Roja

    Tan pronto como la humanidad desarrolló la organización y la tecnología armamentística, para derrotar a sus principales depredadores y competidores naturales, parece haber aplicado una feroz selección de mecanismos para sí misma en la forma de armamento mutuamente destructivo. Muchas de las cualidades que consideramos como marcas de nuestro éxito evolutivo, tales como nuestros pulgares oponibles y habilidades para manipular herramientas, nuestra capacidad para la comunicación por el sonido, nuestra postura erguida, y nuestra capacidad para dar y recibir órdenes y disciplina, fueron casi ciertamente seleccionadas durante milenios de conflicto armado organizado entre bandos humanos. Nuestra moralidad refleja nuestra historia sangrienta, mientras que es un tabú atacar a los miembros de la propia tribu, al mismo tiempo es un deber atacar a los extranjeros. El único debate es sobre quién forma parte de la propia tribu. Cuando el entusiasmo por la guerra es limitado, ingeniamos deportes y juegos en los que expresar nuestra agresión. Desde la totalidad de la cultura y terminología del deporte, es fácil ver que el deporte es justamente guerra con reglas extras.
    Sin embargo, no debería ser supuesto que la guerra está completamente libre de reglas. Las guerras son altercados para mejorar la posición negociadora de uno; en la guerra el grupo enemigo es un recurso sobre el que uno desea ganar control en alguna medida. Las guerras son altercados para intimidar a los propios adversarios, no para exterminarlos. El genocidio no es guerra.
    La estructura y conducta de la guerra refleja el programa de "lucha o huida" construido dentro de nuestro sistema nervioso simpático. En la batalla, la meta es intimidar al enemigo para sacarlo del modo lucha e introducirlo en el modo huida. Así, asumiendo que hay suficiente paridad de fuerzas para hacer que una lucha parezca valer la pena a ambas partes, el estado de ánimo es el factor decisivo en conflicto. De hecho, es el factor decisivo en virtualmente cualquier competitivo encuentro deportivo o militar entre humanos.
La magia roja tiene dos aspectos, en primer lugar la invocación de la vitalidad, agresión, y estado de ánimo para sostenerse a uno mismo en cualquier conflicto desde la vida en general a la guerra en particular, y en segundo lugar el conducto del combate mágico real. Una variedad de formas divinas existen en las cuales el Yo-de-la-Guerra pueden ser expresados, aunque híbridos o puramente idiosincrásicas formas de trabajo simple también. Ares, Ishtar, Ogoun, Thor, Marte, Mitra y Horus en particular son a menudo usados. El simbolismo contemporáneo no debería ser desechado. Armas de fuego y explosivos son tan bien venidos a la gnosis roja como las espadas y las lanzas. Los tambores son virtualmente indispensables. Los sigilos dibujados con líquidos inflamables, o de hecho círculos completamente en llamas en los que invocar, deberían ser considerados.
    La magia de combate es realmente practicada abiertamente con el adversario siendo públicamente amenazado y maldecido, o encontrándose a sí mismo como el receptor de un talismán, hechizo o runa de aspecto desagradable. La meta es la intimidación y el control del adversario que debe por lo tanto ser hecho tan paranoico como sea posible e informado del origen del ataque. Por otra parte la magia de combate toma la misma forma general que la usada en los Ritos de Entropía, con sigilos y servidores llevando información autodestructiva al blanco, aunque con empeño subletal.
    Sin embargo, la habilidad real de la magia roja es ser capaz de presentar tal glamour abrumador de vitalidad personal, estado de ánimo y potencial para la agresión, que el ejercicio de la magia de combate no sea nunca requerido.

Magia Amarilla

La mayoría de los textos existentes sobre lo que es tradicionalmente llamado "magia solar", se contradicen los unos a los otros o sufren de confusión interna. Los comentarios astrológicos sobre los supuestos poderes del sol, están entre los más idiotas sin sentidos que esa disciplina puede producir. Esto es porque el poder amarillo tiene cuatro distintas pero relacionadas formas de manifestación dentro de la psique. Esta división cuaternaria ha conducido a inmensos problemas en la psicología, donde varias escuelas de pensamiento han elegido enfatizar una en particular e ignorar aquellas sobre las que otras escuelas se han apeado.
Los cuatro aspectos pueden ser caracterizados como sigue. Primeramente el Ego, o autoimagen, el cual es simplemente el modelo que la mente tiene de la personalidad general, pero excluyendo la mayoría de los patrones extremos de conducta de los que las personalidades son capaces. En segundo lugar el Carisma, que es el grado de auto confianza que una persona proyecta hacia otros. En tercer lugar, algo para lo que no hay un término simple en Inglés, pero que puede ser llamado Risa-Creatividad. En cuarto lugar, el deseo de Afirmación y Dominación. Todos estas cosas son manifestaciones del mismo poder amarillo; aunque su relativo énfasis varía grandemente entre los individuos.
El éxito en la mayoría de las sociedades humanas, realmente resulta a partir de una habilidosa expresión del poder amarillo. La fuerza del poder amarillo en un individuo parece llevar a una directa relación con los niveles de la hormona sexual testosterona en ambos sexos; aunque su expresión depende sobre la psicología personal. Hay una compleja interacción entre los niveles de testosterona, la auto imagen, la creatividad, el status social y los deseos sexuales, incluso si no son expresados. En términos esotéricos, la luna es el poder secreto detrás del sol, como la mayoría de las magas realizan instintivamente, y la mayoría de magos descubre más tarde o más temprano. El Ego gradualmente se engrandece a través de los accidentes de la infancia y la adolescencia, y, en ausencia de particularmente poderosas experiencias en lo sucesivo, permanece medianamente constante incluso si contiene elementos altamente disfuncionales. Cualquier tipo de invocación debería hacer alguna distinción al ego, pero el trabajo directo con él, puede lograr mucho más. Varios trucos están involucrados aquí. El mismo reconocimiento del ego implica que el cambio es posible. Solamente aquellos que realizan que poseen una personalidad más bien que consisten en una personalidad, pueden modificarla. Para la mayoría de la gente, una preparación de un detallado inventario de su propia personalidad, es una muy difícil y desestabilizante actividad. Aunque una vez está hecho, es realmente bastante fácil decidir que cambios son deseables.
Los cambios para el Ego, autoimagen o personalidad por la magia, están clasificados como trabajos de Iluminación y son principalmente logrados por Encantamiento Retroactivo e Invocación. El Encantamiento Retroactivo en este caso consiste en reescribir la historia personal propia. Como nuestra historia en gran medida define nuestro futuro, podemos cambiarlo redefiniendo nuestro pasado. Todo el mundo tiene alguna capacidad para reinterpretar cosas que fueron consideradas que iban a peor en el pasado bajo una luz más favorable, pero la mayoría falla en perseguir el proceso hasta el final. Uno no puede eliminar neutralizando los recuerdos, pero por un esfuerzo de visualización e imaginación, se pueden escribir recuerdos paralelos facilitadores de lo que también pudo haber ocurrido, para neutralizar los originales. Se puede también, donde sea posible, modificar cualquier evidencia física subsistente que favorezca la memoria neutralizante.
Las invocaciones para modificar el ego son encantamientos rituales y personificaciones de las nuevas cualidades deseadas. Atención debería ser dada a un planificado cambio de vestimenta, tono del discurso, gesto, manierismo y postura corporal, los cuales beneficiarán más al nuevo ego. Una maniobra frecuentemente usada en magia amarilla es practicar la manifestación de una personalidad alternativa con un disparador mnemotécnico específico, tal como la transferencia de un anillo de un dedo a otro.
