sábado, 18 de diciembre de 2010

INVOCACIONES MÁGICO-SEXUALES

Por Frater U.·.D.·.
(Traducido por Manon del libro 
Secrets of  Western Sex Magic)



Con estos ejercicios entrarás a los campos de la magia invocatoria ceremonial, pero con el mínimo de equipamiento.

Invocación Mágico-Sexual 1

Para practicantes masculinos:

Medita durante una semana sobre le principio solar en todos sus aspectos. Observa el sol físico en el cielo y ajusta tu horario a su salida y puesta. Entra completamente dentro del principio solar; por ejemplo, lleva joyería de oro, presta atención a los colores amarillos, compórtate de una forma “alegre” y demás cosas parecidas. La otra cosa importante es ¡abstenerte de cualquier actividad sexual durante este tiempo de preparación!
Aquí hay algunos ejemplos de correspondencias solares o “palabras-clave” para que puedas crear tu propio “Cosmos Solar” individual durante la semana: oro, fuego, falo, luz, amarillo, el número seis, cálido, crianza, abundancia, razón, consciencia, masculino, día, activo, quemadura, quemar, salud física...
Una vez hayas pasado una semana en un permanente trance-solar, elige un día a la hora del mediodía en el que estés completamente libre de interrupciones y libre para ir a campo abierto a realizar tu invocación solar. Si te es imposible trabajar en el exterior, puedes hacerlo en una habitación desde la que el Sol sea visible.
Habiendo sensibilizado tus palmas frotándolas enérgicamente la una contra la otra, de pie y encarando al Sol eleva tus brazos con tus palmas hacia el Sol. Deja que los rayos del Sol te inunden, tomándolos a través de las palmas con cada inhalación. Después concentra la energía en el Hara  con cada exhalación. Hazlo al menos durante un cuarto de hora – en cualquier caso hasta que te sientas completamente inundado por la energía solar. Si lo deseas, puedes combinarlo todo con una invocación al Sol (que deberías de escribir tú mismo).
Cuando estés completamente cargado con energía, excítate sexualmente masturbándote. El uso de ayudas como pornografía o fantasía está prohibido, y lo deberías hacer igualmente sin afrodisiacos la primera vez – tu semana de abstinencia sexual debería hacértelo más fácil. Poco a poco, te conviertes en el Dios Sol en sí mismo, alcanzando este clímax con tu orgasmo.
Advierte que no es el propósito de este ejercicio lograr ningún efecto externo específico; la meta completa es despertar y anclar el principio solar en ti. Esto es de la mayor importancia para posteriores rituales de magia sexual y misticismo sexual. No destierres con carcajada esta vez, sino que permite que la experiencia finalice lentamente después del clímax. Esto puede algunas veces durar varios días.
Es obvio que durante tu trabajo solar deberías estar mágicamente protegido. Los magos ceremoniales experimentados podrían comenzar y finalizar la operación, con el Ritual Menor de Destierro del Pentagrama. Si lo haces así, no olvides la despedida final. Puedes formularla por ti mismo, pero debería tener a grandes rasgos el siguiente contenido: “Despido a todas las entidades que sean desterradas por este ritual.” Esto ayuda a la “ecología astral” y asegura que los visitantes desagradables no anden dando vueltas.
Durante los siguientes días, y quizá semanas, presta atención a todo suceso que parezca reflejar el principio solar y guardar un cuidadoso registro.

Para practicantes femeninas:

Medita durante una semana sobre el principio lunar en todos sus aspectos. Observa la Luna física en el cielo y ajusta tu horario en conformidad con ella. Entra completamente dentro del principio lunar;  por ejemplo, lleva joyería de plata, presta atención a los colores blanco y plateado, compórtate de una forma “lunar”, etc. La otra cosa importante es ¡abstenerte de cualquier actividad sexual durante el tiempo de preparación!
Aquí hay algunos ejemplos de correspondencias lunares o “palabras-clave” que te son presentadas para que puedas crear tu propio “Cosmos Lunar” durante la semana: plata, agua, vagina, oscuridad, blanco, el número nueve, frescor, concepción, visión, intuición, sueño, suavidad, subconsciente, femenino, noche, pasivo, apagamiento, acaricia, salud psicológica...
Una vez hayas pasado una semana en un permanente trance-lunar, elige una noche en la que no te interrumpan y seas libre para ir a campo abierto a la medianoche a realizar tu invocación lunar. Si te es imposible trabajar fuera, puedes hacerlo en una habitación desde la que la Luna sea visible.
Habiendo sensibilizado tus palmas frotándolas enérgicamente la una contra la otra, de pie y encarando a la Luna eleva tus brazos con las palmas hacia ella. Deja que te inunden los rayos de la Luna. Con cada inhalación, tómalos a través de tus palmas, y con cada exhalación, concéntralos en el Hara. Hazlo durante al menos un cuarto de hora – en cualquier caso hasta que te sientas enteramente inundada por la energía de la Luna. Si lo deseas, puedes combinarlo con una invocación a la Luna (que deberías escribir por ti misma).
Cuando estés completamente inundada con la energía, excítate sexualmente masturbándote. El uso de ayudas externas tales como fantasía o pornografía está prohibido, y no deberías usar ningún afrodisiaco la primera vez – tu semana de abstinencia debería hacértelo más fácil. Poco a poco deberías convertirte en la Diosa Luna en sí misma, culminando con el orgasmo.
Advierte que no es el objeto de este ejercicio lograr ningún resultado externo específico; el total de la idea es despertar el principio lunar y anclarlo en ti misma.  Esto es de la máxima importancia para posteriores rituales de magia sexual y misticismo sexual. No destierres con carcajada esta vez, sino que permite que la experiencia finalice lentamente después del clímax, incluso si esto dura varios días.
Obviamente, deberías protegerte mágicamente con una de las técnicas ya descritas. Las magas ceremoniales experimentadas empiezan y terminan la operación con el Ritual Menor de Destierro del Pentagrama. Si lo haces así, no olvides la fórmula de despedida final. Puedes formularla tú misma, pero a grandes rasgos debería contener las siguientes líneas: “Despido a todas las entidades que sean desterradas por este ritual.” Esto es bueno para la “ecología astral” y asegura no los visitantes desagradables no anden dando vueltas.
Durante los próximos pocos días, o quizá semanas, presta atención a cualquier suceso que parezca reflejar el principio lunar y guardar cuidadoso reflejo.

Invocación Mágico-Sexual 2

Esta invocación nos lleva a la verdadera integración místico-sexual. Es el equivalente mágico a trabajar con el animus/anima en la psicología profunda de C. G. Jung. Sin embargo, este trabajo es también una preparación para la invocación sexual dirigida a resultados específicos.

Para practicantes masculinos:

Procede como para la invocación de magia sexual previa, pero esta vez sigue las instrucciones dadas a las practicantes femeninas. En lugar del principio solar, trabajarás con el principio lunar. El propósito es tratar con tu propia feminidad, que reforzará tu sexualidad total y ayudará a estabilizar tu poder mágico. ¡Recuerda que todos los magos trabajan con la luz y la sombra, con el principio masculino y el femenino, con el Yin y el Yang!
Es también importante que sientas lo femenino físicamente dentro de ti, ¡hasta que tus mismos genitales te parezcan cambiar de forma!

Para practicantes femeninas:

Procede como para la invocación de magia sexual previa, pero esta vez sigue las instrucciones dadas a los practicantes masculinos. En lugar del principio lunar, trabajarás con el principio solar. El propósito es tratar con tu propia masculinidad, que reforzará tu sexualidad total y ayudará a estabilizar tu poder mágico. ¡Recuerda que todas las magas siempre trabajan con la luz y la sombra, con el principio masculino y el femenino, con el Yin y el Yang!
También es importante que sientas el principio masculino físicamente dentro de ti, ¡hasta que tus mismos genitales parezcan cambiar su forma!

Invocación Mágico-Sexual 3

Para practicantes masculinos:

Procede como en la primera invocación mágico-sexual, pero esta vez trabaja con el principio Marciano. Ya que no podrás encontrar siempre a Marte en el cielo nocturno, podrías tener que imaginarlo.
Para darte algunas ideas, aquí hay una breve lista de correspondencias Marcianas tradicionales: hierro, fuego, rojo, seco, caliente, cinco, conducir, agresivo, sexualidad penetrante, guerra, voluntad, poder afirmativo, vehemencia...

Para practicantes femeninas:

        Procede como en la primera invocación mágico-sexual, pero esta vez trabaja con el principio Venusino. Ya que no podrás encontrar siempre a Venus en el cielo nocturno, podrías tener que imaginarlo.
Para darte algunas ideas, aquí hay una breve lista de correspondencias Venusinas tradicionales: cobre, agua, verde, humedad, frescor, siete, sensación, pasivo, sexualidad disolvente, suavidad, premonición, abandono, gentileza...

Invocación Mágico-Sexual 4

Este ejercicio tiene el mismo acercamiento inverso de la “Invocación Mágico-Sexual 2”.

Para practicantes masculinos:

Procede como en la Invocación Mágico-Sexual 3, sólo que esta vez sigue las instrucciones para practicantes femeninas, lo que significa que trabajarás con el principio Venusino.

Para practicantes femeninas:

Procede como en la Invocación Mágico-Sexual 3, sólo que esta vez sigue las instrucciones para practicantes masculinos, lo que significa que trabajarás con el principio Marciano.
¿Has notado la diferencia entre el Sol y Marte, y entre la Luna y Venus? En algunos aspectos, estas energías son similares las unas a las otras. Es importante que sientas por ti mismo qué es similar y que es diferente correctamente entre ellos. Los magos planetarios experimentados estarán familiarizados con estas diferencias, y aconsejo a los principiantes buscar dentro del simbolismo astrológico en la literatura relevante.
Lo que más importa es tu propia experiencia individual. Empiezas con la dualidad básica entre la sexualidad masculina y femenina, y vas a descubrir que el Sol y la Luna representan aspectos más abstractos y espirituales de dichos principios, mientras que Marte y Venus incorporan los aspectos más específicos y físicos.
Es aconsejable apoyar estas invocaciones atrayendo las apropiadas energías y haciéndote uno con ellas, imaginándote en la forma correspondiente; por ejemplo, como el Dios Sol con un brillante y rubio pelo y un magnífico físico dorado, o como la Diosa Luna con un largo y plateado cabello y etéreos y refulgentes rasgos. Esto combina entrenamiento tanto en invocación como en imaginación.

Un Consejo Avanzado para el Practicante Avanzado

Es obvio que las invocaciones no son un fin en sí mismas. En principio, tu práctica te familiarizará con las energías. Después asumirás cualquier forma divina que sea requerida para realizar y lograr algún resultado mágico. Si tu meta mágica se ajusta a cierto principio planetario, trabajarás con él. Te convertirás en la energía y serás, como su gobernador, capaz de dirigirla a la meta deseada.
Esta es la magia de la voluntad en oposición a la oración del misticismo. Por una parte, implorarás al principio de Júpiter para que te conceda algo; o por la otra, te convertirás en Júpiter tú mismo y ordenarás lo que deseas. Ambos métodos tienen sus ventajas y desventajas, y algunas veces es una cuestión de la apropiada cualidad del momento qué método elijas. Se dice que no todo trabajo invocatorio tiene que ser realizado con magia sexual; no obstante, la experiencia ha demostrado que ésta acorta el trabajo de meses a unas pocas semanas. También, el subconsciente del mago tiende a aceptar las asociaciones mágico-sexuales más amplia y rápidamente.

------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:



No hay comentarios:

Publicar un comentario