miércoles, 11 de mayo de 2011

LA PRENDA Y EL FETICHE KINDOKI

Por Afefe Ogo
(Traducido por Manon de Kindoki)

     Una gran cantidad de tiempo y energía entra dentro de la preparación, construcción y vitalización ceremonial de los fetiches del brujo. Una Prenda es el término usado en Palo para denotar el alojamiento particular dado al espíritu de un individuo muerto. Este hogar generalmente es un gran caldero de hierro, pero este puede no ser necesariamente el caso. Algunos que practican la brujería y necromancia de tipo Africana prefieren alojar a sus espíritus en contenedores cerámicos, muñecas, arcas, cestas, grandes cuernos de animal e incluso bolsas hechas de varios materiales especialmente construidos.
     En Palo, la prenda es dedicada a uno de los espíritus mayores de esa religión, y tiene un espíritu llamado ndoki viviendo dentro de ella. Esta es una entidad que trabaja personalmente con el sacerdote Palero. Un ndoki es un muerto conectado a la tierra similar a lo que los Paleros llaman "perro", solamente mejorado a través de los rituales de Palo, es una palabra que puede tener más de un significado como cuando los Paleros hablan sobre el equilibrio de Ndoki y Nzambi donde la palabra Ndoki puede también significar energía oscura. Parte de los misterios religioso de Palo implican que cuando un Palero fallece debe convertirse en Ndoli, queriendo decir un espíritu conectado a la tierra por los tratos que ha hecho para servir en la religión por un periodo de tiempo. A menudo cuando un Palero es rayado, o iniciado en Palo, le es dada una firma (símbolo signatura) para que después de que muera pueda ser usada para llamar a su propio yo-espíritu como los símbolos Ve-ve llaman a los espíritus Vudú.
     Como opuesto a la prenda espiritual del Palero, un fetiche kindoki es un receptáculo, creado a propósito para alojar a un espíritu de los muertos. Todos los ingredientes en el fetiche Kindoki tienen radiaciones, recuerdos y poseen un espíritu viviente. Nada es puramente simbólico todo es usado y tiene un propósito muy específico. Ramas y hojas tienen vibraciones que filtran la energía del fetiche y permiten al espíritu del muerto acceder a la energía esencial de los árboles o plantas individuales. Piedras cristalinas y otras rocas son también amplificadores de vibración y un espíritu de los muertos puede acceder a una energía de un cristal particular para un trabajo específico, lo mismo puede decirse de ciertos minerales como el mercurio pero esta substancia es peligrosa de trabajar debido a su toxicidad. Casquillos de bala usados o balas poseen una memoria energética de la fuerza de una pistola, asimismo otros objetos inanimados pueden poseer recuerdos energéticos o colectivos a los que el espíritu del fetiche puede acceder. Piedras de una montaña, río o tierra de bosques pueden dar al espíritu acceso a las vibraciones elementales de aquellas localizaciones y el espíritu del fetiche kindoki puede incluso emplear a los espíritus que encantan esas localizaciones si se hacen pactos o tratos especiales con ellos.
     Tierra de lugares de enterramiento y tumbas dan al espíritu del fetiche acceso a los espíritus que encantan esas localizaciones o pueden crear contacto con entidades en dichos lugares debido a su conexión con los restos que han dejados atrás. Pelo, recorte de uñas de las manos y los pies dan al espíritu tu esencia particular para que pueda seguirte y acceder a ti en cualquier momento. Hay muchos métodos de ayudar y reforzar la conexión entre el espíritu kindoki y el hechicero. Los calderos espirituales son populares entre algunos espiritualistas Cubanos y pueden ser de interés. Incluso aunque fueran inventados en los setenta, son ollas Ancestrales que están llenas con ramas de árboles, tierras y otros ingredientes pero no incluyen un cráneo. Muchos de estos métodos implican erigir un arreglo donde el espíritu kindoki será capaz de interactuar con el hechicero en ensoñación. Mucha magia puede ser conseguida a través de la magia de los sueños con el propio fetiche kindoki.
     Como se ha mencionado previamente, los calderos no tienen que ser usados para mantener los ingredientes ya que cestas, esculturas, muñecas o cualquier otra cosa que sirva a este propósito puede ser usado. Restos animales como piel o huesos, particularmente aquellos que no lleven muertos desde mucho antes de que sean colocados en el fetiche dan al espíritu del muerto acceso a los cuerpos fantasmales de los animales fallecidos. El corazón del fetiche kindoki es donde el espíritu del muerto reside (mejor, pero no siempre alojado en un cráneo). Este es el ancla espiritual y material que es usada para comunicar con el resto de las fuerzas elementales. El espíritu del fetiche es un espíritu que ha hecho un pacto con el hechicero de por vida.
