sábado, 21 de enero de 2012

ENTRELAZANDO PALABRAS II (HECHIZOS)

Por Nick Hall
(Traducido por Manon de Chaos & Sorcery)




    Los hechizos, contrariamente a las maldiciones, pueden ser usados para propósitos tanto benéficos como maléficos. En relación a la base material con la que el hechicero va a trabajar, sólo la limitación de la imaginación del hechicero es el factor restrictivo. Para introducir la naturaleza del lanzamiento tradicional de hechizos, la magia con velas y nudos serán vistas como sistemas de lanzamiento de hechizos en sí mismos. Ambas herramientas tienen una larga historia de uso y son dos ejemplos principales del tipo de base material que puede ser empleada para lanzar numerosos hechizos. Tanto la magia con nudos como con velas son efectivas para neutralizar una maldición que haya sido dirigida contra ti.

MAGIA CON NUDOS

     Como con la magia con raíces, los orígenes de la magia con nudos son inciertos. La magia con nudos en varias formas ha sido usada en los países de la Europa Nórdica como parte de un sistema más amplio de brujería y hechicería. La forma en que los nudos fueron atados y el número de nudos parece haber sido el factor importante. Los nudos son atados en conjunción con un hechizo que es lanzado.
     La primera aplicación de la magia con nudos mostrará cómo atrapar (por lo tanto curar) dentro de los nudos una enfermedad común tal como la gripe o un resfriado. Este hechizo es conveniente para ser usado sobre ti mismo o para curar a un amigo enfermo.
     Para preparar el lanzamiento del hechizo toma una cuerda de siete pulgadas (aprox. 18 cm. Nota del Traductor) de longitud y haz seis marcas de igual medida con una tiza a lo largo de su longitud. Coloca la cuerda frente a ti y empieza a canturrear para aquietar la mente. Cuando te sientas preparado recita el siguiente hechizo seis veces. Ata un nudo usando la marca de tiza como guía cada vez que el hechizo haya sido recitado:

Oh enfermedad no eres bienvenida,
El tiempo ha llegado de irte.
Dentro de los nudos yo te lanzo,
Con estas simples palabras yo te entrelazo.

     A la terminación del lanzamiento del hechizo deberías tener seis nudos a lo largo del cordón. Toma el cordón y colócalo en un tarro que haya sido llenado con sal marina. Escribe el hechizo en un trozo de papel y colócalo en el bote con el cordón. Sella la tapa del bote. El hechizo ahora empezará a curarte y a devolver a tu cuerpo y mente su completa fortaleza. Seis nudos fueron atados ya que seis es el número del sol que está asociado con la energía regeneradora. Los hechizos son recitados a menudo de una forma rítmica para inducir un estado de trance para ayudar al lanzamiento del hechizo.
     El siguiente hechizo de magia con nudos sólo requiere que se haga un nudo. La longitud del cordón tampoco será significativa. Este hechizo se lanzará para provocar la discordia entre dos personas que fueran previamente amigos. Como antes toma un largo de cuerda y haz una marca de tiza en medio. Coloca el cordón frente a ti y esta vez visualiza los dos sujetos en una riña acalorada. Cuando la visualización empiece a desvanecerse recita lo siguiente:

Conforme el nudo sea atado,
Vuestra amistad cambiará su curso.
Y dentro de un mar de discordia,
Seréis forzados a navegar.
Todos los esfuerzos por enmendar la ruptura,
Serán en vano,
Hasta que yo desate este rabillo retorcido.

     Cuando la palabra final del hechizo sea pronunciada ata el nudo. La última sentencia del hechizo se refiere al cordón con un nudo en él recordando el rabo retorcido de un animal o la trama retorcida de una novela o juego.
     El aspecto final de la magia con nudos describe cómo es posible romper una maldición que haya sido enviada contra ti. Antes de intentar romper una maldición es importante que conozcas cuál es su naturaleza y cómo fue formulada. Para obtener la información relevante puedes realizar una adivinación. Si tus sospechas son correctas y no sólo estás siendo paranoico, la adivinación debería repetir tus sospechas y también darte alguna indicación sobre cómo ha sido formulada la maldición. Una adivinación conveniente sería extraer tres runas de una bolsa. Si la lectura confirma que has sido maldecido puedes entonces proceder. Este hechizo será lanzado como si hubiera sido usada una botella de bruja para enviarte una maldición para provocarte una enfermedad severa.
     Toma un largo de cuerda y entiérralo durante tres días. Esto replica el enterramiento de la botella y al recuperarla empieza a contraatacar a la maldición. Cuando el cordón haya sido desenterrado sostenlo frente a ti y coloca una botella sobre el suelo.
A continuación recita lo siguiente:

Tú que enterraste una maldición en el suelo,
Para hacerme enfermar, oh cuán profunda,
Pero cuando ate un nudo en este cordón,
La maldición se romperá,
Todos tus esfuerzos serán destruidos.

     Con las palabras finales del hechizo ata un nudo simple en el cordón y machaca la botella con el pie. La maldición ahora será liberada.
     Los ejemplos anteriores de magia con nudos en la forma de lanzamiento de hechizo da sólo una breve introducción a esta forma de hechicería. Los siguientes ejemplos de magia con velas también tocan este asunto particular.

