Vuelo al Sabbat

Vuelo al Sabbat

jueves, 29 de septiembre de 2011

LOS MODELOS DE LA MAGIA

Por Frater U.·.D.·.
(Traducido por Manon)


     En el curso de explorar las posibilidades de nuevas, más eficientes técnicas de magia, fuí asestado por el hecho de que una visión estructuralista de la historia de la magia a la fecha, podía probar ser de ayuda. Después de todo, los magos han aspirado siempre a volver a plantear la teoría y la práctica de la magia en el lenguaje de su tiempo, i.e. en modelos diferentes relacionados a la visión corriente del mundo.
     Hay sin embargo, algún riesgo involucrado en tal acercamiento: los modelos no explican realmente nada, son solamente ilustraciones de procesos, a pesar de ser bastante útiles. Lo que es más, la sobre sistematización tiende a ofuscar más que a clarificar y uno no debería equivocar el mapa con el paisaje de ninguna forma, una falacia a la que muchos cabalistas parecen ser propensos.
     Así, los siguientes cinco (o más bien: cuatro más uno) modelos de magia, deberían ser vistos como un medio de comprensión de las posibilidades prácticas de los varios sistemas mágicos, más que como teorías definitivas y/o explicaciones de la forma en la que la magia funciona.
     Ha probado ser efectiva en la práctica ver a la magia bajo las siguientes categorías:

- El Modelo Espiritualista.
- El Modelo Energético.
- El Modelo Psicológico.
- El Modelo de la Información.
- El Meta-Modelo.

Modelo Espiritualista

     Este es supuestamente el más antiguo modelo de la magia, aunque puede muy bien haber venido a existencia después o simultáneamente con el modelo energético. Podemos encontrarlo en todo el mundo en las culturas chamánicas así como en muchas religiones. Su premisa básica es la existencia de otro mundo habitado por más o menos autónomas entidades tales como espíritus, ángeles, demonios, dioses, etc. El chamán o mago es alguien que puede entrar en este otro mundo a voluntad, que ha viajado ampliamente por él, conoce su lenguaje y costumbres y ha hecho amigos, ha castigado a enemigos y/o ha adquirido aliados y servidores allí. Esto es importante ya que toda magia proviene de estas entidades. La moderna palabra alemana para bruja, "Hexe" (f.), ilustra esto bastante nítidamente si tomamos una cercana mirada a su etimología. Deriva del Antiguo Alto Alemán "hagazussa" que se traduce como "jinete de cerco". La hagazussa está montando el "cerco entre los mundos" i.e., ella está como en casa tanto en el mundo de la vida diaria como en el otro mundo mágico de los espíritus.
     En el modelo espiritualista la magia es vista como siendo llevada a cabo por estas entidades que son usualmente invisibles, al menos por término medio, y es la tarea del chamán o mago hacerlas poner su voluntad en marcha. Esto puede ser hecho por medio de la oración, el trueque, la adulación o incluso - dirigirse a la magia demonológica medieval - por la aplicación de la fuerza mágica, las amenazas y la coerción.
     El otro mundo puede tener su propia geografía, pero es generalmente considerado coexistiendo con el mundo cotidiano. La clave para entrar en él es un estado de consciencia alterada, trance controlado o éxtasis, en el que el chamán es un experto.
     El modelo espiritualista ha prevalecido en la magia tradicionalista o dogmática hasta el día de hoy, algunos de su más afamados exponentes son Franz Bardon y, al menos en gran parte, Aleister Crowley.

El Modelo Energético

     La ascensión del modelo energético en Occidente está marcado principalmente por la aparición del Mesmerismo hacia finales del siglo 18. Anton Mesmer, que no era un ocultsma sino por otra parte era considerado por sus contemporáneos un "trabajador milagroso", redescubrió entre otras cosas las antiguas disciplinas curativas de la hipnosis y el magnetismo. Él popularizó su teoría del "magnetismo animal", al cual vio como una fuerza sutil inherente en los organismos, pero también hizo un pesado uso de metales magnéticos para propósitos curativos.
     Mientras la Revolución Francesa puso un final temporal al movimiento de Mesmer, sus ideas no se perdieron. Ellas estaban en un buen número de otros, principalmente ocultistas, que girararon sobre ellas mientras desarrollaban sus propias teorías de la magia. Uno de los primeros en hacerlo así fue Bulwer Lytton de la Societas Rosicruciana in Anglia (SRIA), que postuló la existencia de una energía sutil que denominó Vril, posiblemente derivando del Latín virilitas o "fuerza, poder." (Este fue realmente el modelo para nombrar Bovril, del Latín "bovis" o "ox", y Vril o "fuerza de vida".) Notros podemos observar paralelos interesantes a este concepto en las teorías vitalistas de la biología que emergieron alrededor de ese mismo tiempo. Otros exponentes del modelo energético de la magia (no denominado así entonces) fueron Reichenbach con su concepto de Od, Eliphas Levi y su Luz Astral y Mme. Blavatsky, que adoptó las teorías del Prana de la fisiología Yoga. Este fue también el tiempo cuando la antropología y la etnología descubrieron el concepto Polinesio de Mana y los eruditos asiáticos comenzaron a relacionarse a sí mismo con el principio chino del Ki o Ch'i (Chi). Los dos últimos van a mostrar, por supuesto, que la idea de energías sutiles utilizada en la magia es bastante más antigua del siglo 18. De hecho, podemos observarla ya en las tempranas culturas chamánicas. La magia chamánica es muy frecuentemente una mezcla entre los modelos espiritualista y energético, e.g. el chamán puede llamar a sus espíritus o dioses para que le den "poder" o puede, viceversa, usar su poder para extorsionarlos a su favor.
     En su forma pura, sin embargo, el chamán o mago no está en necesidad de espíritus u otras entidades. El mundo es visto como siendo "vitalizado" por fuerzas sutiles o energías y su tarea principal consiste en amaestrar el arte de percibirlas y manipularlas. Como todos los fenómenos son básicamente energéticos en naturaleza, la existencia o otro mundo no es estrictamente requerida. Así, el mago es más un "bailarín de la energía" que un "jinete de cerco" o va entre ambos. Pero incluso aquí la clave para la percepción, carga y utilización general de estas fuerzas es de nuevo el trance mágico o, como la Magia del Caos lo denomina, gnosis.
     Las teorías y prácticas pertenecientes al modelo energético pueden ser encontradas en muchos autores mágicos pero es vista su real, gran escala de popularidad solamente en los setenta, cuando el influjo general del pensamiento Oriental (la paz del movimiento Hippie) hizo de conceptos tales como trabajo chakra y kundalini, un fundamento de la mayoría de las disciplinas ocultas. Fuertes elementos del modelo energético pueden también ser encontrados en el sistema de Franz Bardon de "fluidos eletromagnéticos", "condensadores", etc.





El Modelo Psicológico

     La teoría del subconsciente de Sigmund Freud revolucionó el pensamiento Occidental en general, y la psicología (la cual no inventó él mismo, como alguna gente quiere creer) en particular. De repente, el hombre era visto como un ser que era sólo parcialmente consciente y en control de sí mismo. Mientras la psicología está todavía luchando por su reconocimiento académico como una ciencia, ha estampado su marca sobre las disciplinas terapéuticas - y sobre la magia.
     El modelo psicológico de la magia no pretende explicar cómo funciona la magia, su única premisa es que el subconsciente (o como Carl Jung después lo reetiquetó, el inconsciente) hará el trabajo si es apropiadamente dirigido y/o condicionado. Esto de nuevo es logrado a través del trance mágico, la sugestión y el uso de símbolos (i.e. entradas selectivas sensoriales) como herramientas de asociación y medios de comunicación, entre la voluntad consciente del mago y su facultad subconsciente responsable de ponerlo en efecto.
    Aleister Crowley chapoteó grandemente en el modelo psicológico, lo cual no es tan sorprendente ya que probó a tratar con todas las mayores disciplinas académicas de su tiempo, pensando que él mismo era el más grande psicólogo del mundo por añadidura. Considerando todo ello, se mantuvo como un tradicionalista exponente del modelo espiritual: después de todo Aiwass era, según creía, una entidad preternatural. No obstante tuvo un talento para explicar la magia en términos psicológicos para hacerla razonable a los escépticos de su tiempo.
     Un acercamiento más radical fue tomado por Austin Osman Spare cuya magia de los sigilos descansaba sobre la tesis básica del modelo psicológico. El brillante sistema de Spare es en principio una inversión de la teoría freudiana de los complejos: al surprimir activamente su voluntad en la forma de un sigilo gráfico y olvidarla, el mago crea un "complejo" artificial que entonces comienza a trabajar en líneas similares, a como los reprimidos traumas subconscientes generan comportamientos neuróticos etc.
     El mago psicológico es un programador de símbolos y estados diferentes de consciencia. No necesita de otro mundo transcendente o incluso de energías sutiles, aunque en la práctica realmente trabajará sobre la suposición de que uno o las otras (o ambos), de hecho existen y pueden ser utilizados por su subconsciente.
    Autores tales como Israel Regardie, Dion Fortune, William Butler, Francis King, William Gray y en alguna extensión Pete Carroll, se suscriben al modelo psicológico que parece ser el dominio principal del mundo de la magia de habla inglesa , y el cual se ha convertido en el paradigma prevaleciente en todo el mundo desde los años setenta de este siglo.

El Modelo de la Información

     El modelo de la información de la magia está siendo desarrollado desde más o menos 1987, y hay todavía considerable debate sobre la dirección que tomará en última instancia. Sus premisas básicas para datar son como sigue:

  1. La energía como tal es "muda": necesita la información sobre qué hacer; esto puede ser así llamado leyes de la naturaleza u órdenes directas.

  1. La información no tiene ni masa ni energía. Así, es más rápida que la luz y no está atada por las restricciones del continuum espacio-tiempo einsteniano. Puede por lo tanto ser transmitida o golpeada en todo momento y todo lugar. Análogamente (pero por supuesto solamente como tal) puede ser comparada al fenómeno cuántico más que relativista de masa-energía. Puede sin embargo, conectarse a sí misma a un medio e.g., un organismo o cualquier otro dispositivo de almacenamiento de memoria.

     Al inicio del debate teórico, todavía se creía que la postulación de campos mórficos (o, más precisamente, morfogenéticos), tal y como hipotetizó Rupert Sheldrake, tenía que ser un factor esencial como forma de explicar el modo de transmisión real de información. Esto, sin embargo, aunque todavía está siendo discutido, no parece ser estrictamente una prerrogativa, si bien no puede ser descartado que un acto de información mágica pueda crear tales campos. Parece más probable, que el concepto de matrices de la información probará ser la más prometedora teoría en un largo tiempo.
     La aplicación del ya evolucionante modelo de la información ha conducido a la disciplina que he denominado Cibermagia (de "cibernética" o la "ciencia de los sistemas de control"). Contrario a los otros modelos descritos antes, la Cibermagia no confía en el trance mágico para lograr sus efectos. Más bien, el Cibermago activa o su propio banco principal de memoria, particularmente el cerebro y espina (el Palo de Golf de los chakras, así llamado por su forma, reminiscencia de un palo de golf) o aquellos blancos personales. La información deseada es entonces llamada y transmitida bastante similarmente a un comando "copy" en el sistema operativo MS-DOS. La analogía con el comando copy se mantiene buena a tal grado, ya que la información (al no tener masa) realmente no se "pierde" en el proceso (como habría de pasarle a la energía) sino más bien es duplicada. Este es un punto importante ya que permite al mago realizar su magia incluso en un estado de muy bajo poder físico, posiblemente incluso cuando casi está completamente intoxicado, en la medida que su "sistema de soporte vital" es todavía funcional y el comando syntax es empleado correctamente.
     Es sin embargo obvio, que esta técnica demanda un recto control de lo que ha sido llamado efectos del kundalini, y la práctica ha demostrado incluso, que una buena cantidad de Yoga y experiencia en la meditación es una gran ayuda en el logro, para la Cibermagia.
     Desafortunadamente, la teoría y práctica completa de la Cibermagia no puede ser descrita aquí debido a la falta de espacio, y tendrá que ser el objeto de un artículo separado para ser publicado después. Datar el trabajo de investigación experimental principal, está siendo hecho dentro del Mágico Pacto de los Illuminates of Thanateros (IOT), y algunos bastante asombrosos resultados han sido logrados ya, especialmente en el campo de la transferencia del lenguaje y conocimiento así como de la curación mágica.
     En despecho de sus muy modernos y no tradicionalistas puntos de vista, los principios básicos de la Cibermagia pueden en confianza ser la más antigua forma de magia existente. Nosotros podemos, por ejemplo, encontrar un gran número de testimonios en Oriente sobre los efectos de un gurú transferiendo todo su conocimiento a su sucesor antes de su muerte, lo cual es logrado realmente por un acto de larga y mutua meditación.
     Esto va a mostrar que la magia como una totalidad ha existido siempre en muchos y coexistentes modelos. Lo que ha cambiado sin embargo, es el acento colocado en un modelo u otro en el curso del tiempo.