     Un espíritu es alimentado con sangre mensualmente o anualmente dependiendo del trato hecho. Un espíritu de un Ancestro puede ser usado mejor que un espíritu de los muertos y puede ser conectado con la tierra como un espíritu de los muertos alimentándolo con sangre. Los principales ingredientes son recogidos haciendo tratos y recitando pactos conforme se hace. Por ejemplo, tomar tierra de un sitio sagrado puede incluir hacer tratos con los espíritus que encantan la localidad para ayudarte en tu trabajo. Esto incluye ofrecimientos de comida. Por ejemplo, una rama de un árbol puede requerir hacerlo respetando al espíritu del árbol y dándole ofrecimientos (aunque mucha gente sólo compre Palos/ramas, tierras, etc. de una tienda de suministros botánicos o mágicos.
     Primero uno tiene relaciones con los muertos y hace tratos con ellos, en segundo lugar los ingredientes son recogidos algunas veces haciendo tratos conforme se los recoge. Una vez construido el muerto es invitado a habitar el fetiche y es (aunque no siempre) bautizado y dado a luz por una libación de sangre. No se parecen en nada a las Prendas como a la mayoría de fetiches minkisi de África de los cuales derivan pero funcionan sobre los mismos principios, creo que mucho puede ser encontrado en las raíces prácticas Africanas. El Palo ha innovado mucho de otras tradiciones, por ejemplo Kimbisa toma elementos de la Masonería por no mencionar todos los préstamos de las tradiciones Lukumí y Taino. Y todas estas innovaciones fueron hechas a través de tratos con los espíritus para establecer nuevas tradiciones, y esto es visto como completamente aceptable en la visión del mundo Congo. Creo que los fundadores del Palo fueron mucho menos dogmáticos que los Paleros del presente, luego una vez más ellos atrajeron mucha fuerza de los tratados establecidos.
     El proceso de construcción de un fetiche de brujería Kindoki es altamente personal, aún así hay unas pocas reglas generales que cualquiera involucrado en este tipo de hechicería debería seguir. Primero, uno debe darse cuenta de que un fetiche Kindoki genuino es el hogar para un espíritu, generalmente un muerto o espíritu fallecido. Un fetiche Kindoki que aloja a un muerto puede diferir de un fetiche que contenga un espíritu elemental o espíritu familiar. Los muertos atados a la tierra están en todas partes en el reino invisible y responderán de buena gana al brujo si simplemente les prestas atención durante un tiempo. He encontrado que esto es muy verdadero, ya que los muertos atados a la tierra consiguen muy poco de los vivos y concederán mucha lealtad y trabajo duro para aquellos que los empleen.
     Con la intención de construir un fetiche que empleará al espíritu de un muerto atado a la tierra, se necesita primero preguntar a las entidades individuales para encontrar la correcta que habite en el fetiche. Ahora bien, este proceso también puede ser muy personal y a menudo el espíritu kindoki de uno se manifestará a través de sueños muy particulares, mostrando al brujo su deseo de trabajar con él en una relación de Hechicería o algún tipo de pacto. Algunos brujos incluso tendrán un muerto atado a la tierra siguiéndoles desde la infancia, esperando a que el brujo lo descubra y finalmente le tenga asentado en un fetiche, aportándole una mayor corporeidad y consciencia enfocada.
     En casos donde el espíritu se presenta a sí mismo a través de los propios sueños, deberías preguntar directamente a la entidad, preguntándole que te aporte información a través de la ensoñación respecto a cómo le gustaría ser asentada en un fetiche. Créelo o no, este método de lejos es una de las mejores formas de crear los fetiches kindoki más poderosos, y conforme tu espíritu familiar crezca más fuerte a través del asiento y uso ritual, será capaz incluso de una mayor comunicación a través de los sueños. Eventualmente serás capaz de oír al muerto caminando a través de tu domicilio y sentir su presencia como si fuera un ser vivo que estuviera en la habitación.
     También debería decir en este punto que sería más inteligente reservar una habitación o área ritual especial para guardar tu fetiche kindoki en su interior.
     En la misma medida que la prenda de Palo, un fetiche kindoki exudará energía dinámica, y hay pocos individuos que estarán cómodos guardándolo en su dormitorio, o en otros lugares dedicados a actividades diarias más mundanas. Tener un inmueble aparte tal como un pequeño cobertizo o garaje sería ideal y haría mucho más fácil el cuidarlo.
     Como ya he declarado, la vasija que aloje al espíritu del fetiche siempre será una preferencia personal simplemente, pero hay algunas vasijas tradicionales que presento para consideración. El caldero de hierro es una vasija ideal, ya que es extremadamente resistente y los espíritus parecen responder a las vibraciones terrenales, sin embargo pueden ser muy caros y difíciles de encontrar. Si quieres usar el tradicional caldero de hierro, recomiendo uno de tamaño medio porque mientras más grande lo elijas más difícil será moverlo. Los calderos de un tamaño decente pueden ser encontrados en algunas tiendas botánicas dedicadas a la venta de ingredientes de brujería y religiones Afrocaribeñas. Puedes incluso ser capaz de encontrar uno a la venta por internet, pero los portes pueden ser caros debidos al peso del objeto. Un sustituto muy bueno para un gran caldero de hierro es un caldero cerámico u olla de algún tipo. Estas vasijas cerámicas se han vuelto muy populares por su uso en Palo a lo largo de la última década principalmente porque son fáciles de procurar y vienen en una gran variedad de colores y estilos.
     Usar una calabaza seca media o grande también es otro medio tradicional para alojar un fetiche, y es usado ampliamente en muchas religiones y tradiciones de brujería de herencia Africana. La calabaza puede ser comprada o encontrada y puede ser pintada de cualquier forma que el espíritu fetiche encuentre placentera o vigorizante. A menudo, un espíritu presentará un ponto o símbolo que quiera el brujo usar también con la intención de llamarlo, y este símbolo puede ser pintado sobre la calabaza. Típicamente, una calabaza kindoki debería ser colgada desde el techo con algún tipo de cuerda o incluso pequeña cadena. Cuando se esté usando un fetiche kindoki hecho de una calabaza, es mejor tener una pequeña área dentro de la casa donde puedas llevar al fetiche y colgarlo al techo para el uso Ceremonial dentro de la casa de uno. Esta es la ventaja de tener un fetiche que puede ser trasladado de un sitio a otro.
     Una cesta puede ser usada con todos los elementos del fetiche envueltos en tela negra, o una elaborada bolsa de tela. La única desventaja de este método es que cuando estés realizando cualquier tipo de alimentación o sacrificio para el fetiche, tendrás que sacar los componentes y alimentarlos en otro lugar tal como un gran bol o cuba.
     La construcción debería empezar en el sitio de enterramiento del espíritu elegido para habitar el fetiche. A continuación deberías añadir los ingredientes de la siguiente lista en este orden y esto se puede hacer después de traer al fetiche de vuelta a tu casa mientras que la tierra de cementerio debería ser añadida directamente después de formalizar el acuerdo con el espíritu sobre su lugar de enterramiento. La tierra de cementerio debería ser colocada dentro de una pequeña jarra y después dentro de la vasija, ya que necesita ser mantenida aparte de las otras tierras que sigan. La cantidad de cada uno de estos ingredientes será un asunto personal y dependerá del tamaño deseado de la vasija del fetiche.
      1. Tierra de un cruce de cuatro caminos.
      2. Tierra de una casa abandonada.
      3. Tierra de un bosque.
      4. Tierra de un juzgado.
      5. Tierra de una comisaría de policía.
      6. Tierra ritualmente recogida de 9 cementerios.
      7. Un Machete o cuchillo grande.
      8. Tres clavos de vía ferroviaria.
      9. Unos pocos huesos humanos.
      10. Tres escorpiones secos.
      11. Tres colibríes secos.
      12. Tres arañas grandes secas.
      13. Un cangrejo seco o concha de cangrejo.
      14. Tres murciélagos secos.
      15. Un sapo seco.
      16. Tres camaleones secos.
      17. Tres avispas secas.
      18. Una serpiente venenosa seca.
      19. Un espejo pequeño.
      20. Una punta de flecha India grande.
      21. Una piedra grande del cementerio.
      22. Carga de 21 Palos (pídela en una tienda botánica).
      (Si puedes permitirte el lujo de parte de un cráneo humano o uno entero, este sería ideal y colocado sobre la vasija después de ser completada.)
     Primero, a través de la adivinación con el coco o con las conchas, encuentra una gran piedra en el bosque, río o cementerio y colócala sobre la tumba del muerto que desees que habite el fetiche. Si no estás empleando un espíritu de un muerto para este fetiche particular, pregunta al espíritu en su hogar en la naturaleza. Lanza el coco y pregunta si habitará esa piedra que será colocada en su nuevo hogar; tu fetiche kindoki. Si la respuesta es sí, alimenta la piedra con un pequeño ofrecimiento allí mismo. El ofrecimiento en las tradiciones Africanas es típicamente una gallina negra, peri si eres opuesto a la práctica del sacrificio animal puedes simplemente espurrear ron desde tu boca a la piedra, enciende un cigarro y sopla el humo sobre ella y después vierte un poco de miel sobre la misma. Enciende una vela encima de la tumba y llévate la piedra contigo. Asegúrate de tomar una buena cantidad de tierra del cementerio también.
     La tierra de cementerio puede ser ritualmente recogida colocando 9 centavos al frente de la puerta del cementerio para Oya y los otros espíritus que poseen este reino. A continuación, cava la tierra que requieras del suelo y en el agujero que quede espurrea algo de de ron, humo de cigarro y deja 9 centavos más. Por último, vierte algo de miel alrededor del agujero y después planta una pequeña vela en el agujero tapado. Enciende la vela y continua con tu trabajo. Guarda la tierra del cementerio en una botella de cristal oscuro o pintado ya que no debe ser expuesta a la luz del sol. Yo mismo tengo una caja forrada de terciopelo negro en la que guardo todos mis implementos de brujería sensibles que necesitan ser reservados de la luz del sol directa.
     Cuando finalmente tengas todos estos artículos básicos, ponlos frente a la olla u otra vasija para el fetiche Kindoki elegida. Recuerda, hay muchos otros poderosos ingredientes que puedes añadir conforme el tiempo pase. También, el espíritu del fetiche a menudo te mostrará qué añadir en sueños y experiencias parecidas así que no llenes el fetiche completamente o no tendrás bastante espacio para el futuro.
     Coloca la roca del espíritu principal sobre una bandeja delante de la vasija y espurréala con ron y humo de cigarro de nuevo. Nunca laves la roca con jabón, sólo usa agua fresca clara cuando la laves. Después, espurrea el ron y el humo de cigarro directamente dentro de la vasija para prepararla para la roca. Pon la roca fundamental dentro y después empieza a colocar todos los artículos listados dentro de la vasija una a uno. Recomiendo primero insertar los Palos uno a uno alrededor de borde de la vasija así el resto de los implementos los sostendrán en su lugar y podrás acceder a ellos para tus hechizos. Una vez la vasija haya sido rellenada con los artículos, envuélvelo todo con una tela negra o roja. Anúdala por arriba y cava un agujero en la tierra lo bastante grande para enterrar el fetiche Kindoki dentro. Coloca el fetiche en el agujero y entiérralo. Esto debería tomar lugar de noche entre las 12:00 y las 3:00 a.m. Puedes cavar el agujero en cualquier momento. Después de que el fetiche haya sido enterrado, enciende una vela pequeña encima de la tierra y deja el lugar. Toma una baño de limpieza y ve a dormir. Presta particular atención a tus sueños de esta noche ya que el espíritu estará muy inquieto en este momento.
     Cuando los tres días hayan pasado, excava el fetiche Kindoki y colócalo en su lugar dedicado. Es mejor guardarlo o en un pequeño cobertizo o garaje fuera de la casa o al menos en un lugar donde puedas realizar tus trabajos delante de él; quizá una habitación pequeña o armario. Cuando estés trabajando con el muerto, es mejor que guardes tus herramientas y fetiches en una habitación reservada sólo para la brujería necromántica. No guardes tu fetiche en la habitación donde duermes, ya que mucha gente experimenta que el muerto perturba su sueño y habrá ocasiones en las que dormirás a propósito delante del fetiche con la intención de facilitar la comunicación entre tú y el espíritu del fetiche Kindoki.
     Si tienes alguna firma, ve-ve u otros símbolos que quieras pintados sobre la vasija, esto debería hacerse antes de su construcción y enterramiento. También, si este espíritu ha comunicado un símbolo personal particular con el que quiere que lo identifiques, puedes pintarlo dentro del fondo de la vasija antes de que coloques los implementos en su interior.
     Lleva al fetiche a su lugar y aliméntalo de nuevo con los elementos previamente descritos. La forma tradicional es decir algún tipo de invocación delante del fetiche y después sacrificar con la sangre de una gallina de color oscura; vertiendo la sangre directamente dentro del fetiche. Después espurrea el ron y el humo del cigarro. En la forma tradicional después vertirías una pequeña cantidad de miel sobre el fetiche y después arrancarías unas pocas de plumas de la gallina y dejarías que cayeran sobre el fetiche. Después de alimentar al espíritu, lo cubrirías con una tela negra u oscura y encenderías una vela de cristal de siete días delante de él. Dejarías al espíritu alimentarse en paz por un día. Tu fetiche de brujería Kindoki está ahora completamente preparado para trabajar para cualquier meta que tengas en mente.

------------------------------------------


Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario