domingo, 12 de septiembre de 2010

EL CULTO DE LA SERPIENTE NEGRA (LA COULEUVRE NOIRE) - I


Por Kenneth Grant
(Traducido por Manon de Cults of the Shadow)






    Con Michael Bertiaux (1), el Maestro Vudú-Gnóstico del Culto de La Couleuvre Noire, entramos dentro de una atmósfera pesadamente cargada que persiste del despertar de los Magos de la Decadencia Francesa. Los fantasmas de la Decadencia subsisten, y sus equivalentes a día de hoy en el centro de Chicago son acechados por las sombras de Joseph Péladan, Stanislas de Guaita, Pierre Vintras, J-K. Huysmans, y el siniestro original de Canon Docre (2) – el Abbé Boullan – con quien Bertiaux afirma estar en directa comunicación astral. Todavía esta atmósfera de nostalgia rodeando a El Monasterio de los Siete Rayos, que Bertiaux también dirige, está perfumada no sólo de los extraños y diabólico ritos realizados por un Gaufridi, o por un Guibourg cuando tramó los siniestros hechizos a los que la maligna fascinación de Madame Montespan añadió su bouquet de mórbida belleza, pero de un poder más vital y elemental que realza a su más alto tono la descolorida atmósfera de la Decadencia. Me refiero a las monstruosas sombras conjuradas por el encantador de Nueva Inglaterra, Howard Phillips Lovecraft (3), porque Michael Bertiaux afirma haber establecido contacto con los ‘Profundos’, los terribles merodeadores de los Espacios Exteriores que Lovecraft ha traído tan cercanamente a la tierra en sus relatos de terror.
    La guarida de la Serpiente Negra no es de tan fácil acceso como lo fue la de la Bestia 666. Para encontrar a la Bestia, el chela meramente tenía que partir a Cefalú, y si se atrevía, visitar la Abadía de Thelema en las afueras de la turbulenta bahía dominada por la ‘Roca del León’. Los cuarteles del Culto de la Serpiente Negra, aunque situados en una de las más ajetreadas ciudades del nuevo mundo está dirigida desde Leogane (Haití), la zona-de-poder interior de los misterios oscuros de los que Michael Bertiaux es el Adepto Jefe.
    En el característico estilo de Chicago el aspirante aprende sus primeras lecciones por medio de un curso por correspondencia, que toma más de cinco años completar, pero que, a diferencia de otros cursos de esta naturaleza, ofrece conocimiento mágico que va más allá del panorama de cualquier otro comercializado por algunas fraternidades ‘ocultas’ que tienen una semejanza superficial con El Monasterio de los Siete Rayos, que no es sino que el Patio Exterior del Culto de la Serpiente Negra. El Monasterio es una célula de la O.T.O.A., o la Ordo Templi Orientis Antiqua, que ha incorporado en sus enseñanzas las doctrinas mágicas de Aleister Crowley. El 15 de Agosto de 1973, la O.T.O.A. se enlazó a sí misma en los planos internos a la Corriente 93 y anunció su aceptación oficial de la Ley de Haz lo Que Tú Quieras. Celebró esta ocasión aboliendo su norma previa de no admisión de mujeres en sus más altos grados.
    Michael Bertiaux, que es uno de los Adeptos Jefes de la O.T.O.A., El Monasterio de los Siete Rayos, y Alto Sacerdote del Culto de la Serpiente Negra es indudablemente uno de los más coloridos y creativos ocultistas contemporáneos. Su Curso de Instrucción empieza con la máxima oculta: ‘Lo que está fuera de nosotros es como lo que está dentro, y lo que está dentro de nosotros es como lo que está fuera’, lo que es expresado en un estilo curiosamente reminiscente de Jidu Krishnamurti.  Krishnamurti, el ‘hijo de la luna’ de Besant y Leadbeater fue la prueba de la eficacia mágica de la Sociedad Teosófica; mantuvo la misma relación con dicha Sociedad que la que Crowley tuvo con la Golden Dawn; ellos fueron, en cada caso, la única cosa de valor que estas sociedades produjeron. Pero ahí acaba la analogía, mientras que Krishnamurti y Crowley estuvieron, en sus respectivas esferas, atados a la fórmula de su herencia racial, Michael Bertiaux es una combinación de lo blanco y lo negro que se encuentra para producir un sistema original de ocultismo creativo de grandes pretensiones.
Puesto que este libro, como sus dos predecesores (4), trata de la exploración del hombre de las poco conocidas regiones de la consciencia y de su tráfico con entidades extraterrestres, el concepto de Bertiaux del demonio Choronzon tiene un interés y relevancia particular para los adoradores de la Serpiente Negra. Choronzon, como el guardián de la puerta entre el universo conocido y el universo desconocido – A y B – se iguala con ideas compartidas por todos los cultos de la Sombra que, sin excepción, utilizan este concepto en una forma u otra. Los ritos Petro del Vudú, por ejemplo, invocan los loa con ritmos poco convencionales existentes entre aquellos que son vibrados en las ceremonias Rada; ellos acechan, podríamos decir, en los intersticios o velos que separan la luz y la oscuridad, el día y la noche. La fórmula desarrollada por Austin Spare para la reactivación de antiguos atavismos involucra el uso de tales ‘conceptos intermedios’(5), y H. P. Lovecraft sugiere la existencia de seres no-humanos que pisan las profundidades del espacio entre las estrellas.
    Históricamente hablando, el Dr. John Dee (1527-1608) fue el primero en dejar un relato detallado de tráfico humano con los habitantes de los espacios adimensionales entre los universos. Tres siglos después Crowley evocó a una de estas entidades del Abismo, y es bastante más probable que este encuentro provocó más problemas en su vida mágica que el que resultó de su tráfico con los demonios de Abramelín – como algunos han supuesto. Bertiaux describe este Abismo como ‘los gélidos reinos de la nadidad llamados el ‘Meon’’. Este golfo es la analogía cósmica, en términos de infinito, duración y lejanía, de lo infinitesimalmente cercano y lo infinitamente fugaz: el más fino y normalmente imperceptible espacio entre los pensamientos que produce la consciencia hipersensitiva, una repentina introvisión dentro del substrato real del Ser. Sólo esto es la Realidad, la única Realidad, y es No-Ser – la fuente noumenal desde la que surge el mundo de las apariencias.
Crowley entendió a Choronzon como la encarnación de terribles energías del caos cósmico; una entidad contradictoria que reduce todo concepto con el que es puesto en contacto a su propio estado indescriptible de nadidad amorfa y fluída. Fue característico de Crowley que considerara a esta fuerza como siendo básicamente  confusión, dispersión, falta de control; y Sir Edward Kelley antes que él la había llamado ‘ese poderoso diablo Choronzon’. Bertiaux, por otra parte, ve a Choronzon como el guardián de paso entro el mundo del ser y el mundo del no-ser, tratándolo en conformidad como un sistema matemático-mágico de negación dinámica más bien que como una fuerza positiva de trastorno.
    Esta interpretación se aproxima cercanamente a lo sugerido por Lovecraft quien, sin embargo, no menciona a Choronzon específicamente, sino que se refiere a los habitantes de las dimensiones no espaciales entre los sistemas universales. Pero mucho antes de estos puntos de vista, anterior incluso al Dr. Dee, los Adeptos Chinos Ch'an eran conscientes de este guardián Choronzónico del reino del no-ser como una experiencia meditativa de consciencia sin ego, porque ser y no-ser son contrapartes interdependientes y como tales tienen validez sólo para la consciencia limitada a un sujeto, o ego. Esta interpretación, aunque aliviadora del concepto de cualquier estigma moral, no la priva de nada del horror esencial que la consciencia de la pura Nadidad debe evocar necesariamente, en las mentes no disueltas ya en la consciencia cósmica. En el Ch'an, la construcción mágica está total y muy naturalmente ausente porque el Ch'an es un culto místico y está más allá de todas las categorías de pensamiento.
    Michael Bertiaux ha evolucionado una interpretacion que parece caer precisamente entre estas dos, participando de ambas aunque no representando a niguna en concreto. Ha desarrollado unos medios mágicos de control del meon que le hacen el primero en fundar un Culto de Choronzon alineado con, sino realmente basado sobre, los principios ocultos formulados por H. P. Lovecraft. Lovecraft usó la ficción para proyectar conceptos de realidad que eran, en su día, considerados demasiado fantásticos para ser representados por cualquier otro medio. Bertiaux hoy, no tiene reparos en traducir a Choronzon en valores de los reinos de fantasía a dimensiones de ‘realidad metamatemática’, un movimiento que es perfectamente legítimo en una era tal como la nuestra en la que un prominente físico(6) puede decir: ‘La consciencia nunca es experimentada en plural, sólo en singular.’ Esto implica que nada en absoluto – ni siquiera el no-ser – existe fuera de la mente.
    El foco mágico de este poder que emana desde ‘regiones de oscuridad metacósmica’ está localizado en el abismo sin senderos, en un centro conocido como Daath (7). Este es llamado algunas veces la ‘falsa Sefira’; es la onceava zona-de-poder sobre el Árbol de la Vida. Once es el número de los Qlifoth – el ‘Mundo de las Conchas’ - que está habitado por las ‘Sombras de la Oscuridad’; es la puerta de ingreso a los espacios exteriores de más allá, o detrás, del Árbol en sí mismo. Los Adeptos del Culto de la Serpiente Negra han pisado sobre este ‘sendero secreto a las espaldas del Árbol, cuyo significado es Conocimiento, simbolizado por la Octava Cabeza del Dragón Encorvado que fue creado cuando el Árbol de la Vida fue destrozado (8). Quizá sea significativo que el número de Daath,  474, cuando es sumado al de Choronzon, 333 (9), produzca 807, el número entre 806 (Thoth) y 808 (La Serpiente Descarada), la interpretación mágica por la cual la fórmula de la Serpiente de Fuego y del Dios Set (Thoth) es activada por la evocación de Choronzon. Esto por turnos abre el portal a las influencias extracósmicas.
    El ascenso del Árbol de la vida es logrado ‘elevándose sobre los planos’ hasta que la consciencia es fusionada con lo Más Alto (i.e. Kether). A fin de reificar este estado en Malkuth (10) el proceso tiene que ser revertido y el Árbol descendido via el reverso del Pilar del Medio. Esto es equivalente al viparita karaunia (11) discutido en los Capítulos 4 y 5, en conexión con el Círculo Kaula. De forma similar, la Serpiente de Fuego se eleva por el canal espinal, el Pilar del Medio, reuniendo la consciencia mágica de los chakras a través de los que pasa en su ascenso. El Místico retiene la consciencia en el Brahmandhra (12), pero el Mago la lleva de nuevo hacia abajo a la tierra (13). Es la fórmula de Prometeo, que robó el fuego del cielo en el narthex o tubo hueco (14). Así que también el Adepto Tántrico lleva hacia abajo la Luz para manifestar en Maya – el mundo-sombra de las imágenes ilusorias.
    Mientras que el Tántrico descubre poderes mágicos en cada zona-de-poder iluminada por la marcha hacia arriba de la Serpiente de Fuego, el Mago asume las formas-divinas apropiadas a cada Sefira mientras se eleva por los planos del Árbol de la Vida. Las formas-divinas están generalmente asociadas con las deidades con cabeza-de-animal de la antigüedad. De esta forma, los atavismos o poderes prehumanos se manifiestan en el mago que los experimenta y actualiza, en el mundo astral, los poderes y energías poseídas por los animales en cuestión. Los Adeptos del Culto de la Serpiente Negra se refieren a este proceso como el Mystere Lycanthropique, y constituye uno de los points chaud (puntos calientes) conectados con el Tantra y el Vudú. Mystere Lycanthropique es también el ‘Misterio del Templo Rojo’ de la Magia Atlante en su primera forma, su segunda forma es la de L'Ataviqier, que tiene afinidades – como el nombre sugiere – con la fórmula de Spare de Resurgimiento Atávico.
    El Sendero Secreto a través de los reinos de los qlifoth en el reverso del Árbol sigue el camino hacia abajo y comporta la asunción de formas animales que se correspondan con los ‘dioses’ del sistema cabalístico. Esta es una explicación válida del  hombre lobo y su relación con los atavismos prehumanos.
    El Culto de la Serpiente Negra está basado en el Tantra y el Vudú. Con relación al Tantra, ‘es un sistema que está basado en la construcción de un estado de intrepidez en el mago o yogui. Se supone que participa de elementos sexuales...’ Como fue mostrado en el Capítulo 4, la intrepidez es el atributo del Bhairavas, que la logra por la imbibición de elixires mágicamente preparados que bi-sexualizan el cuerpo humano, haciéndolo autogenerativo y completo, como lo son los más altos dioses. El Tantra y el Vudú se dice que derivan de ‘la más antigua magia Atlante del Templo Rojo’, con elementos del trabajo del ‘Templo Negro’ Atlante. El trabajo del ‘Templo Rojo’ involucra la invocación de la Serpiente de Fuego, que es la fórmula básica del Tantra, mientras que el trabajo del ‘Templo Negro’ comporta  ‘les cultes des morte’, con una fórmula similar a la de la Postura de la Muerte desarrollada por Austin Osman Spare en Zos Kia Cultus (15), más el ‘Mystere du Zombeeisme’ (16).
    Los dos points chauds – magia sexual (Tantra) y ritos-de-muerte (Vudú) – son asimilados al Culto de la Serpiente Negra por Michael Bertiaux quien, con sus 'diablos y diablesas', expone hoy los Misterios de Choronzon.
    La licantropía astral del Culto de la Serpiente Negra involucra no sólo los senderos secretos de los qlifoth, sino que un grado de proyección astral voluntaria designada Volligeurs, por el cual todos los caminos del lado-posterior del Árbol son atravesados en un salto. El secreto del Sendero de los Brincadores o Saltadores está entretejido dentro de los vever de los Marassas o Gemelos (17). ''Las tres columnas (18) son dadas en ese diseño, con el centro [columna] como el poste de la unidad. En mi propio trabajo he cruzado estas tres columnas con el baton cruzado del Saturno mágico, o Guéde Nibho, tanto para producir el modelo para los senderos de la volligeurs,  como los caminos para las escuelas secretas de iniciación Vudú' (19). Esto nos da el 'diagrama mágico completo' de la iniciación Vudú:

