domingo, 12 de septiembre de 2010

EL CULTO DE LA SERPIENTE NEGRA (LA COULEUVRE NOIRE) - II

Por Kenneth Grant
(Traducido por Manon de Cults of the Shadow)


        Michael Bertiaux alude a 'un antiguo proverbio Atlante que declara que en el momento del orgasmo, el órgano sexual brilla como un espejo mágico'. Él viene a decir: 'esto es indudablemente debido a la radioactividad, ya que el brillo y la radioactividad son ambos formas de la luz astral'.
    La radioactividad sexual depende de y puede ser producida sólo por una radiación dispuesta de las energías sexuales en las dimensiones astrales. El coito realizado por el no-iniciado por lo tanto, sólo genera una mínima cantidad de energía radioactiva, y esta es rápidamente dispersada por la operación de pensamiento incontrolados o caóticos y la imaginación no disciplinada.
    En todas las formas de magiak, la imaginación o facultad creadora-de-imágenes es el factor más importante. La imaginación completamente entrenada es capaz de prolongadas y vívidas visualizaciones que se vuelven creativas sólo después de periodos de intensa disciplina mágica' (1). En la fórmula de 'lucidez eroto-comatosa' de Crowley, en la práctica de 'sensación visualizada' de Spare, en el poder del 'sueño verdadero' de Fortune, en la fórmula de 'actividad paranoico-crítica' obsesiva de Dalí, en mi propio sistema de control onírico, y aquí, en el sistema de 'ingeniería esotérica' de Bertiaux, la imaginación – potenciada por las energía sexuales – es puesta a funcionar en niveles astrales. Es como si el mago soñara mientras está despierto; y con la intención de lograr esto él tuviera no sólo que funcionar en dos mundo simultáneamente, sino que también entre estos mundos, llevando las energías sutiles del plano astral a la atmósfera más densa de la consciencia mundana donde la imagen del sueño coagula y se reifica en el ambiente físico inmediato del operador.
    Las energías radioactivas liberadas por el mago al usar la Corriente Ofidiana son tan potentes que cuando funcionan en la totalidad de la extensión de sus capacidades mágicas, pocas personas pueden soportar su presencia física. El aura de Crowley, por ejemplo, estaba altamente cargada de esta forma; inspiraba en algunas personas un terror bastante inexplicable. MacGregor Mathers describió sus encuentros con Altos Adeptos en términos que sugieren similares condiciones (3), y es bien conocido que Eliphas Levi inspiraba pánico en el medium espiritista, D. D. Home (4).
    Bertiaux alude a un paso conducente desde la esfera de energía radioactiva al Exterior a través de la cuarta dimensión. Durante la ausencia del mago su campo radioactivo (5) permanece flotando sobre el área consagrada de su trabajo mágico hasta que es liberado, a partir de un hechizo. Es entonces proyectado dentro del espacio 'más alto' donde actúa como un vehículo o depósito de la energía del mago, un depósito del que puede atraer para trabajar en otras dimensiones: 'Tales esferas son a menudo vistas por los psíquicos e interpretadas como OVNIs o platillos volantes, mientras que en realidad son aprovisionamientos de radioactividad sexual en reserva'.
    La iniciación sexual, conforme al sistema del Culto de la Serpiente Negra consiste en la consagración del Alto Sacerdote como tal. Él es así unido a los principios ocultos o leyes (6) del universo a través de la unión sexual con las doce influencias zodiacales en sus encarnaciones humanas. Diferentes tipos de mujeres son seleccionados conforme a su afinidad con una u otra de estas influencias. Las altas sacerdotisas – o 'diablesas' como ellas son llamadas en el Culto – son encarnaciones psico-sexuales de las influencias representadas por los signos del zodiaco.
    Para trabajos específicamente mágicos, las mujeres son elegidas de los Signos de Tierra y Agua (7) porque en estos signos 'las fuerzas y poderes son ricos y densos, como pesados siropes, miel, o sirops-des-bon-bons, y la magie o sourcellerie es más tangible, más obvia a la percepción elemental'. Las mujeres que encarnen a cualquiera de los otros seis signos también son admitidas en el Culto, pero los tipos de Tierra y Agua son más buscados después, como también 'los Signos de Aire y Fuego (8) que son modificados por la Tierra y el Agua elementales... Pero la mezcla de Tierra y Agua producirá la más densa corriente, mucho más deseada' (9). A razón de esto se entenderá que el Culto selecciona a sus sacerdotisas a lo largo de líneas astrosóficas. En la antigüedad, la magia sexual estaba fundada en la ciencia absoluta de la Astrosofía, i.e. el uso mágico del zodiaco. En el Culto de Thelema de Crowley, por ejemplo, la Mujer Escarlata es asociada a Capricornio, el signo de las fuerzas telúricas elementales, o a Escorpio, el vehículo de las fuerzas Uranianas.
    Aunque el varón puede ser el Alto Sacerdote en más de un templo o coven Vudú, la Alta Sacerdotisa no tiene sino que un templo, y este es su mandala; la expresión, en términos de energías manifiestas, de sus poderes mágicos. El Culto de la Serpiente Negra desarrolla los kali-kalas en la mujer para que sea capaz de realizar su Verdadera Voluntad como una sacerdotisa de 'las profundas y oscuras fuerzas del Espacio Infinito'.
    Estas doctrinas del Culto se aplican también a las relaciones sexuales mundanas:


Si hay un vínculo entre los seres humanos, debería ser a través de la Luna en los signos de agua (10), porque esta es la base más perfecta para las relaciones sexuales. Que todos los amantes busquen primero a sus compañeros de la Luna, y después el amor surgirá desde esta realidad.


    Pero tales consideraciones astrológicas no están basadas en las zonas-de-poder y sus influencias:


No pretendemos estar enseñando astrología, la cual está dividida en varias escuelas de métodos y afirmaciones en conflicto. Lo que pretendemos es dar los significados esotéricos en magia y metafísica, que están asociados con los símbolos del Zodiaco, porque negamos la posibilidad objetiva de cualquier  método astrológico válido, y argüimos que las influencias de las estrellas es inexistente (11), porque sólo existe la influencia de los símbolos de la consciencia dentro de las esferas de experiencia interna y externa, la cual dirige y enlaza las varias energías y estructuras de consciencia en patrones significativos y mágicos. Eso es todo en lo que estamos interesados.


    Y de nuevo:


No se sostiene como verdadero que si una persona nace en cierto día es automáticamente el signo que la astrología convencional dice que es. Más bien el signo o símbolo de cada persona está determinado enteramente por factores esotéricos, sólo. No hay método físico de astrología que se sostenga como válido para toda persona, y mucho menos para toda la raza humana.(12)


    Que Crowley tenía las mismas reservas es claro en una entrada en su Magical Record, fechada el 21 de Noviembre, 1914:


Si hay alguna verdad en la Astrología, seguramente el momento del Nacimiento del Elixir debería determinar su carrera. Por lo tanto permíteme erigir invariablemente una figura genetliaca para el logos o semen en el momento de su creación desde los elementos que lo componen.


    Los iniciados del Culto de la Serpiente Negra usan un símbolo especial como  trampolín a los aethyrs, o dimensiones extraterrestres. Es conocido como un 'símbolo de liberación' y es la forma de un cubo cuatridimensional (ver ilustración). La concentración mental sobre este símbolo induce una profunda autohipnosis que libera el cuerpo astral y lo capacita para pasar a través de cierta parte del cubo dentro de otras dimensiones. Es interesante notar que alguno de los Surrealistas dio con este método de astralización en el siglo diecinueve y antes – como en el caso de Austin Osmar Spare. La experiencia es comunicable. Muchos son los que, mirando una pintura o escuchando una pieza musical, han compartido las sensaciones de 'otredad' conferidas al trabajo por los artistas que lo crearon.
Diagrama 4: Cubo Cuatridimensional. 
Símbolo de Liberación Usado por los Compromisarios de La Serpiente Negra