Varias formas divinas tales como Ra, Helios, Mitra, Apolo y Baldur son útiles para estructurar frescas manifestaciones del ego, y para experimentos con otras tres cualidades del poder amarillo. El carisma, la proyección de un aura de autoconfianza, está basado sobre un simple truco. Después de un corto periodo no hay diferencia entre la pretensión y la realidad de la autoconfianza. Cualquiera que desee remediar una falta de confianza y carisma, y esté indeciso sobre cómo empezar a pretender estas cualidades, puede encontrar que uno o dos días dedicados a pretender una absoluta falta de autoconfianza, rápidamente revelará ambos, la efectividad de la pretensión y de los pensamientos, palabras, gestos y posturas específicos requeridos para proyectar cualquier pretensión.
    Risa y Creatividad pueden parecer no estar inmediatamente relacionadas, pero el humor depende de la repentina forja de una nueva conexión entre conceptos dispares, y nosotros nos reímos de nuestra propia creatividad forjando la conexión. Exactamente la misma forma de euforia se eleva de otras formas de actividad creativa, y si la intuición viene repentinamente, de ella resulta la risa. Si no te ríes cuando ves una brillantemente seria pieza de matemáticas, entonces no la has comprendido realmente. Esto también toma un grado de positiva autoestima y confianza para reir de algo creativamente divertido. Las personas de baja autoestima tienden solamente a reír del humor destructivo y el infortunio de otros, si es que ellos se ríen.
    La risa es a menudo un factor importante en las invocaciones de las formas divinas del poder amarillo. La solemnidad no es un prerrequisito para el ritual. La risa es también una táctica útil en alejar la atención consciente de los sigilos u otras conjuraciones mágicas, una vez han sido terminadas. El deliberado forzamiento de la risa histérica puede parecer una absurda forma de finalizar un encantamiento o una invocación, pero se ha encontrado remarcablemente efectivo en la práctica. Esta es no obstante otra destreza de la mente, una maniobra que previene la deliberación consciente.
    El "orden para picotear" dentro de la mayoría de grupos de animales sociales, es real e inmediatamente obvio para nosotros y para los animales mismos. No obstante dentro de nuestra propia sociedad tales jerarquías dominantes son igualmente prevalecientes dentro de todos los grupos sociales; aunque vayamos a bastante distancia para disfrazar esto ante nosotros mismos. La situación humana es además complicada por la tendencia de los individuos a pertenecer a muchos grupos en los que pueden tener diferentes grados de status social, y el status es a menudo en parte dependiente de habilidades técnicas que no son otra cosa que la exhibición de la fuerza bruta.
    Sin embargo, asumiendo que una persona pueda parecer competente en la habilidad técnica que un grupo social requiera, la posición de esa persona en el grupo depende casi enteramente del grado de afirmación y dominio que la persona exhiba. Es básicamente exhibida a través de la conducta no verbal que todo el mundo entiende intuitiva o subconscientemente, pero que la mayoría de la gente falla en comprender racionalmente. Como consecuencia, ellos no pueden controlarla deliberadamente. Las conductas dominantes típicas involucran hablar alta y lentamente, usar mucho contacto ocular, interrumpir el discurso de otros mientras se resiste a la interrupción del propio, mantener una postura erguida de amenaza encubierta, invadir el espacio personal de otros mientras se resiste la intrusión dentro del propio, y colocarse estratégicamente uno mismo en cualquier espacio que sea el foco de atención. En las culturas en las que tocarse es frecuente, el dominante siempre lo inicia, o intencionadamente lo rehusa. Cualquier forma, ellos la controlan.