El Metamodelo

     El metamodelo de la magia no es un modelo como tal, sino más bien una instrucción sobre el uso de los otros. Su único consejo para el mago es: "Usa siempre el modelo más adecuado para tus metas". Esto puede sonar un poco trillado, pero veremos que no es tan autoevidente entre los magos como uno pudiera esperar. Está enraizado en la afirmación de la Magia del Caos "Nada es verdad. Todo está permitido", lo cual en última instancia bulle hacia un utilitarismo pragmático. Antes de que este aspecto sea expandido, permítenos observar un ejemplo de los modelos presentados aquí como son aplicados en la práctica.
     Tomaremos la situación de la curación mágica para demostrar cómo estos modelos difieren unos de otros.
     En el modelo espiritualista, la curación es considerada como un exorcismo: la enfermedad es causada por "malvadas" o, al menos, no deseadas entidades que tienen que ser neutralizadas y removidas por el chamán o mago. En el caso de un paciente con una enfermeda de corazón el chamán puede, por ejemplo, "ver" un lagarto verde alrededor del corazón que debe ser expulsado. Para lograr esto el chamán generalmente llamará, para que le ayuden, a sus propios espíritus que entonces manipularán el asunto. Apropiadamente exorcizado, el paciente habrá sido liberado de la causa de su dolencia y puede recuperarse.
     En el modelo energético las enfermedades son vistas como causadas por desequilibrios energéticos. Así, nuestro paciente de corazón puede tener demasiada (o demasiada poca) "energía de fuego" en su chakra del corazón, y la tarea del mago consiste en restaurar ese equilibrio de energías comúnmente definido como "salud". Esto lo puede hacer imponiendo las manos, usando cristales o piedras preciosas, a través del magnetismo o el masaje de chakras, etc. Habiendo sido restaurado el equilibrio, el paciente es considerado como habiendo sido curado.
     En el modelo psicológico la enfermedad es considerada como básicamente psicosomática en naturaleza. El mago por lo tanto, o hará un trabajo ritual con el paciente que acentúa su fuerza vital y resuelve sus problemas (e.g. un ritual de Saturno para hacer frente a los "desafíos saturninos" que el paciente ha evitado, lo cual le ha enfermedado) o cargará un sigilo para la salud del paciente. Preferiblemente instruirá al paciente para construir y cargar su propio sigilo.
     En el modelo de la información el Cibermago transmitirá una "matriz curativa" de información, dentro del sistema del paciente (o de algún modo crea un "campo mórfico" de salud y autocuración) que permita a las energías del paciente tomarla y hacer el trabajo de su propia conformidad i.e. automáticamente. Esto descansa sobre la suposición de que las energías son todavía bastante poderosas para hacer el trabajo, por otra parte él o retrocederá al modelo energético para proveer al paciente con las energías adicionales requeridas o instalará otra matriz de información para crear un influjo del poder deseado.
     Siguiendo el metamodelo el mago decidirá de antemano en cuál paradigma empezará su operación. Esto no debe necesariamente excluir la posibilidad del cambio de paradigmas en mitad del trabajo o mezclarlos, por supuesto. Generalmente, la decisión es tomada sobre las líneas de la conveniencia, eficiencia y preferencia personal. Así, personalmente encuentro el trabajo de curación con pacientes más fácil dentro del modelo espiritual o energético, mientras que parece que obtengo mejores resultado con la autocuración empleando el modelo psicológico o el de la información. Entonces de nuevo, el trabajo cibermágico tiende a tomar dos días para mostrar efectos notables que puedan ser más convenientes para ir colocando sobre las manos, cuando el dolor es muy agudo.
     Otro punto importante es el factor tiempo. Mientras que los rituales tradicionalistas en el modelo espiritual pueden tomar desde medio día a semanas e incluso meses, las operaciones en el modelo energético raramente toman más que unas pocas horas como mucho. Si tomamos la magia de los sigilos de Spare como un ejemplo para una técnica muy rápida dentro del modelo psicológico, la operación puede ser hecha de cinco a diez minutos. Las operaciones mágica de información sobre la otra mano, solamente toman sobre tres cuartos de segundo, un lapso de tiempo que puede ser incluso más corto para un experimentado Cibermago.
     Autoevidente como el metamodelo puede parecer, en la práctica mucha gente parece sentirse un poco incómoda con su relativismo inherente. Este es el caso de muchos principiantes en la magia. Un diálogo típico sobre el tema puede discurrir en los siguientes términos:

"¿Hay espíritus?"
"En el modelo espiritualista, sí."
"¿Y en el modelo energético?"
"En el modelo energético hay formas de energía sutil."
"¿Y en el modelo psicológico?"
"Bien, en el modelo psicológico nosotros estamos tratando con proyecciones del subconsciente."
"¿Qué ocurre en el modelo de la información entonces?"
"En el modelo de la información hay grupos de información."
"¿Sí, pero hay espíritus ahora o no?"
"En el modelo espiritualista, sí."

     Este círculo lógico es, por supuesto, generalmente experimentado como un bonito ejercicio frustrante; pero mientras el mago intenta evitar las demandas del solicitante, él está al mismo tiempo pasando por alto el hecho de que está básicamente recapitulando el antiguo deseo ardiente por el absoluto, por verdades "objetivas" - no realmente haciendo un acercamiento mágico cuántico. Sin embargo, el aspirante a mago ciberpunk de hoy, no puede esperar ahorrarse los dolores de venir a término con la noción de que la libertad y el dogma son mutuamente excluyentes.

UBIQUE DAEMON.·. UBIQUE DEUS.·.

---------------------------------------

Este texto es una traducción de un ensayo de Frater U.·.D.·. existente en internet.


4 comentarios :

  1. Estimado amigo, este tema que has aportado es en realidad de una importancia capital. Si bien no se trata aquí de técnicas o directrices de ningún tipo, pienso que se trata de algo mucho más importante, de algo "básico", "radical" (o sea de la raíz), tan simple pero a la vez tan profundo que pasa desapercibido la mayoría de las veces, y es que estamos hablando de nuestra percepción del fenómeno mágico, de la visión mágica que tenemos o concebimos de nosotros mismos, del mundo y de nuestro universo.

    Personalmente pienso que la Magia es una sola y que abarca todos los modelos antes expuestos, así como los que aún están por definir, lo que sucede es que a medida de que el ser humano avanza y va descubriendo nuevas cosas, también se da cuenta de que estos nuevos descubrimientos, estos nuevos conocimientos, tienen o pueden tener aplicación en el ámbito mágico, y es que la Magia, tal como lo describieran los antiguos, es la sumatoria de todo el saber humano, la ciencia de las ciencias, y por tanto, no existe conocimiento humano, habido o por haber, que no pueda ser contemplado desde la óptica de un Mago.

    ¿Es una entidad mágica un ser autónomo y existente por sí mismo? Mi respuesta es un si rotundo.

    ¿Es esta misma entidad una forma de energía? Por supuesto que si.

    ¿Es una proyección de nuestra mente? Pues, desde el momento en que tenemos que darle alguna forma para hacerla intelegible, pues claro que si.

    ¿Es un paquete informático? Y es que acaso existe algo que no lo lo sea. Dios habla por los números decían en la antiguedad. Todo lo manifestado puede ser reducido a la información contenida en simples códigos de barra. El genoma humano se lleva unos pocos gigabites, y el de todos los seres vivos y sus variaciones unos cuantos terabites. La creación completa, si la pudieramos abarcar, posiblemente es susceptible de ser contenida en unos cuantos discos rígidos.

    Hace tiempo vengo trabajando en desarrollar para mi, un sistema que tome en cuenta todos estos modelos que has expuesto, así por ejemplo, si quiero provocar un cambio a la vez que tomo en cuenta lo tradicional, sin importar el paradigma, procuro introducir otros elementos, así y aunque parezca extravagante, me he encontrado relizando rituales mágicos con una laptop conectada a la internet sobre el altar, y entre velas e incienso, junto a las armas mágicas, dibujado sobre pergamino consagrado, el código QR de alguna entidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Querido amigo,

    Me es muy grato tener noticias tuyas de nuevo, tienes toda la razón en tus planteamientos, es muy difícil encajar cualquier sistema mágico en un único modelo, no obstante en todos ellos hay un elemento común que recordando una conversación de tiempo atrás en otro foro, comentaba yo algo parecido a lo que dices respecto al modelo de la información, opinando yo que como tal no existe, pero no porque la información no esté presente en la Magia, sino porque está presente en todos los demás modelos, pues no es sino un trasvase de información lo que se produce en cualquiera de los otros tres modelos, ya sea en la comunicación con los espíritus según el modelo espiritualista, pues es información lo que se transmite en toda comunicación; en el modelo energético, pues es información lo que se hace portar por la energía, haciendo uso de la misma como si de una onda portadora fuera que es lo que se hace por ejemplo en la comunicación por radiofrecuencias (como ocurre en la radio); y ni que decir en el modelo psicológico, donde es información lo que se transmite entre los distintos niveles de la mente.

    Teniendo en cuenta todo lo anterior y el hecho de que la información como tal no es un "algo" concreto en sí misma, sino que un patrón aplicado sobre un soporte (espíritu, energía o psique) que usa de un sistema de codificación que lo hace entendible, tanto para el emisor como para el receptor, sean estos los que sean (entiéndase dependiendo de los modelos antedichos), esto es, nos es imposible trasvasar información sin un soporte, de ahí que no podamos trabajar con información en sí porque la misma no es sino un código que necesita de un soporte para ser transmitida, pues bien, es por ello que no comparto la opinión del autor de que existe un modelo de la información, porque es imposible que se nos dé un solo ejemplo de magia de la información que no use de un soporte que esté ubicado en alguno de los restantes modelos, sea el espiritualista, el energético o el psicológico.

    Igualmente y por otra parte, estoy de acuerdo contigo en que la realidad es muy compleja como para encasillarla en sólo uno de los modelos, como mínimo nos hacen falta dos de ellos, pues incluso en el modelo piscológico nos es necesaria la energía, o como es llamada en psicología, es psicodinámico, si no hay un montante de energía psíquica, es imposible una transferencia de información entre los niveles de la psique. O si lo pensamos bien, es imposible llevar a cabo un trabajo ya sea desde un punto de vista energético o espiritualista sin la intervención al nivel que sea de la psique del operador, de ahí que sea tan difícil o imposible reducir la Magia a un sólo modelo, como mínimo hacen falto dos y siempre en todos presente la información que se transmite.

    Como siempre un placer leerte.

    Manon

    ResponderEliminar
  3. Hola de nuevo amigo mío, muy atinada tu reflexión como siempre.

    Cuando me acerqué por primera vez a la Magia del Caos, lo que me atrajo fue aquello de un Meta-Paradigma, cosa que luego vi y asimilé muy rápidamente sus postulados (bueno, casi todos), no porque fuera un genio ni nada parecido, sino que ya yo la practicaba aunque no le diera ese nombre, y es que siempre he creido, y lo repitio, que la Magia es una sola. Fíjate, yo uso Linux y aunque este sistema operativo es uno solo, pues existen cientos de distribuciones diferentes, "sabores" los llaman en los predios linuxeros. Pues así mismo veo yo esto de la Magia y los paradigmas, es una sola pero habrá quien guste como yo más del sabor de la Cábala, otro a quien le agrede más como sabe la sazón de la macumba brasilera, otro que se decante por la tradición wiccana, etc.

    Me acerqué a la Magia del Caos buscando alternativas, pero luego descubrí que lo que en realidad buscaba era un Meta-Modelo y no un Meta-Paradigma. Lo primero ya lo hacía, como dije, lo segundo lo estoy poniendo a prueba, pero no como dice el autor: "Usa siempre el modelo más adecuado para tus metas", creo esto es más de lo de siempre, es lo mismo que se ha hecho desde comienzos del siglo pasado con el auge de las sociedades o hermandades que empazaron a mezclar diversas tradiciones como la famosa Golden Dawn, no existe novedad alguna. Lo que si estoy probando es un enfoque multi-disciplinario, el uso consciente de todos los modelos en la consecusión de un mismo fin, así estoy de acuerdo con los que experimentan con Radiónica y tratan de dirigir la energía orgónica, como ellos la llaman, producida por un aparato. Estoy de acuerdo también con los que practican el Ciberchamanismo y tratan de influir a través de un ordenador y un software, usando el ciberespacio como un simil o un equivalente del astral. Estoy de acuerdo con los que hacen mil y un cosas para burlar al censor psíquico y que su mente consciente no entorpezca el acto mágico. Estoy de acuerdo con todos ellos, cada uno tiene algo a su favor, cada método tiene su lógica, pero por qué limitarse a uno solo, por qué no usar todo eso a la vez, qué nos lo impide, salvo nuestra limitada visión y nuestra tendencia a encasillarnos. Bueno, ese es mi punto de vista, para mí eso es lo que sí debería considerarse como un Meta-Modelo, el uso de todo a la vez de una forma consciente, planificada y controlada.

    Hasta pronto amigo, siempre manteniendo el contacto.


    c130mak.

    ResponderEliminar
  4. Querido c130mak,

    Estoy en gran acuerdo con todo lo que comentas, es un placer saber de ti y leer tus comentarios, recibe un fuerte abrazo.

    Manon

    ResponderEliminar