    Inusuales yuxtaposiciones de color, una misteriosa concentración de sombras, extrañas perspectivas tales como aquellas introducidas por Chirico o Delvaux, tienen el poder de sumergir la mente dentro de abismos aeónicos y de pesadilla. Los extraños espectros de Max Ernst; los pavimentos Dalinianos frecuentados por las alargadas sombras del crepúsculo; los cubos cuatridimensionales y retratos astrales de los 'Profundos' de los golfos del espacio de Bertiaux, todos son potentes para liberar la mente de sus limitaciones mundanas, permitiendo así el completo florecimiento de la idea obsesiva. Todos los mantras de la magiak y los hechizos de la hechicería son vibrados y lanzados con la intención de liberar la consciencia de la esclavitud del cuerpo físico.
    El punto de entrada dentro de reinos desconocidos difiere en el caso de cada individuo que hace del símbolo de liberación su punto de partida, pero una vez este punto es descubierto el cuerpo sutil resbala a través de la puerta con asombrosa facilidad. Se encuentra a sí mismo de repente en un mundo totalmente nuevo – aunque extrañamente familiar – y sólo después de repetidas entradas y exploraciones la maestría de las nuevas condiciones es lograda. Potenciada por la magiak sexual, tal meditación genera una energía propulsora que lanza al Adepto profundamente dentro del espacio interno.
    Es en el momento aespacial y atemporal de la proyección a través del punto de entrada que el Adepto 'pronuncia las profundidades y hace los alineamientos sagrados' (13). Este es el momento indescriptible que celebra el nacimiento de la Imaginación Verdadera, esa contradicción que indica el poder (shakti) en la raíz del ocultismo creativo como es ejemplificado por Adeptos tales como Levi, Blavatsky, Crowley, Spare, Bertiaux, etc. El constante ejercicio de esta verdadera Imaginación mágica desarrolla una nueva facultad de aprehensión que se vuelve en panorama cósmico. Los más grandes trabajos del arte y por lo tanto de la magiak son formulados y proyectados mientras la mente habita estas dimensiones desconocidas. Esta es la verdad mystique del Genio, y es uno de los objetos del Culto de la Serpiente Negra engendrar este genio a voluntad.
    Michael Bertiaux encarnó el 21 de Enero de 1935, estando el Sol en Capricornio y la Luna en el Signo del Escarabajo, estando el Sol y la Luna ambos en conjunción mágica. Su ascendente en Leo, completa la triada de signos bestiales que quizá explique su afinidad con el mundo animal y con la fórmula del Resurgimiento Atávico que Spare hizo el pivote de su sistema.
    La fórmula de Spare es desarrollada por Bertiaux en el curioso grado de Lycanthropia, que constituye uno de los cuatro grados de la Couleuvre Noire. Encuentra expresión también en el Coven Lovecraftiano (14) que es conducido por una sacerdotisa del Culto de la Serpiente Negra. El Coven está estructurado sobre la ley básica de la polaridad sexual. El principio femenino es representado por la bestia del mar, la cabra-marina cuyo signo astrológico es Capricornio. En los mitos de Cthulhu de Lovecraft  está representada por la ciudad rumiante de Innsmouth (15). La sacerdotisa (Sol en Capricornio, Luna en Escorpio) encarna el tipo de la shakti del mar, o elixir fluido, tipificado por turnos por las deidades Atlantes de las cuales Dagon era el jefe. Ella es emparejada con el principio-masculino como la Cabra (bestia-marina) y los 'salvajes hombres-animales cubiertos de pelo' que habitan las grandes profundidades. El principio masculino es igualado con el pueblo de Dunwich (16) de la tradición Lovecraftiana, el terreno oscuro cuyos habitantes degenerados crecieron en medio de los más repugnantes y aborrecibles atavismos. Esta corriente mágica está concentrada en Shub-Niggurath (17) que – en el Coven de Bertiaux – representa la energía masculina en su forma ciega y bestial; siendo los 'mil hijos' las shaktis o vehículos femeninos de su manifestación. Bertiaux, como Alto Sacerdote, ejecuta el rito de la Licantropía cerrando el círculo, ventana, o cueva a través de la que los Primigenios ganan acceso. Con lo que se quiere decir, que él impregna a la sacerdotisa con la semilla de la bestia-marina, co-creando con ella así el teratoma que manifiesta los atavismos latentes en lo profundo (18).
    El Coven deriva del Vudú en el sentido en que utiliza los ritos del Sendero de la Mano Izquierda combinados con la metafísica de los mitos de Cthulhu. Este estrato particular de la corriente Vudú genera poderes mágicos por la animación de los dieciséis centros genitales, las zonas-de-poder reflejadas dentro de la materia por los dieciséis chakras metafísicos del cerebelo. Así reflejadas, o dobladas, estas son las treinta y dos zonas-de-poder (19) de Erzulie-Frieda, la equivalente Vudú de Kali. 'Estos treinta y dos centros producen ciertas uniones de fuerza (20), sobre las que el tarot de los Ofidianos descansa para sus poderes adivinatorios' (21). Ciertas zonas-de-poder vitales conocidas como points-chauds (puntos-calientes) proyectan las shaktis o energías representadas por las cartas. Este tarot resume en imágenes-símbolo todo el mecanismo de la ingeniería esotérica de Bertiaux como se refleja en el licantrópico Coven Lovecraftiano del Culto de la Serpiente Negra.
    La corriente mágica que ha florecido en el arte fantástico de Michael Bertiaux, produjo – en los días de Lovecraft – las extrañas creaciones de Clark Ashton Smith (22), y Austin Spare también ha contribuido al genio de esta corriente. El Coven Lovecraftiano es asumido al séptimo rayo de El Monasterio de los Siete Rayos. Este es el rayo de la magia ceremonial y forma un corredor espacio-temporal entre Yuggoth (Plutón) y los últimos planetas transneptunianos representados sobre el Árbol de la Vida por Kether y Chokmah respectivamente.
    En 1973, Bertiaux erigió una 'Estación de Transmisión Transyuggothiana' en su residencia privada para permitirle obtener material avanzado para el trabajo futuro sobre los planetas y establecer contacto con 'adeptos-espaciales, zothyrii, genii y espíritus Vudú Bön-Pa' de los cuales recibe las comunicaciones encarnadas en sus Papeles de Grado. Él afirma haber sido instruido en modos de tráfico con estas entidades por el Doctor Jean-Maine, su 'maestro e initiateur (23)'.
    Conforme a August Derleth, que continuó la tradición literaria de los mitos de Cthulhu, ciertas partes de Wisconsin (24) contienen zonas-de-poder específicas de Cthulhu, la más potente de las cuales yace sobre un lago abandonado. Un pequeño grupo de iniciados dirigidos por Bertiaux visita frecuentemente esta región con la intención de evocar a los Profundos, cuyo punto de entrada al plano-tierra yace dentro del lago mismo. Los ritos son realizados cuando el Sol está en uno de los Signos de Agua del zodiaco: Cáncer, Escorpio o Piscis. Esto armoniza a los magos con la naturaleza del ser evocado, Cáncer y Escorpio son los mejores momentos para este tipo de trabajo; y si Júpiter, la Luna y Pultón están también en estos signos, los resultados generalmente son espectacularmente exitosos, porque las criaturas entonces asumen una sustancia casi tangible.
    Antes de que el Trabajo comience, ciertas llamadas elementales son cantadas e imágenes mágicas (25) son consagradas con kalas especiales de las sacerdotisas-marinas. La más potente de estas llamadas es un hechizo Criollo-Francés compuesto especialmente para uso en el Culto de los Profundos. Ningún instrumento musical acompaña el canto que en sí mismo es potente para generar las fuerzas requeridas.
    El Culto de los Profundos prospera en una atmósfera de humedad y frialdad, el opuesto exacto del fuego y el calor generado por las ceremonias iniciales que incluyen los ritos licantrópicos que evocan a los habitantes del lago. Los participantes en esta fase realmente se sumergen en las aguas heladas donde una transferencia de energía mágico-sexual ocurre entre los sacerdotes y sacerdotisas mientras están en ese elemento. El dispositivo es común a la brujería Gitana donde se combina con las prácticas Vudú en las que el agua fría es usada para atraer la positividad o magnetismo femenino. La manifestación positiva de los efluvios femeninos sirven para evocar las manifestaciones positivas en el varón. Dion Fortune ha elaborado los principios de este dinamismo femenino-masculino en varias de sus novelas (26).
    La extensa investigación de Bertiaux dentro de las mecánicas de la magiak sexual le ha capacitado para formular una particularmente ingeniosa diagnosis, de ciertos tipos de inversiones sexuales basadas sobre un detallado estudio de los chakras en la región genital:


Muchos estudiantes individuales de lo oculto parecen pensar que la homosexualidad es debida a que hay un alma femenina en un cuerpo masculino, o al revés. Esto no parece ser verdad si lo que se quiere decir es que un alma con una disposición sexual ha reencarnado en un cuerpo que tiene una disposición sexual distinta a la disposición del alma, porque el alma se despoja de la sexualidad con la muerte. Sin embargo, el desarrollo oculto de los centros de magnetismo, o los chakras, muestra algunas posibilidades de desequilibrio sexual. Por ejemplo, si ciertos chakras estuvieran más desarrollados en una persona que  otros, o desarrollados de una manera sexual, además Yesod I (27) posiblemente siendo más fuerte que Yesod II (28) en un varón, tal persona podría ser conducida a practicar como un sodomita pasivo. Si el chakra Kether II (la garganta) tiene un cierto hiper-desarrollo sexual, entonces la forma oral de la unión sexual es seguida pasivamente por la persona. En ambos casos, la homosexualidad pasiva es el resultado, porque el centro de Cáncer (29), o el chakra fálico, de la pareja sexual debe ser insertado dentro del chakra de Yesod I o de Kether II.
    En el análisis sexual de las mujeres, la vagina está bajo el gobierno de la Luna en Escorpio, mientras que en los hombres este gobierno es atribuido a la base de la espina. El Sol en Cáncer gobierna el falo y el Sol en Cáncer gobierna la base de la espina en las mujeres. Así la diferencia sexual entre hombre y mujer, ocultamente, es la diferencia entre el gobierno asignado de Yesod I y II. Si fuera de otra manera, la atracción magnética perfecta entre los sexos no sería posible mientras que el cuerpo físico fuera a ser el instrumento de energías ocultas (30).


    El Muladhara o centro basal en el hombre es la puerta al mundo astral, a los reinos habitados por las entidades espirituales, cáscaras de los muertos y las criaturas de los qlifoth. Los Adeptos de la Serpiente Negra algunas veces emplean una antigua técnica Tibetana para despertar la durmiente Kundalini. A la base de la espina aplican una varilla electro-magnética que galvaniza las zonas eróticas, previniendo a la misma vez el fuego liberado de descender furiosamente y disiparse en la conflagración de la sensualidad auto-destructiva. El poder sexual de este chakra está relacionado directamente con el mundo astral a través de las cuatro fases lunares básicas (31). La Luna Nueva representa el aspecto más vital de la corriente lunar; su energía es como todavía virgen, no debilitado; su vitalidad es potencial, latente no patente. Esta fase está relacionada con los tres Signos de Agua, Escorpio, Piscis y Cáncer, respectivamente los   signos oculto, místico y creativo. El Primer Cuarto de la Luna representa la creación y consolidación de poder elevándose desde el estado virginal o potencial. Esta fase es representada por los Signos terrenales y reificantes, Tauro, Virgo y Capricornio. Tauro es el astro-glifo de la fuerza bruta, y su correspondiente magnetismo es de un tipo pesadamente sensual. Es el signo de la pasión y lujuria sexual no adulterada; el signo que Crowley – como el Hierofante – adoptó para su propio tarot particular (32). El magnetismo sexual de Virgo, por otra parte, es del tipo puramente humano, y como una fórmula técnica con referencia al chakra genital,  representa el ejercicio del control del flujo seminal; su fórmula es por lo tanto a de la Karezza: el orgasmo es suprimido o retardado con la intención de crear tensión eléctrica. Es en la fase Capricorniana del primer cuarto lunar, que el magnetismo sexual crudo es transformado en poder mágico real a través del proceso ritual de iniciación. Como Tauro es el varón, el toro – Therio, la Bestia – así Capricornio es el glifo de la Mujer Escarlata con la que se aparea en 'blasfema dicha' (33).
    En estas tres formas de corriente lunar, el epítome del magnetismo astral colectivo, puede ser usado para: (a) resurgimiento atávico; (b) generación de energía oculta a través de la Karezza; y (c) transformación espiritual a través de la unión sexual con entidades extraterrestres – 'dioses', 'daemones' o 'espíritus', que es la razón de que 'las grandes Escuelas de los Misterios enseñen del dios nacido de una Virgen cuyo padre es divino. Esto significa que la mujer pura ha evitado el sensualismo de Tauro y ha huido al templo de Capricornio, donde la concepción del salvador del mundo ha sucedido' (34).
    La Luna Llena está relacionada con los tres Signos Fogosos: Sagitario, Aries y Leo. Este es el tercer cuarto de la Luna y se relaciona principalmente con el fenómeno de la plenitud en el sentido alquímico en el que Sagitario representa tanto la lluvia como el arco iris (35).
    El Último Cuarto de la Luna está gobernado por los Signos de Aire: Libra, Acuario y Géminis. Sus análogos en el organismo humano proveen la llave del retorno del hombre a los dioses. Libra representa la Mujer Satisfecha; Acuario es La Estrella (37), el producto de la Mujer que ha venido a la tierra para liberar a la humanidad; Géminis representa la naturaleza gemela de esa estrella bajo el mito-glifo de Set-Horus, los polos negativo y positivo (38) que rodean a la Estrella.
    Mientras que a través de Cáncer, en la primera fase lunar, el hombre aspira a y logra la divinidad; a través del último cuarto – gobernado por los Signos de Aire o Espacio – los dioses alcanzan al hombre y se unen con él en el último cuarto de la Luna.
    Bertiaux ha trazado vínculos conectivos entre los loa del Vudú y los tulkus (39) Tibetanos del Bön-Pas y Ningma-Pas, la Secta Negra del Lamaismo. Iguala los Gelugpas con los loa Arada del Vudú, y los Karma-Pas con el sistema Petro que exalta a Erzulie Rouge et Noire, que es idéntica a la Mujer Escarlata y la diosa Tántrica, Kalika.
    The Magical Revival contiene un retrato hecho por Crowley de una Inteligencia extraterrestre llamada Lam. Mientras trabajaba la corriente Bön-Pa en los sesenta, Bertiaux contactó con esta entidad. En una comunicación privada fechada el 26 de Agosto de 1973, escribió:


Sin duda este es el mismo ser que trabajó con Lucien-Francois Jean Maine (40). ... cuando el segundo organizó el trabajo de la Couleuvre Noire en los años veinte. Fue entonces que la teoría de los points-chauds (41) tomó una forma muy fuertemente tántrica y chamánica oriental, y el término Les Siddhis fue empleado para representar una fase en el desarrollo de los points-chauds, tales como la Licantropía, etc. Este ser, LAM (42), posee un interesante sistema mágico del que desea que hagamos uso y es mi intención dedicarle mucho tiempo para representarlo en algún esquema.


    La investigación de Bertiaux establece una identidad de práctica, por lo tanto, entre los Misterios Tibetanos del Tantra Chamánico y el Vudú Haitiano.
    Como previamente se citó, en Agosto de 1973, El Monasterio de los Siete Rayos, y su culto interno – La Couleuvre Noire – oficialmente aceptaron la Ley de Thelema, llevándolos así en línea con la Corriente 93 como fue ejemplificada por Crowley y la O.T.O.
    En un artículo titulado Aleister Crowley y los Gnósticos Haitianos (43), Bertiaux, escribiendo bajo el pseudónimo de Frater Joseph, observa que 'había ya una orden comparable a la O.T.O. de Karl Kellner y Theodor Reuss. Me refiero a la Orden y rito creados por Toussaint-Louverture que reunió el cabalismo e iluminismo Francés, y las corrientes Dahomeyanas Africanas... '
    Bertiaux llega a decir que los misterios del Vudú 'están cerca del trabajo de los grados VIII y IX de la O.T.O. ... los misterios de la solitude y el matrimonio místico', y muestra cómo la adición de Crowley de un XIº grado, era paralelo a ciertos altamente esotéricos misterios del Vudú, probando ambos que había un desarrollo o evolución de las teorías de la magiak sexual y que existían grados secretos de logro no contemplados por los fundadores de estos movimientos ocultos.
    En Aleister Crowley & the Hidden God (44) he analizado el XIº grado, tanto en relación a la interpretación de Crowley sobre el mismo (que yo cuestiono), como a su significado esotérico tal y como es sugerido por la comparación de sus misterios con varias tradiciones antiguas. El punto a remarcar aquí es que tanto el Vudú como los sistemas Tántricos son semejantes, o lo que es lo mismo, las escuelas arcanas Africanas y Orientales aceptan y practican los trabajos sexuales más desarrollados, representados por la O.T.O. de Crowley, no menos que la O.T.O.A., fundada por Lucien-Francois Jean-Maine en 1921-2 sobre las líneas de la O.T.O. e incorporando elementos de Vudú Haitiano desde el Culto de la Serpiente Negra.
    Aparte de la similitud – si no igualdad real – de los trabajos sexo-mágicos realizados en la O.T.O. y la O.T.O.A., en  las enseñanzas del Monasterio de los Siete Rayos y del Culto de la Serpiente Negra también se hace claro que son conformes esencialmente con el 'programa político en el Exterior' resumido por Crowley en Liber Oz vel LLXXVII (45). Bertiaux tiene que decir lo siguiente en el Curso del Segundo Año del Monasterio:


El nuevo yoga o presencia inmediata-piel-a-piel, de piel mezclándose con piel, de cuerpos fusionándose en un órgano muscular maravillosamente, de aceites, y líquidos corporales logrando esta física, esta muy natural, esta no inhibida modelación por el genio de la maestría cósmica – si, este nuevo yoga de la nueva materia viviente, sí, esta nueva forma de generación de identidad física, sí, esta vulgarización de las enseñanzas más internas de La Hermandad del Monasterio de los Siete Rayos, sí, esto servirá para salvar a la humanidad de aquellos que buscarían prohibir e inhibir, suprimir y reprimir, en una palabra 'vestir' los impulsos básicos del genio creativo que el hombre comparte con los animales, que nunca han perdido sus poderes para crear porque sus cuerpos nunca han sido sofocados en la antinaturalidad de la ropa y la costumbre.
    La nueva libertad de la juventud contemporánea está basada en sus percepciones inconscientes de la verdad básica detrás del universo. No debería haber inhibición, que sirve sólo para prohibir el pensamiento creativo. Se pensó una vez que por medio de la práctica de la inhibición, el genio creativo sería posible porque la energía ordinariamente gastada en la actividad sexual, podría ser usada para un fin creativo en el arte o la literatura. Ahora sabemos que esto es falso, ya que los escritos y el arte de aquellos más sexualmente activos son los más grandes trabajos del genio: Miguel Ángel, Renoir, Moreau, Redon, Huysmans, des Goncourts, Baudelaire, Proust, etc. Por lo tanto la antigua noción de que la represión es el preludio del genio, es y siempre lo fue incorrecta, si no desesperadamente peligrosa.
    El Monasterio de los Siete Rayos, por lo tanto, se opone a la ética puritana más antigua, que fue tan ampliamente enseñada, y que todavía lo es por las escuelas ocultas de pensamiento.








(1) Ver The Demchog Tantra (Shrichakrasambharatantra; vol. VII de la serie Tantrik Texts de Sir John Woodroffe, Calcuta 191) para un buen ejemplo particularmente.
(2) Una fórmula basada en los experimentos de Ida Nellidoff del IXº de la O.T.O., e incorporado por Crowley en sus instrucciones ‘secretas’ para miembros del Soberano Santuario de esa Orden.
(3) El relato de Mathers es citado en el Capítulo 1 de Aleister Crowley & the Hidden God, q.v.
(4) Levi relata el episodio en La Clef des Grande Mystères. Una traducción por Aleister Crowley aparece en The Equinox, vol. I, No. 10.
(5) Descrito en el capítulo previo.
(6) Bertiaux atrae la atención a la sinonimia de los términos ‘laws’ (leyes en inglés, nota del traductor) y ‘loas’. Los loas o ‘invisibles’ son los principios espirituales operando detrás del universo fenoménico.
(7) i.e. Tauro, Virgo, Capricornio y Escorpio, Piscis, Cáncer respectivamente.
(8) Los signos de aire y fuego son Libra y Sagitario, Acuario y Aries.
(9) Comunicación privada, fechada en Febrero de 1974.
(10) Escorpio, Piscis y Cáncer.
(11) En cursiva por el presente autor.
(12) En cursiva por el presente autor.
(13) Austin Spare en The Zoetic Grimoire of Zos, hasta ahora no publicado.
(14) El ‘Coven Lovecraftiano’ está inspirado por el trabajo de Howard Phillips Lovecraft (1890-1937), el escritor de Nueva Inglaterra cuyos relatos de horror  tienen un rango igual, si no lo sobrepasa, a los de Poe, Machen, Blackwood y otros. El tema mayor del trabajo de Lovecraft tiene que ver con los ‘Primigenios’, dioses que una vez gobernaron la tierra y fueron desterrados a distantes golfos de espacio hace largos aeones y que buscan retornar siempre, y que – como en algunos de sus relatos – establecen contacto con los seres humanos que favorecen sus designios. Ver particularmente, The Whisperer in Darkness, en The Haunter of the Dark and other Tales of Horror, Londres, 1950.
(15) Ver The Shadow over Innsmouth, por H. P. Lovecraft.
(16) Conforme a Lovecraft, el Dunwich de sus historias es un ‘vago eco de la decadente Massachusetts en la campiña alrededor de Springfield – Wilbraham, Monson y Hempden’. (Cartas Seleccionadas, vol. III, p. 432).
(17) La ‘Cabra con Mil Hijos’; en los mitos Lovecraftianos, una deidad femenina.
(18) i.e. la subconsciencia.
(19) Con sus respectivas kalas.
(20) ‘Del cual hay 16 cartas positivas y 16 negativas’.
(21) Michael Bertiaux en los papeles de Grado del Culto.
(22) Clark Ashton Smith (1893-1961) un artista Californiano que fue uno de los mayores intérpretes visuales de los Mitos Lovecraftianos. (Ver The Fantastic Art of Clark Ashton Smith, por Dennis Rickard, Maryland, U.S.A., 1973). El Coven Lovecraftiano afirma que Smith está ahora trabajando con Les Ophites – un Secta del Culto de la Serpiente Negra – desde el ‘otro lado’. Cf. Prestar atención sobre Austin Spare en este contexto, en la página 192.
(23) En otras palabras, su Santo Ángel Guardián. Ver p. 192, nota 40.
(24) La región en la que Derleth estableció la casa de publicación desde la que produjo los trabajos de Lovecraft y aquellos que añadieron sus contribuciones – literarias y de otro tipo – a los Mitos de Cthulhu.
(25) Estos incluyen pinturas y estatuas (de Bertiaux) de monstruos-marinos, tortugas, anfibios y batracios.
(26) Ver, particularmente, Moon Magic, publicado póstumamente, Londres, 1956.
(27) Base de la espina – muladhara chakra.
(28) Genitales – svadisthana chakra.
(29) i.e. Yesod.
(30) Bertiaux: Papeles de Grad.
(31) La Luna Nueva; el Primer Cuarto de la Luna; la Luna Llena, y el Último Cuarto de la Luna.
(32) The Book of Thoth, Atu V.
(33) Magick de Crowley, p. 418.
(34) Bertiaux: Papeles de Grado.
(35) Para una explicación de iniciado del simbolismo del arco iris, ver Aleister Crowley & the Hidden God, Capítulo 7.
(36) The Book of Thoth, Atu VIII.
(37) The Book of Thoth, Atu XVII.
(38) Las Serpientes Ob y Od, ver Diagrama 3, p. 26.
(39) El equivalente Tibetano del concepto Hindú de Avatares.
(40) Lucien-Francois Jean-Maine, nacido en 1869. Un Adepto Haitiano que conoció a Papus (Dr. Gerard Encausse) en París. Jean-Maine retornó a Haití en 1921 y al siguiente año creó la Orden mágica conocida como La Couleuvre Noire. También en 1921, Jean-Maine creó la Haitiana Ordo Templi Orientis Antiqua (O.T.O.A.), que indudablemente surgió de su contacto con Papus, que fue un Gran Maestro de la O.T.O.  de Karl Kellner en Francia. Jean-Maine murió en Madrid en 1960.
(41) Ver p. 188.
(42) Recientemente ciertos adeptos de la O.T.O. en Nueva York dirigidos por Soror Tanith han contactado con esta entidad. Ver The Magical Revival p. 84 para una pintura de LAM por Crowley.
(43) The Occult Digest, vol. 3, No. I, Chicago, 1973.
(44) Capítulo 7.
(45) The Magical Revival, Lámina 7.



------------------------------------------


Este texto ha sido extraido de un libro muy interesante que te recomiendo compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:



No hay comentarios:

Publicar un comentario