MAGIA CON VELAS

     Las velas han sido ampliamente usadas durante miles de años para iluminar así como para la magia. Hay un amplio uso en la brujería y la magia ceremonial debido en alguna medida a su disponibilidad. Tanto las ciudades como los pueblos a través de Gran Bretaña habrán tenido un hacedor de velas reconocido como artesano, o cada hogar a menudo haría las suyas propias. Por ello no es sorprendente que las velas comenzarán a ser usadas para propósitos mágicos.
     El uso de velas como base material en el lanzamiento de hechizos como punto focal, es simple en su naturaleza y como con la magia con nudos necesita pocos preparativos. El primer ejemplo se ha diseñado para lanzar un hechizo para que un proyecto en el que te vayas a embarcar (tal como escribir un libro) sea un éxito.
     Primero obtén una vela blanca y clava un pequeño alfiler a través de su centro. Enciende la vela y recita el siguiente hechizo sobre ella:

Oh vela ardiente que das luz,
Dame la inspiración para escribir.
Cuando la llama ardiente pase el alfiler,
Inflámame con inspiración desde el interior
Pueda ahora lo que haga ser un éxito,
Porque con toda mi voluntad no te pido nada menos.

     Deja que la vela arda hasta que haya pasado el alfiler y entonces apaga la llama. El hechizo ahora ha sido activado. Antes de que empieces el proyecto, enciende la misma vela de nuevo y déjala arder hasta el final. Haciendo esto se dirige el hechizo hacia la tarea para la que ha sido entrelazado.
     La magia con velas algunas veces involucrará el uso de más de una vela. Usar velas para lanzar un hechizo de atracción es uno de tales ejemplos.
     Este hechizo de atracción es para usarlo si deseas conocer o convertirte en el amante de una persona específica. Coge dos velas, colócalas una al lado de la otra y en uno de las velas pincha un recorte de uña tomado de tu dedo anular en el que se pone el anillo de matrimonio. Esta vela te representará a ti. Coge un mechón de tu pelo y átalo alrededor de ambas velas. Si tienes el pelo corto pégalo a la otra vela. Esto actúa como un atractor juntándoos a ti y a tu pretendida pareja mágicamente. Graba tu nombre en la vela que te representa y el de la persona que deseas atraer en la otra. Enciende ambas velas y entrelaza el siguiente hechizo:

Porque aunque tú no me veas como yo te veo a ti,
Esto cambiará antes de que la luna esté llena.
Porque como estas velas arden juntas,
Así nosotros arderemos también.

     Deja que las velas ardan por sí mismas para completar el lanzamiento del hechizo.
     Este hechizo de magia con velas final es un método simple por el que el hechicero puede agotar la energía usada para otorgar poder a una maldición que haya sido enviada contra él. Coge una sola vela negra y un cuchillo afilado. Embadurna con semen o fluido vaginal (si eres mujer) la vela y restriega una sola gota de tu sangre a lo largo de ella. Esto es para atraer la energía de la maldición hacia la vela. Deja que la vela absorba tu propia energía por al menos veinticuatro horas. Cuando la vela esté preparada para ser usada enciéndela, mira fijamente dentro de la llama y recita el siguiente hechizo:

Oh vela eres la imagen especular de mí mismo,
Recibe la maldición enviada contra mí,
Absorbe su poder y libérame.
Atrae la maldición dentro de tu ser ardiente,
Con el golpe de este cuchillo,
Tomo la vida de la maldición.

     Deja que la vela arda hasta que no puedas mirar más dentro de su llama. En este punto coge el cuchillo, pincha la vela y córtala por la mitad. Ahora ríe de la estupidez de la persona que pensó que podía maldecirte. Como antes asegúrate de que no estás sólo sufriendo de paranoia antes de comprometerte con esta forma particular de magia con velas intensiva.
     Los hechizos pueden fácilmente ser maléficos en naturaleza así como benéficos. Para concluir este capítulo sobre el entrelazamiento de palabras y la sección sobre el lanzamiento de hechizos, un hechizo para provocar una enfermedad severa en una víctima elegida indicará el tipo de hechizo maléfico que puede ser lanzado efectivamente.
     La base material que necesitarás puede ser comprada en una carnicería. Obtén o el corazón de un cerdo o de una vaca. Cuando tengas el órgano necesario colócalo en una caja de madera y escribe el siguiente hechizo maléfico en un trozo de papel:

Cuando los gusanos repten dentro de este órgano de vida,
Dolor y sufrimiento sacudirán tu cuerpo y mente,
Volviendo tu tranquilidad en conflicto.
Que tú (nombre de la víctima) enfermes hasta que ninguna parte de ti quede libre,
Pero sólo por misericordia te ahorraré la muerte.

     Escupe en la caja que contiene el corazón del animal, llévala a un cementerio, cava un agujero, coloca el corazón en el agujero estando el hechizo cerca del corazón. Antes de enterrar el corazón y el hechizo, recita el hechizo y de nuevo escupe dentro del agujero. No guardes la caja que usaste para contener el órgano, a la primera oportunidad quémala. Esto se hace para asegurar que la energía que has hecho surgir no retorne a ti de una forma insospechada.
     El entrelazamiento de palabras toma muchas formas: maldiciones, hechizos y las otras posibilidades del poder de la palabra en la magia abren la puerta a la expresión mágica del ser utilizando las varias herramientas de la hechicería (bases materiales) que han sido explicadas. Hay muchas otras técnicas que el dedicado Hechicero del Caos puede desarrollar. Lanza tus hechizos con sabiduría, entrelaza tus palabras con cuidado y se libre en el conocimiento de que nada es verdad y que todo está permitido.


------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:




2 comentarios: