jueves, 18 de agosto de 2011

TÉCNICAS DE MAGIAK SEXUAL 03

Por Jason Augustus Newcomb
(Traducido por Manon de Sexual Sorcery)




-3-

El Santo Ángel Guardián - el Divino Genio o Daemon

     El Santo Ángel Guardián es un arquetipo - un concepto fundamental que, no obstante, será diferente para personas diferentes. Platón, en su República define la esencia del Santo Ángel Guardián en bellos términos alegóricos. Cada uno tenemos un propósito para encarnar - una Verdadera Voluntad, algo que deseamos expresar o hacer en el mundo físico. Cada uno somos una unidad funcional de consciencia divina, y estamos aquí sobre este plano material para expresar algún aspecto particular de la divinidad. Tu alma elige un daemon, un genio, un ángel, un guía divino que mejor representa esta Verdadera Voluntad. Este ángel es tu guía a través de los desafíos inherentes en la vida. Sin este guía, estarías perdido. Conforme tu alma se prepara para la encarnación, debe beber de las aguas del olvido que yacen entre el reino de las almas y el reino de los vivos. Cuando has nacido, olvidas completamente tu destino - tu tarea. Tu daemon te lo recuerda y te dirige hacia tu destino.
     El daemon, o Santo Ángel Guardián, es tu conexión con la consciencia definitiva de la que eres una expresión. Pierdes el sentido de tu divinidad a través de tu contacto con el mundo físico. "Bebes de las aguas del olvido" a través de cada interacción que te separa de las cosas que te rodean. Tu madre deja de darte leche, y tú olvidas que eres uno con la madre. Te quemas los dedos sobre la estufa y olvidas que eres uno con el fuego y uno con la estufa. El marco de trabajo perceptual de la existencia material rápidamente te roba tu naturaleza cósmica inherente.
     Tu Santo Ángel Guardián es una unidad de consciencia que está por encima de la existencia material, cuyo trabajo es redespertar tu divinidad. Pero es más que esto. El Santo Ángel Guardián es el todo de tu experiencia espiritual, porque en última instancia, es tu verdadero yo inconsciente. Como toda experiencia espiritual es el despliegue de tu yo hacia ti mismo, tu Santo Ángel Guardián es tanto tu primero como tu última experiencia espiritual.
     Hay una tradición en la visión mágica del mundo en la que el daemon es un concepto "masculino" y el alma un concepto "femenino". Esta es una distinción innecesaria, ya que estos conceptos realmente trascienden la visión común del género físico. Justo como hay polaridad en todo, hay un aspecto del alma que es masculino. Asimismo, en el Gnosticismo Griego, la contraparte femenina del daemon es Ennoia, que significa literalmente entendimiento. El Santo Ángel Guardián es a menudo activo, positivo, creativo, expresivo e instructivo, pero esto no significa necesariamente "masculino". Significa meramente que es esas cosas. Aunque el Santo Ángel Guardián puede inspirarnos, también espera pasivamente la actividad del alma, cuyo trabajo crea la posibilidad de conexión e iluminación.

La Verdadera Voluntad

     La Verdadera Voluntad es simplemente lo que viniste a hacer al mundo. Es el trabajo que tu daemon, o Santo Ángel Guardián, te ayuda a cumplir. Es el logro de tu naturaleza básica. Tú naciste con un cierto tipo de carácter y al menos un vago sentido de lo que pretendías hacer en esta vida. Puede o no que alguna vez hayas tenido algún sentido consciente de esto. E incluso si lo tuviste, probablemente estuvo en gran medida aplastado por las expectativas de tus padres y entorno.
     Uno de los más importantes logros mágicos que puedes conseguir es examinarte completamente, tanto lógica como espiritualmente, para redescubrir este propósito interno y después ponerte a lograrlo. Una de las claves al conocimiento universal es el correcto recuerdo de tu yo original. Debes, de alguna manera, volverte lo que eras cuando niño. Puedes hacer esto pensando hacia atrás a lo largo de todos los eventos de tu vida, permitiéndoles liberarse conforme lo haces. Debes simplemente liberarte de sus aferramientos y seguir más atrás.
     Ganar el Conocimiento y Conversación de tu Santo Ángel Guardián es, por supuesto, un componente clave de esto. En su más básico sentido, tu Santo Ángel Guardián es tu "Inconsciente Criatura Libre". Este daemon algunas veces es identificado como un tipo de falo cósmico - el instrumento para la expresión de la voluntad cósmica, y por lo tanto la fuente de tu misión interior. Esto, sin embargo, perpetúa la misma forma de políticas de género cósmico que crean confusión. Quizá sea mejor decir que es la efusión activa, expresiva, creativa del cosmos tal y como se refleja en tu individualidad.
    Tu Verdadera Voluntad siempre se relaciona con tu creatividad. Puedes haber encarnado para hacer cierto número de cosas; sólo tú puedes determinar tu destino real. Tu Verdadera Voluntad siempre trasciende tu ambición individual o deseos egoístas. Es siempre algo que contribuye a la totalidad del universo, incluso aunque te contribuya también a ti. Puede ser que tu Verdadera Voluntad sea hacerte muy rico y poderoso, pero esto sólo es verdad si tus riquezas y poder también contribuyen a la evolución y economía del universo como una totalidad.
     Algo es posible para ti. Yo sé sobre esto por mi mismo más claramente hoy de lo que alguna vez antes lo fui en mi vida. Esperanzadoramente, llegarás a esta deliciosa verdad sobre ti también. Tu Verdadera Voluntad está esperándote. Está esperando a que ganes el coraje para hacer lo que realmente quieres en esta vida. Nada hay entre tú y tus sueños sino tú mismo. Tu Verdadera Voluntad siempre se relaciona con tu creatividad natural, aunque esto no se iguala necesariamente con la creatividad artística. Puede ser que seas creativo comunicativamente, espiritualmente, matemáticamente, o de alguna forma empresarial.

Conectando con Tu Santo Ángel Guardián

     Cuando contactas con tu Santo Ángel Guardián, ganas acceso a tu esencia, tu verdadero yo, tu yo divino. Hay muchas formas de acercarse a un rito autoerótico que te conecte con tu Santo Ángel Guardián. Este es un asunto altamente personal y lo siguiente es meramente un método. En muchas maneras, este tipo de rito autoerótico es la forma definitiva de masturbación. En él, ¡te masturbas a ti y para ti! Esto no significa que es negativo o incluso solipsista, sino que es extremadamente personal.
     En este método, usarás las energías extáticas del sexo para trascender tu consciencia normal y conectar con tu super-consciencia. Esta forma de trabajar es mucho más poderosa cuando es conducida con una persona amada, pero es bueno empezar en soledad para que puedas controlar completamente la estimulación hasta que hayas dominado tu energía sexual.
     Comienza dedicándote totalmente al trabajo de tu Santo Ángel Guardián. Después usa tu propia creatividad y la inspiración de tu Santo Ángel Guardián mismo para construir el camino correcto para esta experiencia. El añadido de la estimulación sexual cambia tu estado de consciencia de una forma muy única, y te conecta bastante fácilmente con estados elevados de consciencia. Yo empecé realmente mi propio trabajo con el Santo Ángel Guardián con un ejercicio muy similar al siguiente.
     A fin de conducir este ejercicio, lo más probable es que necesitarás saltar de una a otra entre la excitación y los pensamientos eróticos y las visualizaciones más espirituales. Esto es perfectamente aceptable, en la medida en que mantengas tu foco central en el establecimiento de contacto con lo espiritual, usando la imaginería erótica como un catalizador que conduzca tu consciencia hacia el éxtasis de la unión con tu Santo Ángel Guardián. Puedes usar este ejercicio para obtener inspiración, iluminación, e información de tu Santo Ángel Guardián cuando quiera que la necesites.

Invocando a Tu Santo Ángel Guardián Autoeróticamente

1. Entra en un trance mágicko (apéndice 1).
2. Realiza cualquier ritual de apertura que gustes, incluyendo purificación, consagración, pactos o invocaciones ceremoniales.
3. Siéntate o acuéstate, y relaja tu cuerpo y mente completamente.
4. Cuando estés en un estado relajado y concentrado, empieza a estimularte sexualmente hasta que estés totalmente excitado.
5. Mantén esta excitación, visualiza tu aura o cuerpo espiritual, como un gran huevo negro que te rodea y es treinta o sesenta centímetros más alto que tú. Todo lo que te rodea es oscuridad.
6. Mira hacia arriba dentro de la oscuridad y visualiza un punto de luz blanca brillante en las alturas encima de ti, brillando sobre tu huevo áurico. Este punto de luz marca el descenso de tu conexión con la consciencia cósmica, el descenso de tu Santo Ángel Guardián.
7. Vuélvete consciente de tu deseo por experimentar la unión con esta luz distante. Este deseo te estimula sexualmente y excita la energía sexual en tus órganos y perineo.
8. Respira esta sensación de deseo lentamente hacia arriba a través de tu cuerpo, sintiendo la sensación sexual conforme se mueve hacia arriba por tu espalda, a través de tus órganos sexuales, dentro de tu abdomen. Acércate al clímax, y después impulsa esta energía hacia arriba a tu abdomen.
9. A la misma vez, visualiza que el punto de luz por encima de ti está haciéndose más grande, convirtiéndose en un globo, y moviéndose lentamente hacia abajo, hacia ti.
10. Continua sintiendo tu deseo por esta luz, moviéndolo hacia arriba a tu pecho. Una vez más puedes desear hacer esto acercándote al clímax.
11. Ve la luz haciéndose más grande, continuando moviéndose hacia abajo a lo alto de tu cabeza.
12. Sigue estimulándote, moviendo la energía hacia tu cuello y garganta.
13. Conforme el globo se hace más grande y cercano, visualiza un rayo de luz brillante bajando hacia tu huevo áurico, bajando hacia tu coronilla, volviendo el huevo áurico de color gris. Siente la suave luz rodeándote, purificándote por dentro y por fuera.
14. Mueve tu energía sexual, tu deseo de unión con la luz, hacia arriba dentro de tu cara y frente. Siente el deseo a través de todo tu cuerpo mezclándose con las sensaciones de pureza de la luz y transformándose en una dicha eufórica.
15. Que el globo de luz entre en el huevo de tu aura y toque tu cabeza. Visualiza y siente un influjo extático de brillante luz blanca llenando todo tu cuerpo y huevo áurico.
16. Envuélvete totalmente en esta luz. Ríndete a ella. Que fluya placenteramente a través de ti, y fluye dentro de la luz. Siente cómo te disuelves extáticamente dentro de la luz. En este punto, puedes entregarte al orgasmo o no, dependiendo de tu sentido personal de lo correcto a hacer en este momento. Si te entregas al orgasmo, asegúrate de que tu mente esté completamente llena con esta luz durante el clímax. Al principio, puede ser mejor no llegar al clímax. En lugar de ello, llénate y disuélvete más y más con cada cercanía al clímax, no entregándote completamente nunca a la liberación física. Encuéntrate completamente disuelto dentro del éxtasis.
17. Prolonga la experiencia tanto como gustes, retornando a la consciencia normal y realizando cualquier ritual de cierre que prefieras.
18. Si has tenido un orgasmo, considera cualquier fluido producido como siendo la condensación de tu Santo Ángel Guardián, y consúmelo ceremoniosamente.
19. Registra tus resultados en tu diario.

     La práctica hace la perfección. El uso regular de estas técnicas te hará un maestro de tu energía sexual, y un maestro del sexo. Practica estas técnicas durante un buen tiempo antes de empezar a usar cualquiera de ellas con una pareja, porque la estimulación añadida de tu pareja hará mucho más difícil controlar las energías. Practicando estos ejercicios, eventualmente controlarás tus energías orgásmicas lo bastante como para estar al mando completo de tu poder sexual. Una vez hayas dominado completamente estas técnicas, estarás preparado para pasar a la magiak sexual práctica.

El Sexo y tu Santo Ángel Guardián

     Las operaciones sexo-mágicas pueden llevarte peligrosamente cerca de usar a tu pareja sexual como una mera herramienta de masturbación si no son conducidas con un espíritu de amor. Pero pueden provocar una bella conexión de verdad si ambos participan, buscando lo divino juntos a través de la pasión del amor. Conectas con lo universal a través de tu pareja - tu amante es tanto una parte de ti mismo como tú de tu pareja. Tu pareja es un ser divino, y tu amor por ella es un amor divino. Tu Santo Ángel Guardián se refleja en los ojos de tu persona amada. A través de este amor, te son otorgados poderes para ser y hacer más de lo que de otra manera sería posible. Algunas veces, a través de una oportuna palabra o frase, tu amante te hablará directamente con la voz de lo divino. No tienes sino que escuchar. Tu amor por tu pareja es la llama que despierta tu conexión con tu propia divinidad.
     El siguiente ejercicio es esencialmente el mismo de la invocación autoerótica de tu Santo Ángel Guardián, excepto en que ahora lo conducirás con la persona amada. Esta muy simple y bella experiencia funciona mejor si ambos realizáis el ejercicio a la misma vez, aunque no es ciertamente necesario. También puede ser útil experimentar con uno de los dos conduciendo, y el otro facilitando la experiencia. Una vez más, te ofrezco una forma de acercarte a ello. Tu creatividad te aportará con infinitas variaciones.

Invocando a Tu Santo Ángel Guardián con una Pareja

1. Entra en un trance mágico (apéndice 1) con tu pareja, y realiza cualquier ritual o elementos de apertura que prefieras, incluyendo purificación, consagración, pactos o invocaciones ceremoniales.
2. Por el momento, olvida el trabajo y simplemente excitaros el uno al otro amorosamente durante tanto tiempo como gustéis, y después empezar a hacer el amor.
3. Una vez estéis entremezclados gozosamente, empieza a visualizar tu aura, o cuerpo espiritual, como un gran huevo negro que es treinta o sesenta centímetros más amplio que tú. Ambos estáis rodeados por este huevo. Todo a vuestro alrededor es oscuridad.
4. Visualiza el punto de brillante luz blanca - la esencia de tu conexión con la consciencia cósmica, el descenso de tu Santo Ángel Guardián - estando como oculto profundamente dentro de tu amante.
5. Hazte consciente de tu deseo por experimentar la unión con esta distante luz dentro de tu amante. Que este deseo te lleve al límite del clímax, reteniéndote en el punto de no retorno, e impulsando el éxtasis a través de tus órganos sexuales hacia tu abdomen.
6. A la misma vez, visualiza el punto de luz dentro de tu amante creciendo para hacerse un globo de pura luz blanca, y acercándose a ti.
7. Continúa sintiendo tu deseo por esta luz mientras te acercas al orgasmo. Impulsa el éxtasis dentro de tu pecho y ve la luz en el interior profundo de tu amante haciéndose más grande, brillante y cercana.
8. Llévate cerca del clímax de nuevo, moviendo la energía hacia arriba a tu cuello y garganta. Ve el globo de luz dentro de tu amante continuamente más grande y cercano.
9. Visualiza un rayo de luz brillante dentro de tu negro huevo áurico desde el interior de tu amante, volviéndose tu huevo áurico gris. Siente la suave luz rodeándote, purificándote por dentro y por fuera.
10. Mientras te acercas a otro clímax, mueve tu energía sexual, tu deseo de unión con la luz, hacia arriba a tu cara y frente. Siente tu deseo a través de todo tu cuerpo mezclándose con los sentimientos de pureza de la luz - un goce eufórico.
11. Que el globo de luz emerja a través del corazón de tu amante. Visualiza y siente un influjo extático de brillante luz blanca llenando todo tu cuerpo y huevo áurico.
12. Envuélvete totalmente en esta luz. Ríndete a ella, permitiéndole fluir placenteramente a través de ti. Permítete fluir dentro de la luz y dentro de tu pareja. Siéntete disolverte extáticamente dentro de la luz. En este punto, puedes entregarte al orgasmo o no, dependiendo de tu sentido personal de lo correcto a hacer en este momento. Si te rindes al orgasmo, siente la certidumbre de que tu mente esté completamente llena con esta luz mientras alcanzas el clímax. Al principio, puede ser mejor no llegar al orgasmo, en lugar de ello, llenándote y disolviéndote más y más con cada acercamiento al clímax, nunca entregándote completamente a la liberación física. Haciendo esto, puede ser que te encuentres disuelto dentro del éxtasis.
13. Permítete experimentar cualquier cosa que experimentes durante tanto tiempo como gustes. Retorna a la consciencia normal cuando quiera que sientas la necesidad. Si has llegado al clímax, considera cualquiera fluidos producidos como la condensación de tu Santo Ángel Guardián, y consúmelos ceremoniosamente - preferiblemente con tu pareja. Realiza cualquier ritual de cierre que desees cuando sea que estés preparado.
14. Registra tus resultados en tu diario.

El No Nacido Sexual

     Este rito puede parecer extremadamente complejo a algunos, pero es esencialmente la misma técnica que Crowley usó para conectar con su Santo Ángel Guardián. Para realizarlo, debes fundir tu experiencia sexual con tu experiencia del cuerpo de luz - tu imaginación activa - conduciendo los elementos del ritual en un templo astral. Tu pareja sexual se convierte en el avatar de seres elementales, así como de tu Santo Ángel Guardián. Alternarás tu enfoque entre las sensaciones físicas y las espirituales que fluirán a través de la experiencia. El "templo interior" de The New Hermetics (apéndice 4) te provee de una forma simple de acercarte a esto, aunque tu propio templo astral puede ser tan elaborado como gustes.
     Esta técnica contiene cadenas de "palabras bárbaras" que datan de dos mil años atrás. Estas palabras mágicas de poder derivan de las fórmulas Helénico Herméticas de la antigua Alejandría. Muchas personas encuentran estas palabras bastante poderosas e inspiradoras, pero también puedes realizar simplemente las visualizaciones, omitiendo las palabras, ya que requieren una gran cantidad de memorización. He adaptado las invocaciones a un lenguaje más moderno, pero puedes usar el original si lo prefieres. Este rito en sí mismo es similar en estructura al Ritual Menor del Pentagrama, aunque conduces los elementos del ritual sólo en tu imaginación activa, no físicamente moviéndote alrededor de un templo. Puedes trazar astralmente los pentagramas invocantes de los apropiados elementos si lo deseas, pero los he dejado fuera de las instrucciones en aras de la simplicidad.

Invocando al No Nacido

1. Entra en un trance mágicko (apéndice 1) con tu pareja, y realiza cualquier ritual de apertura que prefieras - purifiación, consagración, pactos o invocaciones ceremoniales.
2. Por el momento, olvida el trabajo y simplemente excitaros el uno al otro amorosamente durante tanto tiempo como gustéis, y después empezar a hacer el amor.
3. Una vez hayáis comenzado a tener sexo, imagínate dentro de un templo astral (apéndice 4), rodeado por los cuatro elementos; aire al este (frente a ti), fuego al sur (a tu derecha), agua al oeste (detrás de ti), y tierra al norte (a tu izquierda).
4. Visualiza un globo resplandeciente de blanca brillantez encima de tu cabeza. Que se haga más grande y brillante. Siente la luz de tu Santo Ángel Guardián brillando encima de ti, en tu templo astral, y, a la misma vez, dentro de tu pareja. Siente esta luz entrando en ti a través de tu conexión extática con tu pareja. Di a ti mismo silenciosamente, o con tu pareja:

Te invoco a Ti, el No Nacido, seidad que no tiene principio ni fin.
Tú que creaste la Tierra y los Cielos.
Tú que creaste la Noche y el día.
Tú que creaste la oscuridad y la Luz.
Tú que eres yo hecho perfecto y a quien nadie jamás ha visto.
Tú eres la materia, destruyendo para crear,
Tú eres la fuerza, destruyendo para crear.
Tú que has distinguido entre el justo y el injusto,
entre la mujer y el hombre.
Tú que produces la semilla y el fruto,
haciendo que todos se amen los unos a los otros,
y se odien los unos a los otros.
Tú creas lo húmedo y lo seco, y aquello que nutre a toda la vida.
Yo soy tu profeta, a quien has dado tus misterios.
Escúchame, porque soy tuyo. Tú eres yo hecho perfecto.

5. Ahora mira al este de tu templo y ve nubes hinchadas de aire amarillento ante ti. Ves a un ser gigantesco amarillo-dorado formándose en las ondulaciones de las nubes. Este es el guardián del elemento aire. A la misma vez, ves a este ser como tu amante, y a tu amante como este ser. Conforme le haces el amor, sientes que te conviertes en uno con tu pareja y este ser, creciendo y expandiéndote como un ser aéreo de poder. Siente el sorprendente poder elemental del aire dentro de ti, resplandeciendo brillantemente. Conforme te acercas al orgasmo, atrae la energía hacia atrás a través de ti y proyéctala dentro de tu pareja. Expándete, llenando el universo más y más con cada palabra, mientras te dices a ti mismo las sagradas palabras:

AR... THI-A-O... RHE-I-BET... A-THE-LE-BER-SET
... A... BE-LA-THA... AB-E-U... EB-E-U... PHI...
THE-TA-SO-E... IB... THI-A-O

6. Expándete en un infinito ser aéreo y di:

Escucha mi palabra y haz que todos los espíritus se sometan a mi mandato,
de forma que todo espíritu, sea de los cielos o del aire, de la tierra o debajo de la tierra,
sobre tierra o en el agua, y toda fuerza, sensación y forma en el cosmos
me sean obedientes.

7. Mira a tu derecha y observa llamas y un ser gigantesco de rojo-fogoso que se forma en ella. Este es tu guardián del elemento fuego. A la misma vez, ves a este ser como tu amante, y a tu amante como este ser. Mientras haces el amor, sientes que te conviertes en uno con tu pareja y este ser, creciendo y expandiéndote como un ser fogoso de poder. Conforme te acercas al orgasmo, atrae la energía hacia atrás a través de ti y proyéctala dentro de tu pareja. Expándete, llenando el universo más y más con cada palabra, mientras te dices las sagradas palabras:

AR-O-GO-GO-RU-BRA-O... SO-TO-U... MU-DO-RI-O...
PHA-LAR-TA-O... O-O-O... A-PE

8. Expándete en un infinito ser ardiente y di:

Escucha mi palabra y haz que todos los espíritus se sometan a mi mandato,
de forma que todo espíritu, sea de los cielos o del aire, de la tierra o debajo de la tierra,
sobre tierra o en el agua, y toda fuerza, sensación y forma en el cosmos
me sean obedientes.

9. Visualiza ondulantes olas de agua detrás de ti, y un gingantesco ser azul pulsante formándose en el flujo de agua. Este es el guardián del elemento agua. A la misma vez, ves a este ser como tu amante, y a tu amante como este ser. Mientras haces el amor, sientes que te conviertes en uno con tu pareja y este ser, creciendo y expandiéndote como un ser acuoso de poder. Conforme te acercas al orgasmo, atrae la energía hacia atrás a través de ti y proyéctala dentro de tu pareja. Expándete, llenando el universo más y más con cada palabra, mientras te dices las sagradas palabras:

RU-A-BRA-I-A-O... MRI-O-DOM... BA-BA-LON-BAL-BIN-A-BAFT...
A-SAL-ON-A-I... A-PHE-NI-A-O... I... PHO-TETH...
A-BRA-SAX... A-E-O-O-U... I-SCHU-RE

10. Expándete en un infinito ser acuoso y di:

Escucha mi palabra y haz que todos los espíritus se sometan a mi mandato,
de forma que todo espíritu, sea de los cielos o del aire, de la tierra o debajo de la tierra,
sobre tierra o en el agua, y toda fuerza, sensación y forma en el cosmos
me sean obedientes.

11. Visualiza estructuras rocosas a tu izquierda, y un gingantesco ser negro terroso formándose entre las estructuras. Este es el guardián del elemento tierra. A la misma vez, ves a este ser como tu amante, y a tu amante como este ser. Mientras haces el amor, sientes que te conviertes en uno con tu pareja y este ser, creciendo y expandiéndote como un ser terroso de poder. Conforme te acercas al orgasmo, atrae la energía hacia atrás a través de ti y proyéctala dentro de tu pareja. Expándete, llenando el universo más y más con cada palabra, mientras te dices las sagradas palabras:

MA... BAR-RI-O... I-O-EL... KO-THA...
A-THO-RE-BA-LO...A-BRA-OT

12. Expándete en un infinito ser terroso y di:

Escucha mi palabra y haz que todos los espíritus se sometan a mi mandato,
de forma que todo espíritu, sea de los cielos o del aire, de la tierra o debajo de la tierra,
sobre tierra o en el agua, y toda fuerza, sensación y forma en el cosmos
me sean obedientes.

13. Hazte consciente del refulgente globo de blanca brillantez encima de tu cabeza y dentro de tu pareja. Este se hace más grande y brillante, llenándote con luz. Conforme te acercas al orgasmo, atrae la energía hacia atrás a través de ti y proyéctala dentro de tu pareja. Permítete fluir dentro de la luz y de tu amante conforme la luz fluye dentro de ti. Disuélvete dentro de la luz de tu Santo Ángel Guardián mientras dices las palabras sagradas:

A-OT... A-BA-OT... BA-SA-U-M...
I-SAK... SA-BA-O... I-A-O

Este es el soberano del universo a quien los vientos temen.
El que hizo la voz y todas las cosas fueron creadas.
Soberano, señor, auxiliador.

I-E-O-U... PUR... I-O-U... PUR... I-A-OTH... I-A-E-O...
I-O-O-U... A-BRA-SAX... SA-BRI-AM... O-O...
U-U... E-U... O-O... U-U... A-DO-NA-I... E-DE...
E-DU... AN-GE-LO-STON-THE-ON... AN-LA-LA...
LA-I... GA-I-A... A-E-PE... DI-A-THAR-NA...
THO-RON

Yo soy el No Nacido
Que tiene vista en los pies: fuerte y el fuego inmortal
Yo soy la verdad
Yo soy el que relampaguea y truena
Mi transpiración es la lluvia que moja la tierra con la vida
Mi boca siempre llamea
¡Yo soy el creador y manifestador de la luz!
Yo soy la gracia del mundo.
El corazón ceñido con una serpiente es mi nombre

I-A-O... SA-BA-O

14. En cualquier momento durante esta invocación final, puedes dejarte llevar al orgasmo o no, dependiendo de tu inclinación y las circunstancias.
15. Cesa de ser algo y permítete ser con el infinito.
16. Permítete experimentar cualquier cosa que experimentes durante tanto tiempo como gustes. Retorna a la consciencia normal cuando sea que lo sientas y necesites. Si has alcanzado el clímax, considera cualquiera fluidos producidos como siendo la condensación de tu Santo Ángel Guardián, y consúmelos ceremoniosamente, preferiblemente con tu pareja. Realiza cualquier ritual de cierre que gustes cuando quiera que esté preparado.
17. Registra tus resultados en tu diario.

     El ritual de la Estrella de Zafiro de Aleister Crowley puede ser adaptado como un rito sexual esencialmente de la misma forma. En el estado de éxtasis producido por el rito, intenta sentir lo que sea que quieras hacer con tu vida. Este es un excelente momento para considerar tu Verdadera Voluntad, ya que estarás en un extremadamente exaltado estado. Puedes usar muchas y diferentes formas creativas para explorar tu Verdadera Voluntad: pintar cuadros, escribir poemas o simplemente permitirte desplegarte a ti mismo. Conforme llegues a realizaciones sobre tu propia naturaleza, discute estos pensamientos y tus sueños secretos con tu pareja. ¿Qué opina tu amante de tus pensamientos? ¿Cuáles son los sueños secretos de tu amante sobre la vida y el futuro? Registra todo en tu diario.

------------------------------------------


Este texto ha sido extraido de un libro muy interesante que te recomiendo compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:





No hay comentarios:

Publicar un comentario