    La conducta sumisa es por supuesto el reverso de todo lo anterior, y aparece bastante espontáneamente en respuesta al dominio exitoso de otros. Hay unas dos formas de interacción entre la conducta dominante y los niveles de hormonas. Si los niveles cambian por razones médicas entonces la conducta tiende a cambiar, pero lo más importante, desde un punto de vista mágico, un deliberado cambio de conducta modificará los niveles de hormonas. Falséalo hasta que lo consigas. No hay nada particularmente oculto en la forma en que alguna gente es capaz de controlar a otros. Simplemente no nos damos cuenta de cómo es hecho porque casi todas las señales conductuales involucradas son intercambiadas subconscientemente. Las señales dominantes no tienden a funcionar si sus receptores las perciben conscientemente. Así en la mayoría de situaciones deben ser enviadas sutilmente y con un incremento de intensidad gradual. Una de las pocas situaciones donde tales señales son intercambiadas deliberadamente es en la jerarquía militar, pero esto es sólo posible por la inmensa capacidad para la coerción física directa que tal sistema exhibe. Rompe las reglas formales de la comunicación no verbal con un oficial y tendrás un sargento inculcando alguna sumisión por medios directos. Eventualmente las reglas formales se interiorizan y funcionan automáticamente, concediendo bastante obediencia para permitir a la masa el autosacrificio y la masacre. El poder amarillo es la raíz de lo mejor y lo peor de lo que somos capaces.


Magia Verde

Es inevitable un considerable solapamiento en lo que se ha escrito en los libros populares de magia sobre el objeto de la magia venusina (amor) y lunar (sexo). Consecuentemente ha sido evitada en gran medida una nomenclatura planetaria en este texto. Aunque la magia de amor es frecuentemente realizada en apoyo de objetivos sexuales, este capítulo se confinará al arte de hacer que otras personas sean amistosas, leales y afectivas hacia nosotros.
Los amigos son probablemente el más grande bien poseído por cualquiera. Mi agenda es posiblemente mi más cara posesión. Como con la atracción erótica, es primero necesario gustarse a uno mismo antes de que lo hagamos a otros. Esta habilidad puede ser mejorada por invocaciones apropiadas del poder verde. La mayoría de la gente encuentra fácil despertar las simpatías de aquellos que les gustan; pero hacer que personas que no están dispuestas a ser amigables contigo, se vuelvan amigables, y hacer que personas a las que no les gustas sean amistosas contigo, son habilidades de gran valor. Una amistad no recíproca es una minusvalía solamente para la persona que la ofrece.
Las invocaciones del poder verde deberían comenzar con el Yo-del-Amor; un esfuerzo para ver el lado maravilloso de cada uno consiste de y entonces prosigue con, una afirmación ritual de la belleza y capacidad de despertar el amor de todas las cosas y personas. Las formas divinas convenientes para el Yo-del-Amor incluyen a Venus, Afrodita y el mítico Narciso, cuyo mito meramente refleja un cierto prejuicio masculino contra este tipo de invocación.
Desde el interior de la gnosis verde, los hechizos para hacer a la gente amistosa pueden ser lanzados como un simple encantamiento, o por el uso de entidades creadas para este propósito. Sin embargo es en los encuentros cara a cara, donde las habilidades empáticas estimuladas por la invocación trabajan más efectivamente. A parte de las obvias maniobras de mostrar interés, el objetivo tiene que decir y afirmar y simpatizar con la mayoría de ello, hay otro factor crítico llamado "congruencia conductual", que realmente toma lugar subconscientemente. Básicamente, en ausencia de posturas abiertamente hostiles por parte del objetivo, uno debería esforzarse en igualar la conducta no verbal del objetivo con precisión. Sentado o de pie, en idéntica postura corporal, haz los mismo movimientos, usa el mismo grado de contacto ocular, y habla a intervalos similares. Como con la conducta dominante, tales señales solamente trabajan si no son percibidas conscientemente por el receptor. No te muevas para igualar los movimientos y posturas del objetivo inmediatamente. Es también esencial intentar e igualar el comportamiento verbal, y comunicarse con el mismo nivel de inteligencia, status social y sentido del humor como el del objetivo.
Antes de hacerme solvente, yo practicaba estas habilidades cuando hacía largas caminatas de un tirón. Pronto, incluso la gente que encontraba bastante terrible, me compraba el almuerzo y llevaba lejos de su propio camino. La empatía lo conseguirá en cualquier parte.


Magia Naranja

Charlatanería, engaño, viviendo por el ingenio y pensando rápido sobre los pies de uno mismo, es la esencia del poder naranja. Estas habilidades mercuriales fueron tradicionalmente asociadas con las formas de dios que actuaban como patrones para los doctores, magos, jugadores de apuestas y ladrones. Sin embargo la profesión médica se ha disociado a sí misma en parte de la charlatanería, ya que los doctores descubrieron que los antibióticos y la cirugía higiénica realmente funcionaban. No obstante, sobre el ochenta por ciento de los medicamentos son todavía básicamente placebos, y la profesión aún retiene el caduceo mercurial para su emblema. Similarmente la profesión de la magia se ha convertido en menos dependiente de la charlatanería, con el descubrimiento de la naturaleza cuántico-probabilística de los encantamientos y la adivinación, y el abandono virtual de la alquimia y astrología clásicas. La magia pura es ahora descrita como una expresión del poder de la octarina, teniendo un carácter Uraniano. Aún así la charlatanería tiene su lugar tanto en la magia como en la medicina. Permítenos no olvidar que todos los "trucos de conjurar" fueron una vez parte del repertorio de calentamiento chamánico, en el cual algo perdido o destruido era milagrosamente restaurado por el mago para llevar a la audiencia al correcto estado de ánimo, antes de que los serios negocios del placebo curativo comenzaran. En su forma clásica, el mago pone un conejo muerto en un sombrero antes de traer uno vivo.
A la lista de profesiones fuertemente relacionadas con el poder naranja, debemos ahora añadir la de vendedor, embaucador de confianza, corredor de bolsa y de hecho cualquier profesión con una extrema tasa de ataques al corazón. El motivo de poder de la gnosis naranja es el miedo básicamente, una especie de miedo que no inhibe al usuario, sino más bien crea una extraordinaria velocidad nerviosa que produce rápidos movimientos y respuestas en ajustados ángulos.
La apoteosis de la Autodiscriminación es la habilidad para entrar en ese estado mental superdirecto en el cual la rápida respuesta está siempre próxima. Esta habilidad es, bastante paradójicamente, creada no pensando sobre el pensamiento, sino más bien permitiendo a la ansiedad paralizar parcialmente los procesos inhibitorios en sí mismos, así que el subconsciente pueda expulsar una rápida respuesta inteligente sin deliberación consciente.
Las invocaciones del poder naranja son mejor entregadas a frenética velocidad y la gnosis puede ser profundizada por la realización de tareas mentalmente demandantes, tales como añadir una larga lista de números en la cabeza de uno o desmenuzando abiertos envoltorios conteniendo difíciles cuestiones y respondiéndolas instantáneamente; actividades que deberían ser persistidas hasta que un cambio radical en la experiencia de pensamiento sin deliberación es conseguida. Variadas formas de dios pueden ser usadas para dar forma a la Autodiscriminación. Hermes, Loki, el embustero Coyote y el Mercurio romano son a menudo empleados.
La magia naranja está realmente restringida a invocaciones diseñadas para acentuar la general rápida ingeniosidad en actividades seculares tales como el juego, el crimen y ocupaciones intelectuales. Los encantamientos y evocaciones realizados subsecuentes a una invocación de la gnosis naranja, raramente parecen dar resultados tan efectivos como la invocación en sí misma en mi experiencia. Quizás algo debería ser dicho sobre el crimen y el juego para el beneficio de tales actividades. El robo es ridículamente fácil de realizar de forma metódica, ya que la mayoría de los ladrones son cogidos después de un tiempo porque se vuelven adictos a la ansiedad, la cual experimentan como excitación que les lleva a arriesgarse en aumento. El ladrón novato que, en estado de extrema ansiedad, coge algo en una situación de riesgo cero, no es cogido por supuesto, ni el cuidadoso profesional porque hay muchas más fáciles formas de hacer dinero en la mayoría de las sociedades para la gente con ese tipo de habilidades. La gran mayoría de ladrones sin embargo se conducen de forma tal que encuentran alguna manera de incriminarse a sí mismos, porque la ansiedad del robo se desvanece, permaneciendo sólo la ansiedad del castigo. Aquellos bastante rápidos de mente y externamente fríos para robar exitosamente, pueden fácilmente hacer más a partir del arte de vender.
Hay tres tipos de jugadores persistentes. Los perdedores se cuentan en dos tipos. Primeramente están aquellos adictos a su propia arrogancia, que simplemente tienen que demostrar que pueden golpear la pura fortuna o que la probabilidad juega para quien sabe organizarla. En segundo lugar están aquellos adictos a la ansiedad de perder. Incluso si ganan, invariablemente lo tiraran por la borda de nuevo rápidamente. Después están los ganadores. Estas personas no son jugadores del todo, o porque son organizadores de las probabilidades y apuestas, o porque tienen información interna, o porque son tramposos. Esta es la verdadera magia naranja. El póker no es un juego de suerte si es jugado habilidosamente, y el juego hábil incluye no jugar contra personas de igual o superior destreza, o personas manteniendo una Smith & Weston hacia tus Cuatro Aces. Las formas más convencionales de juego son establecidas en tal manera, que el uso de cualquiera incluso las más extremas formas de poder psíquico, hará poca diferencia. Yo no me molestaría en apostar porque he reducido la probabilidad de cien a uno a sesenta a uno. Sin embargo ciertos resultados obtenidos usando la presciencia a doble ciego, con las carreras de caballos muestran un potencial alentador.


Magia Púrpura

Una gran proporción de todos los cultos a través de la historia, ha compartido una característica particular. Han sido conducidos por un hombre carismático, capaz de persuadir a las mujeres libremente a dispensar favores sexuales a los hombres. Cuando uno comienza a observar, este aspecto es alarmantemente común a muchos antiguos cultos, monoteístas sectas cismáticas y modernos grupos esotéricos. Muchos, si no la mayoría de los adeptos pasados y presentes, fueron o son, personas que acostumbran a visitar y a estar con putas. El mecanismo es bastante simple, pagar a la mujer en el sistema monetario de la espiritualidad por servir a los hombres, quienes te recompensan con adulación y aceptan tus enseñanzas como un efecto colateral. La adulación de los hombres entonces incrementa tu carisma con las mujeres, creando una retroalimentación positiva repetitiva. Puede ser un agradable pequeño premio, hasta que un mojigato o un policía irrumpe al ponerse al corriente de la empresa. El otro peligro es, por supuesto, que las mujeres y eventualmente los hombres, puedan sentir que los constantes cambios de pareja trabajen contra sus intereses a más largo término, de seguridad emocional y reproducción. El volumen de transacciones en tales cultos puede así ser alto, con adultos jóvenes constantemente reponiendo a aquellos que se acercan a una mediana edad.
    Pocas religiones o cultos carecen de una enseñanza sexual, para cualquier enseñanza proveen un poderoso nivel de control. La vasta mayoría de las más duraderas y establecidas religiones trafican con una supresión del así llamado amor libre. Esto paga considerables dividendos también. La posición de las mujeres se convierte en más segura, y los hombres conocen quienes son sus hijos. Naturalmente el adulterio y la prostitución se nutren de tales condiciones, porque alguna gente siempre quiere un poco más que lo que la monogamia de por vida puede ofrecer. Así es bastante certero que los burdeles son construidos con los ladrillos de la religión. Indirectamente con las religiones convencionales, directamente con muchos cultos.
    Todo esto demanda la pregunta de ¿Por qué la gente tiene tal apetito por querer ser ordenada sobre qué hacer con su sexualidad? ¿Por qué la gente tiene que buscar esotéricas y metafísicas justificaciones para lo que quieren hacer? ¿Por qué es tan fácil sustentarse vendiendo agua cerca de un río?
    La respuesta, parece, es que la sexualidad humana ha construido alguna función insatisfactoria de origen evolutivo. Nuestra conducta sexual está particularmente controlada por la genética. Aquellos genes que más probablemente sobrevivirán y prosperarán en la mujer, la animan a la permanente captura del más poderoso varón disponible y a mantener relaciones ocasionales (clandestinas) con cualquier hombre más poderoso que pueda estar temporalmente disponible. Mientras que en los hombres, los genes que más probablemente prosperarán, serán los que los animan a preñar a un tan alto número de mujeres como puedan mantener, más quizá astutamente, algunas que otros hombres están manteniendo. Es interesante notar que solamente en la hembra humana el celo es ocultado. En todos los otros mamíferos el tiempo fértil es hecho abundantemente obvio. Esto parece haber evolucionado para permitir, paradójicamente ambos pares, el adulterio y el aumentado emparejamiento unido a través del sexo, a la vez cuando es reproductivamente inútil. La base económica de cualquier sociedad particular, usualmente suministrará alguna presión a favor de un tipo particular de sexualidad y esta presión será codificada como moralidad, la cual inevitablemente entrará en conflicto con las presiones biológicas. El celibato es insatisfactorio, la masturbación es insatisfactoria, la monogamia es insatisfactoria, el adulterio es insatisfactorio, la poligamia y poliandria son insatisfactorias y presumiblemente la homosexualidad es insatisfactoria, si el frenético tiovivo de intercambios de pareja en esa disciplina es pasado de lado.
    Nada en el espectro de las posibles sexualidades, provee una perfecta solución a largo término, pero este es el precio que pagamos por ocupar el pináculo de la evolución mamífera. Así mucho de nuestro arte, cultura, política y tecnología surge precisamente de nuestros anhelos sexuales, miedos, deseos e insatisfacciones. Una sociedad sexualmente en paz consigo misma, presentaría un muy soso espectáculo de hecho. Es generalmente si no invariablemente el caso, que la creatividad personal y el logro son directamente proporcionales a la agitación sexual. Esta es realmente una de las mayores pero a menudo no reconocidas técnicas de la magia sexual. Inspírate a ti mismo con el máximo de agitación y confusión sexual si realmente quieres encontrar de lo que eres capaz en otros campos. Una tempestuosa vida sexual no es un efecto colateral de ser un gran artista por ejemplo. Más bien es el arte el que es un efecto colateral de una tempestuosa vida sexual. Una religión fanática no crea la supresión del celibato. Es la tensión del celibato la que crea una fanática religión. La homosexualidad no es un efecto colateral de la vida en barracones entre la élite suicida de las tropas de choque. Es la homosexualidad la que crea una élite de suicidas tropas de choque en primer lugar.
    La Musa, la fuente hipotética de inspiración, usualmente pintada en términos sexuales, es la Musa sólo cuando la relación de uno con ella es inestable. Cada posible pronunciamiento moral sobre la conducta sexual, ha sido indudablemente dado un millón de veces antes, y sería improbable para un Caoista reenfatizar cualquiera de ellos. Sin embargo, una cosa parece razonablemente cierta. Cualquier forma de sexualidad eventualmente invoca la gama completa de éxtasis, autodisgutos, miedo, deleite, aburrimiento, ira, amor, celos, seguridad, autocompasión, júbilo y confusión. Estas son las cosas que nos hacen humanos y ocasionalmente superhumanos. Esforzarse en transcenderlas es hacerse a uno mismo menos que humano, no más. La intensidad de experiencia es la clave de estar realmente vivo y dada la opción yo preferiría hacerlo a través del amor que de la guerra cualquier día.
    Una vida sexual vulgar, crea personas vulgares. Pocas personas tienen el control para lograr la grandeza en cualquier campo, sin la propulsión que una turbulenta vida emocional-sexual suministra. Este es el mayor secreto de la magia sexual, los dos secretos menores involucran la función del orgasmo como gnosis, y la proyección de glamoures sexuales.
    Cualquier cosa mantenida en la mente consciente durante el orgasmo, tiende a alcanzar el interior del subconsciente. Las anormalidades sexuales pueden fácilmente ser implantadas o removidas por este método. En el orgasmo, los sigilos para encantamiento o evocación pueden ser potenciados, visulizándolos o fijando la mirada en el sigilo pegado sobre la frente de la pareja de uno, por ejemplo. Sin embargo este tipo de trabajo es a menudo más convenientemente realizado autoeróticamente. Aunque la gnosis ofrecida por el orgasmo puede en teoría, ser usada en apoyo de cualquier objetivo mágico, es generalmente desaconsejado usarla para magia de entropía o combate. Ningún hechizo es en la vida totalmente insultado dentro del subconsciente y cualquier filtración que ocurra, puede implantar asociaciones bastante perjudiciales con la sexualidad.
    Durante el orgasmo, una invocación puede ser disparada, esta operación es particularmente efectiva si cada parte de la pareja asume una forma divina. Los momentos siguientes al orgasmo son útiles para la búsqueda de visiones adivinatorias. La prolongada actividad sexual, puede también conducir a fases de trance útiles a la adivinación visual u oracular, o a estados oraculares de posesión en la invocación.
    La proyección de Glamour Sexual para propósitos de atraer a otros, depende de algo más que la simple apariencia física. A algunas de las más conventualmente bonitas personas, les falta completamente, aunque algunos de los más simples disfrutan sus beneficios al límite. 
    Para ser atractivo a otra persona, uno debe ofrecerle algo que sea un reflejo de alguna parte suya. Si lo ofrecido se convierte en recíproco, entonces puede conducir a ese sentido de totalidad que es más fácilmente celebrado por la intimidad física. En la mayoría de culturas es convencional para lo masculino mostrarse externamente duro, y para lo femenino exhibirse como una persona más suave, a pesar de ello en un encuentro sexual cada uno buscará revelar sus ocultos aspectos. El hombre buscará mostrar que puede ser compasivo y vulnerable, así como poderoso, mientras que la mujer buscará exhibir fuerza interior detrás de los signos externos y señales de receptividad pasiva. Las personalidades incompletas tales como aquellas que son machistas en su corazón, o consisten del opuesto polar de este, no son nunca sexualmente atractivas a nadie excepto en el más pasajero sentido.
Así los filósofos del amor han venido a identificar una cierta androginia en cualquier sexo, como un importante componente de atracción. Algunos se han tomado la licencia de expresar la pintoresca idea de que el hombre tiene un alma femenina y la mujer una masculina. Esto refleja la perogrullada de que para ser atractivo a otros, debes primero convertirte en atractivo para ti mismo. Unas pocas horas dedicadas a practicar el ser atractivo frente a un espejo, es un ejercicio de gran valor. Si no puedes excitarte medianamente al mirarte, entonces no esperes que cualquier otro lo haga salvajemente.
La técnica de "mirada lunar" es a menudo efectiva. Básicamente uno cierra brevemente los ojos y momentáneamente visualiza un creciente lunar en plata, detrás de los ojos, con los cuernos de la Luna proyectándose desde cada uno de los lados de la cabeza por detrás de los ojos. Entonces uno mira dentro de los ojos de un potencial amante mientras visualiza un radiante resplandor plateado desde sus ojos a los suyos. Esta maniobra también tiene el efecto de dilatar las pupilas, y usualmente causa una involuntaria sonrisa. Ambas son señales sexuales universales, la primera de ellas actúa subconscientemente.
Es generalmente desaconsejado lanzar hechizos para la atracción de parejas específicas, siendo mejor conjurar a parejas convenientes en general para uno mismo u otros. El subconsciente de uno usualmente tiene una bastante más sutil apreciación de quién realmente es aconsejable.
La magia sexual está tradicionalmente asociada con los colores púrpura (por la pasión) y plata (por la Luna). Sin embargo, la efectividad de la ropa negra como una señal tanto sexual como antisexual, dependiendo del estilo y corte, muestra que el negro es en un sentido el color secreto del sexo, reflejando la relación psicológica y biológica entre el sexo y la muerte.


------------------------------------------


Este texto ha sido extraido de un libro muy interesante que te recomiendo compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:


No hay comentarios:

Publicar un comentario