  
    El orden o jerarquía mágica sobre el reverso del Árbol está bajo la égida de Choronzon, el Señor del Sendero Reverso y Guardián del Pilón de Daath. El número 333 (Choronzon) es también el del Chacal o Zorro (ShGL), el hieroglifo de Shaitan-Aiwass a quien Crowley invocó como el Supremo Daemon de Thelema (Voluntad). Daath significa 'conocimiento' en el sentido en el que el término es usado en la alegoría bíblica de la 'Caída'; el 'conocimiento' que abrió los ojos del hombre a la naturaleza creativa del poder solar-fálico dentro de él, en su especial relación a la mujer que es la manifestación exterior del poder (shakti). Este pilón (Daath) es la Puerta al Reverso del Árbol, y su representante planetario es Urano que también es la puerta a la magia sexual de Set o Shaitan, como es practicada en el onceavo grado de la O.T.O. (20).
    El uso de los senderos posteriores del Árbol y la evocación de las Sombras están cargados de peligros porque, como se ha comentado, los qlifoth rondan dichos caminos, muchos de los cuales son terminaciones-muertas y sin salida. Estar atrapado en cualquiera de ellos es rendir la propia consciencia a las más perniciosas influencias que un mago probablemente jamás encontrará. La locura y la muerte reclaman a aquellos que se extravían dentro de ellos. También, estando sin salida, si la fuerza es dirigida a lo largo de estos senderos retrocede inevitablemente hacia el mago, como un bumerang cargado con la fuerza adicional de las influencias malignas que ha recogido en su vuelo.
    A pesar del inevitable y constante peligro de sobresimplicar estas complejas y ocultas materias, se puede sugerir que mientras el aspecto ordinario del Árbol de la Vida representa al Mago en relación a sus poderes presentes y futuros, el reverso del Árbol tipifica las influencias prehumanas y extrahumanas que afectan sobre su consciencia via el pilón de Daath. Un mínimo de estas influencias se filtran, por decirlo así, dentro del Árbol frontal, pero cuando el operador pasa más allá de la Puerta de la Onceava zona-de-Poder automáticamente invoca a Choronzon y está expuesto al ataque de poderes atávicos.
    El Mystere Lycanthropique involucra la asunción de la forma de un lobo (o algún otro animal predatorio) sobre el plano astral. Los Adeptos del Culto de la Serpiente Negra explican la razón para esta transformación en términos de una necesidad de recuperar periódicamente los contenidos de la subconsciencia perdida o suprimida durante la transición del hombre, desde el reino animal al mundo de los humanos. Mejor que clasificar los dos aspectos del Árbol como 'bueno' y 'malo', los Cultistas de la Serpiente Negra adoptan una actitud del Nuevo Aeon y consideran los aspectos Sefiróticos del frontal del Árbol como 'positivos', y los aspectos Qlifóticos de los senderos del reverso como 'negativos'. El Mago es tal sólo cuando ha aprendido a evocar y controlar ambos aspectos. Las influencias Sefiróticas son además agrupadas en fuerzas positivas y negativas, las primeras conocidas como las 'Llamas de la Luz' y las segundas como las 'Llamas de la Oscuridad Reflejada'. Similarmente, las influencias Qlifóticas son conocidas como las 'Sombras de la Oscuridad' y las 'Sombras de la Luz Reflejada', siendo la prioridad dada a los espíritus negativos en el caso de los Qlifoth, porque los Qlifoth son en sí mismos negativos en relación a las Sefitoh.
    Choronzon posiblemente sea una forma corrupta de Chozzar (21), el dios oscuro de los hechiceros Atlantes, que es el tipo de entidad extraterrestre con una existencia enigmática más allá del borde de nuestro universo. A través de ingeniosos sistemas de 'ingeniería esotérica', Bertiaux ha construido máquinas mágicas capaces de recibir impulsos de áreas transneptunianas del espacio. Ellos también transmiten misteriosas y extravagantes músicas. Él emplea también máquinas humanas ocultas conocidas como las 'furias', los equivalentes, más o menos, de las Mujeres Escarlata de Crowley quienes por virtud de sus afinidades con las vibraciones telúricas son capaces de explorar niveles ctónicos de consciencia prelarval. Por tales medios, Bertiaux es capaz de aplicar, científicamente, una fórmula para reactivar fases fundamentales de consciencia elemental. Esto es reminiscente de la fórmula de Austin Spare de Resurgimiento Atávico y es significativo que Bertiaux nombre a Spare como un miembro del Consejo Interno (i.e. Astral) de su culto mágico (22).
    Que estas máquinas, mecánicas y humanas, también participan de kalas en su manifestación mágica es probado por las referencias de Bertiaux a ciertos rones y licores que, interpretados a la luz de la doctrina Tántrica Kaula, sugiere que está usando las vibraciones Ofidianas en sus formas Lunares, Neptunianas e incluso Transplutónicas. En relación a estas máquinas, él observa que:


la última de las invenciones para el ocultista es realmente el descubrimiento de algo tan antiguo que marcha hacia atrás, antes de la evolución del universo a algo absolutamente anterior. Así que el más avanzado acumulador de energía mágica es en realidad algo que ha sido perfeccionado sobre el planeta Venus antes de que la raza humana hubiera emergido desde el estado del reino mineral.


    Esto recuerda la declaración de Spare de las leyes mágicas de la evolución como son expresadas en The Book of Pleasure (25).


La ley de la Evolución es retrogresión de la función gobernante de la progresión de logro, i.e., a más maravillosos nuestros logros, más baja en la escala de la vida es la función que los gobierna.


    Una de las 'últimas' invenciones de Bertiaux es el Zothyriómetro. Su propósito es disciplinar los campos magnéticos de energía astrales y etéricos en precisos vectores de fuerza que forman una compleja red de zonas-de-poder. Por el establecimiento de intersecciones, o el cruce entre dos campos se crea un vórtice especial de energía. Este vórtice puede ser usado para concentrar corrientes masivas de poder; funciona más bien como un tubo oculto para la proyección de fuerza mágica a cualquier dimensión requerida del plano astral. Esta máquina está basada en el sistema de marmas y sandhis que los Tántricos han mapeado en relación a la anatomía sutil del cuerpo humano. Ellos son ejemplificados en los elaborados yantras de la Diosa; el Shri Yantra, en particular.
    Otra máquina inventada por Bertiaux es el Mandalum Instrumentum, que diseñó para facilitar trabajos de magia ceremonial sin el impedimento del mobiliario físico generalmente asociado con su realización. El Mandala crea y transmite fuerzas mágicas desde un punto a otro. Puede ser descrito como un templo abstracto en el que varios oficiantes son partes de una máquina. Bertiaux explica que es 'usado por magnetistas ceremoniales de alto rango que han perdido el hábito del uso de rituales de grupo y todavía desean que el efecto de sus trabajos, tenga la misma estructura simétrica que la estructura de una logia o templo.' Aquellos que estén familiarizados con el Ritual de Logia General de la Logia Nu Isis (24), en donde cada oficiante representaba un foco planetario en la acumulación de poder desde la Esfera transplutónica de Nu Isis, apreciarán que cualquier pérdida residual de energía ocurriendo y acumulándose durante el ritual sería absorbida y reciclada por el Mandalum Instrumentum.
    El Culto de la Serpiente Negra es potenciado por los adeptos Vudú, y la clasificación de sus máquinas mágicas cae naturalmente dentro de línea con los sistemas de iniciación Vudú. Estos son cuatro en número: El Lave-tete, o Iniciado; el Canzo, o Serviteour; el Houngan, o Sacerdote, y finalmente el Baille-ge, o Hierofante. Para estos grados hay asignados varios tipos de maquinaria mágica. Al grado de Iniciado (25) le son asignadas todas las máquinas físicas, es decir, todas las máquinas que tienen su funcionamiento sobre el plano físico. Al grado de Canzo le son asignadas todas las máquinas astrales (26). Al de Houngan le son adscritas las máquinas mentales; él trabaja con la facultad de la mente, representada por el aire. Al más alto grado, el de Hierofante – representado por el Fuego o Espíritu – le son asignadas todas las máquinas intuitivas. Bertiaux dice que los 'sistemas de iniciación del plano puramente físico han sido revividos recientemente por ciertos ocultistas en América, que se especializan sólo en la maestría de las máquinas del plano físico'.
    Los papeles secretos del Monasterio de los Siete Rayos aluden a un misterioso instrumento oculto que fue conocido por los antiguos Chinos como Kwaw-loon. Muy poco se ha dicho sobre este instrumento, pero se sabe que tiene alguna conexión con la Serpiente de Fuego. El Kwaw-loon es también conocido como el mirroir-fantastique. Está hecho de sustancias cuatridimensionales que reflejan y transmiten las corrientes activas y pasivas de energía radioactiva en la luz astral. Sobre las corrientes de energía 'que pasan a través del Kwaw-loon, son cargados los mensajes hacia y desde el mundo de  cuatridimensional de magnetismo astral'.
    A la luz de los hechos la última afirmación de Bertiaux es el absoluto control de todos los sistemas mágicos – mundanos y cósmicos – no es sorprendente que ya haya establecido una ramificante red de influencias ocultas a través de todo el globo, con zonas-de-poder específicas situadas en Ecuador, Leogane (Haití), Madrid, Chicago y – a través de la afiliación de su Culto de la Serpiente Negra con la O.T.O. - Londres y Nueva York.
    Pero hay un sentido escondido u oculto, en el que las líneas de evolución se refieren a mutaciones de la consciencia que producirán siete tipos distintos de ser durante el presente y subsecuente aeon (28). Conforme a una antigua tradición mágica, las siete fases  o líneas de evolución estaban presididas originalmente por una de las siete estrellas de la Osa Mayor (29). Su culminación en la Octava, o cima (juego de palabras en el original en inglés entre Eight – octava – y Height – cima, nota del traductor), estuvo tipificada por el nacimiento de la Diosa de su hijo masculino, Set, cuyos poderes son manifestados por su hermano gemelo, Horus, Señor del presente Aeon. La fórmula de los gemelos es de exrema importancia, como ya ha sido comentado (30).
    La antigua genetrix Odudua (31) aportó el nombre-tipo o vibración fundamental de palabras tales como Od, Ado, Aud. Vaudou, o Vudú, encarna la misma corriente mágica. El Culto de la Serpiente Negra enseña que el Vudú era la antigua religión de Atlantis y Lemuria y que sobrevive hoy en dos centros ocultos, uno en Leogane (Haití), el otro en los Estados Unidos (Chicago). Las enseñanzas de la Serpiente Negra son un desarrollo de los Misterios enseñados en El Monasterio de los Siete Rayos. Estos dos centros representan las dos formas de Vudú. La forma primitiva se centra en Haití, la forma más refinada – conocida como Voudon Cabala – en Chicago, Illinois. La magia sexual es la base de ambos centros, en los que la Serpiente de Fuego es igualada con la radioactividad sexual, o magnetismo astral. Esta está localizada en varios centros corporales, a saber: la base de la espina, las palmas de las manos, y en los centros sexuales en sí mismos (32). Este esquema está basado en la antigua tradición Africana que continuó la enseñanza Atlante. La hechicería Atlante logró su apoteosis en nuestro sistema-mundo durante el periodo de las civilizaciones Egipcia y Maya. Estos cuatro centros de radioactividad sexual básicos, irradian las ondas de energía astral más concentradas conocidas por la ciencia oculta. Los alquimistas de la tradición Afro-Vudú  la conocían como la radio-activitas sexualis, teniendo cuatro puntos de referencia en las zonas-de-poder corporales.
    Como en el Culto de Thelema de Crowley representado por la O.T.O. (33), las energías ódicas son liberadas por una forma de masaje o masturbación mágica que, conforme a Bertiaux, 'estabiliza el campo astral de la persona y hace su fuerza magnética más armoniosa y tranquila'. Esta es, por supuesto, la razón de que se recurra a la masturbación en tiempos de ansiedad; es una forma natural de relajación que es instintivamente aplicada en la vida diaria:


La actividad sexual es la forma más grande de terapia, porque la radioactividad sexual es el más poderoso de los campos magnéticos astrales (34).


    Esta forma de terapia puede tener un efecto más que negativo o tranquilizante, puede ser usado como una forma de protección contra el vampirismo astral, que está extremadamente extendido a día de hoy debido a la ruptura general de los códigos establecidos-de-antiguo de la conducta humana. Bertiaux, que ha tenido una amplia experiencia en trabajo social y campos colaterales de actividad, es de la opinión de que:


ahora más que nunca antes, estamos atrayendo entidades sexuales desde las dimensiones de la historia pasada cuyas vidas dependen de la absorción de radioactividad sexual.


    Una parte de la liturgia de la Ecclesia Spiritualis Gnostica, que compuso, contiene invocaciones mágicas que protegen al mago del vampirismo sexual durante el curso de sus trabajos mágicos (35). Las invocaciones son así construidas para que las palabras formen un patrón mántrico cargado con las vibraciones que forman un campo impenetrable contra tales ataques. Un muro de luz circunda al mago, luz cargada con poder solar-fálico atraído desde el Sol de nuestro sistema. Los habitantes de los qlifoth no pueden apropiarse de los fluidos sexuales eyaculados en el momento del orgasmo y 'en el momento cuando los centros magnéticos positivos y negativos están más completamente en conjunción (36) y transmitiendo una radioactividad casi metasexual'. Cuando es visto clarividentemente, este muro parece como un campo chispeante de luz. La versión de Crowley de esta práctica fue la asunción de la forma-divina de Harpocrates: un huevo de vívida luz azul moteado con oro; como un acerado cielo veraniego surcado con rayos de sol. Los vampiros sexuales, viendo este radiante muro de luz, son atraídos precipitadamente hacia él y hechos añicos en trocitos, o – si está especialmente cargado – son literalmente electrocutados en el impacto. Este escudo protector es tan perfecto en su impenetrabilidad que 'incluso ni los Maestros pueden romperlo'. Este escudo continua existiendo hasta el momento en que el mago lo destierra por un acto de voluntad. En ese momento la energía sexual acumulada en su interior 'explota hacia la atmósfera exterior, creando un flash cegador de luz astral que puede destruir a cualquier entidad dañina acechando en la vecindad'. Si no es voluntariamente disuelto, el escudo astral – después de un rato de siete a ocho horas – gradualmente pierde su potencia y se deteriora, emitiendo en el proceso un vapor blanco azulado que es algunas veces confundido con la radioactividad sexual en su nueva forma liberada. Bertiaux ha comentado las sombras sutiles de color característico de cada fase de las emanaciones sexualmente radioactivas. Su tono cambia conforme a la fase de su evolución, la 'más reciente es una cegadora luz blanca, mientras que en las últimas fases de descomposición parece acercarse al púrpura'.
    Debido a su naturaleza fugaz, la radioactividad sexual es muy difícil de analizar; es por lo tanto mejor estudiada mientras está contenida dentro del muro de luz protector.  La lógica del Vudú, que tiene que ver principalmente con la manipulación de las energías Ódicas en el cuerpo humano, está relacionada también por lo tanto con la radioactividad sexual. Conforme a los Tántricos, la vibración lunar que emana de la mujer durante la catamenia es también altamente radioactiva, y aunque los Cultistas de la Serpiente Negra no hacen mención específica de este hecho, la preocupación de Bertiaux con los misteriosos 'rones' y 'elixires' transmite la impresión de que el Culto no carece en sus enseñanzas de este asunto. Especialmente así, cuando consideramos las shaktis, o 'furias' que él reúne sobre sí mismo durante la realización de sus ritos.
    Bertiaux atrae la atención sobre el hecho de que:


la radioactividad sexual no es exactamente idéntica al fluido sexual producido por el macho en el punto del orgasmo. El fluido sexual es mágico en un sentido no desarrollado (37), y debe ser bombardeado por emanaciones mercuriales y de nitrato de plata, y bajo condiciones completamente controladas, antes de que pueda tener el poder mágico de cualquier reivindicación a tener.


    Aquí, pienso yo, tenemos una insinuación de las kalas y las vibraciones ofidianas lunares que juegan una parte tan importante en el Círculo Kaula de los Tántricos.








(1)  Nacido en Chicago, Illinois, 1935.
(2)  Él se muestra en Là-Bas, la novela de J-K. Huysmans basada en la experiencia real de autor en los caminos más oscuros del ocultismo. Ver también p. 174, nota 22, infra.
(3) 1890-1937. Ver p. 186, nota 14.
(4) The Magical Revival (1972) y Aleister Crowley & the Hidden God (1973).
(5) El término es de Spare. Ver último capítulo.
(6) Erwin Schrödinger.
(7) Ver El Árbol de la Vida.
(8) En su comentario al Décimo Aethyr, Liber 418, Crowley escribe: 'La doctrina de la 'Caída' y el 'Dragón Encorvado' deben ser estudiados cuidadosamente. The Equinox, vol. I, nos. 2 y 3, tiene mucha información, con diagramas ... Ver también Liber 777.'
(9) Ver p. 172.
(10) i.e. Con la intención de 'tomar tierra' la consciencia mágica.
(11) Retroversión de los sentidos.
(12) El chakra superior, en la región de la sutura craneal.
(13) Malkuth-Muladhra.
(14) El Pilar del Medio, la Columna Espinal, o Sushumna-nadi.
(15) The Magical Revival, Capítulo 11.
(16) El Misterio del Zombeismo también deriva del 'Templo Negro' de Atlantis, y en él también es asumida la forma-divina del hombre-animal; en este caso la forma-divina de Carrefour o Carfax, dios de la muerte.
(17) La fórmula de los Gemelos es fundamental en los primitivos Cultos Africanos. Fue continuada en Egipto como el complejo Set-Horus. El Signo de los Gemelos (Géminis) tiene particular referencia al Nuevo Aeon. En The Cosmic Doctrine, p. 147, Dion Fortune observa: 'Llevar en mente... el Signo de Géminis, para las fuerzas señaladas por ese Signo influyó en Atlantis e influirá de nuevo en la Tierra después de la presente era'.
(18) Los Tres Pilares del Árbol de la vida.
(19) Michael Bertiaux. (Nota: Voudoo es deletreado así por Bertiaux para distinguirlo del tipo tradicional.)
(20) Como se ha explicado en Aleister Crowley & the Hidden God (Capítulo 7), el XIº no comporta necesariamente el uso de fórmulas homosexuales; por el contrario, involucra el uso del yoni en su fase lunar, y de ese 'otro ojo', ayin o yoni, que es conocido por los iniciados de la Corriente Ofidiana como el 'Ojo de Set'.
(21) El símbolo de esta deidad oscura recuerda al tridente de Neptuno, que es el nombre por el que Chozzar es conocido por los profanos. Cf. la letra Caldea Shin con su triple lengua de fuego atribuida a Set o Shaitan. La palabra 'chozzar' significa 'cerdo'. Este animal fue adoptado por los Tifonianos como un símbolo de Set. En los Cultos Tántricos del Vama Marg el cerdo fue elegido como un símbolo secreto porque es el único animal que se sepa que come excrementos humanos. Ver Aleister Crowley & the Hidden God, Capítulo 6.
(22) Otro espíritu humano desencarnado afirmado por Bertiaux es el Abbé Boullan (1824-93), un ocultista Francés cuyo nombre y actividades probablemente habrían pasado desapercibidas para el mundo en general sino fuera por la atención que recibió de J.K. Huysmans, que usó a Boullan como el modelo para el  'Dr. Johannes' en su novela Là Bas (q.v.) Conforme a The Encyclopaedia of the Unexplained (de. Richard Cavendish, Londres, 1974) 'Boullan creía que el sendero de la salvación pasa a través de la unión sexual con arcángeles y otros seres celestiales.'
(23) Impreso privadamente y publicado por Spare en 1913. Reimpreso en 1975 con una introducción del presente autor (93 Publishing, Montreal).
(24) La Logia Nu Isis (conocida en el Exterior como Logia de la Nueva Isis) fue una rama de la O.T.O. formada por Kenneth Gran en 1955 para los propósitos descritos en Aleister Crowley & the Hidden God, Capítulo 10. La Logia fue operativa precisamente por siete años, después de los cuales sus propósitos fueron cumplidos.
(25) Gobernado por el elemento tierra.
(26) El Canzo opera sobre el acuático o fluido plano de los sueños.
(27) Esta es la Orden Externa de la que la Serpiente Negra es el Culto Interno.
(28) i.e. el Ma-Ion, que el Frater Achad ya ha anunciado. Ver Capítulo 8.
(29) Ver Capítulo 3. La Osa Mayor representa la Diosa de las Siete Estrellas.
(30) Ver p. 171.
(31) Ver Capítulo 2.
(32) Ver Capítulo 1, diagrama.
(33) Especialmente en su VIIIº grado.
(34) Michael Bertiaux.
(35) El mago del Sendero de la Mano Izquierda, que habitualmente usa la Corriente Ofidiana en su manifestación sexual, es más propenso a atacar desde el qlifoth que el mago que emplea la menos directa pero más pesada maquinaria de la magia ceremonial.
(36) i.e. cuando el macho y la hembra unen las terminales gemelas de sus respectivas zonas-de-poder.
(37) i.e. en su fase potencial. Por consiguiente el poder atribuido a la práctica mágica conocida como Karezza. Ver Aleister Crowley & the Hidden God, p. 212.




------------------------------------------


Este texto ha sido extraido de un libro muy interesante que te recomiendo compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:








No hay comentarios:

Publicar un comentario